Madre Teresa: «El mayor destructor de la paz hoy es el aborto»

Madre Teresa
|

El 17 de octubre de 1979 Santa Teresa de Calcuta recibió el Premio Nobel de la Paz. Para el comité fue clave «los esfuerzos constructivos para acabar con el hambre y la pobreza y para garantizar a la humanidad una comunidad mundial más segura y mejor en la cual desarrollarse deben ser inspirados por el espíritu de la Madre Teresa, por el respeto del valor y la dignidad de cada ser humano”.

El 11 de diciembre de ese mismo año fue el día que dio el famoso discurso a la humanidad entera, donde volvió a quedar claro el motivo por el que se llevó el galardón. La, hoy en día, santa quiso comenzar su discurso en primer lugar para «agradecer a Dios por la oportunidad que tenemos de estar hoy todos juntos, por el regalo de paz que nos recuerda que hemos sido creados para vivir en esa paz, y que Jesús se hizo hombre para traernos esa buena noticia a los pobres».

En su discurso puso especial énfasis en la cuestión del aborto, llegando a afirmar que «muchas personas están muy, muy preocupadas por los niños en India, por los niños en África, donde muchos mueren, tal vez de desnutrición, de hambre u otras cosas, pero millones están muriendo de forma deliberada por la voluntad de la madre. Y ese es el mayor destructor de la paz hoy», dijo en referencia al aborto. «Porque si una madre puede matar a su propio hijo, ¿Qué falta para que yo te mate a ti y tú me mates a mí?», se preguntaba la madre Teresa de Calcuta en su discurso.

Sobre su labor con los pobres y desfavorecidos afirmó que «creo realmente que no somos trabajadoras sociales. Podemos estar haciendo trabajo social a los ojos de la gente, sino que somos verdaderas contemplativas en el corazón del mundo. Porque no dejamos de tocar el Cuerpo de Cristo las veinticuatro horas».

A continuación os el discurso Madre Teresa al recibir el Premio Nobel de la Paz 1979:

En este momento en el que nos hemos reunido aquí para agradecer a Dios el Premio Nobel de la Paz, pienso que sería hermoso que rezáramos todos la oración que compuso San Francisco de Asís que a mí siempre me sorprende mucho – rezamos esta oración todos los días después de la Santa Comunión- porque es muy apropiada para la vida de cada uno de nosotros, y yo siempre me pregunto si hace 400-500 años, cuando San Francisco de Asís la compuso, tenían las mismas dificultades que nosotros tenemos hoy, porque es una oración que también encaja perfectamente en el mundo de hoy. Creo que algunos de ustedes ya lo han entendido, así que la rezaremos juntos.

Permítanme agradecer a Dios por la oportunidad que tenemos de estar hoy todos juntos, por el regalo de paz que nos recuerda que hemos sido creados para vivir en esa paz, y que Jesús se hizo hombre para traernos esa buena noticia a los pobres. Él, siendo Dios, tomó lo condición del hombre en todos los aspectos como nosotros excepto en el pecado, y proclamó muy claramente que había venido a proclamar la buena nueva. Esa buena noticia era la paz a toda los hombres de buena voluntad y esto es algo que todos nosotros queremos –la paz del corazón- y Dios amó al mundo tanto que dio a su hijo –porque fue entregado- que es tanto como decir que a Dios le dolió entregarlo, porque amaba tanto al mundo que le dio a su hijo y se lo dio a la Virgen María, ¿y qué hizo ella con Él?

Tan pronto como Él llegó a su vida, inmediatamente fue de prisa a proclamar esa buena noticia, y en cuando entró en la casa de su prima, el niño –el niño nonato- el niño en el vientre de Elizabeth, saltó con alegría. Ese pequeño niño todavía nonato fue el primer mensajero de la paz. Él reconoció al Príncipe de la Paz, reconoció que Cristo había llegado a darnos la buena noticia a ti y a mí. Y como si eso no fuera suficiente –como si no fuera suficiente hacerse en hombre- Él murió en la cruz para mostrar un amor superior, y murió por ti y por mí y por ese leproso y por ese hombre muriendo de hambre y aquella otra persona desnuda yaciendo en la calle, no sólo de Calcuta, sino de África, Nueva York, Londres y Oslo –e insistió en que nos amáramos los unos a los otros como Él nos ama a cada uno de nosotros. Y leemos todo esto muy claramente en el Evangelio –ama como yo te he amado- como yo te amo- como el Padre me ha amado, así te amo yo- y cuanto más el Padre le amó, más nos lo entregó a nosotros, y cuando más nos amemos los unos a los otros, más debemos entregarnos los unos a otros también hasta que nos duela. No es suficiente que digamos: Amo a Dios, pero no amo a mi prójimo. San Juan dice que somos mentirosos si decimos que amamos a Dios pero no amamos al prójimo. ¿Cómo puedes amar a un Dios al que no ves, si no amas a tu prójimo al que sí ves, al que sí tocas y con el que vives? Y por esto es tan importante darnos cuenta que el amor, para que sea verdadero, debe doler. A Jesús le dolió amarnos. Y para asegurarse que recordáramos su gran amor, se hizo a sí mismo Pan de Vida para satisfacer nuestra hambre de su amor. Nuestra hambre de Dios, porque hemos sido creados para ese amor. Hemos sido creados a su imagen. Hemos sido creados para amar y ser amados, y después él se ha hecho hombre para hacer posible que nos amáramos unos a otros como él nos amó. Él se transforma en el hambriento, en el desnudo, en el sin hogar, en el enfermo, en el prisionero, en el solitario, en el no querido, y dice: Lo hicisteis conmigo. Hambre de nuestro amor, y hambriento de nuestra gente pobre. Este es el hambre que tú y yo debemos encontrar y que puede estar en nuestro propio hogar.

Nunca me olvido de la oportunidad que tuve cuando visité un hogar de ancianos en el que habían sido dejados por sus hijos e hijas y tal vez olvidados. Y fui ahí, y vi que en ese hogar tenían de todo, cosas hermosas, pero todos miraban hacia la puerta. Y no vi una pobre sonrisa en sus rostros. Y me di la vuelta hacia la hermana y le pregunté ¿cómo puede ser?, ¿cómo puede ser que estas personas que tienen todo, miran hacia la puerta?, ¿porqué no sonríen? Y es que estoy tan acostumbrada a ver una sonrisa en nuestra gente, incluso los moribundos sonríen, y ella me contestó: Esto es casi todos los días, ellos están a la espera, están esperando que un hijo o hija vengan a visitarlos. Están heridos porque están olvidados, y mire- es aquí donde se muestra el amor. Esa pobreza es la que se vive en nuestros propios hogares, es ahí donde se da la negligencia del amor. Quizá en nuestra familia tenemos a alguien que se siente solo, enfermo o preocupado, y estos son días difíciles para todos. ¿Estamos ahí para acogerlos, está la madre está ahí para acoger a su hijo?

Me sorprendió mucho ver en occidente a tantos chicos y chicas jóvenes ceder ante las drogas, e intenté descubrir el por qué- ¿por qué es así? y la respuesta fue: porque no hay nadie en la familia que les reciba. El padre y la madre están tan ocupados que no tienen tiempo. Los padres jóvenes tienen tantas ocupaciones que el hijo vuelve a la calle y se involucra en otras cosas. Estamos hablando de la paz. Estas son cosas que rompen la paz, pero creo que el mayor destructor de la paz hoy es el aborto, porque es una guerra directa, un asesinato directo por la madre misma. Y leemos en las Escrituras, porque Dios lo dice claramente: Incluso si una madre puede olvidar a su hijo, Yo no te olvidaré, te llevo grabado en la palma de mi mano. Estamos grabados en la palma de Su mano, tan cerca de Él que el niño todavía no nacido ha sido tallado en la palma de la mano de Dios. Y esto es lo que me impacta más, el comienzo de esa oración, que incluso si una madre pudiera olvidar algo imposible- pero incluso si pudiera olvidarlo- Yo no te olvidaré. Y hoy el más importante, el más grande destructor de la paz es el aborto. Y a los que estamos presentes aquí – nuestros padres nos quisieron. No estaríamos aquí si nuestros padres nos hubieran hecho eso a nosotros. A nuestros hijos, los queremos, los amamos, pero ay de millones de niños. Muchas personas están muy, muy preocupadas por los niños en India, por los niños en África, donde muchos mueren, tal vez de desnutrición, de hambre u otras cosas, pero millones están muriendo de forma deliberada por la voluntad de la madre. Y ese es el mayor destructor de la paz hoy. Porque si una madre puede matar a su propio hijo- ¿qué falta para que yo te mate a ti y tú me mates a mí?- no hay nada en el medio. Y esto lo aplico en la India, lo aplico en todos lados: Traigamos de nuevo al niño, y en este año que ha sido el año del niño: ¿Qué hemos hecho por el niño? Al comienzo de este año hablé, hablé en todos lados y dije: Hagamos en este año que cada niño nacido y no nacido sea querido. Y hoy es el final de este año ¿hemos hecho realmente que los niños sean queridos? Les mostraré algo aterrador. Estamos combatiendo el aborto con la adopción, hemos salvado miles de vidas, hemos mandado mensajes a todas las clínicas, a todos los hospitales, a todas las oficinas de la policía –por favor no destruyan al niño, nosotros recogeremos el niño. Y como en cada hora del día y de la noche hay siempre alguien, tenemos un gran número de madres no casadas- díganles que vengan, nosotros nos encargaremos de vosotras, nos haremos cargo de vuestros hijos, y les conseguiremos un hogar. Tenemos una gran demanda de familias que no tienen hijos, esa es la gran bendición de Dios con nosotras. Y también, hacemos otra cosa que es muy bonita, enseñamos a nuestros mendigos, nuestros enfermos de lepra, nuestros pobres, nuestra gente sin techo, lo que es la planificación natural de la familia.

En Calcuta, en tan sólo seis años, sólo en Calcuta, han nacido 61.273 niños menos gracias a la práctica de los métodos naturales de la abstención, del autocontrol… Les enseñamos el método de la temperatura que es muy bonito y muy sencillo, y nuestros pobres lo entienden. ¿Saben ustedes lo que me han dicho? Nuestra familia está sana, nuestra familia está unida, y podemos tener un niño cuando queremos. Así de claro, esa gente en la calle, esos mendigos, y creo que si nuestros pobres lo pueden vivir así, cuánto más ustedes y todos aquellos que tienen capacidad de conocer los métodos y su sentido sin destruir la vida que Dios ha creado en nosotros.

Los pobres son gente muy buena. Pueden enseñarnos muchas cosas bellas. El otro día uno de ellos vino a agradecerme algo y me dijo: Ustedes, los que tienen el voto de castidad, son los mejores para enseñarnos sobre la planificación familiar, porque no consiste en otra cosa sino en el auto control y en vivir el amor hacia la otra persona. Sinceramente pienso que es una afirmación muy bonita. Y estas son personas que tal vez no tienen nada que comer, tal vez no tienen un hogar donde vivir, pero son grandes personas. Los pobres son gente maravillosa. Una noche salimos y recogimos a cuatro personas de la calle. Y uno de ellos estaba en la condición más terrible-y le dije a las hermanas: Ustedes tengan cuidado de los otros tres, yo me ocuparé de éste que se vé peor. Así que hice por aquel hombre todo lo que mi amor pudo hacer. Le puse en la cama, y mostró una hermosa sonrisa en su rostro. Me cogió mi mano, mientras dijo una sola palabra: Gracias – y murió.

Yo no podía dejar de examinar mi conciencia ante ella, y me pregunté qué le hubiera dicho si yo hubiera estado en su lugar. Y mi respuesta fue muy sencilla. Hubiera tratado de llamar un poco de atención sobre mí, hubiera dicho que tenía hambre, que me estoy muriendo, tengo frío, tengo dolor, o algo así, pero aquella persona me dio mucho más – me dio su amor agradecido. Y murió con una sonrisa en su rostro. Como ese otro hombre a quien recogimos del desagüe, medio comido por gusanos, y al que llevamos a casa. He vivido como un animal en la calle, pero voy a morir como un ángel, amado y cuidado. Y fue maravilloso ver la grandeza de aquel hombre que podía hablar así, que podía morir así, sin culpar a nadie, sin maldecir a nadie, sin compararse con nadie. Como un ángel, esta es la grandeza de nuestra gente. Y es por eso por lo que creemos lo que Jesús había dicho: Yo tuve hambre, estaba desnudo, estaba en la calle – no fui deseado, no fui amado, nadie se ocupó de mí – y a mí me lo hicisteis.

Creo realmente que no somos trabajadoras sociales. Podemos estar haciendo trabajo social a los ojos de la gente, sino que somos verdaderas contemplativas en el corazón del mundo. Porque no dejamos de tocar el Cuerpo de Cristo las veinticuatro horas. Mantenemos 24 horas de esta presencia, y eso tú y yo. Tú también debes tratar de mantener esa presencia de Dios en tu familia, porque la familia que reza unida, permanece unida. Y creo que en nuestras familias no necesitamos bombas y armas de fuego para destruir la paz – sino vivir unidos, amándonos unos a otros, traer esa paz, esa alegría, esa fortaleza de la presencia de cada uno de nosotros en el hogar. Y entonces seremos capaces de superar todo el mal que hay en el mundo.

Hay tanto sufrimiento, tanto odio, tanta miseria, y nosotros empezamos en casa con nuestra oración, con nuestro sacrificio. El amor comienza en casa, y no es tanto cuánto hacemos, sino cuánto amor ponemos en las cosas que hacemos. Es a Dios Todopoderoso, no importa lo mucho que se haga, porque Él es infinito, sino cuánto amor ponemos en esa acción. Cuánto hacemos por Él en la persona a la que estamos sirviendo.

Hace algún tiempo en Calcuta tuvimos grandes dificultades para conseguir azúcar, y no sé cómo se pudieron enterar los niños, y un niño de cuatro años, un muchacho hindú, fue a su casa y dijo a sus padres: no voy a comer azúcar durante tres días, daré mi azúcar a la Madre Teresa para sus niños. Después de esos tres días su padre y su madre lo trajeron a nuestra casa. Nunca los había visto antes, y este pequeño apenas podía pronunciar mi nombre, pero sabía exactamente lo que había venido a hacer. Sabía que quería compartir su amor.

Y es por todo esto por lo que he recibido tanto amor de todos ustedes. Desde el momento en que he llegado aquí he estado rodeada sencillamente de amor, y con un verdadero y comprensivo amor. Se sentía como si todos los hombres de la India, todos los africanos fueran muy especiales para ustedes. Y le comentaba a la hermana hoy que me sentía como en casa. Me siento como en el Convento con las Hermanas como si estuviera en Calcuta con mis propias hermanas. Así me siento yo aquí mismo.

Y así estoy yo aquí hablando con ustedes, quiero que encuentren a los pobres aquí, antes que en ningún otro sitio en su propia casa. Y comenzar a amar allí. Sean la buena noticia para su propia gente. Y entérense sobre la situación del vecino de su casa- ¿Saben quiénes son? Tuve una experiencia extraordinaria con una familia hindú que tenía ocho hijos. Un caballero vino a nuestra casa y dijo: Madre Teresa, hay una familia con ocho hijos, no han comido desde hace tiempo, por favor haga algo. Así que tomé algo de arroz y fui inmediatamente. Y vi a los niños-sus ojos brillaban de hambre – no sé si alguna vez han visto el hambre. Pero yo lo he visto muy a menudo. Y ella tomó el arroz, dividió el arroz, y salió. Cuando volvió le pregunté – ¿A dónde fuiste, qué hiciste? Y aquella mujer me dio una respuesta muy simple: Ellos también tienen hambre. Lo que más me impactó fue que ella lo sabía y que eran una familia musulmana – y ella lo sabía. No traje más arroz esa noche porque quería que disfrutaran de la alegría de compartir. Pero allí estaban los niños, irradiando alegría, compartiendo la alegría con su madre porque ella tuvo amor para dar. Es ahí donde comienza el amor, como pueden ver, en casa. Y yo les quiero y estoy muy agradecida por lo que he recibido. Ha sido una experiencia preciosa y vuelvo a la India- espero estar de vuelta la próxima semana, el día 15- y seré capaz de llevar su amor.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
32 comentarios en “Madre Teresa: «El mayor destructor de la paz hoy es el aborto»
  1. Exponentes del francisquismo oficial, como Fernando Vidal («Vida Nueva», Instituto Pontificio Juan Pablo II) o el tal «Txenti» («Religión Digital»), pavimentaban el otro día en Twitter el camino para la aceptación plena del aborto en la Iglesia. Éstos y otros beatos presentan los rezos ante los abortorios como presión indigna e intolerante sobre las mujeres que libremente abortan, o sea: la misma estrategia que sus hermanos del resto de la izquierda.

  2. Sta. Teresa de Calcuta tenía razón al afirmar que el aborto es el «mayor destructor de la paz», ya que es el que causa más muertos cada año. Y sin embargo, la Iglesia está mayoritariamente callada ante este asunto (no se habla de él en homilías ni se reza en las plegarias, ni se educa contra él en los colegios religiosos, etc.). Y el mismo Papa Francisco se muestra contradictorio en este tema, pues habla poco del aborto y encima promueve iniciativas del G20 y Agenda 2030 que lo promueven.

    1. Todas sus amistades en política internacional, los únicos dignatarios para los que Francisco reserva sus sonrisas y su simpatía natural y espontánea, son abortistas. Desde los mismos programas electorales pero, por supuesto, en sus praxis como gobernantes en ejercicio.

    2. Ahora, los niñitos no se forman en la placenta, que era , por el nombre de su casa, un lugar feliz, sin temores, lleno de tranquilidad, totalmente,,,,,placentero
      Ahora el vientre de la madre se parece a una mazmorra, un castillo de If,, donde sólo muertos salen de él, y sirven para comida de tiburones.
      Tiburones feroces que matan por el gusto de matar,unos y por el gusto al dinero otros.

          1. A mi catholicvs también me trató de p—- y de hija de p—- y nadie, absolutamente nadie, dijo ni mu.

            Es q aquí según a quien se insulta se denuncia o se calla.

            Además le dije a aquella persona que insultó a Spes q no insultara y él dijo que dejaría de hacerlo y lo cumplió un tiempo. Pero aquí se le continuó insultando a él hasta la saciedad y al final se cansó y volvió a las andadas. Y después se fué.

            Una ocasión perdida de transmitir a Cristo a alguien…y eso q Jesús fue insultado eh…y pidió perdón para quienes le insultaron y más. Pero no hubo perdón para Edu.

            No entiendo este cristianismo de aquí…

            En fin…aprecio a Spes y me alegraría q volviera pero ella decidirá, evidentemente.

          2. Pero qué pedazo de EMBUSTERA y CALUMNIADORA es usted, falsa «mística»: yo jamás le he llamado tal cosa. ¿Tiene ganas de guerra y de que volvamos a los cientos de comentarios copiando y pegando, para que le vuelva a demostrar que es usted una farsante? Claro que nadie dijo nada: como que su acusación es una MENTIRA como una catedral y nadie se va a hacer cómplice de una mentira para defender a una heterodoxa resentida que odia a quienes le corrigen sus herejías y errores doctrinales. Y claro que los insultos, según de quien vengan, se admiten: pero no por parte de los comentaristas católicos, sino por parte de usted y del resto de los trolls. El que llamó puta a Spes es el mismo de siempre que se va cambiando el nick y que deseó la muerte a Sacerdote mariano, que le llamó engendro del demonio, subnormal, rata; y a todos los demás ‘perros y perras rigidos’. ¿Dónde estaba usted entonces? Copie y pegue sus protestas. ¡Menuda hipócrita!

  3. El mayor genocidio de la historia de la humanidad es el aborto.
    Cada año son eliminados en todo el Mundo entre 40 o 50 millones de bebés inocentes. Más de 1.000 millones, desde la legalización en la mayoría de países.
    Es como si cada año hubiera una II Guerra mundial.
    Y no solamente hay un gran silencio sobre este tema, sino que la ONU y muchos países están trabajando para, que sea declarado «derecho humano».

  4. Cómo no va a ser el mayor destructor de la paz si mueren al año más por aborto que por cualquier otra razón. Y nadie se lleva las manos a la cabeza de este genocidio.
    Si volviéramos a las costumbres esparciatas de tiran por el barranco a los recién nacidos, con algún problema, prematuros, poco peso, etc. muchos lo verían bien. 😥

    Sta. Teresa de Calcuta, ora pro nobis.

  5. Que yo recuerde alguien te defendió, y muchas veces ¿no?. En los foros que son en parte realidad virtual, la frialdad y la falta de sentimientos se impone, el que pretenda encontrar consuelo en un foro está perdido, aunque el foro sea de temática religiosa. Este foro hace tiempo que se autorregula solo, no hace falta censor y eso tiene un gran mérito. Pero es que además este foro es reflejo de la guerra civil que vive la iglesia, querra que se va a agudizar aún si cabe en el futuro, por lo que no se tomarán prisioneros, se les fusilará, Así que el que no esté dispuesto a morir por su causa que se largue y dejará de sufrir. Por último, yo también aprecio a Spes, tiene un gran nivel teológico, gran formación y estilo literario, pero es otro témpano de hielo, así pues el que siga aquí que se abrigue que va a hacer mucho frio este invierno.

    1. Santa cruz,

      Sí, sí hay personas q me han defendido sí! Mi querido amigo Caradeplata y otros. Y les estoy muy agradecida. Pero mucho! Pero me refería a cuando Catholicus me dijo aquello. Si alguien me defendió en aquellas dos ocasiónes no lo ví, la verdad. Tal vez esté equivocada.Pido disculpas si es así.

      Tampoco es q pretenda encontrar consuelo, si pretendiera eso no estaría aquí, 🙂 pero no me parece justo hacer diferencias. Si el insulto está mal lo está para todos, creo yo.

      Dice: «además este foro es reflejo de la guerra civil que vive la iglesia, querra que se va a agudizar aún si cabe en el futuro, por lo que no se tomarán prisioneros, se les fusilará,,,»

      Que la Iglesia va a sudar sangre con esta guerra civil lo entiendo y lo comparto. Es Getsemaní. O así lo entiendo yo.

      Que Dios le bendiga y disculpe si le he ofendido.

        1. Hoy mismo, sin ir más lejos. Menuda farsante. Es el fiel reflejo del dicho «a Dios rogando y con el mazo dando». Luego que no nos venga con esos «amores» de pega y esos misticismos rarunos que se gasta, que a la primera de cambio te manda al infierno, te calumnia o le da por ponerse chabacana y te reta, como hace con María y otros comentaristas, por el mero hecho de corregir sus disparates y herejías. Y encima te la guarda, con un rencor mal disimulado, para soltártela a la primera de cambio. ¡Cuánto «amor» por metro cuadrado!

          1. CATHOLICVS
            19 enero, 2022 a las 6:32 pm
            Además de mentirosa, cínica. Aquí tiene:

            Noticia: Francisco:!»
            Comentario: ACS 18 enero, 2022 a las 8:25 pm

            «Entonces usted es de esos cristianos q no aceptan q la Iglesia postconciliar es Iglesia de Cristo? Uff…un protestante […] Disculpe, no sabía q era un cismático»

            Y estas «perlas» son la respuesta a que yo dijera que las notas de las biblias católicas editadas después del concilio vaticano II habían cambiado para no ofender a los herejes y hacerlas más ecuménicas (hecho objetivo y comprobable). Usted no tiene vergüenza, además de ser una hereje. Se lo dije entonces y se lo repito ahora: cismático o protestante quizás sea su padre, así que cuando le conozca se lo pregunta para cerciorarse (lo que explicaría su caso, ya que de casta le viene al galgo).

          2. Bueno, pues usted lo ha querido: como es una reconocida calumniadora que se dedica a trollear, no tngo ningún problema en volver a demostrar sus habituales mentiras, por si hay alguien que aún no se había enterado (alguna incorporación nueva a esta página, porque los habituales lo saben de sobra). Allá vamos:

          3. Ahí están los comentarios. Todo el mundo puede verlos. Y yo ya puedo irme, si quiero, porque la impostora ha sido desenmascarada.

            La verdad ya estaba escrita, y ésta le ha puesto en su sitio: como mentirosa y perjura:

            ACS 28 abril, 2022 a las 8:21 am

            «La Iglesia es Santa y prostituta? sí!»

            CATHOLICVS
            28 abril, 2022 a las 6:43 pm

            «La Iglesia es Santa y prostituta? sí! es santa en el Espíritu y prostituta en nosotros»

            ¿No se está pasando usted un pelín? Ayer decía que era adúltera y hoy prostituta. Si usted se considera adúltera y prostituta por ser pecadora, allá usted, pero al resto de los católicos deje de ofendernos. La Iglesia es Santa, como rezamos en el Credo. Que a Ella pertenezcan personas que son pecadoras no la convierte ni en Iglesia pecadora, ni en Iglesia adúltera, ni en Iglesia prostituta, ¿se entera? La Iglesia está compuesta por todos los fieles católicos, vivos y difuntos, con Cristo a la Cabeza, incluyendo a la…

          4. …Santísima Virgen, a los mártires, a los santos y las personas que están en el Purgatorio. Tenga un poco de respeto y guárdese sus ideas heréticas y su lengua bífida para usted sola.

            ACS 29 abril, 2022 a las 8:20 am

            «Es una prostitución espiritual […] Pero usted me ha tratado a mí (y sólo a mí) de prostituta física al decir que yo sabré lo que hago en mis ratos libres».

            CATHOLICVS 29 abril, 2022 a las 11:34 am

            «Es una prostitución espiritual»

            ¿Una «prostitución espiritual»? ¿Usted se lee? ¿De dónde saca esos disparates?

            «Pero usted me ha tratado a mí (y sólo a mí) de prostituta física al decir que yo sabré lo que hago en mis ratos libres»

            Perdone, eso se lo habrá dicho usted a sí misma al hablar de «todos». Yo me he limitado a sacar a los católicos del grupo en el que usted voluntariamente los ha metido.

          5. «Se ve claramente de qué prostitución hablo. De prostitución en el sentido del libro del profeta Amós» (ACS)

            Ah, ¿pero no era Oseas, como dijo en la noticia original? Si quiere le copio todos los comentarios de la noticia para que se vea claramente su falsedad y doble rasero, por mí no hay ningún problema. Si usted tacha de «prostitutas espirituales» a Nuestro Señor Jesucristo y a Su Santísima Madre, la Virgen María (difícilmente encajable con nada dicho por Oseas ni por Amós) y le replican a éso, no sé de qué se escandaliza tanto de que le digan que hable de usted misma, si sólo se trata de «prostitución espiritual», ¿no? Lo que siempre le digo: lo suyo es el ejemplo perfecto de la doblez.

            ACS 29 abril, 2022 a las 8:20 am
            «Es una prostitución espiritual […] Pero usted me ha tratado a mí (y sólo a mí) de prostituta física al decir que yo sabré lo que hago en mis ratos libres».

          6. Perdone, eso se lo habrá dicho usted a sí misma al hablar de «todos». Yo me he limitado a sacar a los católicos del grupo en el que usted voluntariamente los ha metido.

            Como ve, la mentira tiene las patas muy cortas. Ahora va por ahí y lo casca. DESENMASCARADA de nuevo: MENTIROSA y PERJURA.

            17 de julio de 2022:

            ACS: «Sigue acusándome de mentirosa porque le he dicho que USTED ME LLAMÓ HIJA DE P – – – con bonitas palabras?»

            Usted es mentirosa porque dice mentiras. Como esta misma: yo jamás le he llamado tal cosa. Usted miente, lo que le convierte en una mentirosa.

            «Ya he jurado por Dios q digo la verdad y es usted quien miente»

            Además de mentirosa es usted una perjura. Eso ya lo había dejado claro ayer.

          7. «Yo no apruebo q Edu insultara a Spes pero q se lo diga usted cuando también me llamó hija de p- – – ? Mire hijo…»

            Usted es una mentirosa: yo no le he llamado tal cosa jamás. Y usted no ha salido a defender a Spes (aunque no lo apruebe), pero sí defiende activamente a cada troll anticatólico que aparece. Y a este que insulta a todo el mundo (no sólo a Spes) también.

            «Ahora Edu no insulta»

            Sigue sin disculparse. Usted, que tanta lata da con el perdón, la misericordia y bla, bla, bla, debería saber que es requisito imprescindible para obtener el perdón: 1) arrepentirse; 2) pedir perdón; 3) reparar. Tanto él como usted no lo han hecho, así que pueden esperar la misericordia sentados hasta que les salgan telarañas: de Dios nadie se burla.

            «yo le perdoné a usted el suyo»

            Usted es una mentirosa: yo nunca le he insultado.

          8. «yo le perdoné a usted el suyo»

            Usted es una mentirosa: yo nunca le he insultado.

            «Tiene mucha memoria para el pecado ajeno eh???????»

            Tengo mucha memoria en general: por eso no me las puede dar con queso; sé perfectamente cuando usted miente.

            «Le invito a retirar su calumnia de que miento y a jurar por Dios que es usted quien dice la verdad!»

            Usted miente, porque dice que yo calumnio y miento, lo cual es, en sí, una mentira. Y no insista con los juramentos: tiene que aportar pruebas. ¿Sabe por qué no lo hace? Porque no existen, ya que es mentira; en cambio, se da el lugo de jurar en falso (perjurar), que es mucho más fácil que demostrar lo inexistente.

            «Yo he jurado por Dios que digo la verdad. Usted no puede jurarlo porque es usted quien miente»

            Usted ha jurado en falso (ha perjurado) y es una desobediente, pues Cristo le ordena que no jure, el Decálogo le dice lo mismo… pero usted no sólo perjura sino que está empeñada en…

          9. …en sembrar duda con ese truco infantil que ya le he desmontado: ¡si hasta le he puesto comentarios que demuestran que usted mentía! Claro, usted no puede hacer lo mismo: no hay comentarios míos con insultos hacia usted, por lo que no puede transcribirlos y de ahí su pataleta. Problema suyo.

            «Que es en la q me acusa de mentir, y perjurar y me llama embustera por decir que usted un dia me llamó hija de p – – -»

            Usted es una mentirosa, una perjura y una calumniadora, porque esa afirmación, que repite sin parar, es falsa. No es que yo le llame estas cosas: usted se empeña en demostrar públicamente que lo es.

            «Se lo dije entonces y se lo repito ahora: cismático o protestante quizás sea su padre, así que cuando le conozca se lo pregunta para cerciorarse (lo que explicaría su caso, ya que de casta le viene al galgo)»

            En ese comentario yo no le llamo ni puta, ni hija de puta, ni ninguna de sus invenciones. ¿O es que no sabe leer? ¿Dónde…

          10. …pone ahí tal cosa? Si usted tiene la mente enferma es problema suyo.

            «En la entrada que cito más arriba he pegado su comentario completo»

            Pues estupendo. Yo no tengo nada que ocultar. Usted sí tiene mucho de lo que disculparse.

            «Queda claro pues quien miente y quien no. Me ha vuelto a calumniar con el descaro que le caracteriza»

            Usted miente, claro (como acaba de demostrar usted misma).

          11. ACS 19 enero, 2022 a las 11:59 pm

            Catolicus,

            Ahhhhh era eso???…pues es una simple deducción de lo q usted ha dicho.

            Y eso le ha molestado?…uy pues q piel tan fina para alguien q se pasa la vida insultando a los demás…en fin…

            Mi padre está muerto.

            ACS 20 enero, 2022 a las 8:25 am

            Catolicvs,

            Ese insulto gratuito y repugnante de tratar a mi madre de…y a mi de…

            Dice mucho de usted.Lo dice todo de usted.

            CATHOLICVS 20 enero, 2022 a las 12:48 pm

            «pues es una simple deducción de lo q usted ha dicho»

            No: es su mala baba puesta en acción, porque de que alguien diga que se han cambiado las notas de las biblias católicas tras el CVII no se deduce que sea protestante o cismático. Y no señora: los comentaristas que la corrigen no le insultan. Decirle mentirosa si miente reiteradamente no es insultarle, es una descripción. Contra su insulto (que es incierto) está mi descripción (que es cierta y comprobable). Esa es la diferencia…

          12. …Y lo de su señor padre está escrito en condicional y achacándole, en todo caso, los calificativos que me ha dirigido a mí. Si eran buenos para mí, no sé por qué no van a serlo para él, ¿no cree? ¿Quién tiene la piel fina? Y ahórrese el chantaje emocional: sólo faltaba que también se metiera en el confesionario. Si se ha sentido ofendida, lo siento, porque no es ésa mi intención.

            NOTA: esta última alusión a la confesión viene a colación del comentario previo (que no he transcrito pues es uno de sus corta-pega evangélicos que emplea para atacar cuando le interesa, en el que concluía con sus propias palabras:

            ACS
            20 enero, 2022 a las 10:44 am

            «Si al confesarse la penitencia q le impone el sacerdote es q me pida perdón dígale q no lo necesito, q ya le he perdonado y q pido a Dios q le perdone también»

          13. Como puede verse, su grado de manipulación y desvergüenza no conoce límites. Y sus «amores» y «perdones» son selectivos, sólo orientados hacia los enemigos de Cristo y de la Iglesia, que incluye a todo troll que aparezca por aquí (a los demás, no). En vez de tanto reclamar perdones ajenos, a ver si no vende tanto consejo y se aplica el cuento usted, que además ser rencorosa indisimuladamente no es nada cristiano (ni mentir, ni calumniar, ni callar ante los ataques e insutos de los anticatólicos, ni atacar usted a quienes le corrigen, y suma y sigue.

  6. Ahí están los comentarios. Todo el mundo puede verlos. Y yo ya puedo irme, si quiero, porque la impostora ha sido desenmascarada.

    La verdad ya estaba escrita, y ésta le ha puesto en su sitio: como mentirosa y perjura:

    ACS 28 abril, 2022 a las 8:21 am

    «La Iglesia es Santa y prostituta? sí!»

    CATHOLICVS
    28 abril, 2022 a las 6:43 pm

    «La Iglesia es Santa y prostituta? sí! es santa en el Espíritu y prostituta en nosotros»

    ¿No se está pasando usted un pelín? Ayer decía que era adúltera y hoy prostituta. Si usted se considera adúltera y prostituta por ser pecadora, allá usted, pero al resto de los católicos deje de ofendernos. La Iglesia es Santa, como rezamos en el Credo. Que a Ella pertenezcan personas que son pecadoras no la convierte ni en Iglesia pecadora, ni en Iglesia adúltera, ni en Iglesia prostituta, ¿se entera? La Iglesia está compuesta por todos los fieles católicos, vivos y difuntos, con Cristo a la Cabeza, incluyendo a la…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles