El Papa vuelve a cancelar su agenda por la rodilla

Papa Francisco dolor rodilla El Papa Francisco saluda sentado a los fieles debido a un problema en la rodilla.
|

El Santo Padre volvió a cancelar en el día de ayer su agenda a causa de los dolores en la rodilla que arrastra desde hace varios meses. Una situación que en las últimas semanas se ha repetido en varias ocasiones.

«Son días de sufrimiento para el Papa, que desde un tiempo soporta un dolor en la rodilla que está condicionando sus compromisos y su contacto con las personas, como sucedió también durante la Semana Santa y durante la semana recién transcurrida», afirma Vatican News portal de noticias oficial del Vaticano.

La Oficina de Prensa Vaticana informó que “debido al dolor en la rodilla, y bajo consejo médico”, Francisco “interrumpió las actividades previstas para la jornada, incluida la participación en el Consejo de Cardinales, del que una nueva sesión está en curso en estos días”.

El sábado pasado, al término del simposio promovido por la Asociación “Fiat”, el Papa se había disculpado expresamente de antemano ante los participantes en la audiencia por el hecho de que los saludaría sentado, «este dolor en la rodilla -había dicho- no me permite estar tanto de pie».

Cancelación de agenda o estar sentado, la tónica de las últimas semanas

Este último domingo, Francisco no presidió la celebración del Domingo de la Misericordia. El encargado de oficiar la Misa fue el arzobispo Fisichella. Francisco permaneció sentado prácticamente toda la Misa por el mismo motivo, la rodilla.

El pasado jueves el papa Francisco también suspendió todas las audiencias que tenía previstas para el día siguiente, incluida la reunión con Santiago Cafiero, por «razones de salud».  El Domingo de Resurrección, durante la bendición Urbi et Orbi, no pudo leer todo su discurso de pie y debió sentarse en medio del mensaje pascual. El Sábado Santo, el dolor en la rodilla le impidió celebrar la Vigilia Pascual. Ninguna postración el Viernes Santo, ni procesión el Domingo de Ramos.

Ya en el mes de febrero el Papa Francisco decidió no ir a Florencia para clausurar el encuentro de obispos y alcaldes del Mediterráneo organizado por la Conferencia Episcopal Italiana y no presidir la celebración del Miércoles de Ceniza, el 2 de marzo, en el Aventino.

Por entonces la Santa Sede comunicó que la ausencia del Pontífice se debió a «un dolor agudo en la rodilla, por lo que el médico ha prescrito un período de mayor reposo de la pierna».

Si nos remontamos más atrás en el tiempo, a finales de enero de este año, ya observamos a Francisco cojear notablemente. En la audiencia que mantuvo esa semana con los fieles en el Aula Pablo VI, se dirigió a ellos explicando que desde hace tiempo tiene problemas con las rodillas: “Hoy no podré ir entre ustedes, tengo un problema en la pierna derecha, está inflamado el ligamento en la rodilla”. “Es una cosa pasajera, dicen que esto solo le viene al viejo, no sé por qué me llegó a mí”, comentó el Papa.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
6 comentarios en “El Papa vuelve a cancelar su agenda por la rodilla
  1. Así como Su Santidad Benedicto XVI dimitió alegando problemas de salud, también Francisco podría hacerlo, y de camino libraría a la Iglesia del lío que Francisco ha montado.

  2. Lagarto lagarto, haber si lo siguiente es peor todavía. Al menos si Francisco está débil, entre pastilla y pastilla, una dormidita y un poco de reposo, estará más tiempo calladito.

  3. Lo primero desearle la mejoría al Papa. Pero, desde los intrincamientos vaticanos, suena extraño que, por sólo un dolor de rodilla, cancele actividades que puede hacer sentado. Sin ser experto, pero sí un sufrido, debería poder llevar una actividad sin forzar, a base de buenos analgésicos y rehabilitación, masajes, etc. O tal vez requiere una operación. En cualquier caso, dese la no especialización, me parece una medida exagerada o una noticia con ocultaciones.

    1. ¿Acaso cree usted que se va a quedar aquí para simiente de rábanos? Aunque el actual goce de una «mala salud envidiable», mal que le pese a usted vendrá otro Papa; y luego otro; y otro… y en algún momento habrá uno que no suelte disparates (casi seguro que los señores obispos habrán escarmentado), por lo que le cederemos a usted la silla para que se siente a esperar a otro que le entretenga y le confirme a usted en el error (que parece ser su único interés).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles