La defensa de Becciu pide acceder a los documentos en su totalidad como derecho de defensa

Juicio Becciu Vaticano
|

Hoy nuestro Specola vuelve a traer a la palestra en su blog las novedades del «caso Becciu».

Anteriormente, para poner en contexto, a finales de febrero Specola destacó la pieza central del proceso en el memorial de Perlasca: “Quiero comenzar diciendo que esta mañana, 31 de agosto, me presento espontáneamente a los Magistrados, a quienes agradezco la atención y el tiempo que me querrán dedicar. Para hacer el siguiente testimonio, no he recibido ningún tipo de presión de nadie, ni he recibido promesa de ningún favor. Asimismo, especifico que no me mueven rencores ni sentimientos de venganza hacia nadie, incluso aquellos que no solo han llevado a cabo conductas muy impropias, sino que me han acusado de responsabilidades desconocidas e inimaginables, comprometiendo gravemente mi cargo procesal. He elegido  presentarme ante este Tribunal Vaticano con el único fin de realizar un sincero servicio a la verdad, al Santo Padre y a mis Superiores».

En ese artículo, se pregunta Specola «¿Por qué Perlasca se empeña en aclarar que no se le ofrecerán favores?». «Perlasca informa que el cardenal Becciu le había revelado un método utilizado en el Vaticano para localizar a los disidentes. El Papa Francisco no ama a los que dañan su imagen y en su memorial explica que hubo gente que supo ganarse el favor de los periodistas. Hay muchas declaraciones inquietantes hechas por Perlasca y hasta llega a argumentar que el cardenal Becciu le habría hablado de un acuerdo para detener esta investigación. ¿Tiene Perlasca la seria convicción de que en el Vaticano se pueden encubrir cosas de esta manera? Sabemos que el trabajo de los promotores de justicia no es autónomo, en el Vaticano todo es apariencia, un espejismo que pretende impedir ver la realidad. Las palabras de Perlasca parecen salir de la boca de un santo mártir, pero a nadie se le ha ocurrido jamás creer que las personas involucradas en este asunto son inocentes a toda costa. Perlasca opina de todo y critica a quienes dirigieron el juicio de «Vatileaks 2», lamentando la forma en que fueron tratados los detenidos, por órdenes dictadas por ellos mismos. No ahorra comentarios despectivos sobre tu antiguo jefe Becciu “esto encaja perfectamente en una persona casi obsesionada por la necesidad de redimirse y mostrarse grande, a pesar de su pequeña estatura”.

Novedades del caso Becciu

En su artículo publicado hoy en Infovaticana, Specola destaca que «el presidente del Tribunal único del Vaticano rechazó todas las protestas presentadas por los equipos de defensa en los últimos 7 meses y el 17 escucharemos a Becciu que confiesa que al fin nos podrá contar su versión de los hechos. La octava audiencia duró unas tres horas y veinte minutos, de 10.10 a 13.30 horas. Se olvida, como algo sin importancia,  que los fiscales del Vaticano retuvieron pruebas a los equipos de defensa durante meses después de que el tribunal les ordenara entregarlas. Como hemos mantenido desde el principio, nos gustaría equivocarnos,  el resultado está ya decidido y asistimos a una puesta en escena que lo vista de justicia. La defensa del cardenal Becciu sigue reiterando la necesidad de acceder a los documentos en su totalidad como condición mínima de legalidad para ejercer un efectivo derecho de defensa, en el marco de un juicio justo. El fiscal no puede elegir unas pruebas y sustraer otras, es un secuestro dentro de un secuestro. Ya nos cuentan que las perdidas con el tema de Londres ascienden a «217 millones de euros», nada mal».

Por último, Specola destaca que «con una larga nota los abogados de Becciu arremeten contra los magistrados de juicio: “reiteramos que, tras siete meses de juicio, aún no disponemos de una copia completa de los datos contenidos en los dispositivos electrónicos incautados, en contra de lo que el Promotor de Justicia afirmó hoy, que supuestamente debía ser puesto a nuestra disposición antes del inicio del juicio como lo prescribe la ley”. Mientras tanto en Ozieri se inicia la construcción de la llamada “Ciudadela de la Caridad” con 1.580.754 euros, incluida la aportación de 100.000 euros que la Diócesis de Ozieri recibió en 2018 de la Secretaría de Estado, de  Becciu, por la realización de «obras de caridad a favor de los necesitados».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles