Francisco: “La tendencia a ir hacia atrás nos convierte en secta”

Papa Francisco Francisco con los participantes del Pacto Educativo Global (Vatican Va)
|

El Santo Padre ha vuelto a un tema que le es especialmente caro en su discurso a los participantes en el congreso “Líneas de Desarrollo del Pacto Educativo Global” organizado por la Congregación para la Educación Católica: el peligro de mirar al pasado.

“[E]xiste la moda —en todos los siglos, pero en este siglo en la vida de la Iglesia la veo peligrosa— de que en lugar de partir de las raíces para ir hacia adelante —ese sentido de las bellas tradiciones— hay una “tendencia a ir hacia atrás”, no “por abajo y por arriba”, sino hacia atrás”, afirma en su discurso Su Santidad. “Esa tendencia a ir hacia atrás que nos convierte en una secta, que te cierra, que te quita horizontes: se llaman a sí mismos custodios de tradiciones, pero de tradiciones muertas”.

Si el actual Papa ha sido a lo largo de su pontificado un entusiasta de la ‘renovación’, acerbo crítico de quienes califica como ‘rígidos’ -lo que se definen como tradicionalistas-, de un tiempo a esta parte el ‘ritornello’ se está haciendo machacón y omnipresente, aprovechando cualquier oportunidad para alertar a los católicos de ese peligro.

Y debo reconocer que me desconcierta. No porque no exista, naturalmente, el peligro de petrificar la fe en tradiciones muertas y en un formalismo que agoste toda vitalidad, sino porque, mirando a nuestro alrededor, me cuesta pensar que un observador imparcial pueda ver en esta supuesta tendencia una moda realmente difundida “en la vida de la Iglesia”. Más bien, parece exactamente lo contrario.

Lo que el Santo Padre denomina “la moda de ir hacia atrás” y que presuntamente afecta a “todos los siglos” contrasta poderosamente con el verdadero mito de nuestro tiempo, que se alarga ya varios siglos, a saber: el mito del progreso, la creencia de que todo lo nuevo es, por serlo, mejor, y que la humanidad avanza inexorablemente hacia un brillante futuro. Ambas tendencias son peligrosas en algún sentido, porque ambas son falsas y ajenas a nuestra fe, pero creo que hay pocas dudas sobre cuál de ellas es hoy predominante.

Lo desconcertante no es tanto que el Papa ataque a los tradicionalistas (con ‘t’ minúscula, al menos) como que haga tanta insistencia en el tiempo, como si la Verdad estuviera más cerca de un siglo que de otro, como si no fuéramos los seguidores de una verdad perenne, de un Maestro, Cristo, que es “el mismo ayer, hoy y siempre”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
57 comentarios en “Francisco: “La tendencia a ir hacia atrás nos convierte en secta”
  1. Es normal: Francisco y su camarilla quieren su propia secta y no compartirla con nadie. Exigen su simulacro de partido único en el que ellos y sólo ellos constituyan la única e irresistible «nomenklatura».

      1. El pontífice ( mi opusino hermano se molesta si digo el Bergoglio) está viendo que la resistencia la tiene en los tradicionales. ¡Pues a por ellos!

  2. Francisco se equivoca gravemente cuando propone un pacto educativo global, ya que por ejemplo, es imposible pactar con quienes quieren adoctrinamiento lgtbi. Y siendo ésta, materia tan importante, no es posible hacer concesiones al respecto.
    Y como esto, con muchas otras cuestiones.

    1. En cuanto a lo de «la tendencia de ir hacia atrás», en el contexto que lo dice Francisco, se ve que lo hace porque él quiere, en algunos aspectos, romper con la Tradición, para construir lo que ya algunos llaman «la Iglesia de Francisco», que desde luego no es la de Cristo.

  3. Excelente reflexión de Su Santidad: los que se dicen tradicionalistas hoy en día, no son más que defensores de tradiciones muertas: latines, encajes e inciensos. No se trata de recuperar piezas de museo, hay que volver cada día a las fuentes de nuestra fe e ir siempre hacia adelante.

    1. Siempre hacia adelante: ayer estábamos al borde del abismo, hoy hemos dado un gran paso adelante.

      De derrota en derrota, hasta el hundimiento final.

      Huyendo del latín , los encajes y el incienso. Huyendo de las tradiciones apostólicas y eclesiásticas, siempre adelante.

      Es la revolución permanente que comenzó en la Iglesia hace más de cincuenta años. Hemos dejado atrás las ruinas de la liturgia, destruida por la nueva misa, y las ruinas de la cristiandad, destruida por el laicismo y la libertad religiosa. Avanzamos ahora hacia la ruina de la moral.

      1. La tradición del Evangelio, la tradición apostólica es lo que vale, la institución de la eucaristía fue una cena de amigos en la lengua que todos hablaban, así eran las primeras misas. Si queremos volver a la tradición, volvamos pues, pero a las fuentes, y allí no hay latín ni curas entrapajados, ni cardenales con capas espectaculares. Todos esos elementos mundanos deben desaparecer porque no aportan nada a la fe.

        1. «la eucaristía fue una cena de amigos en la lengua que todos hablaban»

          Qué troll tan pesado. ¿Se puede saber qué hace usted diciendo idioteces en una página católica? Váyase a Herejía Digital: allí tampoco son católicos.

        2. Ya que te has leido el evangelio de Juan, me resulta curioso que no menciones la parte donde afirma que «El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mi y yo en el», e insiste,,e insiste,,una y otra vez. Y al final…con disgusto la mitad de sus seguidores le abandona por esas palabras.
          Ese abandono…ese rechazo a la liturgia eucaristica, al sacrificio de cristo….continua hoy en dia y usted es el vivo ejemplo.

    2. Tranquilo, Edu… Todavía tardaremos un poco en volver a eso. Volver, volveremos, aunque tardaremos todavía un poco. Tranquilízate. Tomate el ansiolítico por si acaso… Vaya tela, con la que está cayendo y algunos preocupados porque hay gente que prefiere el latín y los encajes. Con lo fácil que es dejar libertad y que la gente elija.

      1. hay un camino marcado en la Biblia por el que el Esp.Santo nos va conduciendo desde Adán hasta Cristo. Él es quien nos va puliendo como el alfarero a la plata. Como somos de dura cerviz muchas veces retrocedemos ,por querer hacer nuestra voluntad en lugar de la de Dios. Pero lo importante es avanzar. La meta es la resurrección pero la puerta es la cruz.

        No es cuestión de imitarle con nuestras fuerzas sino de mantenernos en sintonía con el Espíritu de Dios,saber escucharle, saber ser dócil a su acción en nosotros. Este camino lleva a Cristo , a su cruz, a ser como Él en el momento de la cruz , no lleva al paganismo, lleva a la entrega de nuestro «yo» de nuestra voluntad. En este recorrido existen tramos de más sectarismo , de recortar, de amputar el Cuerpo Santo de Ntro Señor, otros de dolor , de rabia y lágrimas pero el Esp.Santo conoce nuestro tiempo de maduración y tiene paciencia.

        Lo importante es ntro Fiat.

        1. Gracias a Dios que Cristo instituyó el sacerdocio y sólo ordenó hombres. Porque vaya ‘homilía’ más soporífera la suya, con cuanta palabrería y sin decir nada de nada. De este tipo son las que han vaciado los templos en las últimas décadas (a pachas con las guitarras).

          1. Catholicvs,he pensado exactamente lo mismo que usted cuando he leído todo ese palabrerío hueco de ACS…
            Que espanto,típica homilía dominguera de parroquia pachanguera.
            Fíjese como calan estas estupideces que hablan,se las saben mejor que los 10 Mandamientos,si enseñaran la Verdad con el mismo ahínco otro gallo cantaría.
            Así nos va.

          2. Maria,

            1cor 2

            14.El hombre naturalmente no capta las cosas del Espíritu de Dios; son necedad para él. Y no las puede conocer pues sólo espiritualmente pueden ser juzgadas.»

          3. «Pues vendrá un tiempo en que no sufrirán la sana doctrina, antes, deseosos de novedades, se rodearán de maestros conforme a sus pasiones, y apartarán los oídos de la verdad para volverlos a las fábulas» (II Tim 4,3-4).

            «Es lo mismo que hablando de esto [Pablo] enseña en todas sus epístolas, en las cuales hay algunos puntos de difícil inteligencia, que hombres indoctos e inconstantes pervierten, no menos que las demás Escrituras, para su propia perdición» (II Pe 3,16).

          4. catolicvs,

            ninguna de las dos citas que menciona tienen nada que ver con mi comentario. Ni conmigo. Otra cosa es que usted no lo entienda, lo cual siento mucho, de verdad, porque es de gran ayuda.

            Pero en fin…

            Que El Espíritu Santo, derrame en su corazón todos sus dones y que viva un Pentecostés con el corazón abierto al Amor, para que al toque de las trompetas y acompañado de la Virgen María ,caigan las murallas de su corazón y dejen paso a Ntro Señor.🙏🙏🙏

            De todo corazón!

          5. «ninguna de las dos citas que menciona tienen nada que ver con mi comentario»

            Ni ninguna de las citas escriturísticas que usted emplea tienen nunca nada que ver con lo que se comenta, pese a lo cual usted las emplea, sacándolas de contexto y retorciendo su significado, en un intento por apoyarse en algo en lo que sostener sus disparates y creencias erróneas. Las dos citas que yo he puesto le describen a usted como si estuviera frente a un espejo. Pero no hay mejor ciego que el que no quiere ver.

          6. Puede hacerse la graciosa y hacer todos los juegos de palabras que quiera: de Dios nadie se ríe. Lo comprobará en persona.

    3. «…los que se dicen tradicionalistas hoy en día, no son más que defensores de tradiciones muertas: latines, encajes e inciensos»

      Los que están con un pie en la tumba no son precisamente tradicionalistas, sino modernistas, con su jerga vulgar, vaqueros y guitarras. La tendencia a ir hacia atrás, hacia los años 60 del siglo pasado, convierte a los modernistas en una secta, que, estando al borde del precipicio, sólo se les ocurre la brillante idea de «dar un paso hacia delante», con el consiguiente resultado. Todo menos reconocer su fracaso; prefieren morir matando.

    4. Di que sí, que donde esté una misa en vaqueros celebrada por un cura homosexual activo, tirados por el campo, que se quiten los latines e inciensos.

    5. Pero si se tratara de judíos (especialmente de judíos, hermanitos o hermanazos mayores), y de musulmanes (hermanos mucho más pequeñitos ), ahí sí se deben cuidar y preservar sus ritos, costumbres y tradiciones, creo que por la diversidad, que enriquece…
      Si ellos guardan todo eso ¿por qué los católicos no debemos hacer lo mismo?
      ¿Sabías, pobre troll, que en la Edad Media, los campesinos y labradores iletrados, disfrutaban de la misa en latín?
      Jamás se le hubiera ocurrido pedir que las misas se celebraran en idiomas vernáculos?

    6. BOBEDU
      Con la inflacción galopante que hay, hay que ver que baratas estan las chorradas en su casa. Dejese de tonterias y de fatiguitas y no haga perder el tiempo. Usted mismo sabe que eso es una majade´ria.
      Si a usted no le gusta ir hacia delante, si a usted lo que en realidad le gusta es ir hacia atras como los cangrejos pero en espasmos.

  4. Edu le faltó asignarle a los tradicionalistas que son defensores de la moral también, que creo son mas importantes que los encajes.

  5. En el catolicismo oriental y la ortodoxia no se da esta enfermedad mental grave de destruir la tradición e ir matando a todas las renovaciones cuando nos aburre una renovación: es la enfermedad del cambio, que convierte a una religión en un conjunto de modas renovables cada temporada…

    Que Bergoglio se quede sus renovaciones, yo solo me quedo con la tradición, no con una mentalidad enferma de modas…

    Ignora que Jesús es una persona que cada día pide algo diferente sólo para la salvación de las almas…

  6. Las innovaciones ideológicas que tanto gustan al Papa, son las que han provocado la debacle de la actualidad.
    Si la Iglesia hubiera conservado la Tradición, no padeceríamos la crisis tan grave que sufrimos desde el Vaticano II, y que con Francisco ha llegado a un estado insoportable.

    1. Buen chiste: el tradicionalismo ha vaciado iglesias y monasterios en Europa- Qué triste es leer en las fachadas de hermosos templos o monasterios el rótulo “se vende” – ¿por qué sucedió eso? Porque perdieron la alegría del evangelio, porque se cerraron en su tradicionalismo muerto. Los que hablan sombríamente que la Iglesia se encamina hacia un abismo me recuerdan al papa San Juan XXIII quien hablaba de los profetas de infortunios y calamidades. ¡No hermanos! Nuestra fe comenzó con el SÍ de Maria, ¿por qué seguir anclados en un planteamiento negativo de la fe?

      1. «el tradicionalismo ha vaciado iglesias y monasterios en Europa»

        Eso sí que es un chiste: es el modernismo el que ha vaciado la Iglesia. Sólo hay que comprobar que todos los institutos tradicionales son pujantes y en ellos abundan las vocaciones; hasta tal punto, que han tenido que restringirlo con TC porque no para de crecer (¿quién se iba a molestar en restringir algo que no existe o que afecta a cuatro monos?). Y la diferencia no es sólo numérica: en las iglesias y monasterios donde se sigue la Tradición se reza y el centro es Dios. Los primaverales en cambio están secos como la mojama, sin reemplazo generacional y muriendo inexorablemente.

        «me recuerdan al papa San Juan XXIII quien hablaba de los profetas de infortunios y calamidades»

        La realidad es muy tozuda: los profetas de calamidades tenían razón, mientras que Juan XXIII se equivocó y a la vista están los frutos: abrojos; y nadie que compre ya la mercancía averiada.

          1. No: San Pío X. Repita conmigo: San Pío X. Ese es el Papa que condenó el modernismo y que le coloca a usted fuera de la Iglesia; que no se entera usted de nada.

    2. Los que hemos padecido los colegios de curas del postconcilio somos muy conscientes de cuánta moralina y cuánta rigidez hay detrás de ese aparente buen rollito. Este Papa no deja de ser de esa generación laemtable de clérigos que llaman rígido al que no quiere hacer el payaso en misa. Yo personalmente creo que hay que dejar que la gente haga el ridículo si quiere, cantar el kumbayá o quitarse la casulla y parecer un pastor protestante o ponerse esas casullas de poncho, pero al que no quiere pasar por ahí que le dejen en paz. Pero él sigue con su mensaje gastado, dañino, sin plantearse si se está equivocando.

  7. Porque vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la doctrina sana, sino que, arrastrados por su propias pasiones, se harán con un montón de maestros por el prurito de oír NOVEDADES. 2Timo 4,3

    1. Pues yo esté domingo pienso asistir a Santa Misa Tradicional. Y me da igual si al «ordinario» le parece bien, mal o regular.

  8. ¡Dios mío, ven en auxilio de Tu Iglesia. Señor, date prisa en socorrerla! ¡Ven, Señor Jesús, que las cosas se están complicando bastante!

  9. El papa habla SEGÚN su interpretación. Sus aplaudidores cómo siempre no ven más allá de sus narices.
    Habrá que resistir al modernismo y luchar porque la Santa Iglesia no termine como aquella ofensa que tanto les gusta a sus enemigos decir: la gran ramera.
    Y éso será si siguen queriéndo disfrazarla.
    Ni como ésos que niegan que desde sabe que papa no es papa, ni como los otros que quieren hacer sacerdotes a las mujeres.
    Dios que nos ayude.

  10. Está que si la Iglesia quiere seguir mostrando a Cristo al mundo, debe desprenderse cuanto antes de este señor. Estoy harto de que me insulte.

  11. Las sectas suelen hablar mucho más del futuro con promesas de cumplimiento próximo o lejano; de una felicidad que no se ha dado en el pasado ni se da en el presente.

  12. Las tradiciones que estás muertas lo están por que ellos las han matado, la principal tradición que han matado es a Cristo, crucificado de nuevo en el concilio traidor. Allí lo echaron a patadas y lo expulsaron de su realeza social en el mundo despojándole de todos los derechos. El concilio fue la mayor estafa en la historia de la iglesia, mientras que no reconquistemos a nuestra iglesia secuestrada nada podemos esperar.

  13. Todo lo que sea distorsionar el Evangelio y la Tradicion es ir hacia atrás.
    El catecismo enseña que la Escritura y la Tradición son palabra de Dios. Por tanto, lo que nos aleja de esto no es ir hacia delante sino ir hacia atrás.

    El modernismo nos quiere colar que cualquier cambio es ir hacia delante, pero esto es una tomadura de pelo.

    1. Ya decía en la edad media Jorge Manrique que cualquier tiempo pasado fue mejor, y es que la nostalgia nos hace ver bello lo que a los mejor no lo fue tanto. Cosa diferente es la Tradición, la cual no consiste en conservar las cenizas sino en proteger las brasas para que el fuego no se apague. Y ese fuego es la verdad revelada por Cristo, de ahí deriva todo lo que se debe proteger del pasado, lo que a lo largo del tiempo se decantó como positivo, virtuoso y bello en relación a la Ley de Dios. No todo del pasado se debe conservar, solo aquellos valores y tradiciones que nos hacen ser mejores como personas y como cristianos. Por contra el modernismo es lo contrario a la tradición, ya que trata de pervertir todos los valores cristianos surgidos a los largo de los siglos, creando una nueva religión basada en los librepensadores de la ilustración y la enciclopedia que antepusieron el yo hombre frente a Dios. Esta rebelión es similar al de Adán y Eva.

  14. Que el papa visite este fin de semana la París-Chartres, o cualquier parroquia de misa tradicional, y que vea si la Tradición está muerta y carente de vitalidad. Yo la falta de vitalidad la encuentro más bien en las parroquias progres de 15 feligresas de 82 años de media de edad. O en todas las comunidades religiosas que decidieron quitarse el hábito y sumarse a toda moda posconciliar, donde apenas queda nadie ya para meter la llave debajo del felpudo. En fin, que ya no nos creemos este cuento, que por favor dejen de contárnoslo.

  15. Una vez estaban dos mujeres platicando, eran una seguidora de Lutero y la otra seguidora de Rusell,, lo supe después, de pronto llegué muy amable como siempre, 😅 no sabía que hablaban de religión.
    La ‘cristiana’ cómo se hacía llamar fue muy agresiva y la secundó la otra sin saber ni qué.
    El enojo fue cuando les dije ser Católica. Mientras las dos estaban contentas en distinta secta, conmigo se esponjaron como gatos.
    Todos sus enojos los descargaban en que la Iglesia Católica tiene tradiciones que Dios no ordenó, en cambio ellas sólo se guiaban por la Santa Biblia.
    Y ahora resulta que La Tradición nos convierte en secta,,, Y los papistas en lugar de «pensar» que algo no anda bien,,
    Aplausos: 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼✋alto.
    más aplausos;👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼

  16. Y la venerable tradición de la comunión eclesial con El Papa donde quedó? Ustedes en su fanatismo sectario todo lo ven como negativo, haga lo que haga el Papa, o diga lo que diga para ustedes en su estrechez mental va a estar mal. Triste su caso, Dios los perdone.

    1. Usted sí que es un sectario fanático anticatólico que finge ser papólatra (sin lograrlo). Estudie un poco en vez de soltar bobadas de ignorante supino. ¿Sabe en qué consiste la comunión con el Papa? Pues se lo cuenta precisamente un Papa:

      «Nos basta poder afirmar que la conmemoración del Romano Pontífice en Misa y las preces derramadas por él en el Sacrificio, se consideran y son un signo declarativo por el cual el mismo Pontífice es reconocido Cabeza de la Iglesia, Vicario de Cristo, y Sucesor del Bienaventurado Pedro, y se hace profesión firme de unir los ánimos y voluntad a la unidad católica» («De Sacrosanto Missæ Sacrificio», de S. S. Benedicto XIV).

      Este reconocimiento del pontífice refleja la comunión con él y con la Iglesia, lo que no implica tener que compartir sus ideas personales o aceptar cualquier disparate que pueda decir o hacer, como creen los papólatras.

  17. Estas ovejas blancas o negras de toda la vida, tan tozudas, qué aburridas. Nada, los pastores hacia delante a buscar ovejas de colores y a las otras que les den.

  18. «La Tradición – en el sentido de fijación o conservadorismo – aparece también como ley de la Iglesia posterior: lo que tenéis, krateésate, conservadlo, reforzadlo, hacedlo fuerte. El Concilio de Trento fija las instituciones de la Iglesia Medieval, y desde entonces no se hacen cambios, en el sentido de reformas, reestructuraciones, creaciones. La Iglesia Antigua y la Iglesia Medieval crean el culto, la liturgia, el derecho canónico, la Monarquía Cristiana, las costumbres católicas: de todo eso, que parece definitivamente dado, vivimos nosotros».
    P. Leonardo Castellani SJ .Argentina 1899 – 1981

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles