Ex seminarista declara que Zanchetta les presionaba con su amistad con el Papa

Zanchetta
|

El Tribuno, el mismo diario argentino que ‘levantó la liebre’ en su día sobre el extraño caso del obispo de Orán, Gustavo Zanchetta, y su inexplicable renuncia, recoge las declaraciones de uno de los seminaristas a los que acosó el prelado emérito, ya condenado por un tribunal.

La experiencia con Zanchetta afectó a M.C., iniciales del exseminarista entrevista, hasta el punto de alejarle de la Iglesia, un acoso que le llevó a acusar al obispo emérito de Orán que, tras el oportuno juicio, ha sido hallado culpable y condenado a cuatro años de prisión.

Según el joven, el entonces obispo presionaba a los seminaristas que seleccionaba contándoles que era un gran amigo del Papa Francisco (en lo que no mentía: Su Santidad dio al obispo caído en desgracia refugio en Casa Santa Marta y creó para él un puesto en la APSA, la gestora de los bienes inmuebles de la Santa Sede).

Según M.C., Zanchetta también se prevalía de la diferencia social con respecto a algunos seminaristas, procedentes de las capas más humildes o de familias desestructuradas. “Éramos para él prácticamente nada”. “Yo me crié sin mi papá, nunca supe quién era y él se aferraba de esa carencia de una figura paterna en mi vida”, recuerda M.C.. Me decía “yo soy tu nuevo papá, Dios me puso acá”.

No obstante las declaraciones del antiguo seminarista e incluso de la sentencia del tribunal argentino, conviene recordar que nadie está libre ni de la maledicencia y la difamación ni tampoco de un fallo judicial erróneo. En una circunstancia más grave que la que afecta a Zanchetta, una acusación de abusos sexuales obligó al cardenal australiano George Pell a pasar más de un año encarcelado, sin poder siquiera asistir o celebrar misa, para acabar, en un tercer juicio, siendo declarado inocente.

Condenan al obispo emérito Zanchetta a 4 años de cárcel por abusos

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
14 comentarios en “Ex seminarista declara que Zanchetta les presionaba con su amistad con el Papa
  1. 3 puntos de los joseicos

    1 uno nos gusta la ecologia asi que despues de la misa hacemos trabajos ecologicos en un taller
    2 damos trabajo y ofertas de trabajo usamos mucho el teletrabajo
    3 tenemos un taller de inventores para los niños los niños aman los inventos.

    la gente va a misa por que despues hay manualidades y estas tres cosas incluidos la ciencia o los inventos.

    lea los joseicos los encuentras en bing poniendo la palabra «los joseicos»

    1. los talleres de inventos podian ser como leonardo da vinci pintura y inventos.
      y los talleres ecologicos con plantas o siempremente manualidades.

  2. Y todo el teologado progre de «Religión Digital» callado como una puerta con este caso atroz, no sea que de arriba les cierren el grifo…

  3. «…conviene recordar que nadie está libre ni de la maledicencia y la difamación ni tampoco de un fallo judicial erróneo»

    También cabe recordar, y que no se olvide, la doble vara de medir empleada por el campeón de la transparencia y la inflexibilidad con los casos de abusos, Francisco, que en otros casos ha suspendido ‘ipso facto’ a sacerdotes acusados de abusos sin ni siquiera haber un juicio de por medio, siendo luego exculpados por los tribunales. En este caso el proceder ha sido el opuesto: no sólo no le ha suspendido, ni siquiera preventivamente o para no causar escándalo, sino que le ha dado refugio durante más de un año en el hotel de 5 estrellas «Santa Marta» donde él vive, eludiendo así la acción de la justicia, que tenía previsto juzgarle a principios de 2021, y con la que no ha colaborado en absoluto, incluso negándose la Santa Sede a enviarles la documentación que le reclamaba y creando un cargo ‘ad hoc’ para él.

  4. Hay personas siniestras o falladas enamoradas del poder que hacen alejar a almas puras, pero ésos no están en la Iglesia, solo de apariencia, por excomunión automática por pecados graves y con contumancia.
    Los desilusionados han de perseverar. Y no dejarse engañar por infiltrados despreciables de la iglesia profunda como la llama Mons. Viganò.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles