El cardenal Müller defiende a Benedicto de las acusaciones: «Es absolutamente grotesco»

Muller y Benedicto XVI
|

«Es absolutamente grotesco querer presentar al mundo a un hombre como el Papa Emérito Benedicto XVI como un mentiroso».

Nuestra Specola se hace eco hoy de una entrevista al cardenal Gerarh Müller, ex prefecto de Doctrina de la Fe, en la que el purpurado defiende firmemente a Benedicto XVI.

La entrevista la recoge en su blog el vaticanista Marco Tossati y ha sido realizada por Lothar Rilinger para Kath.net.

«Es absolutamente grotesco querer presentar al mundo a un hombre como el Papa Emérito Benedicto XVI/J. Ratzinger como un mentiroso al atribuir un solo evento 42 años después a una sola reunión entre muchos cientos en la que pudo haber pensado asistir o no», dice Müller en la entrevista.

«Acusarlo de una actitud tan baja moralmente no solo muestra una total falta de respeto por una persona y un cristiano altamente merecedor de la Iglesia y la sociedad, sino que también es una revelación de las propias intenciones, que se realizaron en la campaña de «asesinato del personaje»», denuncia el cardenal alemán.

«Solo Dios tiene en su memoria un conocimiento perfecto de todo lo que sucede en el mundo en general y hasta el último detalle. Los seres humanos tienen diversos grados de memoria, pero ninguno tiene memoria absoluta. De nuestro pasado, sabemos más o menos acerca de los eventos y podemos recordar selectivamente una sola palabra o  experiencia», señala.  «Tratarlo de mentiroso por no recordar un evento, 42 años después, siendo una de los cientos de reuniones a las que pudo haber asistido», indica Müller, que, recuerda que, a los 94 años, siendo todavía «completamente capaz en un sentido intelectual», no» puede manejar los procedimientos operativos, como leer miles de archivos en la pantalla de una computadora».

«Cualquiera que comete estos delitos es indigno del sacerdocio, porque el sacerdote, como cualquier otro cristiano, está sujeto al sexto mandamiento. Además, representa a Cristo como el buen pastor y, por lo tanto, debe ser un ejemplo espiritual y moral para todos los creyentes.  Además, un sacerdote católico no solo debe moverse dentro de los límites del derecho admisible, sino que debe evitar toda ofensa en su comportamiento y toda ambigüedad en su discurso», dice en otro momento de la entrevista.

El cardenal sotiene que se generalizó una imagen «progresista» de los sacerdotes posteriores al Concilio, «cuyos protagonistas ya no querían ser tan «rígidos» en cuanto a la moralidad sexual». «El ex cardenal liberal McCarrick ha sido excusado durante años en estos círculos con el argumento de que sus víctimas eran solo candidatos al sacerdocio que sabían lo que estaban haciendo como adultos. Incluso hoy en esta línea frívola están los hipócritas «reformadores de la iglesia» que quieren prevenir los delitos sexuales contra los adolescentes legitimando los contactos heterosexuales y homosexuales de sacerdotes o empleados laicos con adultos», continúa el ex prefecto.

«La Iglesia no puede salir de este colapso mediático socavando la moral sexual. Podemos salir de la miseria de la sexualización y mercantilización de la existencia corporal, que solo refleja el desesperado vacío de sentido del nihilismo europeo, solo si entendemos nuestro ser hombre o mujer como una disposición al amor personal y  lo vivimos como una gracia», advierte Müller.

«Dios no creó al hombre heterosexual, bi, trans o asexual, pederasta o lesbiana o pedófilo u homófilo o en cualquier otra técnica para obtener placer, sino a su imagen y semejanza creó a cada individuo como hombre o mujer».

«El bufete de abogados también debería bajarse un poco de su pedestal, ya que sus afirmaciones sobre la moralidad sexual de la iglesia superan con creces su competencia y, en general, cualquier actitud de sabelotodo». «Ninguna criatura con una mente meramente finita puede prever totalmente los posibles efectos contingentes de sus decisiones positivas y negativas, incluso si se han tomado con el mejor conocimiento y conciencia. Ni siquiera los abogados y los periodistas pueden hacerlo». «Estos abogados quieren ser investigadores, fiscales, defensores y jueces, todo en uno. Solo los tribunales ordinarios del estado son responsables de las faltas en el sentido de la ley penal».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
14 comentarios en “El cardenal Müller defiende a Benedicto de las acusaciones: «Es absolutamente grotesco»
      1. Es probable que le guarde rencor porque Benedicto XVI fue elegido en lugar de bergoglio.
        Además, declaró luego: «Por poco, no fui papa». No sé si es exactamente como lo dijo, pero lo dijo, ya que salió en los periódicos.

  1. Pues díselo a Batzing, a Marx y, sobre todo, a Bergoglio, el enemigo número uno de Benedicto, que trama contra él, aunque en las fotos lo abrace y lo bese. También Judas, su amigo íntimo, besó a Jesucristo.

  2. Un sacerdote católico debe evitar toda ambigüedad en su discurso. Con eso queda señalado que el que está en Roma es un hereje protestante.

    1. ¿Quiénes son los «hipócritas anti Francisco» y en qué consiste dicha «hipocresía»? Expláyese, hombre, que a diferencia de usted los demás no podemos conocer el pensamiento y fuero interno de los demás, y entre lo que ha dicho y nada, no hay mucha diferencia. ¿O sólo escribe por juntar letras para que no se le entumezcan los dedos?

      Según el Diccionario de la Real Academia Española, «hipocresía» es: «Fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan». Puesto que no creo que nadie se lamente falsamente de las acusaciones a BXVI, según usted quienes son «anti disparates de Francisco» (que no «anti Francisco») en realidad fingen dicho rechazo, estando de acuerdo con los mencionados disparates, ¿no? Si no, no se entiende cómo puede llamar a alguien «hipócrita anti Francisco», salvo que lo que le apetecía a usted simplemente era insultar. Típica misericordia primaveral de los «no rígidos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles