Obispo inglés pide no comer carne los viernes para luchar contra el cambio climático

John Stanley Kenneth Obispo John Stanley Kenneth
|

El obispo de la diócesis inglesa de Salford, John Stanley Kenneth, ha invitado a sus fieles a recuperar la vieja costumbre cristiana de no comer carne los viernes.

Actualmente, es una costumbre que sigue vigente dentro de la Iglesia. Por ejemplo, en el caso de España, puede ser sustituida por una obra de caridad u otra mortificación aunque si es de obligado cumplimiento durante la cuaresma.

Pues bien, el obispo inglés John Stanley Kenneth, ha instado, en su carta pastoral del primer domingo de Adviento, a «hacer un cambio pequeño y simple en nuestro estilo de vida para ayudar a tener un impacto significativo en el mundo que nos rodea».

El obispo se ampara en un estudio reciente de la Universidad de Cambridge que ha revelado «el increíble efecto que pueden tener los viernes sin carne en nuestro planeta».

El obispo John explica que «es posible que haya oído hablar de un estudio reciente de la Universidad de Cambridge que estima que aproximadamente una cuarta parte de los católicos en el Reino Unido observan la abstinencia de carne los viernes, como acto penitencial y recuerdo del día del sufrimiento de la muerte de Cristo».

“Esta es una tradición que se viene fomentando, como ejercicio espiritual, desde el siglo IX . Pero el estudio de Cambridge sugiere que este gesto “espiritual y penitencial” evita que se emitan a la atmósfera 55.000 toneladas de carbono al año, lo que equivale a 82.000 personas en un vuelo de ida y vuelta de Londres a Nueva York», dice John Stanley citando el informe de Cambridge.

El obispo afirma que “un gesto tan “espiritual” de repente tiene un impacto práctico importante en nuestras emisiones de carbono y el medio ambiente».

“¿Qué pasaría si todos los católicos observaran un viernes sin carne? ¿Qué pasaría si los católicos de todo el mundo adoptaran esta práctica simple y no exigente? El impacto en nuestro medio ambiente sería considerable”, agrega el prelado inglés a quien parece importarle más el efecto medioambiental que el penitencial de esta acción.

El obispo John sostiene que «nuestra lucha contra el cambio climático no puede dejarse simplemente en manos de los políticos y los líderes de la industria, sino que debe ser adoptada por todos y cada uno de nosotros en nuestra vida cotidiana».

«¿Quizás abstenerse de comer carne los viernes es una forma importante en que podemos poner nuestra fe en acción práctica?», se pregunta el obispo de Salford.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
18 comentarios en “Obispo inglés pide no comer carne los viernes para luchar contra el cambio climático
  1. Dice la Boblia: «En ella había toda clase de cuadrúpedos, como también reptiles y aves. Entonces oyó una voz que decía: Levántate Pedro, mata, come….no llames impuro lo que yo he hecho puro.» (Hch 10,12-15)
    Las Escrituras nos exhortan a comer carne, que Dios ha puesto a nuestro alcance para sustentarnos. Pero la «Iglesia de Francisco» en varios temas no secunda la Palabra de Dios sino su ideología, y por eso se dicen tantos disparates.

    1. La razón de ser que ha de exponer un pastor sobre la abstinencia de comer carne, es de índole ascética, y no debe apoyarse en motivaciones medioambientalistas haciendo el juego al NOM.
      Además, que lo dicho por el obispo, no necesariamente tiene verificación práctica, pues la abstinencia de carne los viernes, no tiene por qué reducir su consumo, ya que éste se puede trasladar a otro día como generalmente se suele hacer.

      1. La carne es buena para la salud, porque aporta hierro, proteinas, zinc, vitamina B12, grasas omega 3, etc.
        Los expertos en salud recomiendan consumirla tres o cuatro veces por semana, lo que significa que los que hacemos abstinencia el viernes, podemos consumirla otros días de la semana, con lo cual no se reduce su ingesta, y no se reduce ninguna emisión de CO2, así que lo dicho por el obispo es un dislate.

        1. Como todo, absolutamente todo lo que se ingiere, hasta el agua del grifo, el veneno está en la dosis; pruebe a beber -o mejor, no lo intente- de una vez 5 l de agua y muy probablemente morirá de hiponatremia. Y el agua es lo mejor que Dios ha puesto a nuestro servicio para calmar la sed.
          Por tanto, el consumo del alimento que sea, y también la ingesta de agua, debe ser moderado y ajustado a las prescripciones de quienes saben del asunto.
          La orientación del sr. Obispo entiendo que se hace eco de las recomendaciones contrastadas de la OMS relativas a reducir la ingesta de carne roja como factor salutífero y de reducción del impacto medioambiental de ciertas explotaciones ganaderas, lo que entiendo que supone, además, una apuesta por la vigencia de la prescripción canónica de consumir carne los viernes.

          1. «las recomendaciones contrastadas de la OMS»

            Jajajaja. Debe de ser lo único «contrastado» de esa secta privada a la que nadie ha elegido ni dado potestad alguna.

            Seguiremos sin comer carne los viernes porque lo prohíbe un Mandamiento de la Iglesia, no por ese disparate.

      2. Es que ese obispo gracias al consumo de drogas diariamente, le produce algún tipo de estupidez o de insanía mental. Debiera internarse en alguna clínica de rehabilitación para desintoxicarse, o ingresar a un manicomio para locos peligrosísimos.

  2. Considerar que el supuesto cambio climático, es una motivación por delante de las motivaciones ascéticas o de amor a Dios, nos da una idea de lo mundano que se ha vuelto el clero y los fieles.

    1. Es de pena. En lugar de sacrificarte por ascesis, hacerlo por el clima. Aunque no fuera una falacia todo lo que nos están contando, que lo es. El hombre no es el culpable del cambio climático ni tampoco puede hacer nada por detenerlo. Esta gente más vale que hiciera caso a los científicos de verdad, y no a los vendidos a la ONU. Han cambiado a Dios por el Globalismo. Han conseguido que cada vez les hagamos menos caso, son un engaño cada vez más patente.

    2. Todo esto está en consonancia con la aberrante JMJ de Lisboa 2023 en la que se rinden a la Agend@ 203o y los 0DS. Bergoglio y su falsa iglesia ya tienen a su Dios, el gl0balism0 y el N0M. Primero fue el culto a la Pachamam@ en 2019, después el cierre de los templos católicos en 2020, más tarde la recomendación de los pinchaz0s, luego la eliminación de la Misa Tradicional, luego los ritos paganos en Canadá….Lo siguiente será aceptar sin rechistar la marc@ de la besti@ para poder comprar y vender, y adorar al antïcrist0…. está todo escrito en la Biblia. Y mientras la mayor parte de los laicos sin despertar, pensando en las próximas vacaciones. Señor ven YA!!

  3. Esto era una tadición en la Iglesia, el abstenerse de comer carne todos los viernes, y creo que los católicos orienetales lo siguen practicando. Pero no tenía nada que ver con el «cambio climático»…
    Otro disparate episcopal…

  4. Ahora que la Teología de la Liberación domina la Iglesia, yo rompo con la Iglesia y comeré mucha carne TODOS los viernes, a la salud de Berg oglio y toda su Teología de la Liberación.

  5. Otro infiltrado que se delata y se burla de la Tradición eclesiástica de no comer carne los viernes.
    La pestilencia a azufre que despide contamina el medio ambiente. A este no hay que darle dinero.

  6. Felicito al Satanico que elije a los Obispos.

    Tiene el 99.99 % de acierto en las designaciones.

    Dios nos libre de esta lacra, comenzando por Berg-Zebul

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles