El turbio comienzo de Gómez Cantero como obispo de Almería

Antonio Gómez Cantero
|

El pasado sábado tuvo lugar en la catedral de Almería la misa de acción de gracias por el pontificado de Adolfo González Montes en la diócesis de Almería. En esa misa, estuvo también presente el que fuera obispo coadjutor y actual obispo de Almería, Antonio Gómez Cantero.

La relación entre ambos nunca ha sido muy fluida, pero desde que Gómez cantero tomó posesión como obispo de Almería parece que esa relación no ha hecho más que empeorar. Fuentes del obispado y algunos clérigos de Almería, aseguran a Infovaticana que no entienden el ninguneo y obsesión del actual obispo con el emérito. Recientemente, Adolfo González hizo una visita a una parroquia de Almería portando el báculo (cayado que llevan los obispos como signo de su función pastoral y que se le entrega en su consagración), lo cual “hizo montar en cólera” al actual obispo.

El trato de Gómez Cantero a los dos obispos eméritos que residen en Almería tampoco parece ser el mejor posible. Y sí, digo dos porque además del actual emérito, Adolfo González, también reside en Almería el obispo emérito de Boma, una diócesis del Congo, Monseñor Cyprien Mbuka, quien está recibiendo un tratamiento a causa del cáncer que padece. Este obispo emérito desde hace muchos años, pasa tiempo en Almería. Incluso antes de jubilarse ya acudía con frecuencia por Almería ya que en su diócesis hubo una misionera almeriense y es lo que provocó que el obispo congoleño visitara la ciudad andaluza. “Solía venir por Almería a ayudar en las parroquias y don Adolfo le ayudaba para el mantenimiento de su diócesis”, aseguran fuentes conocedoras. 

Hasta ahora, se alojaba en la casa sacerdotal, pero según fuentes próximas al obispado Gómez Cantero habría forzado la salida del obispo congolés dentro de la operación iniciada para reducir el gasto de la diócesis. “Quieren quitarle el personal ya que la idea es marginarlo y anularlo para forzar su salida”, afirman algunas voces a Infovaticana. Será una familia quien lo acoja en su casa particular. El actual obispo emérito, Adolfo González, tuvo que estar casi dos meses sin agua caliente porque se estropeó la caldera y arreglarla suponía un gasto importante para el obispado, aunque según ha podido confirmar Infovaticana ya ha sido reparada.

Polémica con los nombramientos

Otro de los asuntos que está levantando ampollas dentro del clero almeriense es el de los nombramientos. Infovaticana ha podido confirmar de diversas fuentes que el actual obispo, Antonio Gómez Cantero, cuando todavía era obispo coadjutor, pidió, en el mes de mayo, a varios sacerdotes de la diócesis de Almería que no aceptasen los nombramientos de don Adolfo ya que sería él el próximo encargado de hacer los cambios tal y como ocurrió. El 20 de mayo llegó la notificación del Nuncio Apostólico en España comunicando que Gómez Cantero se hacía con el control de la diócesis. Finalmente, ya con el control de la misma bajo el brazo, se encargó en verano de hacer los nuevos nombramientos y de tomar otras medidas como cerrar el seminario de Almería y mandar a los seminaristas a Murcia. Precisamente esta mañana, el obispado de Almería ha hecho público los nuevos nombramientos para los arciprestados de la diócesis de Almería.

El cabreo de una parte del clero almeriense es notorio y va en aumento. No solo por parte de los seguidores de González Montes, sino también entre miembros de la curia almeriense y colaboradores del actual obispo que, sin duda, ha tenido un comienzo de mandato muy ajetreado. De los colaboradores más cercanos al obispo se dice que algunos están “cansados y que no pueden más con las formas y modos de actuar” de Gómez Cantero.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
11 comentarios en “El turbio comienzo de Gómez Cantero como obispo de Almería
  1. ¿Aún no nos hemos enterado que Bergoglio ha nombrado a Cantero para destruir la diócesis? El seminario ya lo ha conseguido, pero todavía le queda tarea.

  2. Don Antonio ¿usted si podía usar báculo siendo coadjutor sin llegar a ser plenamente el pastor de la diócesis?, pero ahora a Don Adolfo lo persigues por usarlo una vez y negarle incluso usarlo en su misa de despedida. Eres un déspota y poco humilde, con ese báculo de palo de cortina cochambroso que llevabas, anda ya!
    Te estas deslizando y te va a faltar báculo para sujetarte, en los pueblos del interior estamos muy molestos, ya que la gente estamos indignadas por las medidas que estas tomando y por la mala gestión.
    Devuelvenos nuestro SEMINARIO, queremos nuestros seminaristas en nuestra tierra, queremos rezar por ellos y para ello presentes en Almería. E incluso le impediste que fuesen a la misa de despedida.

    Encima te haces la guerra con otro obispo ¿y encima enfermo de cáncer?, eres anticlerical, tienes corazón de piedra, una muy mala persona, con pocos valores cristianos, los cuales creo que lo aprendiste de manera inversa.
    Estas creando muchos enemigos y ya algunos de tu equipo

  3. Lo del báculo, que me corrijan si me equivoco, es más por condescendencia que por derecho el no usarlo fuera de la propia diócesis y, normalmente, el obispo titular autoriza a otro obispo a usarlo. Si no es así, que alguien indique el canon o norma que impide usarlo fuera de la diócesis de la que se es ordinario.
    Otra cosa es cuando hay dos o más obispos en una misma celebración; sólo uno lleva báculo; el que preside.

  4. Me encanta la «caridad cristiana» que tienen entre ellos.Con estos pastores ¿como vamos a estar las ovejas ?.Madre santa de Dios.¡Menuda tropa!.Sigan peleándome así, que nos dan muy buen ejemplo.

  5. Ceremonial de los Obispos 59: «El báculo, signo de su ministerio pastoral, lo usa el Obispo en su territorio. Pero puede usarlo, con consentimiento del Obispo del lugar, cualquier Obispo que celebra solemnemente». Así que la clave está en si hubo o no consentimiento del actual obispo…

  6. Me parece un tanto tendencioso el artículo, con medias verdades.

    Los nombramientos que hizo en su día y que sin duda tenía derecho a hacerlos, porque sino no los hubiera hecho, son muy buenos y eso es objetivo pues son conocidos los curas en cuestión.

    También es objetivo, por desgracia, que haya un grupo que mete mucho ruido y denigra al obispo. D. Adolfo no va a volver, así que denigrar al obispo sólo servirá para que haya división en la diócesis, que como todo el mundo sabe, es lo mejor para la Iglesia.

    También es sorprendente la inquina que demuestran los comentarios, teniendo en cuenta que lo más probable sea que ni siquiera han estado alguna vez en Almería. Piensen en la falta de caridad que suponen estos comentarios y el propio artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles