El Papa en el Domingo de Ramos: «No nos cansemos de pedir perdón a Dios»

Papa Francisco domingo de Ramos Papa Francisco durante la Misa del Domingo de Ramos en San Pedro (Vatican Va)
|

Dos años después, la plaza de San Pedro volvió a llenarse para seguir en directo la celebración de la Santa Misa del Domingo de Ramos. La celebración de la entrada triunfal del Señor en Jerusalén. De este modo, se inicia la semana más importante para todos los cristianos: la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor.

Tras la procesión y bendición de las palmas, dio comienzo la Santa Misa en la plaza de San Pedro. Francisco comenzó su homilía destacando que «en el Calvario se enfrentan dos mentalidades. Las palabras de Jesús crucificado en el Evangelio se contraponen, en efecto, a las de los que lo crucifican. Estos repiten un estribillo: “Sálvate a ti mismo”. Lo dicen los jefes: «¡Que se salve a sí mismo si este es el Mesías de Dios, el elegido!» (Lc 23,35). Lo reafirman los soldados: «¡Si tú eres el rey de los judíos, sálvate a ti mismo!» (v. 37). Y finalmente, también uno de los malhechores, que escuchó, repite la idea: «¿Acaso no eres el Mesías? ¡Sálvate a ti mismo!» (v. 39). Salvarse a sí mismo, cuidarse a sí mismo, pensar en sí mismo; no en los demás, sino solamente en la propia salud, en el propio éxito, en los propios intereses; en el tener, en el poder, en la apariencia. Sálvate a ti mismo: es el estribillo de la humanidad que ha crucificado al Señor».

Procesión de palmas en San Pedro
Procesión de palmas en San Pedro (VaticanVa)

El Santo Padre quiso reflexionar sobre las palabras pronunciadas por Jesús en la cruz:«Padre, perdónalos» «¿Cuándo las dice el Señor?», se preguntó Francisco, a lo que respondió: «en un momento específico, durante la crucifixión, cuando siente que los clavos le perforan las muñecas y los pies. Intentemos imaginar el dolor lacerante que eso provocaba. Allí, en el dolor físico más agudo de la pasión, Cristo pide perdón por quienes lo están traspasando. En esos momentos, uno sólo quisiera gritar toda su rabia y sufrimiento; en cambio, Jesús dice: Padre, perdónalos. A diferencia de otros mártires, que son mencionados en la Biblia (cf. 2 Mac 7,18-19), no reprocha a sus verdugos ni amenaza con castigos en nombre de Dios, sino que reza por los malvados. Clavado en el patíbulo de la humillación, aumenta la intensidad del don, que se convierte en perdón».

El Pontífice recordó a los asistentes que «cuando le causamos dolor con nuestras acciones, Él sufre y tiene un solo deseo: poder perdonarnos. Para darnos cuenta de esto, contemplemos al Crucificado. El perdón brota de sus llagas, de esas heridas dolorosas que le provocan nuestros clavos. Contemplemos a Jesús en la cruz y pensemos que nunca hemos recibido palabras más bondadosas: Padre, perdónalos. Contemplemos a Jesús en la cruz y veamos que nunca hemos recibido una mirada más tierna y compasiva. Contemplemos a Jesús en la cruz y comprendamos que nunca hemos recibido un abrazo más amoroso. Contemplemos al Crucificado y digamos: “Gracias, Jesús, me amas y me perdonas siempre, aun cuando a mí me cuesta amarme y perdonarme”.

Papa homilía
El Papa durante la lectura de su homilía de Domingo de Ramos (VaticanVa)

«Allí, mientras es crucificado, en el momento más duro, Jesús vive su mandamiento más difícil: el amor por los enemigos», dijo el Papa al mismo tiempo que invitaba a los fieles a pensar «en alguien que nos haya herido, ofendido, desilusionado; en alguien que nos haya hecho enojar, que no nos haya comprendido o no haya sido un buen ejemplo. ¡Cuánto tiempo perdemos pensando en quienes nos han hecho daño!»

El Santo Padre insistió en que «Jesús nos enseña a no quedarnos ahí, sino a reaccionar, a romper el círculo vicioso del mal y de las quejas, a responder a los clavos de la vida con el amor y a los golpes del odio con la caricia del perdón. Pero nosotros, discípulos de Jesús, ¿seguimos al Maestro o a nuestro instinto rencoroso? Si queremos verificar nuestra pertenencia a Cristo, veamos cómo nos comportamos con quienes nos han herido».

Francisco también recordó que «para Él todos somos hijos amados, que desea abrazar y perdonar. Y también vemos que sucede lo mismo en la invitación al banquete de bodas de su hijo. Aquel señor manda a sus criados a los cruces de los caminos y les dice: “Traigan a todos, blancos, negros, buenos y malos; a todos, sanos, enfermos; a todos…” (cf Mt 22,9-10). El amor de Jesús es para todos, en esto no hay privilegios. Es para todos. El privilegio de cada uno de nosotros es ser amado, perdonado».

El Santo Padre hizo hincapié en la misericordia, ya que «Dios no se cansa de perdonar. Debemos entender esto, pero entenderlo no sólo con la mente, sino entenderlo también con el corazón. Dios nunca se cansa de perdonar, somos nosotros los que nos cansamos de pedirle perdón, pero Él nunca se cansa de perdonar. Él no es que aguante hasta un cierto punto para luego cambiar de idea, como estamos tentados de hacer nosotros».  «Hermanos y hermanas, no nos cansemos del perdón de Dios, ni nosotros sacerdotes de administrarlo, ni cada cristiano de recibirlo y testimoniarlo. No nos cansemos del perdón de Dios», dijo el Papa.

Es crucificado en los refugiados que huyen de las bombas con los niños en brazos

Bajando al terreno social, el Papa afirmó que «cuando se usa la violencia ya no se sabe nada de Dios, que es Padre, ni tampoco de los demás, que son hermanos. Se nos olvida porqué estamos en el mundo y llegamos a cometer crueldades absurdas. Lo vemos en la locura de la guerra, donde se vuelve a crucificar a Cristo. Sí, Cristo es clavado en la cruz una vez más en las madres que lloran la muerte injusta de los maridos y de los hijos. Es crucificado en los refugiados que huyen de las bombas con los niños en brazos. Es crucificado en los ancianos que son abandonados a la muerte, en los jóvenes privados de futuro, en los soldados enviados a matar a sus hermanos. Cristo es crucificado allí, hoy».

Por último, el Papa concluyó su homilía pidiendo que «en esta semana acojamos la certeza de que Dios puede perdonar todo pecado. Dios perdona a todos, puede perdonar toda distancia, y puede cambiar todo lamento en danza; la certeza de que con Cristo siempre hay un lugar para cada uno; de que con Jesús nunca es el fin, nunca es demasiado tarde. Con Dios siempre se puede volver a vivir. Ánimo, caminemos hacia la Pascua con su perdón. Porque Cristo intercede continuamente ante el Padre por nosotros y, mirando nuestro mundo violento, nuestro mundo herido, no se cansa nunca de repetir ―y nosotros lo hacemos ahora con el corazón, en silencio―, de repetir: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
52 comentarios en “El Papa en el Domingo de Ramos: «No nos cansemos de pedir perdón a Dios»
  1. Cuando el Papa habla de que Cristo es simbólicamente crucificado en las víctimas de la guerra, podría incluir también a las víctimas del aborto, que superan con creces a las de las 65 guerras que actualmente se libran en el mundo, y es urgente acordarse de ellas.

    1. También hubiera estado bien que Ftancisco concretara que ese perdón que Dios nos da, nos lo otorga a través del sacramento de la penitencia.

      1. Francisco debería matizar su afirmación: «Cuando le causamos dolor con nuestras acciones.» Ya que la teología enseña que Dios es impasible, y por tanto nuestras malas acciones no le causan dolor.

        1. con mis pecados diarios le causo dolor y sufrimiento a Jesucristo, porque Él que es Dios y hombre verdadero, sufre por todos y cada uno de los seres humanos de todas las épocas. Me sorprende que Ud. siendo sacerdote no entienda esto ó no lo haya reflexionado. En fin.

          1. Nada de «Cierto, Neila»: ¿pero qué herejía es ésa de que Cristo sufre en el cielo? En el cielo no sufre nadie: ni los bienaventurados, ni la Santísima Virgen, ni por supuesto Cristo. Vaya una idea que tienen algunos de la bienaventuranza o cielo. Cristo dejó de sufrir en el momento en que murió, por lo que sus sufrimientos por los seres humanos de todas las épocas sólo se pudieron dar antes, no después (y menos ahora).

      1. Exacto, místicamente, porque es la renovación del dolor crucifixal. Simbólicamente corresponde a la herejía modernista, pues indica la idea herética gnóstica de un Jesús indiferente, insensible y alejado del dolor en la Tierra… Cristo, una vez crucificado y resucitado, ascendido y sedente, está allá arriba en el Cielo con los suyos sin padecer ya nada más, y esto es el típico dios gnóstico relojero y distante…

        1. «Cristo, una vez crucificado y resucitado, ascendido y sedente, está allá arriba en el Cielo con los suyos sin padecer ya nada más»

          Alvar: claro que Cristo está en el cielo sin padecer nada de nada. ¡En el cielo no se puede sufrir ni padecer! Y menos Cristo. Lo cual no significa que sea distante. Son dos cosas completamente diferentes.

          1. Catholicus, tú con tu correspondencia de amor al Amor de Jesucristo mitigas sus dolores durante su santa Pasión dolorosa, porque para Dios el tiempo no es impedimento.

          2. Dios está fuera del tiempo y es impasible. Cristo sólo padeció cuando estuvo en la tierra, en el tiempo. Luego ya no. Y sólo lo hizo en su naturaleza humana, no en la divina.

      2. Yo diría que sufre poéticamente, por que al no gustarle que los hombres pequen y se condenen, ese no gustarle debe de llevar consigo un pesar, no un sufrimiento, pero si una incomodidad profunda de su alma.

        Al igual, los Tradicionalistas queremos un cielo difícil, donde se este de pie no tumbado que seria una blasfemia. Queremos en fin un paraíso implacable, erecto, donde no se descanse nunca, y que tenga, junto a las jambas de las puertas, ángeles con espadas.

        1. «debe de llevar consigo un pesar, no un sufrimiento, pero si una incomodidad profunda de su alma»

          Eso es imposible. Ningún alma humana sufre ni tiene pesar alguno en el cielo. La de Cristo tampoco. Y en cuanto a su divinidad, ésta no ha sufrido jamás, no sentido pena, pesar, etc., que indican una carencia (y en Dios no hay carencia alguna).

          1. Catholicus, en su ser Jesucristo es verdadero hombre y verdadero Dios. Su Persona es Divina, es el Verbo del Padre. No hay otra persona en él. Por lo tanto cuando Jesucristo padece en su santa pasión padece todo el ser. Padece una única persona: El Verbo divino encarnado.
            Cristo es Uno. No lo trocees.

          2. Si cree que diciendo obviedades que todo católico conoce ya ha demostrado que Cristo «sufre», siento decirle que no lo ha hecho.

            «Por lo tanto cuando Jesucristo padece en su santa pasión padece todo el ser»

            Aunque mediante la unión hipostática en Cristo están unidas la naturaleza divina y la humana, y ésta a su vez la forman cuerpo y alma (humana), en Él sólo hay una Persona: la divina (el Verbo o Segunda Persona de la Santísima Trinidad), pero los sufrimientos sólo los padeció en su cuerpo y en su alma, ambas humanas, siendo imposible que la divinidad sufriera de ninguna manera. Y sólo hasta su muerte.

            «Padece una única persona: El Verbo divino encarnado.
            Cristo es Uno. No lo trocees».

            Cristo es Dios y hombre verdadero. Y se ponga como se ponga, y aunque use el presente, Cristo en el cielo no sufre, ni en su naturaleza humana gloriosa, ni por supuesto en su divinidad (SIGUE)

          3. (que no ha sufrido jamás), como tampoco sufren los meros seres humanos que se han salvado y ya gozan de la bienaventuranza (y no va a ser menos Cristo).

          4. Neila,

            Tiene razón, el corazón de Cristo sufre en el presente eterno de Dios. Y nuestros pecados, así como nuestro consuelo, trascienden el tiempo. Por eso murió hace más de 2000 años por nuestros pecados de ahora. Todo es presente .

            Coincido con usted.

            Unidas en Cristo 🙏🙏🙏

          5. «Neila, Tiene razón, el corazón de Cristo sufre en el presente eterno de Dios»

            Luego se cabrea cuando le llamo hereje. Pero es que usted es una hereje con todas las letras, pues sus graves errores doctrinales no se deben a ignorancia (nadie nace teólogo), sino a contumacia, porque una vez que se le ha corregido y explicado la verdad, ya no puede alegar esa ignorancia. Dios no sufre nunca, ni en el «presente eterno», ni el pasado continuo, ni en ningún tiempo verbal. Cristo sufrió únicamente en el tiempo (que acabó con su muerte) y sólo en su naturaleza humana. Punto. Si quiere lo acepta, y si no luego no se queje de que la tratemos como a una persona no católica, pues no lo es, por más emoticonos que ponga y más veces que repita la palabra «amor» o que tergiverse pasajes bíblicos.

            «Por eso murió hace más de 2000 años por nuestros pecados de ahora»

            Así que, ¿Cristo murió para «sufrir» en «presente eterno»? ¡Madre mía! A cual más gorda.

          6. Catolicvs,

            dice: «Pero es que usted es una hereje con todas las letras,» pues no!!!! que usted no entienda algo no significa que no sea católico.

            usted dice: «Por eso murió hace más de 2000 años por nuestros pecados de ahora»Así que, ¿Cristo murió para «sufrir» en «presente eterno»? ¡Madre mía! A cual más gorda.

            es que no he dicho lo que usted ha entendido Catolicvs, !menuda tontería acaba de soltar!!!!!!. Para nada he dicho eso!

            No entiende Catolicvs, no entiende…

          7. «que usted no entienda algo no significa que no sea católico»

            Ya es el colmo del cinismo y el desparpajo. Como si Lutero dijese: «que ustedes no lo entiendan no significa que no sea católico». Hay que tener la cara de cemento armado.

            «es que no he dicho lo que usted ha entendido Catolicvs»

            No me voy a poner a discutir nuevamente lo que ha escrito o dejado de escribir: lo escrito, escrito está y usted no puede cambiarlo. Mis respuestas son muy claras. Invente otra táctica, que esa ya no cuela.

            «No entiende Catolicvs, no entiende»

            No: el verbo no es entender, sino aceptar. No acepta, no acepta (la fe católica). Por eso es una hereje con todas las letras y no nos va a tomar el pelo «amorosamente».

  2. Francisco ha estado impecable, no se le puede poner ninguna pega. Ya era hora de que se aproxime a la ortodoxia católica de siempre que es la Verdad. Más vale tarde que nunca.

    Sacerdote mariano, nunca he oído que a Dios se le califique como impasible. Eso significaría que pasaría de nosotros en todos los sentidos, que no le importaría nada lo que nos pasara y eso no es cierto, es justo lo contrario.

    1. «Francisco ha estado impecable, no se le puede poner ninguna pega»

      ¿Que no se le puede poner ninguna pega? Naturalmente que se le puede poner. Y se le pone. Sacerdote mariano le ha puesto una y bien gorda, pues es una herejía como la copa de un pino: «Cuando le causamos dolor con nuestras acciones». Dios no sufre; ni por nuestras acciones ni por absolutamente nada. Y lo que Cristo padeció por nosotros lo hizo únicamente antes de morir. Después, imposible. Si no ha oído ni leído que Dios es impasible lo único que indica es éso: que usted no lo ha oído o leído, pues esa es una de la cualidades de Dios. Y no, no significa que «pase de nosotros». Puede consultar a Santo Tomás de Aquino, Doctor de la Iglesia, al respecto.

      1. Le contesto aquí, pero con referencia a sus explicaciones previas. Jesucristo está verdaderamente presente en la Santa Eucaristía, ¿verdad? Pues en esa real Presencia de Cristo a lo largo de los últimos 2000 años, Él está victimado. Su Presencia es real y a la vez sigue siendo la única Víctima agradable al Altísimo, su amado Abba. Póngase ante el Santísimo y medite la realidad de Su Cuerpo y Su Sangre, Su Alma y Su Divinidad. Tampoco es esto difícil de comprender. Solo requiere abrirse a éllo. Y es doctrina de la Iglesia católica.
        Cuando Jesucristo padece, padece la Persona de Jesucristo. Él más que ninguno de nosotros es UNO y nos llama a participar de esa maravillosa Unidad con Él, con Abba, por medio del Espíritu Santo.

        1. «en esa real Presencia de Cristo a lo largo de los últimos 2000 años, Él está victimado»

          ¡Madre del Amor Hermoso! Cuando ACS y su cuadrilla se meten a «teólogas», prepárense para leer las mayores burradas dichas como si no pasara nada (además con tonillo de sentar cátedra, como si realmente te estuvieran enseñando algo que ellas saben y los demás no). Vamos a ver: «victimado» es el participio del verbo «victimar». que según la RAE significa «Asesinar, matar». Por lo cual, el participio significaría «asesinado, matado». Con lo que llegamos a la conclusión de que, según la «teóloga» Neila, Nuestro Señor Jesucristo cuando está sacramentado no está vivo, sino muerto y asesinado. Y este disparate viene por pura soberbia, ya que no consienten correcciones ante la herejía que han soltado, a saber, que Dios sufre o que Cristo lo haga en el cielo o en la Sagrada Hostia. Eso no es doctrina de la Iglesia católica, Neila: es una herejía.

  3. Pues que Bergoglio conteste ya de una vez a las Dubia de 2016, y que los cardenales y obispos le exijan que las conteste ya de una vez…

    Ello es así porque Bergoglio es un heresiarca excomulgado latae sententiae non declarata con sede impedida, por aprobar la comunión y absolución de los adúlteros impenitentes en Amoris laetitia, n. 305 y notas 336 y 351, y el rescripto de 5 de junio del 2017, publicado en el AAS del 7 de octubre del 2016, que lo eleva a falso magisterio auténtico.

    ¡Animo, Bergoglio!

    1. «Pues que Bergoglio conteste ya de una vez a las Dubia de 2016»

      Pero si ya contestó: dijo que la interpretación válida, la única posible, era la de los obispos argentinos; es decir: la heterodoxa (la que permite absolver en el sacramento de la penitencia a pecadores sin arrepentimiento ni propósito de enmienda -especialmente a los adúlteros- y darles sacrílegamente la Comunión en pecado mortal).

  4. Tantas barbaridades aprobó el concilio que, todos los prelados debieron quedar excomulgados lateae sententiae, salvo los votantes en contra. El documento sobre libertad religiosa por el cual, se destronó a Cristo del mundo suprimiéndole los derechos de Dios mismo, no tiene parangón en la historia de la iglesia. Francisco a estas alturas en comparación es un pequeño hereje que, rectificando como lo ha hecho hoy podemos decir, pelillos a la mar….Que no se diga que los Tradicionalistas somos intransigentes y que no sabemos perdonar.

    1. Normal: si contiene algún grave error teológico, a usted le encanta. Nada nuevo. Nos sorprenderemos el día en que usted diga algo ortodoxo o que le gusta algo ortodoxo dicho por otro.

      1. Catolicvs,

        No hay nada heterodoxo en esta homilía.

        Se ha quedado usted en la superfície de la letra. El cristianismo es más, mucho más.Ya se lo han dicho más arriba.Pida luz al Espíritu Santo.

        Que Dios le bendiga siempre.

        1. «No hay nada heterodoxo en esta homilía»

          Sí, sí lo hay: «El Pontífice recordó a los asistentes que ‘cuando le causamos dolor con nuestras acciones, Él sufre…'».
          Dios es impasible. No sufre.

          «Se ha quedado usted en la superfície de la letra»

          Será porque en soporte escrito la letra es lo que expresa ideas; y esa idea de que Dios sufre es falsa.

          «El cristianismo es más, mucho más»

          El «cristianismo» de usted sí: es error, heterodoxia, buenismo ñoño… Nada que ver con la fe católica.

          1. Catholicvs,

            dice: «…Será porque en soporte escrito la letra es lo que expresa ideas;…»

            Si! pero hay dos soportes en los cuales se escribe la letra: en la ley y en el corazón.

            El cristianismo no es «un conjunto de ideas» sino la vivencia de una historia de amor con Cristo que nos ama y nos perfecciona por el Espíritu Santo, en una relación íntima de amistad.

            En fin…

            Que Dios le bendiga y le guarde

          2. Catolicvs,

            pienso que su cristianismo es muy frío, la verdad. Es como el de S.Pablo antes del encuentro con Cristo o como el de Sto.Tomás de Aquino antes de su encuentro con Cristo, o como el de S. Agustín antes de su encuentro con Cristo etc…

            Sólo una idea…algo razonado, aprendido de memoria…un concepto, un esquema… algo sin Vida…

            Ábrase al Espíritu…¿qué puede perder? pídale luz, hombre…

          3. El cristianismo (…) la vivencia de una historia de amor con Cristo que nos ama y nos perfecciona por el Espíritu Santo, en una relación íntima de amistad»

            Para eso tiene que profesar primero la fe católica. Y Dios es un Padre, no un «colega». La relación íntima es totalmente diferente a como usted la describe, según reveló Dios mismo en la persona de Nuestro Señor Jesucristo: es la de Padre-hijo, no una mera «amistad». Mis amigos no son mis padres, ni les debo el respeto debido a mis padres (y menos el debido a Dios). Usted no tiene ni tendrá jamás la relación íntima que tuvo Santa Teresa de Jesús, Doctora de la Iglesia, con Dios, a Quien ella se dirigía como «Su Divina Majestad». Su «colegueo» con Dios (el de usted) pone los pelos de punta. Y más sabiendo cómo sabemos sus gravísimos errores doctrinales y extraña «fe» que dice profesar (y que no es la católica).

          4. «pienso que su cristianismo es muy frío, la verdad»

            Comprenderá que lo que a usted le parezca me trae sin cuidado. Usted primero conviértase y luego ya dará lecciones que ahora no está en posición de poder dar.

            «Ábrase al Espíritu…¿qué puede perder? pídale luz, hombre…»

            Hágase usted católica y déjese de luces y «revelaciones» preternaturales. Está claro que usted va por mal camino: por sus frutos los conoceréis, dijo el Señor. Donde hay error y herejía ni hay amor, ni luz, ni revelaciones, ni relación íntima con Dios, ni nada de nada, salvo engaños del Maligno.

          5. Catholicvs,

            ah vale…pues nada , quédese en la letra, juzgando quien es y no es católico, quien se salva y quien no, quien tiene relación con Cristo o no; juzgando a trote y moche a todo el mundo …

            Pero le aseguro que eso no va a llenar su vacío. Ese vacío sólo lo llena Cristo en el encuentro y en la relación con Él. Porque nuestra fe no es como la judía, es más.

            Que Dios le bendiga.

          6. «ah vale…pues nada , quédese en la letra, juzgando quien es y no es católico»

            Yo no tengo necesidad de juzgar nada: es católico quien profesa la fe católica (no es el caso de usted).

            «juzgando a trote y moche a todo el mundo»

            Son sus propias palabras las que la juzgan a usted, no yo.

            «Pero le aseguro que eso no va a llenar su vacío»

            Usted lo único que tiene lleno es la cabeza (de pájaros) y su soberbia, cuya medida ya ha rebosado los bordes. Así que, deje de dar lecciones. Hágase católica y déjese de gaitas.

            «Porque nuestra fe no es como la judía»

            La de usted no sólo no es como la judía: tampoco es como la católica.

    2. ¡No seas necia! El otro día elogiaste lo que dijo Benedicto XVI y ahora elogias los disparates a los que nos tiene acostumbrados este falso papa.
      ¿Cuándo comprenderás la diferencia entre uno y otro?

      1. Claudio,

        dice: ¿Cuándo comprenderás la diferencia entre uno y otro?

        1cor 3,4

        «4.Cuando dice uno «Yo soy de Pablo», y otro «Yo soy de Apolo», ¿no procedéis al modo humano? 5.¿Qué es, pues Apolo? ¿Qué es Pablo?… ¡Servidores, por medio de los cuales habéis creído!, y cada uno según lo que el Señor le dio. 6.Yo planté, Apolo regó; mas fue Dios quien dio el crecimiento. 7.De modo que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios que hace crecer. 8.Y el que planta y el que riega son una misma cosa; si bien cada cual recibirá el salario según su propio trabajo, 9.ya que somos colaboradores de Dios y vosotros, campo de Dios, edificación de Dios. 10.»

        1. Que sí, Señor ACS: que San Pablo estaba hablando justo, justo, de Benedicto XVI y Bergoglio, como todo el mundo sabe. Qué persona tan cansina y soberbia, que por más disparates que diga jamás aguanta una corrección de nadie. y sigue dando la tabarra empeorando aún más, si cabe, los disparates iniciales con otros peores en sus continuas réplicas y contra-réplicas. Cualquier cosa menos callarse.

          1. Como repuesta a sus deposiciones es prácticamente imposible, pues casi todas son «yo, mí, me, conmigo». Y cuando no, disparetes, herejías o pasajes bíblicos fuera de contexto e interpretados ‘a la luterana’. Siempre le digo que lo tiene bien fácil: absténgase de escribir sobre usted, de sus revelaciones, de lo que siente, de lo que cree, de lo que le parece a usted, a usted, a usted, a usted y a usted, y si no tiene nada que decir, pues está claro que no sabe de casi ningún tema, no comente, que no es obligatorio. Y si lo hace, no ponga herejías, alabe a herejes o tergiverse la Biblia. ¿A que es fácil? Pues eso.

          2. Catolicvs,

            Ahí tiene el pasaje de S.Pablo q lo dice todo( el q le he mostrado a Claudio) .No me hace falta añadir más. Es a él a quien contradice usted no a mi. Y ese pasaje le perseguirá.

            Buenas noches Angelito 🙋‍♀️

          3. Claro que no le hace falta añadir: lo que hace es sobrar. Sobran caso todos sus comentarios. Y el que ha puesto no viene a cuento, como siempre (o usted no entiende lo que lee o lo pone a boleo). Cada es que no tiene nada que decir, ¡Zas!: pasaje bíblico fuera de contexto, sin relación con el tema comentado y además con su interpretación heterodoxa, para más inri. Tiene que ser cosa del demonio, pues tanta tenacidad en difundir errores y herejías supera la capacidad meramente humana. Y usted se apunta a todas, y si no se las inventa.

          4. Catolicvs,

            El pasaje es clarísimo! si usted no sabe aplicarlo a nuestro prsente no sé pq será…tal vaz por una profecía de Isaías q nos recuerda S.Mateo?…Dios lo sabe…

            En fin…

          5. «El pasaje es clarísimo!»

            Y el pasaje de la creación del mundo en el Génesis está también clarísimo. Pero no viene a cuento, como los pasajes que usted saca de contexto no se sabe muy bien para qué.

            «si usted no sabe aplicarlo a nuestro prsente…»

            ¿Pero qué se ha creído, que las Sagradas Escrituras son como la Ouija o el Tarot, o que se consultan como el parte meteorológico? ¿Y qué tiene que ver ese pasaje con la comparación efectuada entre los disparates de Francisco y los escritos de Benedicto XVI? Usted cuando no sabe que decir (nunca) coge un pasaje de las Escrituras, lo copia, lo pega y se queda tan ancha. Que no venga a cuento le da igual. Lo mismo piensa que alguien la va a tomar por una persona muy pía…

  5. El modernismo, al igual que el protestantismo, reduce la Crucifixión a un mero acto de amor, un sacrificio de amor o una entrega por amor sin mayor trascendencia. Un mero acto externo sin mayor significado teológico, un simple acontecimiento histórico que pudo no darse. Esto es lo que creen ¿Por qué motivo es entonces un acto redentor? ¿Qué tiene que ver la misa con el calvario? No tiene sentido. Para el modernismo, el acto redentor es la Encarnación o cualquier otra cosa, por eso enseña que todos los acontecimientos de la vida de Cristo se hacen presentes en la misa. No hay ninguna deuda que satisfacer con el Padre, ellos hablan de «ofensas», y no hay que propiciar nada a través de un sacrificio sangriento querido por el Padre.

    1. Por eso Bxvi en sus libros enseña el error de que el sentido de «satisfacción, propiciación y deuda» es un invento medieval porque Dios no puede querer un sacrificio humano ni el sacrificio de su propio Hijo porque lo convertiría en un Dios sangriento. Esta es la Nueva Teología que enseñan en todos los seminarios oficiales. ¿Cuál es entonces la intención al consagrar en el Novus Ordo si rechazan la teología del sacrificio satisfactorio propiciatorio? Si no creen que haya ninguna deuda que saldar a través de una muerte querida por Dios en la cruz, cómo van a tener la intención correcta? ¿Pero qué creen que hacen en la misa? ¿Por qué narran lo que pasó en el pasado? ¿Donde está la actualización de la cruz? ¿En qué cree esta gente? ¿Qué están haciendo con la iglesia? ¿Cómo no va a venir la calamidad?

      1. La supresión del sacrificio perpetuo es precisamente eso: que no creen o muy pocos creen que la misa sea el sacrificio propiciatorio satisfactorio de una deuda que resarcir o un rescate que hay que pagar para la salvación. ¿En qué parte de la institución del Novus Ordo por Pablo VI se especifica tal cosa? Sólo dice «sacrificio eucarístico», es decir, una mera acción de gracias protestante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles