Las diócesis españolas coinciden en que todo está conforme a la legalidad

obispos españoles
|

A raíz de la publicación del informe de la CEE sobre los bienes inmatriculados, distintas diócesis españolas han querido explicar cuál es la verdad sobre este asunto, para contrarrestar la manipulación mediática de estos días con este tema.

Ayer, precisamente, el director de la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal, José Gabriel Vera, explicó a través de un vídeo publicado por la CEE, la verdad de este informe y lo que hay detrás: «La Iglesia no puede devolver los 1000 bienes porque no son suyos», dijo Vera. Siguiendo ese hilo argumentario, algunas diócesis españolas, especialmente las de Castilla y León, han querido explicar y esclarecer lo que dice el informe.

la diócesis aclara al gobierno los errores existentes en ese listado

  • diócesis de Osma-Soria:

En el caso de Osma-Soria, la diferencia entre el listado ofrecido por el Gobierno y el que la propia Diócesis ha verificado es de 182 registros, de los cuales 5 corresponden a duplicados (bienes que aparecen repetidos en el listado), 170 a insuficiencia de datos para identificar (registros que, por falta de información, resultan desconocidos para la diócesis) y 7 a inmatriculaciones anteriores a 1998.

Esos 182 registros son errores existentes en el listado de propiedades presentado por el Gobierno al Congreso de los diputados. «No es que el Gobierno haya descubierto que la Diócesis ha inmatriculado indebidamente 182 registros, ni mucho menos que se haya atribuido sin fundamento ni título un derecho de propiedad sobre estos, sino que la Diócesis aclara al gobierno los errores existentes en ese listado que afectan a esos bienes por los distintos capítulos antes indicados», explica el obispado. La Diócesis de Osma-Soria reafirma que los inmuebles inmatriculados «están a disposición de los fieles, pertenecen al pueblo de Dios y están al servicio del conjunto de la sociedad».

  • diócesis de Urgell:

«El Obispado de Urgell inmatriculó legalmente, y ahora el Gobierno así lo reconoce, 1.542 bienes (iglesias, rectorías, ermitas, campos rurales… etc.) de los que no hay ninguna duda sobre la propiedad de la Iglesia, mantenida desde siglos», afirma el obispado.

Además, «existen 50 bienes atribuidos en el listado del Gobierno Español al Obispado de Urgell, de los que faltan datos para su correcta y completa identificación. Será necesaria una ulterior información catastral.
Y aún, constan 5 bienes que por error de la lista del Gobierno se atribuyen al Obispado de Urgell: 2 ya tienen otros propietarios y 3 fueron adquiridos por métodos distintos a la inmatriculación», informa la diócesis catalana.

«Queremos remarcar que no se trata, pues, de un listado de bienes a devolver por parte de la Iglesia, tal y como ha aparecido en diversos medios de comunicación, sino de un listado con las incidencias y errores en la relación original del Gobierno Español entregada en la CEE», argumentan en un comunicado. Desde que en julio de 2020 la Generalitat de Catalunya hizo público el listado detallado de bienes inmatriculados por la Iglesia Católica en Cataluña, el Obispado de Urgell ha recibido una única reclamación de un privado, que no ha tenido recorrido legal.

  • diócesis de Palencia:

En el citado informe, se constata que, de los 945 registros incluidos en el listado, referidos a la Diócesis de Palencia, se han verificado de manera correcta un total de 926. El resto, 19 registros, son erróneos por ser registros duplicados, bienes sobre los que faltan datos para su identificación, bienes inmatriculados o adquiridos por otros títulos anteriores al periodo 1998 – 2015, que son de otros titulares o son adquisiciones por métodos diferentes a la certificación.

«La Iglesia ha inmatriculado los bienes que durante siglos el pueblo “católico” ha construido y confiado a la Iglesia para que ésta pudiera realizar su labor: el anuncio del Evangelio (apostolado), la celebración de la fe(culto) y el ejercicio de la caridad (servicio). Los bienes de la Iglesia se destinan precisamente a estos fines», afirma la diócesis palentina.

  • diócesis de Segovia:

Este informe recoge un total de 407 bienes inmatriculados por la Diócesis de Segovia, de los cuales 81 registran alguna incidencia. Por un lado, «existe una duplicidad en un inmueble en Revenga y por otro, el cambio de titularidad por una venta en La Higuera, ambas anomalías ya subsanadas», confirma el obispado.

En cuanto a los 79 inmuebles restantes de los que faltan datos para identificar, la Diócesis de Segovia ya comunicó esto mismo en su momento como respuesta a la solicitud que se hizo por parte de la Conferencia Episcopal. En muchos casos, los bienes atribuidos por el informe son difícilmente localizables y en otros no consta certificación de inscripción por parte de la Diócesis. No obstante, «se estudiará nuevamente cada caso para aportar una solución adecuada», añade la diócesis.

Cabe recordar que, en su momento, la vicepresidenta primera del Gobierno, Dña. Carmen Calvo, subrayaba que «las inmatriculaciones que ha hecho la Iglesia católica se han producido al amparo de una situación legal». Es decir, el Gobierno reconocía que la Iglesia ha inmatriculado sus bienes conforme a la legalidad. Asimismo, «la diócesis de Segovia, mantiene su colaboración con las instituciones públicas y remarca que no pretende poner a su nombre nada que no le pertenezca».

  • archidiócesis de Oviedo:

En la Archidiócesis de Oviedo hay en concreto 17 bienes que presentan algún tipo de incidencia, de los 550 que aparecen en total en el listado aportado por el Gobierno. Dos de ellos corresponden a cementerios situados en los concejos de Grao y de Salas, gestionados desde siempre por la Iglesia, en los que no está clara la propiedad y es necesario revisar. Otros 15 pertenecen al gran grupo (608 en toda España), sobre los que faltan datos para su identificación. Se trata de registros que, por falta de información o ser esta muy imprecisa, resultan desconocidos para las diócesis, lo que no ha permitido su verificación.

  • diócesis de Ávila:

De los 696 registros incluidos en el listado, referidos a la diócesis de Ávila, se han verificado de manera correcta un total de 597. El resto «son errores de registro no imputables a una mala praxis o mala intencionalidad por parte de la Iglesia abulense».

El obispado también aclara que «la Diócesis de Ávila actualmente no tiene ningún conflicto con ningún tercero (ninguna persona física o jurídica) que haya reclamado una propiedad como suya y que aparezca a nombre de alguna parroquia».

«La diócesis de Ávila es la primera interesada en querer subsanar estos errores de registro que aparecen en un informe del cual somos ajenos a su realización y lo que hemos hecho es verificar todos y cada uno de los datos que en él aparecen para certificar si eran correctos o no», concluye el comunicado.

  • archidiócesis de Burgos:

La diócesis que dirige Mario Iceta, informa que «la aparición de algunos de ellos (bienes) como apropiación indebida o dudosa responde a errores de carácter administrativo en el Registro de la Propiedad. En ningún caso se cuestiona la titularidad del Arzobispado». Por tanto, «no ha habido, ni hay, ningún intento de aprovechamiento para incrementar el patrimonio por parte del Arzobispado a la hora de aplicar la Ley Hipotecaria del año 1998 y que los procedimientos se han realizado siempre al amparo de la legalidad», zanja el arzobispado.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
2 comentarios en “Las diócesis españolas coinciden en que todo está conforme a la legalidad
  1. Inmatricular propiedades tiene sus pros y su contras. Luego esas propiedades hay que tenerlas en buenas condiciones y algunos son cementerios casas curales antiguas, ermitas semiabandonadas. Igual es mejor desprenderse de gran parte.

  2. Conviene recordar que las inmatriculaciones se efectúan en los registros de la propiedad y que contra ellas cabe recurso ante la Dirección General de Registros y del Notariado del Ministerio de Justicia, inserto en el Gobierno. Toda esta escenificación está de sobra, totalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles