Profanación del Cuerpo de Cristo en París: «Oremos por él, y para que el demonio deje de atacar a la Iglesia»

profanación Cuerpo Cristo París El sacerdote Simon Fornier De Violet, testigo de la profanación.
|

Simon Fornier De Violet, vicario de la Parroquia del Espíritu Santo de París, ha denunciado la profanación que vio delante de sus narices el pasado 16 de enero durante una misa.

“Profanación este domingo en la parroquia. Después de haberla recibido, un hombre rompe la hostia frente a mí y la tira al suelo. Oremos por él, y para que el demonio deje de atacar a la Iglesia”, escribía el sacerdote en sus redes sociales junto a una foto del resultado.

Según recoge Aleteia, que ha podido hablar con De Violet, el autor de la profanación extendió su mano para recibir el cuerpo de Cristo pero, en lugar de llevársela a la boca, levantó la hostia a la altura de la cara y la rompió en mil pedazos antes de dejarla caer al suelo. «¡Tomó la hostia, se llevó la mano a la cara y la aplastó como si fuera una patata frita!», dijo el sacerdote.

«El acto fue por tanto pensado, premeditado», añadió De Violet. «Tenía las manos un poco hinchadas, con algunas heridas, como es el caso de las personas que consumen drogas o alcohol en exceso. Pero él era plenamente consciente», precisó.

«Profanar el cuerpo de Cristo es mucho más grave que el sacrilegio en una estatua o el robo de una colecta», recordó, «es lo máximo de lo que hay más grave en términos litúrgico y sacramental. El cuerpo de Cristo es el tesoro de la Iglesia».

Estando de acuerdo con el sacerdote parisino, nos preguntamos si no sería preferible que los fieles hubieran de comulgar directamente en la boca, como pasaba hace pocos años. Quizás este tipo de aciones horrendas se evitarían en su mayor parte.

Estos días también hemos tenido noticia de una profanación de una Iglesia en Zimbabue, pero el móvil, en este caso, parece que era el robo.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
19 comentarios en “Profanación del Cuerpo de Cristo en París: «Oremos por él, y para que el demonio deje de atacar a la Iglesia»
  1. Sigan defendiendo la comunión en la mano…y después no se quejen…A todos los que la defendemos en la boca y de rodillas nos atacan y ponen epítetos y después están de hipócritas berreando cuando pasan estas espantosas cosas….

      1. ¡qué fácil es para vosotros juzgar a un sacerdote que probablemente celebre la santa Misa con ma´s fervor y amor que vosotros, y que no hace más que obedecer las disposiciones de sus correspondientes ordinarios. En vez de hacer una llamada a la reparación, soltáis vuestra condena y adios muy buenas….¡Qué fácil es eso y qué poco cristiano!
        Reparemos juntos amando al Señor de todo corazón, con todas nuestras fuerzas, ofreciéndole nuestras vidas en honor Suyo.

        1. ¿Qué sabes tu con qué fervor celebran unos y otros? ¿A qué viene esa diatriba partiendo de una base que es pura imaginación tuya?

          1. Defiendo la comunión en la boca, creo que es la forma más adecuada de recibir el Cuerpo de Cristo; pero igualmente podía haberla profanado está persona escupiendo la Sagrada Forma. Por tanto, no juzgo al sacerdote del que desconozco su manera de celebrar la Santa Misa y la subordinación a su ordinario en la forma de dar la comunión y si juzgo el acto sacrílego de este energúmeno.

  2. Si además se hubiera tenido que arrodillar, que es el signo de humillación ante Dios, entonces por no pasar por ello, ni siquiera lo hubiera pensado

  3. ¿ Y aquel artista de 💩 que escribió en el suelo una ofensa con hostias, que según él, las había juntado de muchas idas a comulgar? Cierto o no,, todo es por dar la Comunión en la mano,, como si fueran cacahuates .
    Hay alguien que puede parar ésto, pero no lo hacen, es más importante el cambio climático.

    1. En esos casos el problema no está solo en dar la comunión en la mano si no en repartirla sin atención en que el comulgante tome la Sagrada Forma en presencia del sacerdote. De todas formas estoy de acuerdo en que la comunión en la boca, además de ser la forma idónea de recibir la Comunión, es una medida que evitaría acciones sacrilegas por total descuido de algunos celebrantes poco cuidadosos o poco reverentes con el Cuerpo de Cristo.

  4. Esto sucede porque se entrega la comunión a desconocidos sin las debidas garantías. Si en vez de la Sagrada Forma se tratara de una cantidad de dinero de Caritas para ayuda personal de cualquier necesitado ya se tramitarían los papeles y la foto del recibiente para que la entrega del dinero fuera bien acertada. Pero vemos que en la Eucaristia no se requieren credenciales para entregarla a cualquiera lo que apurando un poco filosóficamente llegamos a la conclusión que se valora más el Dinero que la Eucaristia. Existe una fórmula que se puede aplicar: grupos pequeños de católicos moderados por un diácono y que en grupos pequeños todos se conozca entre ellos. No el sistema actual de repartir públicamente el Tesoro Eucarístico sin conocer a los recibientes. No regalar las perlas a los puercos es un aviso del mismo Jesucristo, hace falta estructurar como podemos evitar esto.

  5. La mayor profanación es recibir al Señor en pecado mortal, recepción facilitada y fomentada por la Amoris Laetitia y un Bergoglio desenfrenado, que califica al Biden abortista, eutanásico y genderista como un buen católico que no necesita confesarse para comulgar, en pecado obviamente, como Bergoglio, que rechaza la gracia de Dios, pues prefiere los aplausos del mundo antes que convertirse. La maniobras para aguar el documento de los obispos estadounidenses sobre la eucaristía son de libro. Se va a ir al infierno sin que casi ninguna autoridad eclesial se lo advierta.

  6. Yo la parte que no entiendo es la de hacer la foto de las hostias consagradas.
    No sería lo propio recogerlas rápidamente sin perder un segundo? No es acaso EL SEÑOR?
    A qué esperan??s

    1. ¿Y a qué espera Vd para no darse cuenta de que no hay incompatibilidad alguna entre recoger las hostias rápidamente y hacer una fotografía?

    2. La pregunta es ¿qué hicieron los católicos que observaron la escena? ¿El sacrílego recibió un número adecuado de obleas o se marchó tan fresco del templo? ¿Qué hubiera hecho Cristo ante alguien que en vez de vender animales para el sacrificio en el patio del templo hubiera profanado el Santo de los Santos? ¡Pero qué ñoños y qué cobardes somos los católicos! ¿Nuestros abuelos hubieran consentido algo así?
      ¡Oremos por nosotros, miserables cobardes!

  7. Profanaciones han existido siempre, entiendo que mejor que hablar sería ofrecer nuestro silencio para desagraviar y por la conversión de ese pobre señor.

  8. Y si se la hubiese dado en la boca la hubiese escupido que es aun peor.
    Hay que rezar por esa persona que sin duda tiene serios problemas espirituales, que Dios le guarde y sepa guiarle de vuelta a casa.

    1. La recepción en la mano que evita la insalivación y el humedecimiento de la Sagrada Hostia facilita la posterior manipulación sacrílega.

  9. Si alguno quiere profanar la eucaristía, da igual que la reciba en la mano o en la boca. En las primeras comunidades cristianas no se admitía a la eucaristía a quienes no eran cristianos.
    Recordad el caso del individuo aquél que fue recibiendo la Sagrada Forma durante un tiempo e iba guardando las formas para escribir la palabra «pederastia» en un cuadro. Se admite a la Sagrada Comunión a cualquiera. Falta una renovación profunda de la Iglesia. El sr. Bergoglio dice que «todos somos hijos de Dios». Sin embargo, San Juan dice: «Vino a los suyos, pero los suyos no le recibieron. Mas a cuantos le recibieron les dio poder de ser hijos de Dios, aquéllos que creen en su nombre» (Jn. 1, 11-12). Por tanto, sólo son hijos de Dios los que están unidos a Cristo por la fe y por el bautismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles