Liturgia políticamente correcta

misa ad orientem obispos El Papa Francisco celebrando 'Ad orientem'.
|

(La Nuova Bussola/Vittorio Messori) El padre Rinaldo Falsini, que en el Concilio Vaticano II trabajó en la redacción de la constitución sobre la liturgia, aunque pertenece explícitamente al ala progresista, admite que en la reforma litúrgica se han mutilado partes de la Escritura, especialmente los salmos, considerados escabrosos para la mentalidad moderna.

La corrección política también ha golpeado la liturgia oficial de la Iglesia. (…). Es lamentable, pero debemos ser conscientes de ello. Demos la palabra a un testigo para nada sospechoso, el franciscano Rinaldo Falsini, fallecido no hace mucho: profesor de liturgia en la Universidad Católica de Milán, formaba parte del grupo de jóvenes especialistas que trabajaron en la elaboración de los borradores de los documentos que se presentarían a los padres conciliares en el Vaticano II.

Después colaboró en la Sacrosanctum Concilium, la constitución sobre la liturgia, y tras el Concilio fue llamado a formar parte de la Comisión que preparó la tan discutida reforma litúrgica, hoy cada vez más en el centro de las divisiones del mundo católico. El padre Falsini fue siempre un ardiente y polémico defensor de la reforma, poniéndose sin vacilar del lado de los grupos «progresistas» y luchando contra los que pensaban con nostalgia en la dignidad y la sacralidad de la liturgia, e incluso, en el caso de algunos, en el latín, en el altar orientado hacia Oriente, en el gregoriano, etc.

Por eso es significativo lo que reveló en una entrevista concedida a una revista especializada poco antes de su muerte. Falsini, que había vivido los acontecimientos desde dentro y también entre bastidores, declaró: «En honor a la verdad, hay que decir que la reforma litúrgica, que siempre he defendido en su estructura e intenciones, también procedió a mutilaciones que no me parecieron ni me parecen correctas. Ahora, en el Oficio Divino y en la liturgia, los salmos se utilizan en una versión depurada. De hecho, se han eliminado los versículos que resultan escabrosos para la mentalidad moderna, como los que expresan expresiones de venganza y guerra. Hubo una reunión plenaria de la Comisión de Reforma de la que yo era miembro y, en abril de 1963, el prestigioso abad benedictino Padre Salmon pronunció un memorable discurso en defensa del respeto a la integridad del Salterio en la liturgia. Pero luego, este compromiso de fidelidad a las Escrituras fue abandonado. No se tuvo en cuenta la opinión contraria de los biblistas y liturgistas, e incluso de Pablo VI, y se llevó a cabo una depuración, con muy poco respeto a la Palabra de Dios«.

Sabemos cómo, debido a una contaminación protestante tardía, muchos teólogos «adultos», profesores también en las universidades católicas, querrían poner en el centro de la fe no la Eucaristía sino las Escrituras. Les gustaría sustituir la carne y la sangre de Cristo por el papel. Pero sólo el papel políticamente correcto, el que respeta las hipocresías y la censura de la ideología hegemónica actual. La Sagrada Escritura, por supuesto, pero sólo cuando no hiere ciertos delicados oídos clericales.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
8 comentarios en “Liturgia políticamente correcta
  1. Esto ha provocado la visión actual buenista de Dios, donde no se habla de la Justicia divina, y por esto muchos clérigos dicen que todo el mundo se salva, que no existe el infierno, etc. Sin darse cuenta que si no existe la Justicia de Dios, entonces da igual hacer el bien o el mal, con lo cual se han cargado todos los mandamientos y la necesidad de conversión, imprescindible para recibir el perdón de Dios.
    Cada día es más evidente que se trata de una treta diabólica, para engañar a incautos.

    1. Este verano vi al cura de mi pueblo decirle a la lectora cambiar de lectura poco antes de la misa para no leer lo que tocaba.

      Tocaba eso de «Mujeres, obedeced a vuestros maridos. Maridos quered a vuestras esposas».

      Las tergiversaciones en el NO son innumerables. Entre lo que eliminaron los liturgistas y los motus proprios de cada cura que hace lo que le da la gana, siempre para el lado cómodo, muchos católicos ni siquiera saben lo que es el cristianismo porque nunca se lo han predicado.

      Hay que ir a misa tradicional si se puede

  2. No hubo en realidad una reforma litúrgica sino una demolición. En cada parroquia hay un rito distinto según el gusto del cura.

    1. Es que si querían conservar la liturgia, solo tenían que traducirla a lengua vulgar ¡y eso era ya un golpetazo!, pero es que suprimieron, mutilaron, deformaron, cambiaron las oraciones de la misa.

  3. Estos ilustres demagogos dividen la misa en liturgia de la palabra y liturgia de la eucaristía, cosa inaudita en la Iglesia católica pero muy corriente en las sectas protestantes. Traducción: rito de la biblia y rito de la acción de gracias. Vamos, que la misa se compone de leer la biblia y de hacer una mera acción de Gracias(=eucaristia), sólo dar gracias a Dios.
    Como podemos observar, no hay nada de «canon de la liturgia canonizado a perpetuidad» sino antífonas y cosas optativas de libre elección que por ser tal cosa dejan de ser un canon, no hay más canon, y nada de sacrificio propiciatorio, te hablan solo del sacrificio eucaristico de accion de gracias admitido por los protestantes, pero nada de propiciatorio o de satisfactorio, y para que quede claro, a Dios le ofrecen los frutos de sus tierras y de sus trabajos, nada de Cristos muertos ofrecidos al Padre. Legitimidad nula, por muy papa que sea el que lo haya puesto.

    1. A ver, para los incautos. Miren la foto de más arriba, y ahora lean Trento cuando dogmáticamente para siempre y a perpetuidad dice que: «la misa es propiamente y visualmente un sacrificio». Segun la tradición del antiguo testamento, un ritual de sacrificio es visualmente y propiamente eso que se ve: un sacerdote que sube al altar con la victima de sacrificio en las manos para sacrificarla en un altar a Dios. Eso es lo que se hacía en el santa santorum del Templo de Salomón. ¿Se puede saber por qué en el Novus Ordo se representa la última cena si esa cena judía ya fue la última? En el contexto judío del rito de la última cena, Cristo instituye el sacramento de la misa, que es otra cosa diferente a la cena judía. El contexto se quedó en el Antiguo Textamento y allí murió ese contexto. Por eso la sola escritura luterana está condenada, porque propicia una here jia litúrgica cism a tica que no es catolica.

      1. El novus ordo es propiamente y visualmente una cena judía protestante, y la Iglesia lo condenó en Trento. ¿Como va a ser legítimo? Es ILEGAL.

        1. Si BXVI restituyó el crucifijo sobre el altar para la misa, y también el por muchos, ¿se puede saber qué estupidez her etica ritualistica estuvieron haciendo hasta ese momento? Ni se lo preguntan, son robot que obedecen órdenes sean o no legales. Qué verguenza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles