¿Hay grandes cambios en la versión autorizada de la nueva Constitución del Vaticano?

Vaticano vacunas obligatorias
|

(Andrea Gagliarducci/CNA)-En el mundo del Vaticano, la «editio typica» de un documento es de vital importancia. Es la edición estándar de un texto que sirve de referencia para las traducciones a otros idiomas.

Por eso, la editio typica de Praedicate evangelium, la nueva Constitución Apostólica que reforma la Curia romana, fue muy esperada. Cuando el documento se publicó sin previo aviso, y solo en italiano, el 19 de marzo, contenía varias inexactitudes menores y un artículo que debía corregirse de inmediato.

El Vaticano publicó la editio typica el 31 de marzo en L’Osservatore Romano, diario del Estado de la Ciudad del Vaticano. De hecho, solo hay algunas diferencias entre la edición estándar y la versión lanzada el 19 de marzo. Pero los cambios arrojan más luz sobre el pensamiento detrás de la reforma.

El cambio más llamativo tuvo que ver con la celebración de la liturgia según el misal preconciliar, también conocido como usus antiquior, o “uso antiguo”. Benedicto XVI lo había definido como una “forma extraordinaria” del Rito Romano, liberalizando efectivamente su celebración. Su decisión quedó recogida en el motu proprio Summorum Pontificum de 2007, que estuvo en vigor hasta junio de 2021.

Fue entonces cuando el Papa Francisco publicó un nuevo motu proprio, Traditionis custodes, aboliendo efectivamente Summorum Pontificum. El Papa aclaró que quienes deseen celebrar la Misa según el misal que precede al Concilio Vaticano II deberán hacerlo solicitando la autorización del Vaticano, de una manera afín al biritualismo.

El artículo 93 del Praedicate evangelium —en una sección dedicada al recién nombrado Dicasterio para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos— decía inicialmente que “el dicasterio se ocupa de la regulación y disciplina de la sagrada liturgia en cuanto a la forma extraordinaria del Rito Romano».

La editio typica habla ahora del “uso —concedido según normas establecidas— de los libros litúrgicos anteriores a la reforma del Concilio Vaticano II”.

Este cambio reconoce no sólo las normas de la Traditionis custodes, sino también las excepciones establecidas por el Papa Francisco, especialmente la concedida a la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro (FSSP).

El Papa estableció en febrero, con un decreto escrito a mano, que los miembros de la FSSP pueden seguir utilizando libros litúrgicos publicados antes de 1962. El decreto nunca se publicó en un boletín oficial del Vaticano, sino solo en el sitio web de la FSSP.

En una conferencia de prensa de presentación de Praedicate evangelium el 22 de marzo, días después de su inesperado lanzamiento, el obispo Marco Mellino, secretario del Consejo de Cardenales del Papa Francisco, reconoció el error en el texto inicial de la constitución. Explicó que el artículo 93 no había sido actualizado a la luz de la Traditionis custodes o de la decisión del Papa con respecto a la FSSP.

El artículo revisado parece haber sido redactado para satisfacer todas estas consideraciones. Hay otros cambios en la editio typica que sugieren que los autores de la constitución carecían de un conocimiento experto de las Iglesias católicas orientales.

En el capítulo II, sobre los “Principios y Criterios del Servicio a la Curia Romana”, leemos ahora en el párrafo dos que “Esta reforma propone, en el espíritu de una ‘sana descentralización’, dejar a la competencia de los Pastores la facultad resolver en el ejercicio de la ‘propia tarea de maestros’ y pastores las cuestiones que conocen bien y que no afectan la unidad de doctrina, disciplina y comunión de la Iglesia, actuando siempre con esa corresponsabilidad que es fruto y expresión de ese mysterium communionis específico que es la Iglesia”.

La versión anterior hablaba de pastores diocesanos o eparquiales, pasando a dar una especificación adicional, sin duda innecesaria, porque el pastor lo es tanto en la Iglesia latina como en la oriental.

Nuevamente, en el artículo 57 de la editio typica, en la sección dedicada al Dicasterio para la Evangelización, leemos que el dicasterio “asiste y apoya las iniciativas de los obispos diocesanos/eparquiales, las conferencias episcopales y las estructuras jerárquicas orientales para anunciar el Evangelio”.

En la versión anterior se hablaba de apoyo a obispos o eparcos. Pero “eparch” es solo un título. No es una alternativa a la de obispo y se refiere a cómo se define un territorio eclesiástico. De ahí el cambio en el texto.

La editio typica subraya también que “corresponde a la Sección Doctrinal [del Dicasterio para la Doctrina de la Fe], a través del Oficio Matrimonial, examinar, tanto de derecho como de hecho, todo lo que atañe al ‘ privilegium fidei ‘.

El llamado privilegio paulino permite la disolución de un matrimonio entre dos personas no bautizadas. Pero en la primera versión del artículo 74, no se mencionaba la Oficina Matrimonial.

El Oficio Matrimonial ha pasado a formar parte de la Sección Doctrinal del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, cuya estructura fue reformada recientemente por el Papa Francisco. La versión anterior de la constitución, al parecer, pasó por alto la Oficina Matrimonial, lo que podría sugerir que en algún momento hubo cierta incertidumbre sobre su futuro.

Finalmente, el artículo 124 de la editio typica , en la sección dedicada al Dicasterio para la Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, tiene otros cambios menores. La constitución dice que “el Dicasterio se ocupa de las cuestiones de competencia de la Sede Apostólica relativas a la vida y actividad de los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica”. A continuación se dan una serie de ejemplos.

La edición anterior enfatizaba que el dicasterio también se ocupaba de la “confirmación del decreto de destitución de los miembros y el examen de las apelaciones relacionadas”. La nueva versión solo explica que el dicasterio se ocupa del “examen de los recursos contra el decreto de destitución de los miembros”. En la práctica, el dicasterio asume un papel más central.

Una última curiosidad es que en la primera versión, la Curia romana se escribía como “Curia romana” sin la segunda letra mayúscula. En la editio typica se han restaurado las mayúsculas, como sin duda corresponde a una institución que siempre ha tenido tanta importancia en el Vaticano.

Publicado por Catholics News Agency

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
2 comentarios en “¿Hay grandes cambios en la versión autorizada de la nueva Constitución del Vaticano?
  1. Es nula, inválida, ineficaz y no obedecible Traditionis custodes, pues es una norma jurídica que contradice la Sagrada Tradición litúrgica, sino que no se ha redactado conforme a la sinodalidad, es decir, con audiencia al publico, periodo de información y transparencia, informes consultivos y deliberaciones de expertos, ni existencia de Tribunal Supremo y Constitucional independiente del Papa.

    El sistema legislativo vaticano ha colapsado por culpa de su manera de hacer absolutista, y encima, con ignorancia e inepcia y despotismo arbitrario, no neutral ni objetivo, sin instancias de revisión y sin respetar a los derechos humanos de los fieles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles