Monseñor Argüello estorba en la Conferencia Episcopal

Argüello conquista de América
|

La comunidad de Lanceros no podía dejar de comentar la exclusiva mundial que hizo temblar esta semana los cimientos del Vaticano, y que estuvo a punto de que se suspendiera el viaje a Malta por el impacto que le produjo al Papa Francisco: “Monseñor Luis Argüello abandonará la secretaría general y la portavocía de la Conferencia Episcopal Española”. 

La noticia no era esa. Decía más bien que hay algunos que están deseando que Luis Argüello salga de la secretaría general de la Conferencia Episcopal y de la portavocía.  Por eso, a calentar motores, no vaya a ser que Argüello venga a Madrid y nos quite el chollo. 

Los datos de la súper-exclusiva eran tan evidentes como la vida misma. Monseñor Luis Argüello está en todas las quinielas para dar un salto a una archidiócesis. Hasta que fue elegido secretario general de la Conferencia Episcopal, todo el mundo pronosticaba que sería el futuro arzobispo de Valladolid. Es el reconocido paladín del cardenal Blázquez.  

Resulta que en la Conferencia Episcopal, Argüello lo ha hecho tan bien, con tanta precisión, con tanta eficacia, con tanta soltura y claridad ante los medios, que alguno ha empezado a ponerse nervioso. Los obispos con Argüello están felices y seguros. Sobre todo porque es un obispo que no parece que se coma los sapos con patatas. 

Llegó la campaña de la pederastia y la persecución pública de la Iglesia. Y ahí Argüello ha sido una pieza fundamental para que ni el cardenal Omella se dedicara a hacer de las suyas, ni para que Osoro, todo el santo día deshojando la margarita, no se pasara de complaciente con los enemigos de la Iglesia. 

Faltan pocos días para que el cardenal Ricardo Blázquez, que sí, que sigue vivo, no lo duden, cumpla 80 años. Lo que convenía por tanto es lanzar una campaña contra Argüello para que el Papa y sus consejeros no duden de que es la mejor opción para Valladolid. Ergo tendría que dejar la secretaría general de la Conferencia Episcopal.  

Un miembro de la comunidad de Lanceros apunta que, en la operación del tres por uno, en el movimiento para que cambien los cardenales de Valladolid, Madrid y Valencia, el que más interés tiene en sacar de Madrid a Argüello es Osoro, de quien todos conocen su habilidad para las maniobras en Roma. 

Con Argüello fuera de juego, y con un nuevo secretario general novato, apunta otro miembro de la comunidad de Lanceros, el cardenal Omella no tiene freno alguno para sus ocurrencias. Se puede reunir con todas las víctimas de la pederastia, reales y supuestas, una a una, en su despacho de la Conferencia Episcopal sin ninguna traba. Puede invitar así a Cuatrecasas a que les hable a los obispos en la próxima Asamblea Plenaria.  

El obispo Argüello estorba en la Conferencia Episcopal. Y le estorba a algunos medios más que a otros. No lo duden.  

Noticia de última hora aportada por otro miembro de la comunidad: el cardenal Cañizares ha regresado de ver al Papa, la pasada semana, compungido. ¿Por qué? ¿Por la situación de la Iglesia en el mundo? ¿Por Roma? 

Diego Lanzas

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
8 comentarios en “Monseñor Argüello estorba en la Conferencia Episcopal
  1. El Papa, en este discurso a favor de la invasión musulmana por medio de la inmigración, comete un abuso de poder, al no predicar doctrina católica, sino sus ideas políticas.
    Y al haberse dejado colonizar por la ideología del NOM anticatólico, Francisco está promoviendo el naufragio de la civilización cristiana.

    1. Perdón, el comentario anterior era para la noticia: «Francisco arremete en Malta contra “la narrativa de la invasión” sobre la inmigración.»

  2. Sobre la noticia de la dimisión de monseñor Argüello, opino que lo ha hecho bastante bien, aunque con algún error (a fin de cuentas todos erramos).
    Y puestos ha pensar en un sustituto, propondría al que me parece el número 1 de la comunicación en España (gracias a Radio María): Monseñor José Ignacio Munilla, aunque es tan bueno que no creo que lo voten para ese cargo.

  3. Argüello empezó pasteleando, pero ha mejorado muchísimo. En general esta acertado en lo que dice y es un hombre valiente.

    Los O&O no lo pueden ni ver, porque, sin ser su objetivo, los deja en evidencia.

  4. Desde que levantó el puño en el mitin de Carrillo se quedó así fijado para la historia. Platajuntas demoniacas y demás contubernios para liberar a España de la oprobiosa. Ya de paso se cargaron Tarancón y el la fe del pueblo, pero que más da, lo importante es la democracia, la libertad de cultos y el destronamiento de Cristo Rey para sustituirlo por la sacrosanta soberanía del pueblo. Es lo que hay, de este pozo vacío no puede salir agua bendita, pobres los vallisoletanos.Y seguimos en caída libre. Anda que no.

  5. Creo que monseñor Argüello ha mostrado ser, a raíz de la investigación sobre abusos a menores y jóvenes en la jerarquía eclesiástica, un personaje funesto y sumamente negativo. Quedó caracterizado cuando, sin contar con ningún tipo de investigación en ese asunto, se atrevió a adelantar sin más que se trata de «pequeños casos». Es toda una confesión de principios: el tema hay que taparlo una vez más, carece de importancia, en España es un problema insignificante, etc. Y en boca de monseñor Argüello hablaban la mayoría de los obispos españoles. Si se le diera al tema la importancia que merece, monseñor Argüello ya hubiera sido destituido de su cargo y mucho más de cualquier aspiración a un ascenso en la jerarquía eclesiástica. Pero como estos asuntos se manejan más como intereses políticos que evangélicos, este monseñor seguirá ascendiendo en la escala jerárquica hasta sabe Dios dónde, si Dios mismo no lo remedia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles