La iniciativa LGTBI presenta sus exigencias al jefe del episcopado alemán

Iglesia alemana LGTBI
|

Son los sacerdotes y empleados eclesiales que hace unos meses ‘salieron del armario’ en bloque en Alemania, y ahora han entregado a Georg Bätzing, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, siete demandas entre las que se incluye la bendición de parejas gays prohibida expresamente por Roma.

Aunque los obispos alemanes anunciaron recientemente su voluntad de cambiar la legislación laboral para acabar con la discriminación contra los empleados homosexuales, tal medida no parece en absoluto suficiente para los iniciadores de la iniciativa #OutInChurch.

Para Rainer Teuber, uno de los organizadores del grupo en la Alta Franconia, donde se reunirá la Conferencia Episcopal Alemana la próxima semana, este cambio propuesto por los obispos es un buen comienzo, pero nada más. «El cambio en la ley laboral para amantes del mismo sexo no es suficiente para nosotros».

Representantes de la iniciativa #OutInChurch entregaron a los obispos una petición firmada por más de 117.000 personas. Contiene siete demandas principales, incluidas las celebraciones de bendiciones para parejas homosexuales. Sigue diciendo Teuber: «Las declaraciones difamatorias y obsoletas de la enseñanza de la iglesia sobre el género y la sexualidad deben revisarse sobre la base del conocimiento científico teológico y humano».

Más de 100 empleados de la Iglesia alemana ‘salen del armario’: «Dios bendice a las personas LGBTIQ+, vivan solas o en pareja»

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
30 comentarios en “La iniciativa LGTBI presenta sus exigencias al jefe del episcopado alemán
  1. La impresión es que todo el clero y el personal de la Iglesia católica en Alemania son homosexuales. Los que no son homosexuales ofenden, como el obispo de Colonia. El lobby queriendo secuestrar la fe católica para su afirmación. Nadie que sea heterosexual quiere tener un hijo gay, aunque afirme ser la persona más liberal del mundo.

      1. La diferencia entre ambas cosas (que no se presta a comparación alguna), es que los actos homosexuales son pecado, mientras que ser pobre no (además de que realizar dichos actos es algo voluntario, mientras que ser pobre suele deberse a causas ajenas al sujeto que lo sufre, sin que lo haya elegido). Salvo su obvio deseo de poner la guinda, su analogía es penosa.

        1. Ser pobre también podría ser pecado en cualquier otra religión que uno invente, es algo puramente subjetivo.
          Y si lee bien el comentario, “nadie que sea heterosexual quiere tener un hijo gay”, queda claro que no está hablando de “actos” homosexuales, está hablando simplemente de tener esa orientación sexual, lo cual no es voluntario, al igual que usted no eligió un día que sería heterosexual.
          Pero no se desanime, hay libros y ejercicios que ayudan a mejorar la comprensión lectora.

          1. «Ser pobre también podría ser pecado en cualquier otra religión que uno invente, es algo puramente subjetivo»

            Ah, claro. Ahora se entiende todo. Pero es que se da la circunstancia de que está comentando en una página web católica. Ya sé que para usted, en su simpleza, le resultará sorprendente que los católicos profesen la fe católica, aunque sea de perogrullo.

            «queda claro que no está hablando de “actos” homosexuales, está hablando simplemente de tener esa orientación sexual, lo cual no es voluntario»

            ¿Conoce a muchos heterosexuales que se «sacrifiquen» y realicen actos homosexuales a pesar de sentir el lógico rechazo que tal cosa les produce (y que no se elige). ¿A que no? Pues por eso un católico no desea un hijo homosexual, porque es bastante probable que una cosa lleva a la otra: si es homosexual, salvo gracia divina y fuerza de voluntad, probablemente caiga y peque, lo cual no desea un padre católico, que quiere que su hijo se salve.

          2. Y sobre «comprensiones lectoras», espero que mi respuesta le evite a usted tener que usar esos «libros y ejercicios» que recomienda y que usted tanto necesita: así no se inventa cosas que no hay escritas, y deduce las que sí están implícitas en lo escrito (que parece no haber comprendido leyendo, pese a poseer esa «comprensión lectora» de la que hace gala).

          3. ¿Tu eres gay? Voy a dibujar, los gays quieren afirmarse y cambiar la iglesia y algunos que se dicen no gays los apoyan. Es mentira, nadie quiere tener un hijo gay, ni siquiera los gays. Es pura hipocresía. Si no eres gay, dudo que te gustaría tener un hijo gay.

          4. Le repito que eso es algo subjetivo, la gran mayoría de católicos no ven mayor problema en que alguien sea homosexual, en el siglo trece no, ciertamente, pero en el siglo veintiuno la mayoría opina así, ambos profesan la fe católica, y puesto que unos opinan que los del siglo trece eran mejores católicos y otros opinan que los del siglo veintiuno son mejores católicos se concluye lo que dije, que es algo puramente subjetivo.

            Respecto de lo otro, un hijo heterosexual tambien tiene bastantes posibilidades de caer en el pecado sexual, no veo la diferencia, hay heterosexuales golfos y homosexuales castos, ¿que tiene que ver la orientación sexual para pecar?

          5. No se trata de si te gusta tener un hijo gay, o tonto, o gordo, o alto, o superdotado, se trata de que lo que Dios te da es lo que tienes y si te toca te toca

          6. «Le repito que eso es algo subjetivo»

            Repita lo que quiera (es su tiempo), que la verdad no cambia y la respuesta es la misma.

            «la gran mayoría de católicos no ven mayor problema en que alguien sea homosexual»

            Primero: ¿usted cómo lo sabe? ¿Les ha preguntado a todos, uno por uno? ¿Lleva la cuenta de las respuestas con un ábaco? Ande, no diga chorradas. Ni sea demagogo, que todos entendemos perfectamente la diferencia entre ser homosexual y realizar actos homosexuales (la secta sinodal gay alemana no reivindica poder «ser» homosexuales, algo que no ha condenado nadie).

            «en el siglo trece no, ciertamente, pero en el siglo veintiuno la mayoría opina así»

            «Coma caca: millones de moscas no pueden estar equivocadas». ¡Menudo argumento! ¿Y a quién le importa si en el siglo XXI o en el XXXIV una mayoría se equivoca? La verdad no depende del número de personas que adhieran a ella.

          7. Además, le pregunto nuevamente: ¿se ha desplazado usted al siglo XIII en una máquina del tiempo y ha preguntado a todos los de aquel tiempo? Dice unos disparates que, como sea usted la avanzadilla del lobby gay en esta página, es para que se lo hagan mirar y manden a otro ‘agente’ algo más espabilado. Si fuera usted vendedor de enciclopedias, se moriría de hambre, porque así no va a convencer a nadie.

            «un hijo heterosexual tambien tiene bastantes posibilidades de caer en el pecado sexual, no veo la diferencia»

            Un hijo heterosexual puede contraer matrimonio y formar una familia con su esposa (si es un hombre) o con su esposo (si hablamos de una mujer), canalizando su sexualidad de forma ordenada según la voluntad divina, que es quien ha creado al hombre y, por tanto, también la sexualidad, que tiene como fin principal la procreación (sólo hay que ver la fisiología de los órganos sexuales…

          8. …para ver la complementariedad de los órganos sexuales masculino y femenino).

            «hay heterosexuales golfos y homosexuales castos»

            Eso ya se lo había dicho yo: con la gracia de Dios y fuerza de voluntad, un homosexual puede ser casto. pero, nuevamente, le recuerdo que la secta sinodal alemana no está reivindicando la castidad homosexual (castidad a la que estamos llamados todos, no sólo los homosexuales, dicho sea de paso).

            «¿que tiene que ver la orientación sexual para pecar?»

            Pecar, todo el mundo puede pecar (es algo voluntario, nadie obliga a pecar), pero un heterosexual puede tener relaciones sexuales con su legítimo(a) esposo(a) sin cometer pecado, pero un homosexual no puede tener relaciones sexuales sin pecar, salvo que se case con una persona del sexo opuesto y sólo las mantenga con dicha persona. ¿Ve como tratamos exactamente igual a heterosexuales y a homosexuales?

          9. Ambos pueden contraer matrimonio con una persona del sexo opuesto, que es lo que es un matrimonio, aunque los políticos iluminados pretendan que la verdad se pueda cambiar por decreto (será legal, pero no será verdad).

            «No se trata de si te gusta tener un hijo gay, o tonto, o gordo, o alto, o superdotado, se trata de que lo que Dios te da es lo que tienes y si te toca te toca»

            Si lo que quiere decir es que si te toca ser gay te resignas y renuncias a mantener relaciones sexuales con personas del mismo sexo, correcto. Si lo que pretende decir es que «hay que aceptar que se pongan en práctica los impulsos o instintos de cada uno, pues no se han elegido», por esa regla de tres tampoco hay que reprimir los instintos asesinos de un psicópata, pues él no ha decidido ser psicópata; y podemos hablar de un ladrón, de un violador, de una persona que se autolesiona, etc. Vamos, un auténtico disparate.

          10. ¿Y usted como sabe lo que decía Jesús?, ¿viajó al siglo I para preguntárselo?, y sí, la verdad es única y hay más religiones que números de lotería y se contradicen. Y como usted bien dice el número de fieles no es argumento de veracidad, luego la posibilidad de que la suya sea la auténtica es mas pequeña que le toque la lotería mañana.

          11. «¿Y usted como sabe lo que decía Jesús?, ¿viajó al siglo I para preguntárselo?»

            No hace falta, porque tenemos testimonios escritos (además de la Tradición, transmitida de forma ininterrumpida). Para relatar unos hechos de los que se es testigo basta una sola persona (y no hay solo una, sino muchas); pero para afirmar, como hace usted, que todos o la mayoría de los católicos creen o dejan de creer tal cosa, necesitaría preguntarles a todos, cosa que obviamente no ha hecho. Si no nota la diferencia, es que es más torpe de lo que aparenta.

            Y ya le he dicho que sea menos descarado desviando el tema, que no vamos a tocar todos los palos que usted quiera, ni cabe que le expliquemos la fe católica en todos sus aspectos (históricos, teológicos, etc.) en los comentarios. Tiene muchos libros y tratados donde informarse.

            Por cierto, los testimonios escritos que dan fe de la historicidad de Cristo (que ya no hay historiador serio que ponga en duda)…

          12. …datan de esa misma época, a diferencia de lo que ocurre con Julio César, por ejemplo, cuyos escritos más antiguos que han llegado hasta nosotros datan del siglo X d. C., y que usted no pone en duda. Salvo al «(des)propósito» general de los jesuitas, a nadie se le ocurre dudar de la historicidad de los Evangelios (y eso sin contar los testimonios no cristianos, que también los hay), soltando la idiotez de que en aquella época «no había grabadoras». Claro: ni en ninguna otra época hasta el siglo XX, y nadie pone en duda la existencia de Alejandro Magno, la caída de Constantinopla, el descubrimiento de América o la Revolución Francesa.

            «la verdad es única y hay más religiones que números de lotería y se contradicen»

            Porque la única religión verdadera es la católica. Las demás son falsas. Da igual lo que usted, erróneamente, crea: la verdad sigue sin cambiar. Y el tema va sobre supuestos ‘católicos’, no de budistas o animistas africanos.

  2. Los sacerdotes y obispos que forman parte de este contubernio, ¿están «en comunión»? Lo digo por la reciente destitución de S. E. Mons. Daniel Fernández Torres como obispo de Arecibo (Puerto Rico), por la imperdonable falta contra la «comunión» de negarse a firmar, en conciencia, una declaración obligando a los fieles a ponerse el suero presuntamente anti-covid procedente de líneas celulares de abortos provocados (que ya se sabe que ni impide contagiarse, ni contagiar), siguiendo el documento emitido por la Congregación para la Doctrina de la Fe, que decía que debía ser algo voluntario. La contradicción, el cinismo y la doble vara de medir empleada en este pontificado es de antología, y seguramente pase a la historia como el que no hizo nada para evitar el cuarto cisma declarado, tras el de Oriente, el de Occidente, y el del lujurioso heresiarca «testigo del evangelio» (casualmente, o no tanto, también alemán).

  3. Decía el apóstol Pablo: «los exhorto a que se dejen conducir por el Espíritu de Dios, y así no serán arrastrados por los deseos de la carne. Porque la carne desea contra el espíritu y el espíritu contra la carne» (Gál 5, 16-17). Sin embargo, estos animales sin Espíritu, incapaces de comprender las cosas de Dios, ni siquiera temen rebelarse contra su Palabra, «sobre la base del conocimiento científico teológico y humano», cuando adulteran y sacrifican por la fuerza el conocimiento científico, teológico y humano para poder blanquear su pecado. Sólo piensan en darle gusto a la carne y disgustos a Dios.

  4. Yo sé que las personas homosexuales sufren mucho. No
    creo que su vida sea de verdad, de colores.
    Pero es como en todo, unos pocos hacen mucho ruido y quieren hacer su voluntad, no la de Dios.
    ¿Y de verdad ellos presentaron sus exigencias?
    Yo creo que el jefe les echó una manita. Él debió redactarla e idearla, que para éso nació, para servir a su amo.

      1. Su analogía está completamente alejada de la realidad. Los homosexuales activos son esclavos de sus bajas pasiones, sin necesidad de que les esclavice nadie. Pero como sarna con gusto no pica, que sigan fingiendo una «felicidad» que en realidad no tienen ni van a lograr por ese camino (ni en esta vida, pues nadie es joven para siempre -ya me entiende-, ni en la otra). Desgraciadamente para ellos, eso no se lo pueden proporcionar las leyes; y fingir serlo, o creer que lo son durante un brevísimo período de su vida, tampoco hace feliz, ni llena el corazón humano, cuya ansia de felicidad, grabada por Dios en su corazón, aspira a que ésta sea eterna, no un fugaz sucedáneo.

        1. Dicho lo cual, a ver si deja de desviar el tema de forma tan descarada, porque éste no es lo buena o mala que a usted le parezca que es la homosexualidad. Para ello tiene montones de páginas, foros, blogs, etc. Aquí se habla de algo bien concreto: las reivindicaciones absurdas de los sinodales gay alemanes, que no han entendido que la fe católica son lentejas: si quieres las comes y si no las dejas. Los actos homosexuales van a ser pecado siempre y la Iglesia no va a bendecir el pecado, pues piden que se bendiga a «parejas gay» (que no serían tales si fueran castos, sino simples amigos). No reivindican que se bendiga a individuos gay, pues a los individuos siempre se les ha bendecido. Y pretenden, en su maliciosa y fingida ignorancia, que se cambie el catecismo en lo referente a la moral sexual católica, como si el catecismo fuera lo que obliga a creer algo y no a la inversa: el catecismo es reflejo de la fe.

          1. ¿Pero usted todavía no se da cuenta de que tiene la partida perdida?, el catecismo se va a cambiar y al final todos los que pretendéis detenerlo tendréis que iros y fundar vuestra secta. Es como pretende plantarse en la plaza del pueblo cuando llega un huracán pensando que si pone los pies firmes en el suelo el viento no se lo va a llevar, la historia sigue su curso, ni usted ni nadie la puede detener. El politeísmo murió y su vieja obsoleta religión no es que vaya a morir, es que lleva décadas muerta, todo lo que os queda es inercia de tiempos pasados

          2. «¿Pero usted todavía no se da cuenta de que tiene la partida perdida?»

            Quien parece no haberse dado cuenta de que aunque gane batallas, la guerra la tiene perdida, es usted.

            «el catecismo se va a cambiar»

            Como es un ignorante y además no lee lo que le explican, sigue diciendo la misma idiotez (que no va a convertirse en algo verdadero por más que lo repita): además de que no se va a cambiar el catecismo para convertir en algo bueno lo que es pecado (ni un Papa tiene tal potestad), ya le he dicho que el catecismo no es lo que define la fe católica, que no puede cambiar, como no puede cambiar la ley de la gravedad por decreto, sino justo al revés: el catecismo sólo refleja por escrito lo que cree la Iglesia, fe que ha sido revelada por Dios y que Ella sólo conserva y difunde (no es opinable). Por último, no pensará que voy a perder tiempo con sus chorradas de troll anticatólico de cuarta regional, refutadas desde hace eones, ¿verdad?

        2. CATHOLICVS,, ¿ Éso me lo estás diciendo a mí o a José?
          Porque yo nunca hablé de homosexuales activos o pasivos, sólo de personas que sufren por su condición.
          El mismo Jorge Loring, que fue un santo, les dice : ustedes pueden llegar a ser santos, si hacen la voluntad de Dios y viven una vida casta.
          Éso es todo.

          1. Era respuesta a Jose, naturalmente. Y cuando hablaba de homosexuales activos no me refería a roles sexuales, sino a estar «en activo» en el sentido de realizar actos homosexuales, no simplemente serlo.

  5. Bueno,, pero hombre,, ¿ Qué les cuesta poner el nombre de la persona con la que dialogan, CATHOLICVS,, así no hay malos entendidos. No que ya casi, casi, me enojo,, 😁

  6. Spes: el problema es que usted no se ha fijado bien. Mi comentario está debajo del de Jose, como respuesta al mismo (igual que también lo está el de usted). En la parte inferior de cada comentario hay un botón de responder, y si yo hubiera dado a responder al de usted, no estaría debajo del de Jose, sino debajo del suyo.

  7. A José le cito una frase del P.Jorge Loring,ya que se lo ha citado,para que lo aplique a su ilusión paranoide de que le » cambien» el Catecismo:
    «AUNQUE LOS GOBIERNOS HAGAN LEYES PARA QUE LOS BURROS VUELEN,A LOS BURROS NO LES SALEN ALAS.»
    El homosexual activo tiene que ABANDONAR el pecado de lujuria,soberbia supina es querer obligar a Dios a que les apruebe sus actos contranatura ,para que puedan pecar más a gusto.
    Por favor…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles