El Papa invita a amar a la Iglesia como es: «Hoy es común criticarla, subrayar las incoherencias»

Papa Francisco criticar Iglesia
|

«Solo el amor nos hace capaces de decir plenamente la verdad, de forma no parcial; de decir lo que está mal, pero también de reconocer todo el bien y la santidad que están presentes en la Iglesia».

El Papa Francisco ha concluido hoy el ciclo de catequesis sobre la figura de san José. Ante los fieles presentes en el Aula Pablo VI del Vaticano, Francisco reflexionó sobre la figura de san José como patrón de la Iglesia.

«Jesús, María y José son en un cierto sentido el núcleo primordial de la Iglesia. Jesús es Hombre y Dios, María, la primera discípula, es la Madre; y José, el custodio», señaló Su Santidad.

El Papa señaló que «custodiar» es una «huella muy hermosa de la vocación cristiana». «Custodiar la vida, custodiar el desarrollo humano, custodiar la mente humana, custodiar el corazón humano, custodiar el trabajo humano», mencionó. El cristiano, precisó el Pontífice, es como san José: «debe custodiar». «Ser cristiano no es solo recibir la fe, confesar la fe, sino custodiar la vida, la propia vida, la vida de los otros, la vida de la Iglesia», afirmó.

Toda persona que tiene hambre y sed, continuó Francisco, «todo extranjero, todo migrante, toda persona sin ropa, todo enfermo, todo preso es el “Niño” que José custodia». Debemos aprender de José, dijo, «a “custodiar” estos bienes: amar al Niño y a su madre; amar los Sacramentos y al pueblo de Dios; amar a los pobres y nuestra parroquia. Cada una de estas realidades es siempre el Niño y su madre (cfr. Patris corde, 5). Nosotros debemos custodiar, porque con esto custodiamos a Jesús, como lo ha hecho José».

«Hoy es común, es de todos los días criticar a la Iglesia, subrayar las incoherencias —hay muchas—, subrayar los pecados, que en realidad son nuestras incoherencias, nuestros pecados, porque desde siempre la Iglesia es un pueblo de pecadores que encuentran la misericordia de Dios. Preguntémonos si, en el fondo del corazón, nosotros amamos a la Iglesia así como es. Pueblo de Dios en camino, con muchos límites, pero con muchas ganas de servir y amar a Dios. De hecho, solo el amor nos hace capaces de decir plenamente la verdad, de forma no parcial; de decir lo que está mal, pero también de reconocer todo el bien y la santidad que están presentes en la Iglesia, a partir precisamente de Jesús y de María. Amar la Iglesia, custodiar la Iglesia y caminar con la Iglesia. Pero la Iglesia no es ese grupito que está cerca del sacerdote y manda a todos, no. La Iglesia somos todos, todos. En camino. Custodiar el uno del otro, custodiarnos mutuamente. Es una bonita pregunta, esta: yo, cuando tengo un problema con alguien, ¿trato de custodiarlo o lo condeno enseguida, hablo mal de él, lo destruyo? ¡Debemos custodiar, siempre custodiar!»

«Allí donde nuestros errores se convierten en escándalo, pidamos a san José la valentía de enfrentar la verdad, de pedir perdón y empezar de nuevo humildemente», dijo.

«Allí donde la persecución impide que el Evangelio sea anunciado, pidamos a san José la fuerza y la paciencia de saber soportar abusos y sufrimientos por amor al Evangelio. Allí donde los medios materiales y humanos escasean y nos hacen experimentar la pobreza, sobre todo cuando estamos llamados a servir a los últimos, los indefensos, los huérfanos, los enfermos, los descartados de la sociedad, recemos a san José para que haya para nosotros Providencia. ¡Cuántos santos se han dirigido a él! ¡Cuántas personas en la historia de la Iglesia han encontrado en él un patrón, un custodio, un padre!», exclamó el Santo Padre.

El Papa terminó la catequesis con una oración a san José que encontrarán al final del artículo.

Les ofrecemos la catequesis del Papa, publicada en español por la Oficina de Prensa de la Santa Sede:

Catequesis sobre san José 12. San José, Patrono de la Iglesia universal

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Concluimos hoy el ciclo de catequesis sobre la figura de San José. Estas catequesis son complementarias a la Carta apostólica Patris corde, escrita con ocasión de los 150 años de la proclamación de San José como Patrón de la Iglesia Católica, por parte del beato Pío IX. ¿Pero qué significa este título? ¿Qué quiere decir que San José es “patrón de la Iglesia”? Sobre esto quisiera reflexionar hoy con vosotros.

También en este caso son los Evangelios los que nos dan la clave de lectura más correcta. De hecho, al final de cada historia que ve a José como protagonista, el Evangelio anota que él toma consigo al Niño y a su madre y hace lo que Dios le ha ordenado (cfr.  Mt 1,24; 2,14.21). Resalta así el hecho de que José tiene la tarea de proteger a Jesús y a María. Él es su principal custodio: «De hecho, Jesús y María, su madre, son el tesoro más preciado de nuestra fe» [1] (Cart. ap. Patris corde, 5), y este tesoro es custodiado por san José.

En el plan de la salvación no se puede separar el Hijo de la Madre, de aquella que avanzó «en la peregrinación de la fe, y mantuvo fielmente su unión con el Hijo hasta la cruz» (Lumen gentium, 58), como nos recuerda el Concilio Vaticano II.

Jesús, María y José son en un cierto sentido el núcleo primordial de la Iglesia. Jesús es Hombre y Dios, María, la primera discípula, es la Madre; y José, el custodio. Y también nosotros «debemos preguntarnos siempre si estamos protegiendo con todas nuestras fuerzas a Jesús y María, que están misteriosamente confiados a nuestra responsabilidad, a nuestro cuidado, a nuestra custodia» (Patris corde, 5). Y aquí hay una huella muy hermosa de la vocación cristiana: custodiar. Custodiar la vida, custodiar el desarrollo humano, custodiar la mente humana, custodiar el corazón humano, custodiar el trabajo humano. El cristiano es —podemos decir— como san José: debe custodiar. Ser cristiano no es solo recibir la fe, confesar la fe, sino custodiar la vida, la propia vida, la vida de los otros, la vida de la Iglesia. El Hijo del Altísimo vino al mundo en una condición de gran debilidad: Jesús nació así, débil, débil. Quiso tener necesidad de ser defendido, protegido, cuidado. Dios se ha fiado de José, como hizo María, que en él ha encontrado el esposo que la ha amado y respetado y siempre ha cuidado de ella y del Niño. En este sentido, «san José no puede dejar de ser el Custodio de la Iglesia, porque la Iglesia es la extensión del Cuerpo de Cristo en la historia, y al mismo tiempo en la maternidad de la Iglesia se manifiesta la maternidad de María. José, a la vez que continúa protegiendo a la Iglesia, sigue amparando al Niño y a su madre, y nosotros también, amando a la Iglesia, continuamos amando al Niño y a su madre» (ibid.).

Este Niño es Aquel que dirá: «Cuanto hicisteis a unos de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis» (Mt 25,40). Por tanto, toda persona que tiene hambre y sed, todo extranjero, todo migrante, toda persona sin ropa, todo enfermo, todo preso es el “Niño” que José custodia. Y nosotros somos invitados a custodiar a esta gente, estos hermanos y hermanas nuestros, como lo ha hecho José. Por esto, él es invocado como protector de todos los necesitados, de los exiliados, de los afligidos, y también de los moribundos —hablamos de ello el pasado miércoles—. Y también nosotros debemos aprender de José a “custodiar” estos bienes: amar al Niño y a su madre; amar los Sacramentos y al pueblo de Dios; amar a los pobres y nuestra parroquia. Cada una de estas realidades es siempre el Niño y su madre (cfr. Patris corde, 5). Nosotros debemos custodiar, porque con esto custodiamos a Jesús, como lo ha hecho José.

Hoy es común, es de todos los días criticar a la Iglesia, subrayar las incoherencias —hay muchas—, subrayar los pecados, que en realidad son nuestras incoherencias, nuestros pecados, porque desde siempre la Iglesia es un pueblo de pecadores que encuentran la misericordia de Dios. Preguntémonos si, en el fondo del corazón, nosotros amamos a la Iglesia así como es. Pueblo de Dios en camino, con muchos límites, pero con muchas ganas de servir y amar a Dios. De hecho, solo el amor nos hace capaces de decir plenamente la verdad, de forma no parcial; de decir lo que está mal, pero también de reconocer todo el bien y la santidad que están presentes en la Iglesia, a partir precisamente de Jesús y de María. Amar la Iglesia, custodiar la Iglesia y caminar con la Iglesia. Pero la Iglesia no es ese grupito que está cerca del sacerdote y manda a todos, no. La Iglesia somos todos, todos. En camino. Custodiar el uno del otro, custodiarnos mutuamente. Es una bonita pregunta, esta: yo, cuando tengo un problema con alguien, ¿trato de custodiarlo o lo condeno enseguida, hablo mal de él, lo destruyo? ¡Debemos custodiar, siempre custodiar!

Queridos hermanos y hermanas, os animo a pedir la intercesión de san José precisamente en los momentos más difíciles de vuestras vidas y de vuestras comunidades. Allí donde nuestros errores se convierten en escándalo, pidamos a san José la valentía de enfrentar la verdad, de pedir perdón y empezar de nuevo humildemente. Allí donde la persecución impide que el Evangelio sea anunciado, pidamos a san José la fuerza y la paciencia de saber soportar abusos y sufrimientos por amor al Evangelio. Allí donde los medios materiales y humanos escasean y nos hacen experimentar la pobreza, sobre todo cuando estamos llamados a servir a los últimos, los indefensos, los huérfanos, los enfermos, los descartados de la sociedad, recemos a san José para que haya para nosotros Providencia. ¡Cuántos santos se han dirigido a él! ¡Cuántas personas en la historia de la Iglesia han encontrado en él un patrón, un custodio, un padre!

Imitemos su ejemplo y por esto, todos juntos, rezamos hoy; rezamos a san José con la oración que puse en la conclusión de la Carta Patris corde, encomendándole nuestras intenciones y, de forma especial, la Iglesia que sufre y que está en la prueba. Y ahora, vosotros tenéis en mano en diferentes idiomas, creo que cuatro, la oración, y creo que estará también en la pantalla, así juntos, cada uno en su idioma, puede rezar a san José.

Salve, custodio del Redentor

y esposo de la Virgen María.

A ti Dios confió a su Hijo,

en ti María depositó su confianza,

contigo Cristo se forjó como hombre.

 

Oh, bienaventurado José,

muéstrate padre también a nosotros

y guíanos en el camino de la vida.

Concédenos gracia, misericordia y valentía,

y defiéndenos de todo mal. Amén.

[1]S. Rituum Congreg.,  Quemadmodum Deus (8 diciembre 1870):  ASS 6 (1870-71), 193; B. Pío IX, Carta ap.  Inclytum Patriarcham (7 julio 1871):  l.c., 324-327.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
97 comentarios en “El Papa invita a amar a la Iglesia como es: «Hoy es común criticarla, subrayar las incoherencias»
  1. Una bergogliada mas. No podemos amar las incoherencias de los prelados de la Iglesia, que no de la Iglesia. La Iglesia, la de verdad, es ante todo absolutamente coherente. Precisamente lo que hace Bergoglio cuando afirma y reafirma por escrito que se puede comulgar en pecado y sin arrepentimiento es destrozar la coherencia de la Iglesia. El es coherente en su programa de demolición del catolicismo y de protestantización de la Iglesia, es la herejía perfecta.

    1. lamentablemente, en el tema del acceso a la comunión de las personas en pecado mortal ( políticos abortistas) o de otras religiones como los judías, no es un tema en el que Francisco esté con la Iglesia católica.

      La Santa Comunión es lo mas Grande que hizo JHS por nosotros. Es nuestro maná ( el nuevo pan llovido del Cielo) Es JHS en su Cuerpo+Sangre+Alma y Divinidad. No puede una persona que no esté bautizada católica y en gracia de ¨Dios, acercarse a comulgar. El cura no debe de ser un policía a ver quien está en gracia y quien no. Es la propia persona la que debe, con una conciencia bien formada, saber si realmente puede o no puede. El Sacerdote debe dar normas o criterios de actuación claros y contundentes. Ésto no lo veo en este Papa, y lo digo con dolor, puesto que es el Vicecristo en la Tierra.

      1. MANUEL DAVID
        No lo ha pillado.
        No hablo de eso.
        Hablo de Amoris Laetitia y de lo que vino despues. Supongo que no es necesario expicarlo.

  2. Nosotros no criticamos a la Iglesia, pues la amamos mucho. Lo que refutamos son los errores de Francisco que hacen mucho daño a la Iglesia.

    1. En esta catequesis Francisco ha vuelto a incurrir en un error contra el dogma católico al decir: «La Iglesia somos todos, todos.» Eso es mentira, y de hecho el Catecismo de San Pío X en los números 225 y 226 presenta un listado de los que no forman parte de la Iglesia.

      1. 226.- ¿Quiénes están fuera de la verdadera Iglesia? – Está fuera de la verdadera Iglesia los infieles, los judíos, los herejes, los apóstatas, los cismáticos y los excomulgados.

        231.- ¿Quiénes son los cismáticos? – Cismáticos son los cristianos que, sin negar explícitamente ningún dogma, se separan voluntariamente de la Iglesia de Jesucristo, esto es, de sus legítimos Pastores.

          1. No, Vigia, el cismático es Francisco por rechazar la doctrina católica. Los que le refutamos somos los fieles, que trabajando por la verdad defendemos la unidad de la Iglesia.

      2. Sacerdote mariano

        en esto estamos todos de acuerdo:

        782 Catecismo Iglesia Católica vatican.va
        » Se llega a ser miembro de este cuerpo no por el nacimiento físico, sino por el «nacimiento de arriba», «del agua y del Espíritu» (Jn 3, 3-5), es decir, por la fe en Cristo y el Bautismo.»

        pero eso no debería ser un problema para mirar a nuestro prójimo como si fuera hijo también, aunque no lo sea, ya que ese prójimo ,que todavía no es hijo tiene toda la vida para bautizarse y hacerse hijo en el hijo y si antes de morir se bautiza, en el presente eterno de Dios ya es hijo «ahora» porque Dios, al estar fuera del tiempo, sólo vive un «ahora» eterno y en ese ahora somos hijos si nos bautizamos en cualquier momento de nuestra vida, antes de morir.

        Y en ese sentido siempre es mejor equivocarse viendo como hijo a quien nunca lo será, que arriesgarse a no ver como hijo a quien tal vez sí lo sea a los ojos de Dios.

        1. Sacerdote mariano

          bueno, no digo que teológicamente sea correcto este planteamiento, no lo sé. Es simplemente mi forma de verlo. Y de vivirlo.

          1. Acs,deje de decir tonterías.
            Entonces según eso nunca se está en gracia de Dios o en pecado mortal.A ver con qué nos quedamos según su teoría, en la salvación o en la condenación.
            Dios es Eterno ,el principio y el fin,el mismo ayer ,hoy y mañana.
            Pero nosotros no.
            Si usted hoy está en gracia de Dios,y mañana no,en qué se queda en el » presente eterno»? de Dios.En gracia para siempre o en pecado para siempre.???
            Nosotros vivimos nuestro presente actual,no en lo que fué el pasado o lo que será nuestro futuro.
            Si hoy estoy en pecado mortal,estoy en riesgo de condenarme y si mañana me confieso vuelvo a estar en gracia.
            Por favor,no suelte las tonterías que se le pasen por la mente.
            Si va a hablar hable en Verdad y en Doctrina, no de sus teorías inventadas.
            De verdad…ya cansa.

          2. Ya te lo he dicho alguna vez; lo que tú pienses o el modo en que lo veas, no interesa a nadie. Lo que interesa es lo que la Iglesia dice al respecto, por tener más autoridad que tú o yo.
            ¿Cuándo dejarás de decir disparates?
            Antes de escribir, debieras pensar en lo que vas a decir.
            Compórtate como católica, si lo eres de verdad.
            Cuando no sepas algo, o no estás segura de lo que dice la doctrina, debieras consultar con quien sepa más que tú.

          3. ACS, en efecto, no diga usted que teológicamente su planteamiento sea correcto… porque como de costumbre, no lo es, es un disparate, y particularmente grave en clave teológica.

        2. «Sacerdote» mariano, si el papa es cismático entonces realmente no es el papa verdadero, le pregunto: Quién es entonces el papa verdadero según usted? Incumplió Cristo su promesa de no abandonar a su iglesia dejándola a la deriva y sin pastor legitimo?

          1. Su argumento no es muy convincente: la Iglesia reconoce que ha habido varios anti-papas (eso se declaró tras su pontificado, no durante el mismo). ¿Incumplió Cristo su promesa de no abandonar a su Iglesia dejándola a la deriva y sin pastor legítimo en esas ocasiones? Y eso por no hablar de los períodos de sede vacante normales entre dos pontificados, alguno de los cuales se ha prolongado incluso varios años (entre 1268 y 1271, por ejemplo, porque los cardenales no se ponían de acuerdo).

          2. LEGIONARIO
            Sea usted todo lo legionario que sea pero sea riguroso por favor y no diga obviedades incompletas o sofismas tal vez involuntarios.

            Si revisa la promesa de Cristo no es lo que usted dice. Para nada. Se lo ha inventado usted. Lo que dice es que las puertas del Hades no prevaleceran.

            Haga el favor de leerse el catecismo donde habla de la profecía del Apocalipsis del Anticristo. Ahi puede ver que no es lo que usted dice.

            Bergoglio puede perfectamente ser un PAPA inválido si el prodecimiento ha tenido al´gun vicio insuperable, como la acusación nunca desmentida del cardenal Dannels. Supongo que lo conoce, y si no informese antes de soltar ligerezas.
            Yo no puedo afirmar rotundamente que Bergoglio NO SEA Papa, no tengo esa certeza. Pero lo que es un hecho es que Dannels le acusó publicamente y Bergoglio no se atrevió a contestar callando como un muerto o algo peor. Eso conociendo a Bergoglio es inquietante.

        3. ACS

          El problema principal muchas veces es que identificamos la Iglesia con los eclesiásticos. Tanto los de dentro como los de fuera. DEeahí vienen frases como «yo creo en Dios pero no el la Iglesia» o la frase «a la jerarquía no se le puede criticar». Todo es criticable con respeto. No es lo mismo la Iglesia entendida como los sacramentos, la doctrina, los santos… A los eclesiásticos y sus actitudes buenas o malas. Lo que pasa muchas veces, es que estos tíos se creen que ellos son la Iglesia.

        4. Según sus teorías entonces,Dios Padre estaba creando el Universo y Jesucristo ya había sido crucificado?
          La muerte de Cristo tuvo un momento puntual,cuanfo se encarnó en la Virgen María,no fué desde siempre.
          Si un señor hoy no está bautizado,en el planeta tierra,NO ES HIJO DE DIOS,hasta que no se bautice.
          Yo ahora soy Iglesia militante no soy un alma del purgatorio.
          Por favor,no invente teorías que no tienen ni pies ni cabeza.
          Menudo cacao doctrinal tiene usted.
          Si no sabe lo mejor es que no hable y estudie su Fe,más que nada para encontrarla,porque anda muy perdida.

  3. El Papa nunca mostró amor por los católicos, ni por Dios, ni por su patria, nunca fue allí por resentimiento. Es indiferente a los miembros de su familia. Utiliza el discurso de amar a los pobres como chivo expiatorio para afirmarse. Ama la ideología, es un vanidoso egocéntrico.

    1. Muchas acusaciones, a la primera, «que nunca mostró amor por los católicos» respondería que es falsa, pues son innumerables las muestras de cercanía y afecto del Papa hacia los católicos; «ni por Dios» lo he visto rezar y celebrar los sacramentos con profunda devoción muchas veces, por lo que diré que también esta es falsa; «por su patria y sus familiares» tiene usted pruebas de que no mantiene contacto o cercanía con sus familiares? diría que es una acusación sin pruebas.

      1. «son innumerables las muestras de cercanía y afecto del Papa hacia los católicos»

        A los «católicos» de su cuerda, será; porque hacia el resto las innumerables muestras de esa «cercanía y afecto» se ha plasmado en descalificativos de esta guisa:

        Fomentador de la coprofagia, Especialista del Logos, Contador de Rosarios, Neo-pelagiano, autorreferencial y prometeico, Restauracionista, Pelagiano involucionista, Sr. y Sra. Quejas, Triunfalista, Cristiano líquido, Cara de momia, Cortesano leproso, Ideólogo, Cara de funeral, Gnóstico, Carrerista, Desencantado con cara de vinagre, Cristiano simulador, Papagayo, Rígido, etc…

      2. Legionario Dios me libre de los afectos de Bergoglio. No le voy a hacer una lista de los desprecios e insultos a los católicos y a la inteligencia de los católicos por parte de Bergoglio. Usted lo sabe perfectamente, salvo que haya aterrizado ayer de un platillo volante. No venga con tonterías por favor.
        El afecto de Bergoglio se puso de manifiesto en como trató a la señora china manoteandola con saña y el cabreo que se pillo.
        Y la mayor muestra de afecto a los catolicos de Bergoglio es cuando afirma que se puede comulgar en pecado y sin arrepentimiento y que los amancebados pueden continuar una termporada indeterminada cometiendo adulterio. Eso mas que amor es frenesí. Defender a Bergoglio es tomarnos a todos por idiotas o proclamarlo publicamente que lo es usted mismo. No hay otra posibilidad.

      3. NO siente amor por los católicos, cosa que se nota por sus actitudes.
        «A la Argentina no vuelvo», dijo a un periodista que le realizó dos reportajes. Eso quiere decir que a él no le interesa la reconciliación de los argentinos para que todos estemos bien.
        Tampoco ama a la Iglesia, y no puedo comprender que todavía no lo hayas observado.
        Erigió una imagen de Lutero, «testigo del Evangelio», y otra de la Pachamama.
        Creo que también dijo que era una tontería eso de dogmas nuevos, como que María es corredentora con Cristo.

    1. Antonio L, a la Iglesia, como tal, nada se le puede criticar, porque es SANTA. Sus hijos, todos, incluso el Papa, somos imperfectos, y estamos sujetos a la corrección fraternal si incurrimos en errores graves.

  4. ¿Y a este señor quién le dijo que él es la Iglesia? Y cómo no se van a criticar las incoherencias? Acaso Cristo no criticó las incoherencias de los fariseos? Acaso San Juan Bautista no criticó a Herodes? Este señor quiere que seamos perros mudos mientras el demuele la Iglesia. Él no es la Iglesia. Él detesta todo lo católico. Nada más darle una miradita al Anuario Pontificio para ver qué pasó con el título «vicario de Cristo»…

    1. El papa se refiere a criticar, que según el Diccionario es:
      De crítica.
      1. tr. Analizar pormenorizadamente algo y valorarlo según los criterios propios de la materia de que se trate.
      2. tr. Hablar mal de alguien o de algo, o señalar un defecto o una tacha suyos. Lo critican por sus declaraciones. Le critican su ropa. U. t. c. intr.
      Jesús y San Juan Bautista no criticaban sino que reprendían, que si vamos al diccionario encontramos:
      reprender
      Del lat. reprehendĕre, de re- ‘re-‘ y prehendĕre ‘coger’.
      1. tr. Corregir, amonestar a alguien vituperando o desaprobando lo que ha dicho o hecho.

      1. No se empeñe: ni se critica a la Iglesia (que es Santa), ni se critica al Papa por serlo, sino los errores y disparates que suelta, ni hay ‘corrección’ alguna en las invectivas de Cristo hacia los escribas y fariseos, por ejemplo (raza de víboras, sepulcros blanqueados, etc.).

        1. Si observa la diferencia entre las palabras verá que en la «reprensión» se centra en los hecho o dichos, y no en la persona, como en la critica lo que la diferencia es el hacerla desde los propios puntos de vistas, según los propios criterios. Aplicandolo a algunos comentadores de este portal, se pasa de considerar los hechos y palabras de una persona a una lista de calificativos, sobre todo despreciativos, partiendo de su propio criterio.

          1. No se pierda en las palabras: el ejemplo que le he dado demuestra que Cristo no se limitaba a corregir «errores» salvando a quienes los cometían (distinguía muy bien entre pecadores arrepentidos y no arrepentidos). Eran ataques personales muy merecidos y sentenciaba a quienes se los dirigía, por sus malas acciones, sin ánimo de corregir nada en ellos.

            En cuanto a lo siguiente que dice, afirmar que Francisco se equivoca o dice disparates no es ningún «calificativo despreciativo» (vamos, lo que siempre se ha llamado en español «descalificativo»), sino un hecho objetivo. Y no basado en criterios propios, como usted dice, sino en las Sagradas Escrituras y la Tradición Apostólica, así como en el Magisterio bimilenario de la Iglesia.

      2. ¿Es posible que no quieras comprender?
        Mira esto:

        133 – Este Mesías no es como yo imaginaba que tendría que ser el Mesías. ¿Me habré equivocado al anunciar a uno que no es?

        Lee el Denzinger-Bergoglio y lo verás.

  5. Dice la Biblia q para reprender hay q hacerlo primero en privado, después desde la comunidad…

    Me imagino una persona anónima, interesada en conocer la fe católica, q decide buscar información en internet y encuentra infovaticana.

    Se va corriendo!!

    ¿ por qué? Pq no se ve a Cristo aquí. Lo q se ve aquí es algo q se puede encontrar fuera.Lo q se ve aquí no llena el corazón de un alma atribulada y cansada, no encuentra aquí ese alivio del q habla Cristo para los agobiados. Lo q ve aquí son insultos, desprecios, críticas sistemáticas al Papa, obispos o sacerdotes. Y al prójimo.A unos » prójimos más q a otros»…

    1. No se ve aquí la serenidad ni la paz de Cristo.Se ve inquietud, se percibe rabia a veces, dolor otras. Ira, fruto de la impotencia.

      Qué estamos haciendo? Alejar a la gente de la Iglesia?

      No valemos nada. Menuda miseria la nuestra! Y no la vemos eh…sólo vemos la ajena.

      Pido al Esp.Santo q nos de luz para ver nuestros pecados 🙏🙏🙏 y pido perdón por aquellos q alejamos.

      1. El cuerpo de Cristo está herido en nosotros y lo único q hacemos es dar patadas a esas heridas en lugar de limpiarlas y cuidarlas con suavidad. Con amor,con paciencia…

        Tiene razón el Papa. No sabemos cuidar el cuerpo de Cristo. No le vemos a Él en el corazón ajeno.

        1. Deberíamos tener la humildad y el valor de reflexionar sobre la entrada de hoy y mirarnos sin auto excusarnos, desnudos, en lugar de tanto criticar a los demás.

          A mí sí me lleva a la reflexión la catequesis del Papa, sí!

          1. ACS
            Da la impresión de que a usted le lleva a la reflexión cualquier dialogo de Pokemon o de Paulo Coelho.

            Cualquier cosa que diga o haga Bergoglio despues de que se puede comulgar en pecado y sin arrepentimiento es basura.

            Ya esta bien de bobos y bobalicones meapilas del protestantismo de Bergoglio. Que conteste los Dubia que es su principal obligación y se deje de historias y de corromper la Iglesia.

          2. ACS,usted critica que se corrijan los errores doctrinales del Papa Francisco.
            Según usted,hay que callar o hacerlo en privado?
            Ahora,yo me pregunto, que hace usted aquí corrigiendo y reprendiendo a los comentaristas que corrigen como hace usted??
            Ve como es: «Consejos vendo que para mi no tengo.»
            No critique lo que usted hace también, pero cambiando el sujeto.
            Así nunca tendrá autoridad moral.

          3. «No todos iremos al cielo»

            No todo el mundo parece pensar lo mismo:

            «Pensar en el cielo. Todos nosotros nos encontraremos allí. Todos, todos, allí, todos» (catequesis de Francisco del miércoles 26 de noviembre de 2014).

            Algunos trataron de justificarle diciendo que no se refería a todo el mundo, sino sólo a los presentes, que se daba por supuesto que eran católicos. Pero, aun en tal caso, dicho intento de justificación no puede ocultar el evidente error: ni aunque se refiriera sólo a los presentes, ni aunque todas esas personas fueran católicas, podía afirmar que todos se encontrarán en el cielo. Sencillamente, porque no puede saberlo (eso sólo lo sabe Dios).

        2. «No se ve aquí la serenidad ni la paz de Cristo»

          Ya lo dijo Nuestro Señor: «No crean que he venido a traer paz a la tierra. No vine a traer paz, sino espada» (Mt 10,34-36).

          «Menuda miseria la nuestra! Y no la vemos eh…sólo vemos la ajena»

          Comenzando por usted misma. Porque, ¿qué es su filípica si no? Se pasa la vida criticando a los demás comentaristas porque no dan la imagen de católicos que a usted le gustaría (y que está completamente errada), y hasta se atreve a afirmar que alguien que lea estos comentarios se va a ir corriendo por lo que escriben los demás. Igual se van corriendo al leer sus comentarios (los de usted), muy llenos de «buen rollito» pero nada católicos.

          «Tiene razón el Papa»

          ¿Hay alguna vez que a usted le parezca que no la tiene? No hay barbaridad que diga o haga que usted no trate de justificar haciendo auténticos malabares dialécticos: sin lograr su objetivo, dicho sea de paso.

    2. ACS: Dice el Señor: «No he venido para traer paz sinó espada.» (Mt 10,34). La paz de Cristo implica enfrentarse al error y combatirlo, lo cual provoca disensión. Una paz al precio de no denunciar la mentira no sería cristiana, pues no puede haber concordia con la falsedad ni con el pecado.
      Por eso corregir a Francisco es virtud, ya que se hace por el bien de las almas y la unidad de la Iglesia.
      La verdadera paz de Cristo la hallamos cuando predicamos la Palabra y denunciamos el error. Ello nos provoca tribulaciones y persecución, pero no nos tiene que quitar la paz del alma.

      1. Sacerdote mariano,

        Donde hay insulto no está la paz de Cristo. Ni donde hay desprecio o humillaciones, o descrédito. Dónde la crítica es sistemática no hay justicia ni hay paz de Cristo pq es crítica hacia la persona ya q nadie lo hace todo mal. Donde se ve la paja en el ojo ajeno y no se advierte la viga en el propio no hay paz de Cristo.

        La paz de Cristo está en la humildad de vernos tan pecadores como los demás, o más.

        Está en la confianza en aquel q tiene el poder : » sin mí nada podeis».

        No está el el verse mejor q el resto pq aquí no hay » resto». Somos » uno».

        Pues yo voy a reflexionar sobre esto porque es también nuestro deber la auto crítica. Al final si amamos al prójimo como a nosotros mismos y el reprenderle es caridad, seámos caritativos también con nosotros mismos y miremos la viga de nuestro ojo.

        Bendiciones

        1. ACS, tu afirmación sin duda bien intencionada «Donde hay insulto no está la paz de Cristo» puede caer fácilmente en la tibieza si no se actúa gracias a ella, ante tanta maldad que nos rodea con el consentimiento pasivo de muchos de nuestros pastores, entre ellos Francisco.
          «Raza de víboras, sepulcros blanqueados…» ¿Recuerdas quién pronunció tales palabras?
          Y lamento decirte que sí hay resto y NO somos uno…por mucho que tú y yo lo podamos desear. El bien y el mal existen y se personifica en los seres humanos. Estoy seguro que tú estás del lado del bien, yo al menos lo intento; pero sí hay muchos, demasiados en nuestros tiempos, del lado del mal.
          Bendiciones.

          1. Tom,

            Sí, sé q Jesús insultó a los fariseos pero Él era Dios y veía los corazones, nosotros no. Y en los evangelios Mateo y Juan dicen q insultar es pecado y q quien insulta es asesino.

          2. «…insultar es pecado y…»

            …Y nada. Se lo dice directamente a quien insulte, en vez de generalizar como hace siempre, achacando a los demás lo que a usted le parece, aunque sea falso.

            «Dónde la crítica es sistemática…»

            Usted llama «crítica» a lo que son correcciones de errores (éstos son los ‘sistemáticos’). Por otra parte, quien se pasa el día criticando de forma más o menos velada, y otras veces directamente, a los demás comentaristas (no sólo lo que escriben), emitiendo juicios sobre su proceder y hasta sobre su fuero interno, es usted, que tiene que llevar la contraria por norma (menos a los trolls, con quien suele coincidir). Así que, aplíquese el cuento.

          3. Resulta que la señora ACS pone al que «insulta» al mismo nivel que un asesino (recordemos que MATAR,es uno de los pecados que claman al Cielo), insultar es un pecado contra la caridad,pero no es materia grave.
            Sin embargo ella no puede afirmar que el ACTO HOMOSEXUAL ES PECADO GRAVE( de los que claman al Cielo), porque hay que comprender las «heridas internas» y sería una falta total de caridad,hay que ser «misericordioso y comprensivo».
            La cuestión es que como el insulto le afecta a ella,xq cuando alguien le rebate un error se siente ofendida,cataloga el insulto como un asesinato.,pero no puede bajo ningún concepto decir que la sodomía es pecado mortal.
            Se puede tener más doble rasero que esto…???
            Increíble la doble moral de algunas personas.
            Y no es faltar a la caridad,es una descripción real de los hechos.

          4. Jn 3, 15 Biblia de Jerusalen :

            «Todo el que aborrece a su hermano es un asesino; y sabéis que ningún asesino tiene vida eterna permanente en él.»

          5. Pues aplíquese el cuento, en vez de atacar a Sacerdote mariano con sus falsos «escandalizamientos» por decir la verdad (que ya es el colmo que lo haga usted, con las burradas que suelta habitualmente). Si eso no es «aborrecimiento», no sé qué será.

          6. A ver ACS,cuando nos escribe usted de cabo a rabo: ROMANOS 1,20-32.
            Habrase visto…,o es que eso nunca lo ha leído.
            Sigue teniendo usted doble y triple moral para juzgar comportamientos pecaminosos y tiene categorías de prójimos,cuanto más anclado esté el prójimo cometiendo pecados que claman al cielo,más » caritativa y silenciosa» se vuelve usted.
            Eso se llama mirar la paja de los que están en gracia o lo intentan y pasar de largo la viga del que rechaza a Dios y vive anclado en una vida de pecado.

        2. Acs, confirmar que usted no practica la misma fe que nosotros no es sentirnos mejor ni peor que usted, es constatar lo que vemos y leemos. Nadie acá le niega su dignidad humana ni la posibilidad de salvar su alma aceptando a Cristo en su vida. Usted confunde «el sentirse por encima de otro» con admitir la mentira. Decir la Verdad no es juzgarle a usted, dado que la Misericordia no se construye desde la mentira. Para curar las heridas ajenas, debemos relacionarnos con el herido desde la Verdad, no caben atajos.

          Verdad, ese término del que usted huye endemoniado.

        3. ACS, la paz de Cristo no está en «vernos tan pecadores como los demás», eso es una ocurrencia ridícula. La paz de Cristo está en intentar santificarnos. Y el santo no bendice pecados ajenos, procura sanarlos desde la Verdad. Lo que usted nos dice es que Cristo nos recomienda tolerar los pecados, lo cual es perverso y diabólico.

    3. ACS:

      «Dice la Biblia q para reprender hay q hacerlo primero en privado, después desde la comunidad…»

      Pues no, la Biblia no dice eso; no por algo San Pablo reprendió públicamente y a la cara a San Pedro:

      Cuando San Pablo se opuso cara a cara a San Pedro – que era claramente su superior en la jerarquía – no fue una «correctio fraterna» en el ámbito privado, sino más bien una defensa pública de la fe en su plenitud y a la luz de sus consecuencias internas y externas. Por lo tanto, en cuanto se refiere a la defensa de la fe, todos apóstoles y obispos, tenemos las mismas responsabilidades, el mismo San Pablo pudo, como apóstol, corregir públicamente al apóstol San Pedro, al mismo nivel, sin poner en duda su cargo, que le fue confiado a él por Cristo en persona.
      —Summa Theologica II-II q. 33 a. 4

      1. La corrección fraterna son para pecados ocultos contra una persona, no para pecados públicos contra la fe de la Iglesia. Cuando el pecado es público, la corrección debe ser también pública. Santo Tomás de Aquino lo deja bien en claro eso; tómate el trabajo de leer el siguiente enlace:

        infocatolica.com/blog/notelacuenten.php/2202090201-correccion-fraterna-y-denunci

    4. ACS, donde usted personalmente vea a Cristo nos es indiferente, dado que usted no comparte la misma fe que nosotros. Nosotros ya sabemos donde está Cristo y donde no, es usted quien anda a la búsqueda de un Cristo de consumo personal y facilón.

      El alivio a las almas cansadas viene de anunciar la Verdad, en la mentira no hay alivio sino dolor.

  6. No la tiene, ni usted tampoco, dado que usted no se encuentra en la conciencia de los demás. Y lo que se crítica no es la Iglesia, si no lo que están haciendo con ella, y en eso hay una distancia enorme. Pero los papolatras ya se sabe por dónde van, y Francisco no es la Iglesia por qué esta es de Cristo no de él.
    No deja de ser peculiar que habla muy poco o nada de las cuestiones más trascendentales mientras que se pierde banalidades mundanas sospechosamente coincidentes con la ideología del NOM. Y menos argumentos sofisticos.

  7. Y si se nombrara a la Virgen María, madre de Dios y madre nuestra con el título que le falta:
    Corredentora. Ya veríamos si no recupera sus fuerzas y su esplendor la Santa Iglesia.
    Las críticas serían a rabiar, pero se estrellarían en sus muros, no lograrían penetrar como lo hacen ahora.
    Ya terminó el año dedicado a San José, custodio de Vírgenes, ahora que siga su Santa Esposa,,con su nombramiento esperado.

  8. Como San José fue custodio, el Papa debe ser custodio de la verdad, y como Francisco no cumple este deber, debemos corregirle por amor a la Iglesia.

        1. Aunque quisiera decir éso, también es un error, pues todos los bautizados no son «Iglesia», aunque una vez estuvieran en ella: los bautizados que han fallecido y están en el infierno no son Iglesia. Y los herejes, cismáticos y apóstatas tampoco son Iglesia, aunque fueran bautizados una vez.

  9. Aunque quisiera decir éso, también es un error, pues todos los bautizados no son «Iglesia», aunque una vez estuvieran en ella: los bautizados que han fallecido y están en el infierno no son Iglesia. Y los herejes, cismáticos y apóstatas tampoco son Iglesia, aunque fueran bautizados una vez.

  10. Juan Nadie,

    Ciertamente! A mí todo me lleva a reflexión.Hay algo malo en eso?

    Si alguien hace algo bien me pregunto: hago yo eso?
    Si alguien hace algo mal me pregunto: hago yo lo mismo?
    Si alguien me hace daño me pregunto: le he hecho yo lo mismo a Cristo? Se lo hago ahora?

    No veo nada malo en eso.Me ayuda mucho a conocerme y mejorar.

    1. «A mí todo me lleva a reflexión.Hay algo malo en eso?»

      Claro que no. Reflexionar es bueno. Lo malo puede venir después, tras las decisiones adoptadas tras dicha reflexión (unas veces porque la reflexión era mal o basada en principios equivocados, y otras porque aunque se reflexione bien las decisiones tomadas son malas o incorrectas).

      «Si alguien me hace daño me pregunto: le he hecho yo lo mismo a Cristo? Se lo hago ahora?»

      Curioso que no se pregunte si usted hace daño al prójimo directamente (y no sólo a Cristo en abstracto), que es la pregunta lógica tras la primera parte de su proposición, pues aunque dañar al prójimo ofenda a Dios, no se da la propiedad conmutativa: también puede ofender directamente a Dios sin que haya mediado daño al prójimo (como en el caso de algunos pecados contra la fe, por ejemplo). Quizás debería añadir esa pregunta a sus reflexiones, sin la cual difícilmente mejorará en ese aspecto.

    2. ACS
      Reflexione todo lo que usted quiera pero por favor reflexione bien o si no no nos lo cuente. Reflexione sobre mi ultimo comentario porque digo mucho en poco espacio y no es baladí.
      Se pierde usted en muchas meapileces y me temo que se le escapa lo esencial. Que conteste los Dubia. Es lo único que debería inquietarle. No me haga tener que explicarlo para dummies.

      1. Juan Nadie,

        el que yo sepa sacar lo bueno de un texto cualquiera no significa que yo sea ni defensora ni acusadora del autor del texto o que esté de acuerdo 100% con todo lo que él piensa. Evidentemente no estoy de acuerdo en que se pueda colmulgar en pecado. Eso lo he dicho aquí en otras entradas. Y así como no estoy de acuerdo en eso tampoco en otras cuestiones pero si de sus catequesis puedo sacar algo bueno para reflexionar y mejorar, así lo manifiesto.

        ¿hay algo malo en aprovechar lo bueno que se pueda extraer de cualquier situación que se nos presente? como ya le he dicho yo suelo hacerlo. Es mi forma de ser. No somos clones. Cada cual opina según su criterio. Y a mí me gusta construir y ,para eso, necesito sacar de todos los materiales lo que me puede ayudar a edificar y trabajarlos.

        Bendiciones

        1. ACS
          Me da la impresión de que usted es muy buena y se piensa que todos son como usted, pero eso simplemente no es cierto. El mal existe y hay personas que obran mal.
          En el Evangelio dice sed astutos como serpientes, porque los hijos del mal lo son…. me temo que usted necesita aplicarse un poco mas en entender lo que esta pasado.
          Bergoglio sigue la agenda de Carlo María Martini.
          Desde el momento en que Bergoglio no contesta los Dubia cualquier cosa que diga esta corrompida, lo mismo que su magisterio y su ministerio.
          Hay una cosa esencial en el cristianismo que es la coherencia.
          No se puede abolir un mandamiento y medio o tres o abolirlos los meses pares.
          De la misma manera el arbol bueno da frutos buenos. Y el fruto de Begoglio sobre la eucaristía, la confesión, el matrimonio y el adulterio esta podrido.
          Ergo no sea ingenua. Ser ingenuo por voluntad propia no le hace a usted mas bondadosa, sino otra cosa.

          1. Juan Nadie,
            no soy buena Juan, soy pecadora como todos. Sin embargo tengo confianza en la Providencia divina. Hay cosas que no entiendo o que no comparto pero estoy convencida que lo mejor que puedo hacer por la Iglesia es buscar mi propia santidad. No soy nada y lo único que puedo hacer es dar testimonio en mi familia, que no es creyente, y en mi entorno, no valgo para altos vuelos, y para transmitir bien a Cristo ante ellos ( que son reacios y a veces hostiles) debo crecer en santidad cuanto antes mejor y aprender a dejar que sea Cristo quien viva en mí.

          2. Sé que el mal existe. Sé que hay cizaña en la Iglesia. Pero también sé que fijándome en la cizaña no voy a ser mejor trigo, para ser buen trigo es mejor mirar al sol. ¿soy ingenua? posiblemente lo sea. Posiblemente tenga razón pero si critico pierdo la paz, si me enfado también, en cambio si contruyo desde mi ingenuidad recupero la presencia de Dios y eso me lleva a pensar q estoy cumpliendo su voluntad.

            Bendiciones y que tenga un buen día

          3. «…el que yo sepa sacar lo bueno de un texto cualquiera no significa que yo sea ni defensora ni acusadora del autor del texto o que esté de acuerdo 100% con todo lo que él piensa […] Y así como no estoy de acuerdo en eso tampoco en otras cuestiones pero si de sus catequesis puedo sacar algo bueno para reflexionar y mejorar, así lo manifiesto. ¿hay algo malo en aprovechar lo bueno que se pueda extraer de cualquier situación que se nos presente? […] Y a mí me gusta construir y ,para eso, necesito sacar de todos los materiales lo que me puede ayudar a edificar y trabajarlos.»

            ¿Diría lo mismo si en vez de hablar de «un texto» o una «catequesis» hablara de una sopa que contiene una cucaracha? Veámoslo:

          4. «…el que yo pueda sacar lo bueno de una sopa no significa que yo sea ni defensora ni acusadora del cocinero o que esté de acuerdo 100% con todo lo que él ponga en la sopa […] Y así como no estoy de acuerdo en eso tampoco en otras recetas pero si de sus sopas puedo sacar algo bueno para saborear y disfrutar, aunque contenga una cucaracha, así lo manifiesto. ¿hay algo malo en aprovechar lo bueno que se pueda extraer de cualquier plato que se nos presente con una cucaracha? […] Y a mí me gusta saborear y ,para eso, necesito probar de todos los ingredientes lo que me puede ayudar a nutrirme y saborearlos».

            Nos ha convencido a todos. ¡Anda ya!

          5. Me gustaría ver la cara de felicidad de ACS degustando una sopa con la cucaracha flotando dentro.
            Inaudito.

        2. Acs, una vez tras otra, parte del mismo error. Confundir el «no juzgar» con la tolerancia ante el pecado.

          Denunciar lo que está mal, no es enfadarse, no es tener rabia, no es faltar al amor de otros, es de hecho el punto de partida del verdadero amor. Usted no vende amor, nos vende relativismo disfrazado de sensiblería falaz. Cualquier gesto pretendidamente amoroso que parte de la mentira, ni es amor ni es caridad ni cosa que se le parezca.

        1. Sí, ya: La Biblia interpretada «a la protestante», que es la única de las tres cosas que ha dicho que es un libro. Y lo acompaña con la oración de las 5 de la madrugada mientras escribe comentarios que luego niega haber escrito.

          1. También debería leer:
            5.Denzinger.
            6.Teología de la Salvación.Royo Marín.
            7.Teología de la Perfección Cristiana.Royo Marín.
            8.Teología Moral para seglares.Tomos I y II.Royo Marín.
            Y para hacer oración:
            8.Los escritos de San.A.M de L.
            Cuando termine todas esas lecturas volverá al redil , se llevará las manos a la cabeza y descubrirá con espanto los males que asolan hoy a la Iglesia de Cristo.

          2. Grande, el P. Jorge Loring (que Dios tenga en su gloria). ¡Quién ha visto a la Compañía de Jesus y quién la ve!

    3. ACs, es que su criterio de lo que está MAL o está BIEN no es el criterio de los católicos, es el suyo personal, respetable quizás, pero no el de los católicos.

      Usted ve cosas que le parecen BIEN pero que los católicos vemos MAL, como es ocultar la Verdad redentora a quien nos pregunta por ello.

      Vuelve usted a demostrar que para usted la fe es una terapia de autorealización. Anda usted muy confusa. La fe no va de conocernos a nosotros, sino de conocer al Señor. «Sólo Dios basta».

  11. ACS
    No seré yo el que le diga que pierda la paz. Pero insisto la realidad es la que es, y su usted se empeña en leer información religiosa seria lo lógico es que sufra, porque la realidad es muy mala. Hacer como que no la vemos no cambia las cosas o incluso yo diria que hasta las empeora, porque los que hacen el mal piensan que no nos importa y que nos creemos sus falsedades. Si todos los catolicos se levantasen exigiendo a Bergoglio que cumpla su obligación igual otro gallo cantaría y contestaría los Dubia o dimitiría. Si ya se que Bergoglio es muy soberbio y que jamas haría una cosa u otra, pero porque nadie en realidad salvo tres obispos se lo ha exigido. Y ES SU OBLIGACIÓN, no lo olvidemos. En cualquier caso si no sabe bien de que va un tema informese. En estos foros hay mucha gente que con muy poco conocimiento se lanza a hacer perder el tiempo con simplezas, lugares comunes u obviedades evitables. Que Dios la ayude y la guie en la conversión de su familia.

  12. ACS
    … sigo, … que no pasa nada por abandonar a tu exposa e hijos y amancebarte con otra, y que en determinadas circunstancias (falso falsisimo de toda falsedad, como las pseudo justificaciones que da Bergoglio) puedes seguir cometiendo adulterio en amancebamiento y además comulgar. Alejandro VI pecaba el y daba mal ejemplo, pero ahora se nos incita a pecar a todos, puesto que como comprenderá si excusas un mandamiento para unos lo excusas para todos. No se asuste porque hoy la corrupción sea peor que en aquella epoca e incluso mas extendida y mas profunda, pues la otra era concupiscencia y esta es de soberbia la de lucifer, pretendemos gobernarnos a nosotros mismos enmendando la plana a Cristo cambiando los mandamientos. No se asuste ni pierda la paz, pero no sea ingenua. Un cargo no hace bueno al que lo ocupa sino su conducta. Y nosotros no convertimos a nadie. Es Dios. Solo puede rezar y dar buen ejemplo. Fijese en Santa Monica la madre de S. Agustín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles