«El proceso de beatificación de Isabel la Católica se ha paralizado muchas veces por la oposición de los judíos»

Juan Belda mujeres fuertes siglo oro
|

InfoVaticana entrevista al sacerdote Juan Belda, autor de un libro sobre las mujeres que marcaron el Siglo de Oro español.

«La Iglesia siempre ha tenido una gran consideración y admiración hacia la mujer», dice el sacerdote Juan Belda, autor del libro ‘Mujeres fuertes del Siglo de Oro’ (Homo Legens, 2022), en una entrevista para InfoVaticana.

El autor, que analiza a diversas mujeres del Siglo de Oro, dedica espacios a mujeres de la talla de Teresa de Jesús o Isabel la Católica. De ésta última piensa que debería subir a los altares. «Yo creo que efectivamente es una santa», afirma.

«La causa por la cual se ha paralizado no una vez, sino muchas, el proceso de canonización de Isabel la Católica es porque los judíos, los sefardíes sobre todo, se han opuesto radicalmente”, comenta el sacerdote.

«En una época en la que está como valor importante el ecumenismo, tener buenas relaciones no solamente con los cristianos, sino con el judaísmo y el islamismo todo lo que sea tener tensiones se trata de evitar», señala Belda.

Pero a su parecer es injusto «porque Isabel la Católica para los españoles que de verdad se sientan españoles y patriotas debería ser una figura a la cual diéramos todo el realce posible» y cree que efectivamente «es santa».

Puede ver la entrevista aquí:

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
19 comentarios en “«El proceso de beatificación de Isabel la Católica se ha paralizado muchas veces por la oposición de los judíos»
  1. Perdón, ¿ porqué nos hacen a un lado a los que no somos españoles? Ella fué iluminada por el Espíritu Santo para enviar el catolicismo a nuestras tierras.
    Gracias Dios que la puso de instrumento. Si no fuera así,
    ¡ Qué horror! Habríamos sido botín de piratas descreídos, y los pocos indios que lograrían sobrevivir, seguirían en las mismas tinieblas. No existiría un México, sino una nación al servicio de un reinado patito.
    El demonio se ha encargado de calumniarla, así que aquí, sólo una parte la ve del verdadero tamaño que es: Una grande y Santa Reina,,,como pocas han existido, esposa y madre ejemplar.
    Y los judíos de mal corazón, no le perdonan que les quitara de buen negocio del que vivían. Total.
    Sólo queda bien con Dios.
    Pero , ¿ qué más puede ocupar?

  2. Y. ¿por qué los católicos dependemos de los judíos para beatificar a quienes nuestra Iglesia crea conveniente? ¿Qué pintan ellos en todo esto? ¿Su afición a estar metidos en todos los charcos y pretender mandar en todo el mundo?

    1. La Iglesia vive permanentemente acojonada por la izquierda y los judeomasones, tan es así que JPII paralizó la canonización de Isabel por presiones del cardenal judeoconverso de París, Lustiger.

  3. Mejor que no lo hagan. Todo lo que decrete este «pontificado» será anulado tarde o temprano. No nos inmutemos por lo que decida Babilonia.
    Aunque canonizarán antes a Zapatero que a nuestra reina santa.

    Mientras tanto, Santa Isabel la católica ruega por nosotros.

    1. Cualquier secta decide lo que hay que hacer en la iglesia desnortada de Francisco. Ahora manda cualquiera por que hay que preservar el sacrosanto diálogo interreligioso. Antes en la liturgia se nombraba a los judíos como pérfidos, menos mal que llegó el concilio y suprimió cualquier referencia ofensiva. Ahora son angelitos patudos. Los únicos a los que hay que perseguir a sangre y fuego es a los tradicionalistas, los únicos enemigos de la iglesia modernista. Yo lo veo así, a Francisco como el tirano Putin y el pueblo ucraniano como los tradicionalistas perseguidos. NO PASARÁN

  4. Y este es el motivo: San Dominguito de Val, San Justo y Pastor, el Santo niño de La Guardia…
    … y en cada país unos cuantos.
    Y «San» Pablo VI quitándolos del martirologio.

    1. Yo tampoco tengo por santo al que consolidó el mayor desastre de la Iglesia universal. No se puede mandar sin tener un palo en la mano. No se puede gobernar queriendo caer bien a todo el mundo y no ofender. Si te da miedo ser duro con los herejes, renuncia al papado.

  5. Menuda estafa la beatificación de Pablo VI, el mayor enemigo de la iglesia en la historia del papado. El número de tropelías cometidas por el son incalculables. Ni siquiera se opuso el régimen de Franco, iluso, que no esperaba nunca la puñalada trapera que le dio el anti papa y su lacayo español monseñor Tarancón. Fueron los que acabaron con el régimen, no los comunistas, ni los socialistas que lucían por su ausencia, ni el resto de las fuerzas democráticas pudieron nunca contra Franco, la traición de la iglesia si. Bueno, y el caballo de troya de la masonería el llamado Campechano. Cuando le dispararon a Franco con el concilio, la obediencia debida hizo que se paralizaran y se rindieron. Lo que habría que haber hecho, es romper relaciones y crear un grupo de teólogos al estilo de la contra reforma. Habríamos ganado 50 años. Pero eso son fantasías. Ahora es demasiado tarde. Hemos entregado a la iglesia sin pegar un tiro y esta está muerta.

    1. Pablo VI era un Bergoglio, preparado por la masonería, que hizo un daño enorme, pero al final se arrepintió, porque tenia la gracia de estado, y el espiritu Santo obró y Pablo VI se neg´ó a ir más lejos. Dios nos dio un tiempo y permitió que el ataque a la Iglesia se dilatara y nos preparáramos. Este Bergoglio es un falso papa. Estoy seguro de que la Masoneria quiere exactamente esta situacion: un verdadero papa y un falso papa sin la gracia de estado para que haga todo el mal que tienen planeado.

      1. Que interesante interpretación sobre San Pablo VI . De donde saca esa seguridad .
        Si el Espiritu Santo obró sobre Pablo VI , tambien puede obrar sobre Francisco . ¿ Como saber ?

        1. Siempre puede ocurrir, El hombre es libre para seguir la gracia que toda persona recibe. Pero no tiene la gracia especial de ser un papa legitimo y por tanto no está asistido especialmente por el Espíritu Santo para el estado de Papa. Lo cual viene de maravilla para la misión de destrucción que se le ha encomendado por parte de los enemigos eternos de la Iglesia.

          Pienso que , aún así, con todas las oraciones que hemos rezado por él, tiene que recibir gracias que le abruman, pero estoy seguro también que en la sinagoga de Satanás de la que proviene -y el mismo- realizan sacrificios para que la meta de la destrucción de la Iglesia se lleve a cabo. Lo mismo que existe la comunión de los santos y el cuerpo de Cristo, existe el cuerpo del Anticristo, como dijo el arzobispo Fulton Sheen

          1. No estoy seguro. Es solo mi forma de escribir un poco pontificante.
            Hay que leer la revista Chiesa Viva, los numeros referentes a Pablo VI. Está en Internet. Si la décima parte de lo que dice es verdad, y eso se puede verificar, entonces es blanco y en botella.

  6. Pues son paralizaciones injustificadas, dado que la Reina nunca tuvo motivaciones racistas o de odio a los judíos en sus medidas, que únicamente buscaban la estabilidad interna de su reino y de sus súbditos. La propia Reina tenía amistades íntimas entre judíos, lo que desmiente cualquier motivación racista en el Decreto de conversión y (subsidiariamente) expulsión de 1492.

    1. No sólo la estabilidad: los reyes buscaban la conversión de los judíos, el bien de sus almas. Y así lo demostraron en todo momento. Sólo la ignorancia y la desinformación en que vivimos sobre aquellos hechos pueden llevar a que pensemos lo contrario.

    1. El contubernio ya pasó. El contubernio conquistó todos sus objetivos. El contubernio nació en el siglo XVIII a través de las sociedades secretas. La lucha fue larga en el tiempo. La iglesia se fue defendiendo del ataque del modernismo a través de las encíclicas de todos los papas del siglo XIX hasta la mitad del siguiente. Pero llegó Pablo VI y solo valió un papado modernista para hundir a la iglesia para siempre. Fueron 15 papas tradicionalistas contra uno, Aún así gano el modernismo y los siguientes no han sabido dar la guerra a la herejía. A lo sumo han puesto paños calientes, han pasado el tupido velo, han obviado el problema nuclear del destronamiento de Cristo en el mundo que supuso el concilio. Con Francisco llegó la puntilla. con el siguiente la agonía final o la muerte.

  7. Que tienen que opinar judíos ni otras religiones sobre quien tiene y cumple las condiciones para ser santo o no serlo. Eso es de maricomplejines y pasteleros y con la sabntidad no se juega.
    Isabel la católica, reina de Castilla y luego casada con fernando de Aragón Reyes de España, fue una mujer ejemplar, llena de virtudes desde la humildad, la rectitud, velaron por los hoy tan proclamados derechos humanos con las leyes de indias para proteger a los indios como personas, cosa que en pleno siglo XIX otras potencias no llevaron a cabo. Adornada de muchas virtudes confió en la Divina providencia para llevar a cabo una obra titánica que no puede oscurecerse nunca aún así la masonería internacional y anglosajona lo pretenda. El sol puede ser eclipsado en un día concreto pero brilla más que que se esconde. Con la reina Isabel I ocurre lo mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles