Obispos congoleños a los sacerdotes: “si tienen hijos, dejen el sacerdocio”

Obispos congoleños
|

Los obispos aseguran que tienen “la obligación moral de reconocer que estas personas existen y sufren en silencio. Y piden reconocimiento y acompañamiento”. De ahí que “el sacerdote padre necesita tanto la misericordia como el oprobio de la Iglesia”.

Los obispos de la República Democrática del Congo, país que el Papa tiene previsto visitar dentro de tres meses, han publicado una exhortación a los sacerdotes del país con un mensaje muy claro: si tienen hijos, dejen el sacerdocio, informa la agencia Zenit.

“En la escuela de Jesús. Por una vida sacerdotal auténtica” es el título de la exhortación en el que los pastores del país afrontan el tema de la castidad sacerdotal.

Los obispos inician señalando que “muchísimos sacerdotes viven fielmente sus compromisos sacerdotales”, además de recordar que “la castidad es un don de sí mismo para la fecundidad espiritual”. En ese sentido, “el celibato es el signo de la libertad con vistas al servicio”.

No obstante, los obispos señalan que hay problemas en algunos casos con relación a la vivencia del celibato. Ese problema se hace más agudo cuando hay niños y mujeres obligados a vivir de forma clandestina. Ante ese panorama, los obispos aseguran que tienen “la obligación moral de reconocer que estas personas existen y sufren en silencio. Y piden reconocimiento y acompañamiento”. De ahí que “el sacerdote padre necesita tanto la misericordia como el oprobio de la Iglesia”.

Es en todo este contexto que los obispos afirman cuanto sigue:

“Considerando, por una parte, los derechos y obligaciones de los padres con respecto a su descendencia y de los hijos con respecto a sus padres, y por otra parte la incompatibilidad de la función de “padre de familia” con el ministerio y sacerdocio vida bajo un régimen católico romano, pedimos a todo sacerdote de la Iglesia familia de Dios que tenga un hijo que lo cuide por completo y, para ello, pida una dispensa de las obligaciones sacerdotales con el Santo Padre. Todo obispo diocesano está dispuesto a acompañar por los cauces y medios canónicos a todo clérigo de su jurisdicción afectado por esta situación”.

También se adelanta que en caso de que un obispo entre en conocimiento de que uno de sus sacerdotes esté la situación mencionada y no quiera pedir la dispensa, “el obispo debe presentar el caso a la Santa Sede para su reducción al estado laical”.

La exhortación “En la escuela de Jesús. Por una vida sacerdotal auténtica” puede leerse en su original francés en el enlace anterior.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
11 comentarios en “Obispos congoleños a los sacerdotes: “si tienen hijos, dejen el sacerdocio”
  1. Acaban de legitimar el matrimonio de los sacerdotes, siempre que se empleen medios anticonceptivos. Novedad doctrinal digna de atenta consideración. ¿Hay Hevea brasilensis abundante en el Congo?

    1. ¿Eso es lo que ha entendido del artículo? Pues como para que vuelva usted al colegio. Aunque, si la primera vez no le sirvió de nada, dudo mucho que ahora logre progreso alguno. Aprovecho para recordarle que nadie que haya recibido el sacramento del Orden sacerdotal puede contraer matrimonio (ni siquiera los sacerdotes de rito oriental). Así que, no sé qué está usted diciendo de anticonceptivos (cuyo uso para evitar un embarazo es siempre inmoral, sin excepciones).

  2. Gracias a estos sacerdotes y diáconos. A ver si aprende el Sr. Bergoglio y los obispos que obligan moralmente a la vacuna, fabricada con células de niños abortados y siguen las instrucciones masónicas.

  3. Pues está complicado. ¿Si acaso por una caída, ( de la cuál, nace un niño) ya debe dejar el sacerdocio?
    Una mamá le aconsejaba a su hija que buscará novio entre los seminaristas,, que son ‘buenos maridos’, tal cual era el padre de la joven, y todo dicho con naturalidad.
    Hay muchos hombres malos,,,asi que ahí, van tras las presas , a ver si cae una.
    Sólo santos pueden contra ese asedio. Sé que el hijo no tiene culpa de nada, pero ¿ sólo un hijo sería suficiente para deja la vida del sacerdocio? Claro que si ya son varias ‘caídas’,, pues qué se salga, rápido.
    Pero una mujer astuta, procurará tener hasta gemelos para evitar que se le vaya la presa.
    La mujer hace todavía el papel de Eva , y mientras los sacerdotes no imiten a Jesús, sino a Adán,, pues cada vez serán menos.

  4. Creo que es complicado. De entrada está refiriéndose a madres e hijos que se ven obligados a vivir en la clandestinidad y parece que el motivo es ,precisamente, que su padre es un sacerdote (si no lo entiendo mal). Entonces ,si en esas culturas una madre, en esta situación, no puede vivir libremente con su hijo , no me parece mal que el sacerdote se responsabilice de sus actos y deje el sacerdocio para cuidar de su hijo, y de su mujer ( si en esas culturas no puede hacerlo sola).

    Son temas complicados que requieren, al menos en mi caso, de más datos para poder tener una opinión clara.

    1. Yo tampoco tengo claro cómo está el asunto, pero de entrada me gustaría que si una mujer se atrevió a meterse con un sacerdote, que pague las consecuencias de sus actos.
      Porque un hombre llega hasta donde le permite la mujer.
      No creo que vaya la viole y regrese como si nada.
      Es claro que ella buscó ésa situación

      1. SPES,

        no sé Spes, lo desconozco, la verdad.

        Puede haber sido ella o él o los dos, quien sabe!. Pienso que si después tienen que vivir en la clandestinidad las mujeres tienen mucho que perder y se lo pensarán dos veces, pero no lo sabemos. Sólo Dios lo sabe.

        Oremos por nuestros sacerdotes y nuestra Iglesia 🙏🙏🙏

        Un abrazo querida!

        1. Sí,, el pobre de San Francisco se arrojó a un montón de espinas de un rosal para librarse de la tentación con la que el demonio lo quería hacer caer,, era una mujer que lo acosaba.
          Ahora, según dicen sigue el rosal vivo,
          como milagro de la lucha.
          ¿Cuántos pobrecitos podrán actuar como San Francisco ?
          Está difícil.

  5. Están recomendando justamente lo contrario de lo que decía San Pablo, que decía que el sacerdote debía estar casado (mias gynekos andras) y ser padre de familia. Pero sabido es que lo que les gusta de la Biblia lo toman a capón y en contra del sentido común y lo que no les gusta lo pasan por alto, porque no predican el Evangelio, sino la pagana filosofía griega. Así nos va.

    1. Mentira: San Pablo jamás dijo tal cosa. ¿Por qué lo repite incansablemente, si ya lo hemos refutado eso hace tiempo? No es que usted tergiverse lo que pone en las Sagradas Escrituras: es que se lo inventa, directamente. Siga con sus paranoias sobre filosofías griegas y romanas, no se le estropee el disparatado argumento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles