Cañizares: «Hay que luchar para que la familia no sea suplantada ni debilitada por nada ni por nadie»

Antonio Cañizares
|

El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, fiel a su estilo, ha dedicado su última carta pastoral para hablar de la familia.

l cardenal comienza su epístola destacando “la alegría del amor” que «son las palabras que titulan la espléndida y lucidísima encíclica sobre familia del Papa Francisco que el próximo mes de marzo cumplirá el sexto aniversario de su publicación». Para Cañizares, estas palabras son «clave siempre y para siempre, particularmente en estos momentos de gran tensión en Ucrania y Rusia, al borde de la guerra entre ellos y aun en todo el mundo».

También ha hecho referencia a que estas palabras son «clave en estos momentos en España tras las elecciones de Castilla-León, donde se tilda a uno de los partidos con buenos resultados de ser un partido de incitación al odio, ya duele la cabeza de oír tan pertinazmente la cantinela de tal acusación no probada a este partido y no a los propios socios que han asesinado, extorsionado y provocado tanto odio, dolor y tristeza».

Tras ese pequeño comentario sobre la realidad política, vuelve al tema central para destacar que «del amor surge la alegría; amor y alegría cambiarán el mundo. Ahí está el futuro, máxime si se aplica a la familia, futuro verdadero de la humanidad. El futuro de la humanidad y del mundo, de la paz y de la superación del odio se fragua en la familia y pasa a través de ella, porque es el ambiente fundamental del hombre y fermento de progreso humano y moral».

Cañizares enfatiza en que «todos los pueblos y naciones de la tierra son deudores de la institución familiar, verdadera medida de la grandeza de una nación, del mismo modo que la dignidad del hombre es la auténtica medida de la civilización y de una genuina cultura que haga justicia a la verdad y grandeza de la persona humana y su vocación. La familia es el primero y más importante camino de la humanidad. Es un camino del que no puede alejarse ningún ser humano».

«Si hay que hablar, por ello, de una renovación o de una regeneración de la sociedad humana, y también de la misma Iglesia, hay que comenzar por la renovación, regeneración, fortalecimiento y consolidación de la familia, asentada sobre el matrimonio único e indestructible, entre un hombre y una mujer, abierto a la vida, institución fundamental para la felicidad de los hombres y la verdadera estabilidad social, para la convivencia y la paz», sostiene el cardenal. Al mismo tiempo, insiste en la necesidad de «luchar y hacer lo imposible para que la familia no sea suplantada ni debilitada por nada ni por nadie, ni por falsas concepciones ni por intereses o políticas que no amparen y salvaguarden su verdad, ni por otros tipos de uniones que la suplantan y que no hacen justicia a lo que es la familia en su misma entraña. Esto lo requiere no sólo el bien privado de toda persona, sino también el bien común de toda sociedad, nación o Estado de cualquier continente».

De igual modo, el arzobispo de Valencia mantiene que «nos encontramos en unos momentos cruciales para el futuro de la familia» y que se requiere no sólo el fortalecimiento interno y espiritual de la familia, sino también una política adecuada y verdadera que favorezca la familia tanto en los aspectos económicos y sociales como en los jurídicos e institucionales; tanto en lo que se refiere a la necesaria formación humana y moral de la adolescencia y juventud, como en lo que se refiere a la previsión y servicios sociales, vivienda, tratamiento fiscal, condiciones necesarias para propiciar el ejercicio de la maternidad y la educación de los hijos».

Para Cañizares, «la sociedad tiene la grave responsabilidad de apoyar y vigorizar la familia, y su fundamento que es el matrimonio único e indisoluble entre un hombre y una mujer, abierto a los hijos y empeñado en su educación. La misma sociedad tiene el inexorable deber de proteger y defender la vida, cuyo santuario es la familia, así como dotar a ésta de los medios necesarios –económicos, jurídicos, educativos, de vivienda, trabajo– para que pueda cumplir con los fines que le corresponden a su propia verdad o naturaleza, y asegurar la prosperidad doméstica en dignidad y justicia. Así mismo ha de garantizar los derechos de los hijos a nacer, crecer, educarse en el interior de la familia en el sentido indicado».

Por último, el cardenal incide en que «la familia, por el bien de todos y por el futuro de la sociedad, ha de ser objeto de atención y de apoyo decidido por parte de cuantos intervienen en la vida pública». Por tanto, «no ayudar debidamente a la familia constituye una actitud irresponsable y suicida que conduce a la humanidad por derroteros de crisis, deterioro, destrucción y corrupción de graves e incalculables consecuencias», afirma el purpurado, quien además advierte que «algunas posiciones están jugando con fuego, y ya nos estamos quemando».

El arzobispo acaba su misiva reflexionando a cerca de que «la Iglesia, por amor y servicio al hombre, al que se debe, a través de los Papas, de los Obispos, proclama y defiende a tiempo y destiempo el Evangelio de la familia, y denuncian en ocasiones algunas de esas posiciones que tienen que ver con muchos aspectos: con la verdad del hombre y de la mujer, con lo que es el amor y el matrimonio, con lo que es la verdad y la grandeza de la sexualidad, con lo es la vida y las fuentes de la vida, con lo que es la dignidad de la persona humana, con lo que son las exigencias de justicia social, y con tantas y tantas cosas que señala en su magisterio», concluye el cardenal.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
31 comentarios en “Cañizares: «Hay que luchar para que la familia no sea suplantada ni debilitada por nada ni por nadie»
  1. Un arzobispo de Valencia que se dedica en una carta pastoral a analizar las elecciones de CyL. ¿Acaso no tiene más preocupaciones usted? Querrá ser el próximo articulista de la Razón…

  2. No se puede llamar «lucidísima encíclica sobre la familia» a aquella que escribió Francisco sin refutar la ideología de género, y con diversos errores doctrinales de los que nunca se ha retractado y sobre ha querido dialogar con quienes le pedían que aclarara ciertos puntos oscuros.

  3. En cuanto a su referencia moral sobre los injustificados ataques políticos a VOX, monseñor Cañizares ha estado muy oportuno al defender a este partido, que de hecho es el que está más cerca de la doctrina católica.

      1. Otrosí digo, que, sabiendo la jerarquía que una democracia consiste en papeletas, aparte de defender la familia, debería animar a los jóvenes matrimonios católicos a tener un mínimo de 4 hijos. A largo plazo y sabiendo lo poco prolífica que es la izquierda la sociedad sería nuestra.

    1. Ni que Vox tuviera el catecismo de la iglesia como programa electoral. Vox está cerca del cristianismo en muchas cosas pero no en otras. Por ejemplo, defiende un capitalismo salvaje contrario a la doctrina social de la iglesia, por mucho que haya creado un sindicato de trabajadores, Defiende el liberalismo, cuando esta ideología sectaria es la impostura del maligno. Y por último, hace gala de una xenofobia patológica contra ciertos emigrantes, radicalmente alejada del mensaje de Cristo. En fin, su ideología, tiene un cacao mental que debe de perfilar en los próximos tiempos de acuerdo con el mensaje evangélico. Hoy en día es un partido anticristiano como cualquiera otros.

      1. «Defiende el liberalismo…»

        Defiende el libre mercado, no el liberalismo filosófico condenado por la Iglesia.

        «…hace gala de una xenofobia patológica contra ciertos emigrantes…»

        Eso es una opinión suya muy particular. Yo no la comparto e imagino que mucha otra gente tampoco.

        «Hoy en día es un partido anticristiano como cualquiera otros»

        No es un partido cristiano (no es confesional), pero no es anticristiano en absoluto.

        1. Estimado cathólicus, que más quisiera que Vox fuera un partido, o mas bien un anti partido que defendiera la doctrina social de la iglesia, y el reinado social de Cristo. Pero la verdad es que no lo hace, defiende el capitalismo mas liberal al estilo americano y la soberanía popular, por la cual se destronó a Cristo de nuestra sociedad. Y sobre la emigración, están lejos de reconocer que Cristo viaja en patera. Yo les recomendaría que leyeran las obras completas de JOSE ANTONIO PRIMO DE RIVERA, a ver si aprenden algo.

          1. Pues si Cristo viaja en patera, ¿qué hace usted que no condena la inmigración ilegal y exige a los obispos que la condenen? Es vergonzoso que se promocione una actividad cuyo objetivo principal es enriquecer a las mafias que trafican con personas, a las que les da igual que mueran ahogados, y que sólo hace el juego a los poderosos que, por un lado, promocionan aborto y anticoncepción y, por otro, ante la reducción de la población pretenden solventarlo con mano de obra barata. Y si además los inmigrantes son de otras religiones y acaban con el cristianismo en Occidente, mejor.

      2. De acuerdo con usted. Y la opinión de Cañizares sobre Vox, a favor o en contra, no es un tema para tratarlo en una pastoral. Cualquier día hace una crónica sobre los partidos del Valencia.

      3. Caradeplata: VOX no defiende un capitalismo salvaje, sino la economía de libre mercado, que también la defiende la doctrina católica y es la que genera riqueza.

        1. VOX no es xenófobo, lo que hace es que nos protege de la invasión musulmana.
          VOX potencia la seguridad ciudana y en particular el derecho de los propietarios contra los «okupas.»
          VOX defiende a la Iglesia, favorece la familia contra la ideología de género, está contra el aborto desbocado que sufrimos
          actualmente, fomenta la clase de religión y está contra el adoctrinamiento escolar, etc.
          Por eso VOX es la mejor opción para los católicos.

        2. VOX defiende a la Iglesia, favorece la familia, se opone a la ideología de género, está contra el aborto desbocado que estamos sufriendo, fomenta la clase de religión y está contra el adoctrinamiento escolar, etc.
          Por eso VOX es la mejor opción para los católicos.

          1. Nose yo…
            Un politico que se hace llamar católico y luego en público no se refiere a su santidad con el debido respeto…
            No me parece muy católico.

          2. No sé a cuál debido respeto ha faltado tal político según usted, pero no referirse a alguien con respeto no indica no ser católico, sino en todo caso ser maleducado o simplemente no tener respeto por lo que esa persona dice o hace (no todo lo que dice o hace alguien es respetable, sea quien sea tal persona).

          3. Ya se lo recordaré cuando empiece a hechar exabruptos contra las opiniones que no le gustan y empiece a repartir carnets de católico.

            A mi me quedó claro que para vox la iglesia católica no es mas que un instrumento más para llegar al poder cuando se refirió a su santidad como «ciudadano bergolio»

          4. «Ya se lo recordaré cuando empiece a hechar exabruptos contra las opiniones que no le gustan…»

            ¡Qué cansino es usted, Probe Migue! Y qué simple: si le digo que hay opiniones no respetables, ¿qué me va a recordar cuando usted considere que no respeto tales opiniones? ¡Si se lo estoy diciendo yo! Y «echar» es sin H.

            «A mi me quedó claro que para vox la iglesia católica no es mas que […] se refirió a su santidad como «ciudadano bergolio'»

            ¿Por qué no explica el contexto? ¿Para manipular y que parezca otra cosa? A pesar de que usted lo oculta para darle otra interpretación (como hace con todo, aunque es un manipulador pésimo), lo explico: Abascal, al ser preguntado por la absurda propuesta papal de un ‘salario universal’, dijo que no compartía esa opinión, tan respetable «como la de cualquier otro ciudadano» (porque no estaba definiendo un dogma comom Papa, sino dando su opinión personal, como la de un ciudadano más: la del ciudadano Bergoglio).

          5. Independientemente del contexto un católico siempre se debe de referir a su sanidad en la forma debida y más un político con pretensiones de ser y dar ejemplo.

          6. Eso sería mentir: Abascal no puede decir (ni usted tampoco) que tan absurda idea la haya dicho como Papa; tiene que reconocer que es una idea personal suya. O lo que es lo mismo: una idea como la de cualquier ciudadano, en cuyo caso la ha dicho como ciudadano Bergoglio, no como Papa Francisco, aunque a usted no le guste. Lo único que puede hacer es escribir a Francisco y decirle que sus opiniones personales, sobre todo políticas, se las guarde para él, porque si no lo hace corre el riesgo de que le traten como actúa: como a cualquiera que no es Papa. ¿Algo más que decir sobe Cañizares?

      4. Si bien es cierto que Vox no es un partido cristiano, den sus filas sí hay católicos.
        No hay xenofobia, sino que está en contra de la inmigración ilegal.

  4. Estoy de acuerdo que es la opción menos mala, o sea el mal menor, pero como usted sabrá, el mal menor acaba convirtiéndose en el mal absoluto.
    Así que a mi me gustaría que Vox fuera a las playas a recoger a los inmigrantes y bajo el espíritu del sermón de la montaña, que no hace distinción alguna entre hombres, los acogieran cristianamente. Todo lo demás son pamplinas, y algún día tendremos que dar cuenta ante esa tremenda falta de caridad con el prójimo. Y mire, a mi nadie me defiende de otros hombres que sean de religión distinta, he sido durante 30 años abogado de la comunidad islámica de mi barrio y solo he conocido a gente maravillosa. Este es un tema que saca de quicio a la mayoría de los participantes en este foro, y no me explico por qué.

    1. Sinceramente, y ya he explicado más arriba lo que pienso de la inmigración ilegal, creo que falta de caridad con el prójimo es fomentarla. No es que crea que vienen muchos inmigrantes ilegales y esté en contra de éso, no: es que no debería entrar ni una sola persona ilegalmente. ¿Nota el matiz? Pero claro, legalmente no hay nadie que defienda que toda África, por poner un ejemplo, quepa en Europa, ni que haya trabajo para todos, ni que la Seguridad Social que pagan los cotizantes llegue para cubrir las necesidades de millones que no han cotizado. No es que no se quiera: es que el dinero no es chicle; no se estira. Usted sólo puede dar limosna si tiene algo para dar. Si no, no puede dar nada. Igual debería preguntarse por qué este fenómeno ahora y por qué vienen a millares (y no me cuente que la necesidad, que siempre ha existido y antes no nos invadían).

    2. Y a mi me gustaria que los paises musulmanes nos regalaran el petroleo y el gas.
      todos los terroristas son gente maravillosa hasta que matan

    3. ¿Nunca te has preguntado por qué motivos esos inmigrantes ilegales van a Europa, cuando desprecian todo lo que es occidental?
      ¿Por qué los países musulmanes ricos no ayudan a los musulmanes pobres, ofreciéndoles hospitalidad?
      Yo, diendo argentino, te cuento que mi familia tuvo que emigrar a la Argentina por culpa de la miseria, pero lo hicieron legalmente y se la recibió con los brazos abiertos, como a cualquier inmigrante, sin preguntar sobre su religión o si sabía leer y escribir.

  5. Todo esto son palabrerías. Con voluntarismo no se llega a nada, decir «Hay que luchar para que la familia …..» Es no decir nada. En mi experiencia personal y en lo que he visto, no hace falta luchar contra nada. Si se predica bien el evangelio, la semilla cae en tres lugares, nunca va a ser total el fruto. Pero cuanta más semilla se esparza mejor, entonces el oyente cae en la cuenta que es pecador, que tiene que convertirse y entonces se pone en las manos de Dios. La consecuencia es que actuará bien y seguirá los mandatos de Dios en lo referente a la familia y a otras cuestiones y situaciones. Porque exigir al gobierno y luchar con las aspas de los molinos, ya sabemos lo que le pasó a D. Quijote.

  6. Tarde llega , Mosen , y usted lo sabe . Hay que intervenir para evitar estas cosas , ahora ya no hay solución y usted y sus colegas son cómplices de la Ley de género por sus silencios tan culpables y responsables como quienes hacen leyes inicuas y ustedes se callan y venden por un chusco de pan . Judas vendió al Divino Maestro por más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles