El arzobispo Viganò y el coronel Grace-Groundling-Marchpole

Viganò Misa
|

(First Things)-Uno de los personajes menores de la trilogía de la Segunda Guerra Mundial de Evelyn Waugh, Espada de honor, es el comandante de una unidad de inteligencia militar supersecreta, el coronel Grace-Groundling-Marchpole: un teórico de la conspiración que constantemente conectaba puntos que ninguna persona racional imaginaría conectar o incluso creería que son conectables.

El coronel también estaba poseído por un complejo de mesías: “En algún lugar de los últimos recovecos de su mente, había un Plan. Si le daban tiempo, si le proporcionaban suficiente material confidencial, lograría tejer todo el mundo beligerante en una sola red de conspiración en la que no habría antagonistas, sino solo millones de hombres trabajando, desconocidos unos de otros, para el mismo fin. Y no habría más guerra”. De hecho, para Grace-Groundling-Marchpole los aliados y los nazis estaban en el mismo bando; y tan pronto como eso se revelara, todo estaría bien en el mundo. 

Una de las tragedias de este momento para el mundo católico es que su Grace-Groundling-Marchpole es el arzobispo Carlo Maria Viganò, antiguo nuncio apostólico en Estados Unidos.

Desde hace años, el arzobispo ha estado emitiendo “declaraciones” cada vez más conspirativas en su análisis de asuntos eclesiásticos, políticos, epidemiológicos y “vacunales”. La encíclica del arzobispo Viganò del 6 de marzo, una “Declaración sobre la crisis ruso-ucraniana”, de 10.000 palabras, llevó esta conspiración-manía al territorio de Grace-Groundling-Marchpole. Estas son algunas de sus afirmaciones manifiestamente falsas:

– Prácticamente todo lo que usted cree saber sobre la guerra en Ucrania son “burdas falsificaciones de los principales medios de comunicación”, y cualquiera que no acepte las afirmaciones del arzobispo es víctima del “lavado de cerebro llevado a cabo por los grandes medios de comunicación”.

– El presidente Biden y la Unión Europea están ejecutando un “plan criminal” para “hacer imposible cualquier intento de resolución pacífica de la crisis ucraniana, provocando a la Federación Rusa para que desencadene un conflicto”. Lo que usted cree haber visto de civiles muertos e infraestructuras civiles (incluido un hospital de maternidad), destruidos deliberadamente por misiles, bombas y fuego de artillería rusos, es realmente culpa de Occidente.

– Cualquiera que se preocupe por la verdad debería lamentar el apagón de Occidente de Russia Today y Sputnik.

– La “Revolución de la Dignidad” del Maidan de Ucrania en 2013-14 fue “una operación auspiciada por George Soros”.

– Hay “grupos paramilitares neonazis” en Ucrania.

– El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky “lleva ocho años persiguiendo impunemente a los ucranianos de habla rusa”. 

– Por lo tanto, “el pueblo ucraniano, independientemente del grupo étnico al que pertenezca, no es más que el último rehén involuntario del régimen totalitario supranacional que puso de rodillas a las economías nacionales de todo el mundo mediante el engaño del COVID, después de teorizar públicamente sobre la necesidad de diezmar a la población mundial y transformar a los supervivientes en enfermos crónicos que han comprometido irremediablemente su sistema inmunológico”.

– Sin embargo, hay esperanza: la “Tercera Roma” -el patriarcado ortodoxo ruso de Moscú- puede aún conducir a la humanidad hacia un futuro mejor.

A quienquiera que escriba estos absurdos parece no importarle que él, ella o ellos estén reproduciendo la desinformación y la propaganda del Kremlin punto por punto. El hecho de que los medios de comunicación occidentales, típicamente inclinados hacia la izquierda, se hayan convertido de repente en visceralmente antirrusos y belicosos es risible. Que George Soros, de quien no soy admirador, haya patrocinado la Revolución de la Dignidad sería un shock para mis antiguos alumnos, que arriesgaron sus vidas en un clima invernal bajo cero para vivir en el Maidan la Doctrina social católica que habíamos discutido. Russia Today y Sputnik son órganos de desinformación del Kremlin, y punto. ¿Cómo es que gran parte del ejército ucraniano que ha luchado valientemente contra los invasores rusos está compuesto por rusoparlantes? ¿Cómo es que el presidente Zelensky ha perseguido a los rusoparlantes durante ocho años cuando lleva menos de tres en el cargo? ¿Acaso el arzobispo y sus allegados no han leído el discurso del presidente Putin del 20 de febrero, en el que subrayaba que lo que le “provocaba” era el hecho de una Ucrania independiente y soberana? Y el perro faldero de Putin, el patriarca Kirill de la Iglesia ortodoxa rusa, no tiene más posibilidades de liderar un renacimiento de la civilización que un echador de tarot local. 

Hace tiempo que dudo que el arzobispo Viganò escriba realmente estas “declaraciones” emitidas en su nombre, que, trágicamente, se han vuelto más desquiciadas con el tiempo. Y digo “trágicamente” porque una vez conté con el arzobispo como amigo y sigo agradecido por su servicio al Vaticano (donde fue un hombre honesto en un entorno a menudo deshonesto) y a la Iglesia en los Estados Unidos (a la que sirvió bien como nuncio). Sin embargo, con esta última declaración sobre la guerra de Ucrania ha cruzado una línea roja. Al permitir que se emitan mentiras, calumnias y propaganda del Kremlin en su nombre, el arzobispo Carlo Maria Viganò ha escrito el obituario de lo que quedaba de su otrora considerable autoridad religiosa y moral. 

Y eso es lo más trágico.

Publicado por George Weigel en First Things

Traducido por Verbum Caro para InfoVaticana

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
56 comentarios en “El arzobispo Viganò y el coronel Grace-Groundling-Marchpole
      1. Y lo dice usted, que se dedica a cambiar los nicks de los comentaristas que le replican (creyéndose muy gracioso y ocurrente), como hacen los niños pequeños en el patio del colegio («socerdete», «carcolicvs», etc.). Debe de creer que ése sí es el «culmen de la argumentación»; y más, viniendo de un Séneca redivivo como usted.

        1. O usted llamándome a mi por otro nombre que no se a que viene o qie tiene que ver conmigo.

          Crítica una vez más lo que usted mismo hace a los demás.

          1. Probe Migue, deje de hacer el ridículo: no hace ni dos días se quejaba de que le habíamos «amenazado» con tomar acciones legales contra usted (por calumniar, atribuyendo un delito muy grave a Sacerdote mariano y a mí), cuando eso pasó el año pasado y los mensajes están borrados por la dirección de esta página. Usted es un mentiroso compulsivo y un bobo que se cree que engaña a alguien. Hasta se atrevió a argumentar, contra toda evidencia (escribe las mismas idioteces, razona igual de mal, emplea las mismas frases calcadas y con las mismas faltas ortográficas), que usted no era el Probe Migue porque acababa de conocer esta página cuando empezó a escribir este año y que por eso no podía ser el mismo… ¿En serio? ¿Y cómo sabía de las circunstancias de la desaparición del Probe Miguel, del que aseguró no saber quién era, ni haberle leído, si dichas circunstancias sólo estaban en los comentarios ya borrados cuando usted apareció? ¡Hay que ser cateto!

          2. Lástima que su cambio de nick no venga aparejado con un cambio de estilo y continúe con su absurda e ilógica forma de razonar y con su deslavazado, garrafal e inconfundible modo de aporrear el teclado (a lo que usted hace no se le puede llamar escribir), además de seguir castigándonos con los mismos mantras de siempre y ese victimismo impostado que no se cree ni usted mismo.

            Si no quiere que le llame ‘Probe Migue’, le llamaré ‘Probe Vigia’ (con el énfasis sobre la primera «i», porque hasta en el nick pone faltas de ortografía: ‘Vigia’ (que no significa nada) en vez de ‘Vigía’ (que es lo que usted pretende ser: un vigía siempre atento, preparado para saltar si alguien dice algo demasiado católico o que no sea de ultraizquierda, para poner la guinda con su elocuente sapiencia y su fluido español.

          3. Y con esa retahíla de burlas y descalificaciones además de cambiar mi nombre me da usted la razón.

          4. «…me da usted la razón»

            Sí, claro: en su universo paralelo, será (donde Alemania hace frontera con Rusia o China forma parte de la OTAN, como soltó recientemente). ¡Menuda pillada!

            ¡Ay, Probe Miguel, qué malo es el aburrimiento! Al suyo me refiero. Y si estudia algo en vez de dar la paliza en esta página, ¿qué tal? Así se culturiza y no dice disparates. Hay clases gratuitas para jubilados, ya que no le gusta la petanca que le he recomendado otras veces.

      1. Con razón lleva usted ese nick: es la pura «simpleza» hecha comentarista. En la doctrina católica de la «guerra justa» no aparece su particular criterio de que «quien da el primer paso en un conflicto bélico es el malo». De hecho, es incierto. Y no lo digo por este caso, sino en general.

    1. «Ucrania es el centro del estado profundo.Es la cabeza de la serpiente y Vladimir le está quitando la cabeza»
      «Ucrania ha sido el centro de los globalistas durante décadas y décadas…la C1a ha estado trabajando en Ucrania durante 70 años»
      No hagais caso de toda la cháchara sobre la guerra nuclear y los intentos de Rusia de apoderarse del globo. Todo lo contrario, investiga por ti mismo informándote en medios serios, alejados de la televisión. »

      No lo digo yo,, tan sólo lo creo

  1. Esto parece como ésa imagen del demonio hablando en una oreja y el ángel hablando en la otra.
    ¿A quién creer?
    Va a resultar que Soros es una blanca paloma calumniada.
    Dicen en un video:
    Si Rusia se lo hubiera propuesto, habría acabado con todo Ucrania con enorme rapidez, si no lo han hecho así es porque cuidan de que no haya ‘demasiados’ civiles muertos, -siempre habrá-
    Y si dicen que Rusia sigue siendo comunista, 😁,, no dirán que los de la agenda no lo son.
    Ya casi canonizan
    a San Soros. San Rochild, 😄,,
    Ellos dicen que no tendremos nada, pero seremos bien felices.
    Éso también es comunismo,, que de felicidad nada,, seremos controlados por completo.
    ¿Y le llaman comunista a Rusia?
    Y la imposición de una inyección ,
    ¿Quién la ordena?
    Los rusos o los santos.

    1. Pues to la verdad, eso de que se jusrifique que solo se pueda oír una voz y que hay que censurar la voz de los otros porque la gente es tonta y se deja engañar no me convence, to prefiero que el juez antes de decidir escuche a los dos partes, lo otro me parece sospechoso

    2. «Comparto cada una de las palabras de este post»

      ¿Cada una? ¿También las mentiras y las calumnias? Claro, usted en su línea habitual.

      ¿Qué comentaristas apoyan este libelo difamatorio de Weigel?

      Pues los trolls habituales: Pedro Antonio, nb-91, Ricardo… y, cómo no, en fraternal alianza con ellos, ACS.

      No hay más preguntas, Señoría.

    1. ¿»Belcebunegui»? Transcribo sus propias palabras (las de usted) de más arriba:

      «Todo el mundo sabe que llamar «neocon» al oponente es el culmen de la argumentación»

      Llamar «Belcebunegui» (o cualquiera de los estúpidos e infantiles cambios de nicks que hace usted con los comentaristas que no le gustan), ¿sí es el colmo de la argumentación? Es usted un troll tan tonto que es capaz de contradecir sus propios argumentos y quedarse tan feliz pensando lo «elocuente» que es, cuando lo que realmente es, es totalmente cómico.

  2. Pues pese a quien pese, el Obispo Carlo Mª Viganó tiene toda la razón y sus afirmaciones, además de bien fundadas, se van demostrando, mediante los hechos, día a día; solamente la obcecación, la estrechez de miras y los apriorismos pueden hacer que alguien no lo vea así. Eso sí, incluso los mas detractores y ridiculizadores de las «conspiraciones de Viganó», algún día se convencerán de que tenía razón, pero para hacer algo, será tarde.

    1. Hay una guerra de desinformación en todos los bandos. Cada día es, más difícil distinguir lo que es cierto y lo inventado, ya que todos se basan en medias verdades.

      Y en la sociedad actual lo que vende son los titulares y no la compleja realidad, donde intereses de bandos contrarios a veces confluyen.
      Hay que saber dintinguir los hechos de las interpretaciones.

    2. Efectivamente. Aún no ha sido desmentido objetivamente nada de lo planteado por Viganò. En 4 años. Al contrario, los hechos han resultado ir en la misma dirección planteada y han superado a la fundamentación inicial.

      No se ha pasado del: ¿cómo se atreve? ¿Quién es este para hablar? … y ahora «se parece a…»

      Dice muy poco bueno de esta web el vetar a Viganò per sé, y sólo publicar libelos (no fundamentados objetivamente, claro) contra él.

  3. Sí y no.

    Los medios de comunicación o de cretinización de masas como suele comentar JMdP tienen por costumbre manipular la realidad y construir un relato de los hechos que no coincide con la verdad. Así, en el conflicto bélico de Ucrania, nos han pretendido convencer de que la guerra comenzó poco menos que hace 3 semanas, cuando en realidad lleva 8 años. ¿Por qué ese silencio?

    Existen varios documentos de la ONU y OTAN donde se confirma que el gobierno de Ucrania asoló la región de Dombass, llegando incluso a sitiar varias de sus ciudades, bombardeando todo tipo de localizaciones; matando a más de 20.000 civiles. Y los medios de comunicación occidentales lo ocultaron y siguen tapándolo.

    Ucrania, de la mano de la OTAN, la UE, USA y Soros aparece como «la víctima» de este conflicto.
    Enviar armas ¿Qué conlleva? Enquistar y alargar el conflicto, la UE parece entusiasmada en alargar la guerra. La OTAN ha renacido gracias al conflicto. No les interesa detenerla.

    2 Te 2,11

    1. ¡No vea! Tan «bueno», que su autor justificaba la invasión de Irak por Bush en 1991 por considerar que al ser «preventiva» era una «guerra justa». Pero claro, «los buenos» tienen bula para invadir países, aunque sea con excusas falsas. ¿O pensaba que Weigel iba a criticar a su propio gobierno, el estadounidense? Qué ingenuo. Ya sabe: los rusos son malos malísimos, lo que Weigel ha comprobado de forma «fehaciente» al demostrar que el patriarca Kiryll lleva un reloj muy caro (ésta fue la gran aportación de Weigel al mundo en su último artículo).

      1. Oiga. me importa una higa lo que dijera este señor en otros conflictos. No lo conozco. Y lo de Irak (ambas, especialmente la segunda) estaba mal como está mal ahora lo del provida del Kremlin.

        1. No hombre, no: el provida es Biden «El Católico», como todo el mundo sabe, que no ha tenido nada que ver en el conflicto (ni su hijo tiene oscuros intereses en Ucrania). Y Weigel es súper coherente (como usted, más o menos) y expone unas pruebas irrebatibles. En su línea.

  4. Leí el artículo de Viganò y me pareció muy bien fundamentado, algo que se echa de menos en éste de Weigel. Por cierto, el spot de Zelenski es toda una declaración de intenciones. Y el intento de censura por parte de YouTube también.

    1. Es el peor cumplido que se le puede hacer a Weigel: si a usted le parece bueno, es que es pésimo, cayendo de lleno en el tribalismo anticatólico y sectario de los manipuladores medios de comunicación de «los buenos» (los que lo hacen muy bien si invaden Irak) y sus enardecidos agentes de desinformación a mayor gloria de Soros, Biden «El Católico» y el NOM que defienden.

  5. La declaración de Viganò puede leerse en Stilum Curiae de Marco Tosatti. Los enlaces que proporciona el artículo son bastante esclarecedores de una realidad que se nos oculta y desmienten de por sí bastantes de las afirmaciones que se leen a diario en la prensa occidental. No apoyo la invasión rusa, pero tampoco comulgo con lo que se nos cuenta desde los medios de comunicación occidentales. Ucrania lleva mostrando una actitud antirrusa desde hace ya varios años y con Zelenski esa actitud se estaba volviendo cada vez más agresiva, pensando que tendría el apoyo de la OTAN (como así ha sido). Polonia se ha dejado embarcar en esta aventura por los lazos históricos que la unen a Ucrania, pero es significativo que Hungría se haya mantenido al margen de esta aventura que nadie sabe a dónde conduce. Porque, cuando caiga Rusia (que caerá) ¿Quién se opondrá a los planes del NOM? Si BXVI es el katejón que se opone a la falsa religión, Rusia es hoy por hoy el obstáculo a la dictadura global.

  6. Vigano sabe de lo que habla. Aqui estan haciendo una Yugoeslavia… Y parece olvidarse el papel de los grandes fondos en esa guerra y en las revoluciones de color. Recomiendo el libro «y llego la barbarie». Ahora la historia se repite. La realidad es que hay dos bloques enfrentados, ninguno bueno, y los unicos justos son las victimas, civiles, soldados…

  7. Pocos argumentos tiene Weigel (y los que da no se corresponden con la realidad) cuando necesita recurrir constantemente a ataques «ad hominem» para justificar sus disparates: que si el patriarca Kirill lleva un reloj muy caro (como hizo en su último artículo); que si Viganò es un ‘conspiranoico’; que si la censura informativa y descarado sesgo ideológico de Occidente (sólo hay que observar lo que hace Twitter, Facebook o los medios de comunicación tradicionales) no es tal, y quien diga lo contrario es un agente de desinformación y propaganda al servicio del Kremlin «y punto» (que es el mayor argumento que ha dado). ¡Para que luego hable de conspiranoicos! Quienes no le den la razón a él son ex agentes del KGB encubiertos. Cómico.

    Y concluye con una sentencia, según cree él inapelable: «Carlo Maria Viganò ha escrito el obituario de lo que quedaba de su otrora considerable autoridad religiosa y moral». Más bien se lo podría aplicar a él mismo, no al arzobispo.

    1. Weigel debe de creer que ya se le ha olvidado a la gente cómo él defendía la Guerra de Golfo y la invasión de Irak emprendida por Bush en 1991 (la de las falsas «armas de destrucción masiva»), aduciendo que los ataques «preventivos» forman parte de la «guerra justa» (salvo que quien lo haga sea alguien al que el estadounidense Weigel tenga manía personal, claro, pues el gobierno de EE.UU. siempre es justo y tiene bula). No hay que olvidar que Weigel es estadounidense antes que católico, por lo que se ve. Y «los buenos» siempre tienen razón. «Y punto».

    2. Sin que sirve de precedente, estoy de acuerdo con usted en la mayor parte del comentario, espero que no dure esta incomoda situación

  8. He leído el articulo esperando la refutación de las palabras de Viganò, y tan solo he encontrado descalificaciones gratuitas. Algo muy propio de estos tiempos.
    Viganò aporta una larga serie de datos sobre Ucrania, Rusia y las circunstancias históricas de ambas, antiguas y recientes. Si se le quiere refutar, demuéstrese la falsedad de esos datos o de su razonamiento. Todo lo demás, sobra. Como sobran los adjetivos calificativos. La verdad, me ha decepcionado el articulo.

  9. Siento mucha estima por los piadosos católicos estadounidenses. Sin embargo, cuando se trata de Rusia no son imparciales, y su periodismo no es honesto. Es lastimoso que se les dé difusión en lengua española.

  10. Durante 23 años los presidentes Clint0n ,Bu5h y Ob4ma, invadieron 9 países muriendo 11 millones de civiles, y quien dijo nada??
    Los demonios tratan con todo su ímpetu de realizar su famosa agenda. Harán todo lo que se pueda para lograrlo.
    Tienen comprados ‘ Casi’ todos los medios de comunicación, corre el dinero como ríos.
    ¿ A quién pondrán como el malo en su película de Hollywood?
    No ve el que no quiere ver.
    Y la obstinación en ver la Verdad se paga caro.

    1. ¿Qué nadie dijo nada? Millones de personas nos opusimos y hasta nos manifestamos. El Papa (entonces JPII) también lo denunció y se opuso.

      1. No exagere. Con excepciones, la única que se manifiesta contra las ‘guerras’, pero sólo si quien las provoca no es de su cuerda, es la ultraizquierda (pese a ser una ideología con base en la violencia). Así, en las guerras emprendidas por EE.UU. las protestas venían por colores, siendo los demócratas los «buenos» (por ser lo más a la izquierda que se puede en ese país) y los republicanos los «malos». Salían a la calle o se quedaban en casa, alternativamente: si Clinton, silencio; si Bush, muy pacifistas; si Obama, otra vez silencio y a aplaudir con las orejas su «Nobel de la Paz»; si Trump, a tacharle de belicoso, pese a no haber provocado guerras durante su mandato. Sólo hay que ver quién se niega a condenar en el Congreso la invasión rusa en Ucrania: la ultraizquierda (Podemos, Ezquerra Republicana de CatalunLLa, Bildu-ETA), pero no por ser Putin contrario al NOM, aborto, ideología de género…, sino por necesitarle las dictaduras comunistas.

    1. 😉😁😆,, A nivel Yahoo!!!!
      Ahí te llegaban los correos hace 30 años.
      Acabas de enseñarte a usar el móvil y ya hablas de niveles en comunicación,, 😁😆.
      ¡ Gracias por el chiste!

  11. A los que les importa la VERDAD.
    1-) Hay grupos paramilitares nazis en Ucrania SI, y como prueba esta es una foto de un soldado publicada por la propia OTAN;
    2-) Soros y el globohomo de la CIA financiaron una «color revolution» en Ucrania SI. ¿Este señor quiere convencernos de que esto se hizo según la doctrina social católica? ¿Eran las banderas del arcoíris que estaban por todas partes meros detalles?
    3-) ¿El hecho de que los grandes medios globales, financiados por gente como Soros, estén virrealmente contra Rusia es un mero detalle? NO es.

    Lo cierto es que gente como este señor Weigel, del que en un tiempo fui admirador, acabó mostrando la verdadera cara de títere de Soros y compañía cuando tuvo la primera oportunidad. El golpe está ahí, cae quien quiera.

  12. Sacaron en Ucrania a los prisioneros de Zelenski y contaron los horrores que cometían con ellos. Uno traía en el pecho grabada con un cuchillo la palabra » separatista», ése era su delito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles