Las cartas del ex delegado de Fundaciones a Osoro que aún no ha respondido

Osoro y David López Royo
|

David López Royo presentó su renuncia voluntaria como Delegado Episcopal de Fundaciones en octubre de 2019 por «agotamiento y no poder compatibilizarlo con su trabajo en la Fundación Chávarri. Cuando salió a prensa “el caso de las Fundaciones”, Osoro permitió a Javier Belda en junio de 2020, mediante un decreto canónico, investigar las Fundaciones civiles, tal y como ya publicamos en Infovaticana.

Durante ese proceso, el sacerdote murciano comenzó su investigación gracias a los poderes otorgados por Osoro, a pesar de que dicho nombramiento no debería de haberse producido ya que Osoro, en calidad de arzobispo, no tiene autoridad para permitir investigar fundaciones civiles mediante un decreto canónico.

Infovaticana ha tenido acceso a las cartas enviadas por el ex delegado de Fundaciones al cardenal Osoro. La primera de ellas, en noviembre del 2020, le escribe para “manifestar mi más absoluto rechazo por las formas y el modo en el que se viene llevando a cabo dicha investigación previa por su delegado, d. Javier Belda Iniesta. López Royo le manifiesta a Osoro que “me produce profundo desasosiego escuchar a ciertas personas decir que d. Javier Belda Iniesta ha llegado a realizar afirmaciones como las que de forma aproximada y no literal, ahora refiero: “tengo información suficiente para abrirle a David un expediente de excomunión” o que incluso el propio investigador se haya puesto en contacto con otros obispados e instituciones religiosas para animarles a que no mantengan contacto alguno ni trabajen conmigo”.

López Royo continúa lamentándose de que “dichas afirmaciones y el propio modo de actuar de don Javier Belda Iniesta, además de estar muy lejos de la práctica de la caridad cristiana, excede su tarea como investigador”. Del mismo modo, López Royo también pone de manifiesto ante Osoro que le resulta “del todo inquietante” el nombramiento de Belda como secretario de Fusara y de administrador en la Fundación Santísima Virgen y San Celedonio.

Por último, concluye en su primera carta a Osoro que todas las actuaciones que realizó como Delegado Episcopal de Fundaciones “se efectuaron siempre con conocimiento por su parte y realizados en nombre y por cuenta de ustedes”, asegura López Royo.

Al no obtener respuesta por parte del arzobispo, el ex Delegado de Fundaciones vuelve a enviarle una segunda carta a finales de mayo de este año, coincidiendo con la noticia del cese de Belda como Decano de la UCAM por haber falseado, supuestamente, su currículum. En referencia a esta noticia, López Royo le escribe a Osoro para informarle que dicho acontecimiento “constituye una presunta falsedad documental de tal envergadura, que considero que arroja suficientes sombras sobre la prudencia de la persona por usted nombrada para llevar a cabo una investigación administrativa canónica”. En dicha carta López Royo aprovecha para comunicarle a Osoro que sí ha obtenido respuesta del Nuncio apostólico en España, Monseñor Bernardito Cleopas.

Carta al Nuncio explicando la situación

López Royo escribió al Nuncio Apostólico en marzo del 2021 para contarle la situación en la que se encontraba y ponerle al corriente de la operación realizada por Osoro de nombrar a Belda investigador canónico de Fundaciones civiles. La respuesta del Nuncio llegó un mes más tarde para confirmarle que desde la Nunciatura estaban al corriente de la situación. El Nuncio le comunicó que dicha cuestión “queda fuera de la competencia de la Nunciatura Apostólica, siendo las Fundaciones de carácter civil y no canónico, confiando que las instancias jurídicas competentes esclarezcan la cuestión”. Con esta respuesta, el Nuncio reconoce que al ser Fundaciones civiles deben seguir el procedimiento adecuado, quedando en entredicho la investigación canónica iniciada por Osoro.

Por otro lado, López Royo en una carta enviada a Infovaticana, ha señalado que “lo que se hizo en cada Fundación fue un plan de transformación de los activos dotacionales, nunca una venta y punto”. Además, argumenta que “se hizo una transformación de activos dotacionales, esta decisión que fue unánime en ambos patronatos, y por la documentación aportada al Protectorado, al Registro de Fundaciones y ahora al Juzgado 28, queda demostrado que daba mucho más valor al patrimonio dotacional de las Fundaciones”.

También, ha querido señalar que “existían dos Proyectos a realizar, la ciudad de la misericordia y el proyecto socioeducativo que hubieran dado un servicio social y eclesial de gran magnitud a Madrid. Hubieran creado más de 600 puestos de trabajo, sin mencionar la gran labor social que hubieran realizado”. Todo esto, anuncia López Royo, “me está dando material suficiente para escribir el libro que estoy escribiendo y que llevará como título la “Injusticia de la justicia”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
3 comentarios en “Las cartas del ex delegado de Fundaciones a Osoro que aún no ha respondido
  1. Vamos a ver. Tanto Osoro como Belda, que gozan del apoyo de Bergoglio, han falsificado su propio currículo. No son personas fiables, no ya como hombres de Iglesia, ¿de cual iglesia?, sino como personas humanas. Creer que quien está destruyendo el seminario y la diócesis, a paso acelerado, vaya a resolver la trama de las fundaciones es de un infantilismo supino. Sólo saben demoler la Iglesia Católica. Su referencia es el Gran Demoledor.

    1. Le dijo la sarten al cazo…
      Por desgracia, este contencioso que trata sobre estafas, falsedades, tramas corruptas y graves perjuicios económicos a las fu daciones laicas y morales e ireparables para sus Fundadores, pudiera ser un síntoma más de lo enferma que está nuestra Iglesia a nivel local de Madrid, nacional y universal. Las ovejas debe.os defender al rebaño del pastor. Tragico

      1. Debo de estar muy espeso hoy, porque no veo ninguna conexión entre su primera frase y el resto de su comentario. ¿Quién es la sartén y quién el cazo, según usted?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles