Aupetit se defiende: «Soy víctima de un complot»

Aupetit complot
|

(Tempi)- Más fango sobre el obispo dimisionario de París, que habla tras las acusaciones de haber tenido una aventura con una mujer. «Yo, enamorado de Cristo».

París. «He sido víctima de un complot». Doce días después de su dimisión, aceptada por el papa, tras la publicación de un artículo en el semanario Le Point sobre una supuesta aventura con una mujer en 2012, el exarzobispo de París Michel Aupetit ha concedido una entrevista al diario Le Parisien en la que niega la existencia de cualquier relación amorosa y dice ser víctima de un complot urdido contra él para echarlo. «Algunas personas me han señalado, algunas redes que me tenían manía y que han actuado», ha declarado Aupetit a Le Parisien.

«No ha habido ninguna relación»

Colette, la mujer mencionada por primera vez por Le Point en el artículo del 22 de noviembre que ha puesto en marcha la máquina de enfangar a base de cotilleos, «era una persona que, como suele ocurrir cuando se es sacerdote o médico, se apega a ti porque sufre de soledad», dijo el prelado, antes de añadir: «Me escribía todos los días. Respondí a un correo electrónico y mi secretaria pudo leerlo, porque compartimos el mismo buzón de correo electrónico. No había ninguna relación. En una ocasión esta persona tenía dolor de espalda. Le di un masaje para que se sintiera mejor. Me gustaría recordarles que soy médico».

Preguntado por Le Parisien sobre la rueda de prensa del papa Francisco en el avión de vuelta a Roma, en la que el pontífice habló de «caricias» y «masajes» dados a una secretaria, Aupetit respondió: «Creo que ha mezclado un poco los elementos de la historia. Mi pobre secretaria no tiene nada que ver con todo esto. Conozco bien a su marido y a su familia. He bautizado a sus nietos».

Pon al obispo en primera página

La semana pasada, el semanario Paris Match sacó a Aupetit en la portada junto a una segunda mujer, Laetitia Calmeyn, teóloga belga de 46 años, virgen consagrada y profesora del Collège des Bernardins. En el interior, un artículo lleno de insinuaciones. «No tiene nada que ver con una relación amorosa o sexual. Es una amistad. A nivel personal y espiritual, estamos en sintonía. Es una bellísima persona, mucho más inteligente que yo, y que me ayuda mucho a pensar. Laetitia Calmeyn tiene una gran delicadeza. Me parece vergonzoso que se la vilipendie», ha declarado Aupetit.

Los tres entrevistadores de Le Parisien también le preguntaron si, en retrospectiva, no cree que le faltó «lucidez» cuando decidió dar un paseo con Laetitia Calmeyn por el bosque de Meudon (Paris Match ha publicado una foto de ambos en el bosque).

«Conozco bien ese bosque porque vivía cerca cuando era niño. Decidí ir allí a dar un paseo para relajarme. Laetitia me envió un mensaje de texto para decirme que acababa de terminar una clase en el Collège des Bernardins. Le contesté: ‘Si quiere, acompáñeme. Tome el metro y la espero al final de la línea’. Fui a su encuentro, vimos un pequeño bistró para almorzar y luego fuimos a dar un paseo por el bosque. ¡Qué historia! Si ya no puedes comer con una amiga sin que haya un paparazzo para fotografiarte, ¿en qué mundo vivimos?», respondió el exarzobispo, que dice haber «encontrado la paz» desde que el papa Francisco aceptó su renuncia.

«Sí, me he perdido por amor. A Cristo»

En una entrevista concedida al diario católico francés La Croix el pasado domingo, también Laetitia Calmeyn se ha pronunciado sobre el asunto y el trato mediático que ha sufrido. «Hace dos días estaba realmente en shock, lo viví como un trauma. Y entonces me vino a la mente un hecho: si hubiera habido un hombre, un sacerdote, al lado de mons. Aupetit, ¿habría habido el mismo tratamiento mediático? ¿La mujer en la Iglesia debe ser reducida a un objeto de sospecha, a un fantasma, a una expresión de celos o de servilismo?», se pregunta la teóloga belga.

Y de nuevo: «¿Significa todo esto que, en la Iglesia y a los ojos del mundo, es impensable una relación amistosa entre un hombre y una mujer? Puedo admitir perfectamente que un periodista quiera conocerme, pero este robo de imágenes y este montaje destinado a levantar sospechas allí donde no hay material para ello, es algo terrible». El jueves pasado, durante su homilía en la misa de despedida de la archidiócesis de París en la iglesia de Saint-Sulpice, monseñor Aupetit reafirmó el sentido profundo de su vocación en respuesta a las acusaciones de Paris Match: «Una periodista ha escrito: ‘El arzobispo de París se ha perdido por amor», pero ha olvidado el final de la frase. La frase completa es: ‘El arzobispo de París se ha perdido por amor a Cristo». Ayer perdí mi vida por amor a Cristo cuando entré en el seminario. Hoy he perdido mi vida por amor a Cristo. Mañana volveré a perder mi vida por amor a Cristo. Debemos correr el riesgo de amar, como Jesús».

Publicado por Mauro Zanon en Tempi.

Traducido por Verbum Caro para InfoVaticana.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
18 comentarios en “Aupetit se defiende: «Soy víctima de un complot»
    1. Lo quieren desprestigiar porque defiende la verdadera Misa. Dónde se vio un arzobispo ermitaño, que no tenga amistades ni trate con nadie.
      Difamar y calumniar es la técnica. Luego, la monja que aplaude que se acuesten hombres con hombres hace una obra encomiable para bergoglio.
      Un sacerdote que habla con una mujer ya es degenerado.
      Es sacerdote, no es monje de clausura apartado del mundo.

  1. Un poco, o un tanto, ingenuo también eres. ¿PENSABAS QUE BERGOGLIO TE IBA A DEFENDER, EN VEZ DE SACRIFICARTE, EL MUY HIPÓCRITA, EN EL ALTAR DE LA HIPOCRESÍA, COMO HA RECONOCIDO?

    ¿Pensabas que por sacrificar la Misa sacrificio en el altar de la mentira te ibas a ganar al hipócrita demoledor? En el pecado tienes la penitencia. Roma no paga traidores ¿No sabías?

  2. Está claro que monseñor Aupetit es inocente. Me recuerda el caso de hace un par de años, del obispo de la diócesis de Palma, que también sufrió la difamación mediática sin que hubiera hecho nada malo.
    Francisco debería defender a los buenos obispos en vez de abandonarlos en el «altar de la hipocresía.»

    1. ¿Se refiere a Francisco, que fue el que divulgó la calumnia, por si alguien no había leído el panfleto que la publicó, hablando de unas «caricias» inexistentes y de pecados «no totales», también inexistentes?

  3. Esta claro que van a ir con todo lo que puedan contra aquel que oponga rigida resistencia al nuevo orden climático pachamámico. Si pueden obtener unas fotos de algun rigido resistente con una feligresa paseando en un parque a media tarde, ya esta el lio montado. El lider supremo exigira la dimision por escandalo sexual. Poco importa que amigos suyos muy admirados, como Biden, sean reconocidos peredastas con numerosas fotos y videos de manoseos inapropiados a menores.

    1. Perdón, con todo respeto,, se le pasó inadvertido al obispo, que :
      «Entre Santa y Santo,, pared de cal y canto »
      Si se busca ayuda espiritual,, pues con los primeros auxilios basta.
      Ya si es más serio,, con otras personas que no corren peligro de maledicencia ,, ¿ para qué se le buscan tres pies al gato.
      Ahí están las lamentables consecuencias.
      Sólo dolor.

      1. Yo no se lo que pasó. No estuve allí. Pero si es como cuenta el obispo, y todas las fotos son de un almuerzo en un bistró y un paseo por un bosque a plena luz del día… pues si eso es todo por lo que le han puesto en la diana, será por alguna otra cosa… Y resulta más escandaloso todavía cuando el Papa está dando apoyo continuamente a sacerdotes LGTB como James Martin que defiende abiertamente la homosexualidad y la sodomía.

  4. En vez de estar pendientes de no se que mujer aunque no haya pasado nada, debería haber estado pendiente como arzobispo que es de París de que la catedral quemada no se ya si adrede, se restaure conforme a los preceptos de lo que en el catolicismo se entiende por una catedral.
    Eso es un edificio para adorar a Dios y celebrar adecuadamente la Santa Misa y n o un lugar museístico multicultural y lleno de horripilinte arte moderno donde nadie rezaría ni una Ave María.

    1. ¿Y quién te ha contado que no se ocupa de la Catedral? Querer justificar otra decisión»bergolian» amparada en la misericorditis no es muy acertado

  5. Con todo esto, lo único que se persigue es destruir la Iglesia Católica embarrándola. Del resto de las confesiones no se las critica o se hace con sordina.

  6. En mi vida he conocido un papa que hable tanto, y bien dice el refrán: «el que mucho habla mucho hierra». Hay que rezar incesantemente por el papa y por la iglesia, no podemos hacer más. Dios no nos abandonará.

  7. Curioso que al arzobispo de París le llamáis «obispo dimisionario», mientras al obispo casado de Solsona lo llamáis «obispo emérito». Es una gran incongruencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles