La diócesis de Málaga critica las «devoluciones en caliente» en Melilla y pide acogerlos

Inmigrantes Melilla
|

Esta semana más de 2.000 subsaharianos han intentado entrar en España de manera ilegal. Se estima que algo más de 500 de ellos han logrado acceder a territorio español.

Tanto Guardia Civil como Policía Nacional se han visto desbordados ante la avalancha de estos dos últimos días. Fruto de ello, cerca de una veintena de agentes han resultado heridos fruto de la avalancha. Según fuentes de la Delegación del Gobierno, la gran violencia empleada por los inmigrantes, que iban provistos con garfios, palos y tornillería en los zapatos y que se han dedicado al lanzamiento de piedras, les ha permitido rebasar a las fuerzas de seguridad marroquíes que trataban de impedir su llegada al vallado.

A pesar de la ilegalidad de los hechos y la violencia empleada por los inmigrantes ilegales contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Delegación Diocesana de Migraciones de Málaga y Melilla y Cáritas Diocesana de Málaga quieren expresar «su dolor ante tanto sufrimiento causado por los hechos que están aconteciendo en Melilla desde la mañana del miércoles 2 de marzo».

En un comunicado publicado en la página web del obispado de Málaga, sostienen que «miles de personas vienen huyendo de las guerras, la miseria y la violencia. Como cristianos, no podemos mirar hacia otro lado. Debemos esforzarnos en conocer la realidad de la que vienen huyendo: 70 guerras tenemos olvidadas, pero están ahí. La situación en muchos países es verdaderamente preocupante. Ucrania, Mali, Guinea… todos necesitan y merecen nuestra empatía, solidaridad y protección, nuestra disponibilidad de acogida no puede hacer acepción de personas».

Ante estos acontecimientos, la diócesis de Málaga denuncia «enérgicamente que la devolución en frontera de personas que intentan entrar en nuestro país, sin el debido procedimiento, es contraria a los derechos humanos, pues impide la protección internacional de refugiados y atenta contra la dignidad de toda persona. Esta violencia es una muestra más de la falta de humanidad en nuestras políticas migratorias».

«Nosotros estamos llamados a inclinarnos sobre el extraño para socorrerlo, poniendo todos los medios a nuestro alcance. El buen samaritano no solo protegió al desvalido y curó sus heridas, sino que procuró su cuidado estableciendo «redes de colaboración” con el posadero. Debemos unir fuerzas para trabajar por la paz, que es inseparable de la justicia y la caridad, y que conlleva promover para todos una sociedad del cuidado y una fraternidad universal», sostiene la diócesis malagueña.

La Iglesia de Melilla, añaden, «tiene su Red de servicios y programas de acogida y acompañamiento a estas personas, siempre alerta antes estos episodios, que por desgracia se repiten periódicamente. Cáritas de Melilla, junto con las Congregaciones religiosas de la Ciudad Autónoma, dentro de sus posibilidades, son una respuesta solidaria ante estos desgraciados eventos migratorios que generan tanta injusticia y sufrimiento».

«La situación actual tensa la necesaria colaboración de las autoridades españolas con sus homólogos marroquíes. Tensiones que en estos momentos no resultan favorables dada la actual presión migratoria sobre la Ciudad Autónoma. Por parte de las FCSE, se estima que, en el lado marroquí, se concentran aún más de 4.000 inmigrantes ilegales dispuestos a llegar a territorio español. Ante la indolencia de las autoridades marroquíes, todo hace presagiar que se trata de una nueva amenaza híbrida programada por Marruecos», informa La Gaceta de la Iberosfera.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
34 comentarios en “La diócesis de Málaga critica las «devoluciones en caliente» en Melilla y pide acogerlos
  1. Lo que habría que hacer es cambiar la ley, para establecer la obligación de practicar la «devolución en caliente» de todos los inmigrantes que consiguen entrar ilegalmente en España. Ya que mientras esto no se hace, se ejerce un efecto llamada, pues el que logra cruzar la valla (cosa muy fácil de lograr), ya se queda en Europa.
    Además, hay que recordar que muchos de estos invasores agreden a las FFSE, y delinquen cuando han logrado entrar.

    1. Se calcula que hay más de 500 millones de musulmanes africanos que quieren invadir Europa, y nuestro continente no puede soportar semejante presión inmigratoria.
      Actualmente la frontera está prácticamente abierta, y eso previsiblemente destruirá Europa en unas pocas décadas, islamizando el viejo continente y provocando la persecución de los cristianos.

      1. Pontífice y obispos necesitan al islam para dar el golpe de gracia a Cristo con el que sueñan. Son tan pusilánimes y blandurrios que ni siquiera tienen fuerzas para apostatar como Dios manda.

        1. No te preocupes. El obispo de Málaga ha dicho que los va a acoger en el palacio episcopal…..
          ¿No? ¿Me he confundido tal vez?

          1. No se si él los acogería, pero lo que tengo claro es que como estos energúmenos asaltaran el palacio episcopal, saldría corriendo a pedir ayuda a la G.C. y se quejaría al Gobierno. Es fácil ofrecer pan con el esfuerzo de otros y pedir que acojan a estos salvajes, y sí, tiene razón con con lo del buen samaritano, pero creo que los españoles hemos ayudado siempre y enviado comida a los países necesitados. Pero esto no es una necesidad, es una invasión, una guerra silenciosa en la que hay unos intereses satánicos detrás, para destruir la Europa cristiana, o lo que queda de ello. Lo de la parábola del buen samaritano no es comparable con estos asaltos. Una cosa es que llamen a tu puerta pidiendo ayuda humildemente y otra es tirar la puerta y exigirte que se la des, y si pueden, quedarse con ella. Eso señor Obispo, se llama invadir y si les dejamos, expulsarnos de nuestra patria, u oprimirnos, como en el siglo VIII

  2. Que se siga apoyando a estos impresentables como pobrecitos que huyen de la guerra o del hambre y, sin quererse enterar los masones de la Comunidad Europea, Europa se va llenando de musulmanes y a corto plazo de unos cincuenta o menos años; Europa es musulmana. La religión cristiana y romana habrá desaparecido de la faz de la tierra, sin disparar un solo tiro. Vamos a ver cómo enderezan estos nuestros descendientes, pero no serán nada más que esclavos del Islam. Y es normal..
    Pero cuando se huye de Dios, se le expulsa de nuestra vida, se le aleja de nuestro lado porque entorpece nuestra forma de vida, cuando se vive fuera de la Ley de Dios; las consecuencias han de ser fatales. Dejen el papel de plañideras, porque los que e verdad viven en la pobreza más espantosa se queda en África y mueren en la soledad más espantosa, atendidos por misioneros. Paz y Bien

  3. Lo que hay que hacer desde los Gobiernos e instituciones es acabar con las causas que producen estas situaciones desde los propios países de origen. De nada sirve acoger a los inmigrantes si no se soluciona el problema de base.

    Por otra parte creo que desconocen o ignoran la realidad de nuestro país.

    Un total de 2,7 millones de jóvenes entre 16 y 34 años en España están afectados por procesos de exclusión social según un informe de Cáritas y la Fundación Foessa.

    O la situación precaria de muchas familias. Porque nunca veo que lo mencionan.

    1. Bueno… Y es más: tampoco exactamente estamos OBLiGADOS a acabar con lla pobreza en su país dd origen. Es echarnos encima una responsabilidad desproporcionada
      Que el «rico», dicho así genéricamente, debe ser generoso y humanitario, vale. Deducir de ahí que, como somos un país «rico» (??) tenemos la obligación de erradicar la pobreza en el ancho mundo (nosotros que padecemos delincuencia, terrorismo, desempleo, y mil desastres) pues mire NO.

    2. Y tampoco creo que sea responsabilidad nuestra.
      Gobernantes tienen.
      Y, por supuesto, soberanía e independencia en sus países (que los tienen).
      Y décadas llevamos los demás enviándoles millones y millones de dólares en ayuda humanitaria: dinero, alimentos, medicinas y misioneros de todo tipo. A ese pozo sin fondo.
      ¿Ahora qué ocurre?, ¿qué demonios quieren?

      (Miren Asia. Singapur, p.e. También les llegó ayuda occidental, por millones de $. Se pusieron a trabajar, levantaron sus países. Y ahora son potencias económicas. Ayudas que llegaron, además, de una Europa Occidental y una Norteamérica, que se estaban recuperando de una horrorosa Guerra Mundial. Y nos levantamos, y ayudamos a otros).

  4. Luego se rasgan las vestiduras farisaicamente cuando mueren los pobres inmigrantes en los naufragios de pateras, habiendo promocionado previamente la inmigración ilegal, que sólo provoca el enriquecimiento de las mafias que trafican con personas y favorece los deseos de los oligarcas europeos que quieren mano de obra barata o semi esclava (ya que favoreciendo la inmigración ilegal pretenden paliar el descenso poblacional debido a la baja natalidad que previamente han provocado con el aborto y la anticoncepción) y de paso descristianizar Europa. ¡Hipócritas!

  5. Ante todo, llamar a las cosas por su nombre: no son inmigrantes sino invasores y además muy violentos. En segundo, los pobrecitos que padecen necesidad, pobreza y opresión, no son los asaltantes, sino los que se quedan. Cuando se establecen conclusiones sobre presupuestos mendaces, las consecuencias son el descrédito y ante el hartazgo, el ejercicio de la legítima defensa que se puede desencadenar imprevisiblemente en cuanto salte la primera chispa en el pueblo invadido y humillado y las fuerzas del orden obligadas a mantenerse pasivas ante la agresión. Tenemos las sedes episcopales repletas de majaderos.

  6. La obligación del obispo de Málaga es promover el bien común, y por lo tanto debería abogar por un endurecimiento de la legislación anti inmigratoria, y para el establecimiento de medidas eficientes para detener la invasión musulmana de España.

  7. La obligación del obispo de Málaga es promover el bien común, y por ello debería abogar por un en du
    reci mie nto de la legislación a n t i in mi grat oria…

      1. …tales como la expulsión en caliente o en frío de los ilegales, el envío del ejército, el apoyo a medidas de fuerza para repeler la invasión, la instalación de concertinas, etc.

  8. Si tanto amor tienen a estos pobres «inmigrantes» xq no sé los llevan a sus casas, empezando por el obispado. Así se ahorraríanmuchos delitos: robos con violencia violaciones, etc

      1. ¿Por qué esa manía del clero progre de atacar a Europa?
        ¿Por qué no pide a los paises musulmanes que acoja a esa gente?

  9. Esta encíclica podrían leerla Zelensky y Putin, así como Biden y otros líderes, que están detrás de los luctuosos acontecimientos que están sucediendo.

    1. Por error este comentario ha salido donde no tocaba. Quería enviarlo a la noticia de la encíclica Pacem Dei Munus de 1917.

  10. Mano de obra barata para la Merkel!
    Bueno, a lo mejor es para el obispado de Málaga.
    O para tenerlos mendigando o con una paga.
    O para Ucrania?
    Las cosas del liberalismo mundialista.

  11. ¿Y para Arabia y sus fuentes de oro por qué no van?
    Ah no, porque está programado que sea aquí.
    ¿Y para Sión?, anda, tampoco, no cumplen los requisitos del Talmud y la Cábala.

  12. Qué problema tenéis con el islam, es una religión tan válida como cualquiera otra para salvarse según el sacrosanto concilio. Y religión de paz, Paquito dixit.. Para los conciliares Dignitatis Humanae proclama solemnemente que es un derecho humano el practicar la religión que te salga de los cataplines, y que además este desprecio palmario a Cristo te saldrá gratis, y serás bendecido por Él. En Dignitatis Humanae concluyen que todas las constituciones y tratados del mundo consideran un derecho del hombre la libertad religiosa, y por eso la defienden, la proclaman y como hace Francisco la promociona. Es un derecho en definitiva ponerte contra Dios. Tremenda bofetada a Cristo que lo ponen de segundón, se suprime la unidad católica, a Cristo Rey y me pregunto finalmente, ¿como quedan los Derechos de Cristo en el mundo tras esta felonía incalificable?. Suprimidos por el sacrosanto concilio.

  13. Es de muy poca caridad el ser cómplices de las mafias inmigracionistas. Y es doblemente grave hacerlo bajo la excusa de la caridad, manipulando su significado.

    Señores de la diócesis malacitana, la caridad se practica en la casa de uno y con el presupuesto de uno: pedirla con el dinero de todos y en la casa de todos los españoles es tener mucha cara, y escasa decencia.

  14. Estos canallas ni mencionan los miles de cristianos asesinados en Nigeria, los ventimuchos encarcelados en Pakistán por delito de «blasfemia», La condena a muerte en Marruecos a cualquier musulmán que libremente quiera convertirse al cristianismo y suma y sigue. Y la Guardia civil pasándolas canutas en la frontera mientras estos m…das se salen con esta proclama francisquista. ¡Que nadie ponga más la X en la dec. de la renta, que ayude a una obra benéfica o misional fiable y nada más!

  15. ¿Pero estos cretinos no se dan cuenta de que aprovechando que la atención está puesta en Ucrania, Marruecos está procediendo a invadir esas dos ciudades españolas? ¿Cuando dejarán de confundir el buenismo estúpido con la caridad?

  16. Esta noticia, que no es nueva, pues llevamos como 20 años, diariamente, recogiendo pateras enviadas por las mafias magrebíes y recogiendo los que asaltan, y con violencia, nuestras fronteras en Ceuta y Melilla, esta noticia, como digo, y el aplauso de Bergoglio a estas «iniciativas», amén de las otras estupideces «podemitas» de Bergoglio (ecologismo irracional, pro inmigración ilegal, condena de la economía de libre mercado, miserables interpretaciones de la Historia y el Descubrimiento de América…), es por lo que ya hace años que no pongo la cruz para la Iglesia en el IRPF ni doy ni un céntimo en mi parroquia, salvo lo justo para mantener el templo por el rato que estoy en misa.

  17. Que se los meta a todos en su casa, el Sr. Obispo de Málaga.

    Previo traslado de la misma y de Su Reverencia, a una nueva residencia en Fernando Poo.

    O en El Aaiún, que habrá buen ambiente, seguro.
    Ambiente sinodal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles