Un conocido jesuita compara a los seres humanos con pingüinos

jesuita pingüinos homosexuales
|

El influyente autor y periodista jesuita padre Thomas Reese ha pedido desde Twitter a los obispos que tomen nota del caso de una pareja de pingüinos del mismo sexo que han resultado ser unos excelentes padres para una cría.

“Obispos católicos, tomen nota”, escribía desde su cuenta en la red social Twitter el padre jesuita Thomas Reese, columnista de National Catholic Reporter y editor en jefe del semanario católico América. “Una pareja de pingüinos varones, los primeros padres adoptivos del mismo sexo del zoo de Nueva York, están haciendo “un gran trabajo” criando a una cría”.

El padre Thomas J. Reese ha aparecido ya otras veces en estas páginas por sus opiniones abiertamente heterodoxas y siempre en consonancia con las ideas dominantes del progresismo secular. En este caso, naturalmente, su mente jesuita quiere animar al episcopado norteamericano a cesar en su (tácita, en su mayor parte) oposición al llamado ‘matrimonio paritario’ y al derecho de las parejas homosexuales a adoptar niños. Porque un par de pingüinos del zoo están criando a un pequeño pingüino sin necesidad de hembra. Quod erat demonstrandum, un argumento irrebatible.

Sinceramente, no sé hasta qué punto los homosexuales en ejercicio, católicos o no, verán con buenos ojos que el sacerdote les haya comparado con animales, aunque sea con unos tan universalmente celebrados como son los pingüinos. En cualquier caso, dudamos sinceramente de que dos mil años de antropología católica vayan a venirse abajo por lo que hagan dos aves árticas (o antárticas, que tanto me da) al muy subjetivo juicio de sus cuidadores y en una noticia aparecida, cómo no, en el Washington Post.

Es lamentable que la capacidad argumental de los jesuitas, antaño élite de la inteligencia, se haya precipitado hasta simas tan de vergüenza ajena, pero tenemos que constatar el dato. De algún modo, el hecho de que dos pingüinos macho críen a un bebé pingüino con éxito (¿han hecho de él un pingüino de provecho?) es prueba incontrovertible de que la Iglesia debe rendirse al mundo y proclamar que la unión de dos hombres o de dos mujeres constituye sagrado matrimonio, igual en todo lo esencial a una unión de hombre y mujer. Por el caso de dos pingüinos en un zoo.

Esperemos que nadie amplíe los, al parecer, limitados conocimientos del sacerdote sobre etología animal, que no descubra la costumbre de algunas especies de devorar a algunas de sus crías cuando la camada ha sido demasiado grande, aunque no descartamos que esa sea una de las razones de su frialdad hacia la postura provida.

Tratándose de jesuitas, quizá la conducta animal que más debería interesar a Reese es esa, frecuentemente comentada, de los lemmings cuando se dirigen en manada hacia un acantilado para despeñarse todos juntos. Es una lograda alegoría natural de la Compañía de Jesús en los últimos años.

Autor jesuita pide al Papa que excomulgue a “negacionistas climáticos” y antivacunas

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
34 comentarios en “Un conocido jesuita compara a los seres humanos con pingüinos
  1. Cómo ha cegado Dios las inteligencias de tantos jesuitas, que dejando la razonable humildad base de toda sabiduría, se han lanzado iluminados a la cumbre de los disparates mas grandes de la historia de la iglesia y encima vanagloriándose. Una buena camisa de fuerza en una habitación acolchada. Eso es todo lo que se necesita para limpiar a nuestra iglesia, convertida ya en el Patio de Monipodio, donde cualquier cosa es posible. Con tanto personaje esperpéntico dentro de la jerarquía, tenemos asegurados unos próximos pontífices, que dejarán a Francisco como un papa ejemplar. Mi padre solía decirme; pide a Dios que no tengas que soportar lo que pueda enviarte. No nos merecemos nada mejor.

  2. La araña viuda negra devora a su pareja después del apareamiento. Lo mismo hace la mantis religiosa. Quizás habría que replantearse el canibalismo

    1. El León macho mata a los hijos de su competidor cuando gana una pelea. Y eso es la regla, no es una excepci´on aberrante como en el caso de los pinguinos. Igual habría que permitir el infanticidio

  3. ¿Le habrá pedido la opinión al pingüinito? Los jesuítas, que han pasado en pocas décadas de 36.000 a 14.000, con una media de edad venerable, van a su extinción a ritmo acelerado, por mucho que se acojan a los pingüinos y los zoos, pero quieren morir matando. Si la sal se vuelve Sosa ..

    Ya me permitirán los jesuítas una sugerencia: Pongan a pingüinos como cuidadores en sus residencias de ancianos, casi todas.

  4. Las acusaciones constantes de pederastia que el clero católico está sufriendo han colocado a la Iglesia en una situación de descrédito sin parangón en los últimos siglos. Por supuesto, muchas de estas acusaciones son falsas, otras muchas resultan indemostrables o se probarán prescritas. Pero que cientos de religiosos católicos hayan perpetrado repugnantes abusos contra niños y que sus obispos hayan encubierto sus torpes acciones, aparte del desprestigio que inflige a la Iglesia, erosiona terriblemente la fe de los fieles.

    Todo esto sería, sin embargo, fácilmente subsanable si las jerarquías eclesiásticas tuvieran coraje suficiente para identificar la causa del mal y emplear los remedios necesarios para combatirlo. Pero ese coraje brilla por su ausencia. La generación que hoy gobierna la Iglesia ha mamado de los pechos estériles del vaticanosegundismo:

  5. Es una generación que, en su fuero íntimo, sabe que se ha equivocado garrafalmente, pero que nunca lo va a reconocer, porque sería tanto como condenar su biografía. Y el mundo sabe cómo aprovecharse de esta debilidad.

    El amoralismo sexual que el mundo promociona entró, cual humito de Satanás, por las rendijas vaticanosegundonas; y, una vez que la Iglesia estaba ahumada, el mundo se ha lanzado a exponerla en la picota pública. Por supuesto, al mundo no le interesa el esclarecimiento de lo ocurrido, mucho menos la purificación de la Iglesia, sino su conversión en una piltrafa trémula que, por evitar el escándalo, se allana ante sus consignas. Exactamente esto es lo que están haciendo las jerarquías eclesiásticas, que no tienen valor para señalar las causas profundas de la pederastia.

  6. Por temor a desatar las iras del mundo (que, por supuesto, promociona, jalea y financia dichas causas). Así, prisionera de una generación fracasada que no quiere renegar de los errores vaticanosegundones y que no tiene valor para combatir la pederastia en sus causas profundas, la Iglesia se dedica a un postureo inane, poniéndose a rebufo de todas las bazofias sistémicas que promueven los señores del mundo.

    En un pasaje del Evangelio (Mt 19, 12), Cristo establece que sólo existe un tipo de «eunucos» que pueden ser dignos sacerdotes. Son los que se hacen eunucos «por el reino de los cielos»; es decir, los hombres que ordenan su castidad a la contemplación, para lo cual es necesario esforzarse en la oración y abandonar el activismo desnortado y el compadreo con el mundo que tanto impulsó el vaticanosegundismo.

  7. Comparar humanos con animales es cosa de gente muy estúpida. Todo ganadero sabe que si no separa correctamente los bueyes de las vacas, un día un buey se cruzará con su madre. Causando anomalía en la manada.

  8. En cambio, Cristo descarta por completo los otros dos tipos de «eunucos», que el vaticanosegundismo incorporó alegremente al guiso. En el pecado lleva la penitencia; pero las penitencias sólo son provechosas cuando se reniega del pecado. Lo que significa abjurar de aquella ‘primavera de la Iglesia’ que nos ha traído este invierno glacial; pero eso sólo podrá hacerlo una nueva generación que abomine de las delicuescencias vaticanosegundonas. Suponiendo, claro está, que el frío glacial no sea anuncio de una glaciación.

    Juan Manuel de Prada, tan certero.

  9. Hay que tener pocas luces, o estar muy obcecado para comparar ambas cosas. Educar no tiene nada que ver con criar. Es unas de las solemnes tonterías más solemnes que he leído en mucho tiempo.

  10. Así funciona la Iglesia sinodal de Francisco.
    Recemos para que el Señor nos envíe pronto un Papa de recta doctrina que arregle este desastre.

  11. Un persona es engendrada por un padre y una madre. Ese hecho biológico es inamovible y debe llevar a considerar un disparate que alguien pueda -solo- legalmente tener dos padres, o dos madres. Si se admite que el mero afecto de una pareja independientemente de su orientación sexual legítima que puedan ser -solo- legalmente “padres” o bien “madres” de alguien, deja abierta la vía para que el día de mañana -con que lo diga la ley- alguien pueda tener tres madres o tres padres o dos padres y una madre o cuatro padres, total, ¿qué más da ya la realidad biológica si los afectos y la ingeniería social legitiman la filiación? Esto es un descomunal despropósito y socavamiento hasta sus cimientos del derecho natural a un padre y una madre.

    1. Mientras que no se vuelva a la Tradición y se deje atrás toda la serie de herejías que jalonan el modernismo eclesial, la iglesia irá dando tumbos hasta encallar definitivamente en el oprobio. Lo peor del modernismo, no es el relativismo que impera en la iglesia como reflejo del liberalismo que abrazan con entusiasmo, lo peor es haber derrocado a Cristo Rey, ya lo hizo Pablo VI, convirtiéndolo en un Dios lejano del universo a imagen y semejanza de la masoneria. Y como consecuencia, dejarlo marginado en el mundo como un pelele, renunciando al Reinado social de Cristo tan defendido por todos los papas del XIX y primeros XX. El Vaticano II no se pronunció al respecto, y como el que calla otorga, todo el modernismo entendió que todo quedaba igual. A lo cual ayudó el ecumenismo forzoso de Nostrae Aetate, y es que a partir de entonces para salvarse ya no era necesario Jesucristo. El mayor sacrilegio.

  12. Ese colectivo que se empeña en reivindicar sus filias sexuales en la Iglesia, al que este otro jesuita desnortado se atreve a apoyar, en descarada rebelión contra la manifiesta voluntad de Dios al respecto, se parece a esos leones que se asocian para atacar al león dominante de una manada y matar a todos sus cachorros, en este caso espiritualmente.

    1. No hay animales homosexuales en el reino animal. La homosexualidad animal nunca ha sido científicamente probada. Para tristeza y revuelta de los gays.

    2. No no son homosexuales. El cuidado del pollo no tiene nada que ver con la homosexualidad, sino con un instinto de protección y supervivencia en entornos extremos como el del artico. Allí el padre y la madre incuban y cuidan y protegen y dan calor al pollo con el contacto con la zona abdominal que tienen adaptada para eso. Podrían ser dos pinguinos o incluso tres. Los pinguinos por necesidades de supervivencia tambíen hacen temporalmente una especie de guarderías. Pero no tiene que ver con el sexo sino con la supervivencia.
      El problema de este fatiguitas majadero con sotana es que es un ignorante con infulas, un bobo con balcones a la calle, o a la V Avenida.
      A ver si es capaz de contarnos que dos pinguinos homosexuales se han quedado embarazados y han fecundado un pollo. Esto otro es una bobada. Cualquier pinguino que vea a un pollo desvalido tiene el instinto de cuidarlo aunque no sea suyo, porque llevan haciendolo miles de años, porque esa cooperación es un factor de exito.

  13. J CALAMARO: LA INYECCIÓN HA MATADO A 7 AMIGOS MÍOS

    Demoledoras las declaraciones del cantante Javier Calamaro, hermano del también cantante Andrés Calamaro, para una televisión argentina cuando ha sido preguntado sobre la pandemia. No ha dejado títere con cabeza y ha denunciado las aberraciones que se están cometiendo para tratar de imponer una dictadura sanitaria.

    Calamaro, quien reconocía que él si está inoculado, además de su error por haberlo hecho, ha denunciado que el medicamento experimental ha acabado con la vida de siete amigos, de momento. Ha dejado claro, además, que bajo su punto de vista estas vacunas contienen grafeno, tal y como se está denunciando desde La Quinta Columna.

    Esperemos que estos testimonios valientes de gente más o menos famosa, vayan calando entre la gente. Las evidencias de lo que está ocurriendo son tantas, que no podríamos reflejarlas ni en un año de publicaciones. Tremendo todo lo que está pasando.

  14. RETIRAN LA VACUNACIÓN FORZOSA –GRAN BRETAÑA

    Los trabajadores del Servicio Nacional de Salud (NHS) y los asistentes sociales NO serán obligados a someterse a las inmorales y peligrosas inyecciones de Covid. La medida debía entrar en vigor en abril.

    Casi 80.000 trabajadores sanitarios se habrían visto obligados a abandonar sus puestos de trabajo por negarse a cumplir la medida, lo que habría provocado una agobiante escasez de personal, escribe Telegraph.co.uk (30 de enero). Es revelador que tantos profesionales sanitarios se nieguen al procedimiento.

    Una medida coercitiva adoptada en noviembre para que el personal de las residencias sanitarias se «vacunara» hizo que unas 40.000 personas perdieran su empleo por esa política.

    1. El problema no es comparar, la analogía es la excusa para no vivir la CASTIDAD. Verdaderamente estamos desde décadas ante dos iglesias y el del Vaticano promocionando maricas practicantes…

  15. Yo veo en ésa imagen de los pinguinos, dos seres vivos que quieren a su especie, no como los humanos que se unen dos del mismo sexo para no reproducirse.
    Ésos pinguinos no le pagaron a un vientre de alquiler para tener esa cría,, está ahí y ya.
    Casi seguro que acomodaron la escena para chantaje sentimental,
    Si a ése señor le impactó la situación, que pida permiso al zoológico y les pida ser también adoptado por ésos buenos padres.
    La ropa le ayuda, casi, casi, creerán que es su hijote.

  16. El problema no es comparar, la analogía es la excusa para no vivir la CASTIDAD. Verdaderamente estamos desde décadas ante dos iglesias y el del Vaticano promocionando maricas practicantes…

  17. Lo que ha querido decir este atinado Jesuita es que los seres humanos debemos ser cuidados y educados por los pingüinos.

    Éste es el mismo que exigió a Francisco que excomulgara a no vacunados y negacionistas de la Pachamama y el cambio climático.

    Hasta estos niveles de degradación está llegando parte del clero encumbrado en la jerarquía pachamámico Sinodal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles