Solsona recibe a Conesa «con alegría y esperanza»

Conesa y Novell
|

El pasado lunes, 3 de enero, se hizo público el nombramiento de Francisco Conesa como nuevo obispo de Solsona. Desde que colgara Xavier Novell la sotana el pasado mes de agosto, la diócesis ha estado a cargo de Romà Casanova, en calidad de administrador apostólico de la diócesis.

Con el rápido nombramiento del ilicitano Conesa como obispo de la diócesis catalana, el Vaticano pretende poner punto y final a la crisis que ha vivido esta pequeña diócesis durante estos meses. Francisco Conesa, dejó Menorca para iniciar una nueva etapa en Solsona. Hacer borrón y cuenta nueva.

Conesa es un perfil poco ideologizado y ajeno a las polémicas independentistas que azotan constantemente a las diócesis catalanas. Nacido en Elche, perteneciente a la comarca del Bajo Vinalopó, es una zona con poco arraigo del nacionalismo valenciano. Además, su perfil de intelectual y estudioso fue también determinante. Conesa, ha estudiado filosofía y teología en la Universidad de Navarra, del Opus Dei. Es doctor en ambas materias. Defendió la tesis de teología en el año 1994. Trata sobre la relación entre la fe y el conocimiento en la filosofía analítica contemporánea. Poco más tarde, se animó a realizar también la tesis de filosofía, que acabó defendiendo en 1995, que trata sobre el problema del mal, centrada en un filósofo analítico llamado Alvin Plantinga. Esta es la carta de presentación con la que aterriza Francisco Conesa en Solsona.

Desde el obispado de Solsona afirman que recibieron “con alegría, esperanza y también sorpresa el anuncio por parte del Vaticano del nombramiento de Mons. Francesc Conesa como nuestro nuevo obispo.

Estas mismas fuentes aseguran que ha habido “sorpresa por el rápido nombramiento y la pronta incorporación al obispado, ya que tan solo habían pasado cuatro meses y medio tras la renuncia del anterior obispo, y de todos es sabido que no es fácil el proceso de nombramiento, así pues lo recibimos como un regalo de la Santa Sede, el cual nos ha hecho sentirnos queridos y cuidados”.

De igual modo, Solsona recibe la llegada de Conesa con “alegría porque recuperamos al Pastor, al padre y podemos salir del sentido de orfandad e incertidumbre que aflora en muchos de los corazones de los feligreses de la diócesis. Nuestro administrador apostólico, Mons. Romà Casanova, está realizando en este tiempo de traspaso, una excelente labor de acompañamiento, pero siempre hemos sabido que era provisional”, afirman fuentes del obispado a Infovaticana.

Además, estas mismas fuentes destacan que las primeras palabras de Conesa dirigidas a los fieles de Solsona “están llenas de celo apostólico misionero, de humildad, de un deseo sincero de caminar junto a este pueblo que le ha sido encomendado, con sus primeras palabras ya nos robó el corazón a muchos, necesitamos un “pastor según el corazón de Dios”, Mons. Francesc apunta a serlo”, apuntan desde Solsona.

Sobre el papel que ha jugado Xavier Novell desde su abandono como obispo, al parecer es nulo. No se sabe si mantiene contacto con alguien de la diócesis, aunque en un principio “su deseo era, que hasta que no hubiese un nuevo obispo establecido en la diócesis, él no tendría contacto con sus antiguos colaboradores para no interferir en la labor del administrador apostólico y el nuevo obispo”, aseguran fuentes del obispado de Solsona. Por tanto, con la llegada de Conesa está por ver si Novell se involucrará de alguna manera ya que el nuevo obispo afirmó recientemente que “me interesa mucho conocer la visión de Novell sobre Solsona”. ¿Accederá Novell a conversar con Conesa sobre el legado que deja? Está por ver. 

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
3 comentarios en “Solsona recibe a Conesa «con alegría y esperanza»
  1. Universidad de Navarra, Opus Dei. Antes eran garantía de buena doctrina; ahora ya no. Ahora son garantía de sumisión papólatra al heterodoxo Bergoglio. Una pena que la Gran Catequesis con que soñó San Josemaría Escrivá haya derivado en la Gran Confusión. Todo por no exhumar las Tres Campanadas, que ya en los años 70 analizaban la crisis de la Iglesia con un buen diagnóstico y señalando el oportuno tratamiento, un tratamiento que no han querido aplicar. Así les va, hacia la desaparición.

    1. Por favor, demosle los cien dias de espectativa y esperanza. No seamos agoreros. El Espiritu Santo sopla, donde quiere a quién quiere y cuando quiere.

  2. Excepto cuando se le fue la cabeza, a mi entender con la política, creo que Novel es una gran persona y seguro que era un gran sacerdote. Dios quiera que se resuelva su caso. La Iglesia tiene siempre la solución a los desastres que nos buscamos en la vida, ella es nuestra Madre. En peores lios hemos estado muchos metidos … y aqui estamos hoy, alabando y bendiciendo al Señor. Le deseo lo mejor, que encuentre la Paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles