El ‘ministerio’ de evangelización de la Santa Sede cumple 400 años

evangelización Santa SedeLuis Antonio Tagle, actual prefecto, en las dependencias de la Congregación.
|

(Agencia Fides)- Hace cuatrocientos años, en la solemnidad de la Epifanía del Señor del 6 de enero de 1622, el Papa Gregorio XV fundó la Sagrada Congregación “de Propaganda Fide” como órgano supremo de propagación de la fe, asignándole un doble propósito: promover la reunificación de los cristianos y difundir la fe entre los paganos. La nueva Congregación estaba formada por 13 cardenales, dos prelados y un secretario, Francesco Ingoli, que se reunieron para la primera sesión el 14 de enero en la casa del primer prefecto, Antonio Sauli. Entre las decisiones inmediatas estuvo la de escribir una carta a los Nuncios Apostólicos para comunicar la noticia del nacimiento de la nueva Congregación y para pedirles un informe sobre la situación de la religión en sus territorios con el fin de propagar los medios adecuados para la difusión de la fe.

A tres cardenales, Bandini, Millini y Ubaldini, se les confió la tarea de preparar la Bula para la erección canónica de la Congregación. El 22 de junio de 1622 el Papa Gregorio XV publicó la Bula “Inscrutabili divinae Providentiae arcano”, en la que partiendo de la salvación del mundo operada por Dios mediante el sacrificio de su único hijo, afirmaba que era “un deber que nosotros pongamos en marcha todos nuestros medios, todos nuestros esfuerzos, para llevar las almas a Cristo” (W. Henkel , OMI, en Diccionario de Misiología).

La tarea de la nueva Congregación era, por tanto, atender la actividad misionera de la Iglesia, en el viejo y en el nuevo mundo, con fines eminentemente espirituales, abandonando la práctica misionera nociva seguida hasta entonces por los mecenazgos coloniales de las potencias europeas y superando las tendencias particularistas de la acción misionera de las órdenes religiosas. También se reconoció a la Congregación el poder de decisión necesario para asegurar celeridad y eficacia en el gran compromiso evangelizador. El Papa Urbano VIII fundó en 1627 el Colegio Urbano de Propaganda Fide, para la formación del clero secular para las misiones, y la Imprenta Políglota, para imprimir documentos y textos en los diferentes idiomas de los pueblos.

Durante los últimos 400 años, diversas intervenciones del Magisterio han definido aún más las tareas y la organización del Dicasterio Misionero, que hoy se denomina “Congregación para la Evangelización de los Pueblos”, manteniendo inalterados sus objetivos fundamentales y adaptándolos a la evolución de la situación histórica, social y cultural.

La Constitución Apostólica “Pastor bonus” de Juan Pablo II confirmó el principio general de la jurisdicción enunciado por el Concilio Vaticano II ( Ad gentes, 29), que dice: “Es tarea de la Congregación dirigir y coordinar en todo el mundo la obra misma de la evangelización de los pueblos y la cooperación misionera” (85). Entre los principales objetivos del Dicasterio Misionero están asegurar una adecuada distribución de misioneros; cuidar la formación del clero secular y los catequistas; y encomendar la evangelización de los territorios de misión a institutos, sociedades religiosas o iglesias particulares.

Según estadísticas recientes publicadas con motivo de la Jornada Mundial de las Misiones del 24 de octubre de 2021, existen hoy 1.117 circunscripciones eclesiásticas dependientes de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, la mayoría de ellas ubicadas en África (517) y en Asia (483), seguidas de América (71) y Oceanía (46). Con el término circunscripciones eclesiásticas se abarcan archidiócesis, diócesis, abadías territoriales, vicariatos apostólicos, prefecturas apostólicas, misiones sui juris, prelaturas territoriales, administraciones apostólicas y ordinariatos militares.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

7 comentarios en “El ‘ministerio’ de evangelización de la Santa Sede cumple 400 años
  1. Su Santidad el Papa Gregorio XV, de grandísimo celo apostólico, no debió imaginar que cuatro siglos después, la Congregación caería en manos de quien dice que no hay que hacer proselitismo, y que todas las religiones son expresión de la sabia voluntad divina.

  2. Terrible sensación de orfandad la que un cristiano puede sentir en estos tiempos, cuando comprueba que la iglesia que le cobijaba ya no existe. Es como despertar y comprobar que la gracia ya no existe. No la busques en este mundo donde te encontrarás de ahora en adelante totalmente solo. La iglesia ha sido aniquilada, Francisco así lo ha decidido. No mas altares, confesionarios, sacerdotes, ni sacramentos. El santo rosario ha sido declarado obsoleto, el nuevo dios engelante del universo no exige nada a cambio. Nuestra madre la Virgen Maria ha sido degradada a niñata. No suenan las campanas, los conventos han sido exclaustrados, ya nadie reza por nadie. No hay catecismo en las escuelas, ni liturgia de las horas, ni ángelus. Roma no es mas que la ciudad de un nuevo cesar pagano.Ya nadie te casará, ni bautizarán a tus hijos, ni rezarán en tu agonía, ni te juntarán las manos difuntas. Estás solo.

    1. Todavía queda esperanza se llaman Siervos del Hogar de la Madre.

      Su carisma defensa y promoción de la Eucaristía, de la Virginidad de María y la conquista de los jóvenes para Dios.

      Rezan la liturgía de las horas, el rosario diario, hacen lectura espiritual mientras comen, media hora cada día de oración mental y una hora de adoración al Santísimo y tiempo de silencio desde Vísperas hasta el día siguiente. Aparte de celebrar cada día la Santa Misa con solemnidad y confesarse regularmente. Y tienen un grupo de laicos donde les acompañan, se confiesan al menos una vez al mes, tienen dirección espiritual, rezan el rosario diario etcétera.

  3. Ahora su misión es anunciar el evangelio de Bergoglio, UN ANTI EVANGELIO. Bergoglio prohibe anunciar el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo, el de la salvación a través del Bautismo, la vida sacramental, la Fe y las obras buenas, pero hace proselitismo de la nueva religión mundialista, sometida al pensamiento único y sus dogmas ambientalistas, migracionistas, globalistas, vacunistas, pseudo sanitarios, homosexualistas y legeteberos, en orden a reducir la población a un máximo de 1000 millones por medio de la dictadura más terrible de la historia, que ya asoma sus patitas.

  4. BERGOGLIO ESPÍA A SUS COLABORADORES

    Francisco ha dado luz verde entre 2019 y 2020 a métodos de vigilancia incompatibles con el derecho internacional.

    La investigación de los delitos financieros fue utilizada como pretexto. Si esos métodos de espionaje están disponibles, pueden ser utilizados contra todos en el Vaticano.

    TvSvizzera.it (3 de enero) cita uno de los cuatro Rescriptos firmados por Francisco. En él se dice que «se pueden utilizar instrumentos tecnológicos aptos para interceptar las llamadas telefónicas fijas y móviles, así como otras comunicaciones, incluidas las electrónicas».

    En resumen: en el Vaticano de Francisco se espían las conversaciones telefónicas, los chats y los correos electrónicos.

  5. Ahora, se predica un nuevo evangelio, llamado mundialismo, en donde nadie debe convertir a nadie, ya que de esa manera, se coarta la libertad de todos; se predica que el proselitismo no es bueno; se predica la igualdad de las personas ya que todos, absolutamente todos, somos hijos de Dios.
    Bergoglio y sus secuaces están anatematizados, por predicar un evangelio jamás enseñado.

  6. ¡Ay, si S. S. Gregorio XV levantara la cabeza y viera en qué convirtieron la Sagrada Congregación fundada por él 340 años después…!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles