Ingresan en la UCI al obispo de Gerona

Francesc Pardo renuncia
|

El estado de salud del obispo de Gerona, Francesc Pardo empeora. A mediados de febrero fue hospitalizado a causa de una llaga en el estómago.

Ahora, dos semanas después de su hospitalización, parece que la gravedad de la enfermedad va a más. «Me dirijo a vosotros para comunicaros que esta madrugada la salud del obispo Francisco ha empeorado. Los médicos han decidido que ingresara en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Josep Trueta», ha dicho el vicario general de la diócesis, Lluís Suñer.

El vicario ha asegurado que la situación en la que se encuentra el obispo «es grave, y es necesario que intensifiquemos nuestra oración por él. Les agradeceré que haga extensivo este mensaje a nuestras comunidades, invitándolas a unirse en la oración».

En el momento de su ingreso, el obispo se dirigió a la diócesis a través de una carta. En ella afirmó que «a pesar del sufrimiento que también padezco por el pinzamiento de la espalda, sigo la situación de la diócesis de la mejor forma posible. El médico me recomienda calma y tiempo para ver si, de forma natural y con las medidas paliativas adecuadas, deja de sangrar». El obispo comunicó que «por el momento estoy ingresado en una clínica para poder estar más controlado y atendido adecuadamente. No dude que personalmente a través del Vicario general os mantendré informados de cualquier cambio que se produzca». Por último, el prelado gerundense pidió oraciones por él y su pronta recuperación y también por todos los enfermos.

Actualmente, Francesc Pardo ya había presentado su renuncia como obispo al cumplir los 75 años de edad el pasado 26 de junio y estaba a la espera de que su renuncia fuese aceptada por el Santo Padre.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles