George Weigel: «El régimen de Xi Jinping está llevando a cabo una brutal campaña de genocidio cultural»

Xi Jinping Weigel genocidio cultural
|

(First Things)- En julio de 2016, mientras estábamos sentados en la cola del barco de vapor de ruedas suizo Rhone mientras surcaba el lago de Ginebra, mi anfitrión señaló la ciudad de Lausana, donde un enorme edificio curvilíneo revestido de cristal brillaba bajo el sol del verano. «¿No es esa la sede del Comité Olímpico Internacional?», le pregunté. Cuando mi amigo respondió afirmativamente, dije: «Algo me olía.

Ese olor desagradable -el hedor de la codicia que se impone a la solidaridad que los Juegos Olímpicos pretenden representar- se ha intensificado recientemente.

Incluso el estudiante ocasional de la historia olímpica moderna conoce los Juegos de Berlín de agosto de 1936, en los que el estadounidense Jesse Owens, de raza negra, se llevó cuatro medallas de oro y echó por tierra el mito de la supremacía aria de Hitler. Menos aún saben que, en febrero de ese año, los Juegos Olímpicos de Invierno se celebraron en la ciudad bávara de Garmisch-Partenkirchen. ¿Cómo, nos preguntamos hoy, pudieron celebrarse dos Juegos Olímpicos en el Tercer Reich? ¿Cómo es posible que la gente no lo sepa?

Hubo cierta controversia sobre la celebración de los Juegos Olímpicos de verano e invierno bajo los auspicios nazis. Pero en 1936, la situación alemana no era tan espantosa como lo sería en los años posteriores. Sí, el campo de concentración de Dachau para prisioneros políticos se había abierto en marzo de 1933, y las leyes de Nuremberg que negaban a los judíos la ciudadanía alemana y el matrimonio entre judíos y «arios» se habían promulgado en 1935. Sin embargo, los horrores del pogromo de la Noche de los Cristales en noviembre de 1938 se produjeron dos años después, y la satánica Conferencia de Wannsee para planificar la «Solución Final» al «Problema Judío» llegaría seis años más tarde. Las personas de mente clara deberían haber discernido algunas de las implicaciones de las Leyes de Nuremberg. Pero la matanza industrializada de millones de personas, simplemente porque eran hijos de Abraham, estaba más allá de la imaginación de prácticamente todo el mundo.

Así que Hitler y sus matones se comportaron bien temporalmente (más o menos) en el período previo a los Juegos Olímpicos de Garmisch-Partenkirchen y Berlín. Y el Comité Olímpico Internacional pudo tranquilizar cualquier conciencia que tuviera en aquellos días y seguir adelante con los juegos.

El COI no tiene excusas hoy, dos meses antes de que se inauguren los XXIV Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín. Porque hoy, todo el mundo lo sabe.

Cualquiera que preste la más mínima atención a los asuntos mundiales sabe lo que el régimen de Xi Jinping está haciendo en China. Está llevando a cabo una brutal campaña de genocidio cultural contra los uigures, metiendo a más de un millón de ellos en campos de reeducación donde la tortura es habitual. Ha derogado los derechos humanos en Hong Kong y ha encarcelado a los líderes prodemocráticos de esa ciudad, incluido mi amigo Jimmy Lai (un valiente católico que aún espera una palabra pública de apoyo del Vaticano). El régimen de Xi lleva a cabo una vigilancia masiva y continua de su propio pueblo, en el esfuerzo más draconiano de la historia por el control social orwelliano; el mes pasado, por ejemplo, la estrella del tenis chino Peng Shuai desapareció durante días después de denunciar en las redes sociales que había sido violada por un alto funcionario del Partido Comunista chino. China hace ruido de sables en toda su vecindad y amenaza constantemente a Taiwán. ¿Y alguna persona en su sano juicio cree que el gobierno chino está diciendo toda la verdad sobre la relación de China con una pandemia que, hasta la fecha, ha matado a 5,5 millones de personas en todo el mundo, ha alterado de forma masiva la economía mundial y ha creado una angustia social y mental incalculable en todas partes?

La reductio ad Hitlerum es un recurso retórico barato que hay que evitar. Así que digamos que la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín en febrero de 2022 será una obscenidad. Esta vez no hay excusas. La cultura de la información de 1936 no se parecía en nada al mundo transparente de hoy; en 1936, la verdad sobre la Alemania nazi era, si no oculta, menos evidente de lo que sería hoy. Todo el mundo sabe lo que ocurre en la China de Xi Jinping. Proceder como si ese conocimiento pudiera ponerse entre paréntesis durante unas pocas semanas es una gran cobardía moral.

Hace unos meses, firmé una petición para que el COI trasladara los XXIV Juegos Olímpicos de Invierno de China. Eso no va a ocurrir. ¿Qué se puede hacer entonces? Hacer que Xi Jinping y su gobierno de matones y tecnócratas pague por toda la atención que recibirá su país durante los juegos. Los medios de comunicación de todo el mundo deberían poner de relieve los abusos de los derechos humanos en China, sus métodos draconianos de control social y su intolerancia religiosa. Los atletas de los países libres deberían recibir el apoyo de sus comités olímpicos nacionales si, como es debido, se solidarizan con los uigures de los campos de concentración, con los cristianos perseguidos en toda China y con los activistas de los derechos humanos y la democracia de Hong Kong, que se encuentran en una situación difícil.

Los jefes del COI chillarán. Que lo hagan. Exponer su cobarde actitud sería un buen complemento para dar a conocer la brutalidad de la China comunista ante el mundo.

Publicado por George Weigel en First Things.

Traducido por Verbum Caro para InfoVaticana.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
20 comentarios en “George Weigel: «El régimen de Xi Jinping está llevando a cabo una brutal campaña de genocidio cultural»
    1. China es la potencia totalitaria más maligna y terrorífica de nuestro tiempo. Por eso Francisco y su camarilla se han entregado voluntariamente a cumplir los designios del Partido Comunista Chino, en la medida de sus fuerzas y hasta que culminen sus días sobre la Tierra.

  1. Con el silencio o hasta el aplauso de Bergoglio, pero Gotti Tedeschi afirma, en Stilum Curiae, sin remilgos, que LA PROPIEDAD PRIVADA ES UN DERECHO NATURAL PRIMARIO, NO SECUNDARIO. A ver si se entera el bergo liante.

    1. No sólo eso, China está transformando todas las religiones, equiparables, en órganos del Estado chino, en correas de transmisión.

      Lo cuenta Stefano Magni en La Nuova Bussola.

    2. El pensamiento único está haciendo otro tanto, con la bendición o sumisión de Bergoglio: que las religiones confluyan en la nueva religión mundialista. Bergoglio se ha convertido en su correveidile.

      1. Belzunegui lee mi comentario en Stilum Curiae al artículo de Gotti Tedeschi quizás entiendas lo que quise expresar porque Info lo que no entiende lo bocha y bocha demasiado.

        1. Leido. Muy claro. Tan claro como la intención de Bergoglio de restarle importancia a un derecho que el mismo ejerce por medio de su buena cuenta corriente de exclusiva titularidad, de la que nos enteramos porque alguien ajeno había entrado en ella y la había mermado, sustrayendo una sustanciosa cantidad.

    3. En este artículo, Chafuen explica el pensamiento de un gran jesuita de finales del siglo XIX, el padre Matteo Liberatore SJ, quien contribuyó a la redacción de la encíclica Rerum Novarum del gran Papa León XIII (1891).

      En este artículo Chafuen explica la prioridad inalienable de la propiedad privada, para el bien común, como un derecho acorde a la naturaleza y por tanto primario, no secundario y derogable. Como en cambio se enseña en la Encíclica Fratelli Tutti, negando incluso el pensamiento de Santo Tomás de Aquino.

      Chafuen recuerda que el padre Liberatore también fue fundador de La Civiltà Cattolica en 1850. En su libro «Principios de política económica» (1891) escribe que . Evidentemente lo escribió como un desafío a las teorías socialistas de la época que él consideraba, estrictamente hablando, .

      1. El padre Liberatore consideraba que la propiedad privada era necesaria para garantizar la paz, el bienestar personal y futuro de los niños. Tenerlos significa poder realizar una verdadera solidaridad personal y fraterna con los vecinos necesitados, solidaridad que es ante todo privada, de lo contrario no es solidaridad cristiana.

        Agrega que lo que justifica la voluntad de cancelar la propiedad privada es la voluntad de debilitar, indefenso y vulnerable al hombre.

        No solo eso, añado el deseo de hacer estéril e inútil su obra para ejercer la verdadera caridad cristiana en los hechos.

        Para p. Libertador, el mayor problema socioeconómico es más bien otorgar demasiado poder al Estado.

        Chafuen, por tanto, critica la Encíclica Hermanos Todos donde está escrito que la propiedad privada sólo puede ser considerada un derecho natural secundario que deriva del destino natural de los bienes creados.

      2. Esta visión diferente del tema de la propiedad privada, según Chafuen, radica en el hecho de que el p. Libertador, a diferencia del actual pontífice, era muy conocedor de la economía y los peligros del socialismo.

        Considerar la propiedad privada como secundaria es incorrecto y peligroso, ya que es la consecuencia natural del trabajo del hombre.

        1. Fasta: «En cuanto al vigor y fuerza imperativa de estos preceptos y conclusiones, los teólogos los
          dividen en dos clases:
          • primaria: a esta clase pertenecen aquellos que deben observarse, bajo todas
          circunstancias, si se ha de mantener el orden moral esencial.
          • secundaria: son aquellos cuya observancia contribuye al bien público y privado y se
          requieren para la perfección del desarrollo moral, pero no son tan absolutamente
          necesarios a la racionalidad de conducta que no puedan ser legalmente omitidos
          bajo algunas condiciones especiales.»
          Según la DSI la propiedad privada no es un derecho absoluto pues cede cuando hay abuso de derecho y cede en cuanto a que hay bienes que deben ser del Estado respetando el principio de subsidiaridad.
          No se necesita a Chaufen ni a un jesuita para salvar la propiedad privada Bergoglio no es un genio sino que la gente es ignorante y se hace mal al recurrir a un liberal y no a los tomistas, a los Padres y doctores de la Iglesia.

          1. Belzunegui confirme cómo trata a la verdad los católicos en los distintos sitios, vaya a Stilum Curiae y trate de encontrar mi crítica y verá que la misma ha sido podada diligentemente para no dejar nada y lo que es más grave es que estos hijos de la luz que son menos astutos que los hijos de la oscuridad piensan poner su fuerza en la astucia y no en la verdad y así combaten no a los miembros del NOM sino a los miembros de la Iglesia que les señalan errores porque creen que vaya a saber por qué sus malas acciones tendrán otra consecuencia diferente para la Iglesia y para el mundo que entibiar aún más la fe y ocultar la verdad donde quiera que se encuentre cubriéndola de errores pero de divas del catolicismo, eso sí, el prestigio es lo primero y si hay miseria que no se note y así vamos sin guía más que la mundana en una institución que requiere la perfección y la santidad. Y quieren que uno se desmorone frente al mal y se transforman en siervos del mal.

  2. Info sabe que la Iglesia terrenal en su parte jerárquica está adulterando la doctrina y la fe pero el resto fiel por sus obispos y medios de comunicación prefiere quedarse en los templos con las herejías a riesgo de perder la fe y no actúan como en el arrianismo porque creen que una Iglesia reformada puede mantenerse por muchas décadas en funcionamiento no quiero decir que obran de mala fe buscando una Iglesia reformada pero saben que eso sucede y que las reformas se intensificarán hasta hacerse una Iglesia casi protestante pero creen que Dios va a aceptar esa situación y que va a permitir una Iglesia de tibios exista por muchas décadas sin vomitarla de su boca por eso no leen el Apocalipsis y no hablan de la segunda Venida y mantiene a todos en el templo porque no creen en la segunda Venida pronto y no esperan y no miran los signos de los tiempos y así comportándose con tibieza, desparraman.

  3. Ese país es el dragón rojo del Apocalipsis,, al cuál la Virgen María vencerá, llegado el momento.
    Un país cruel desde tiempos inmemorables.
    No haber nacido en ése infierno , es algo de lo que le doy gracias infinitas a Dios. Que por todos lados andamos mal,, Sí es verdad, pero mal,,no horriblemente mal como sus pobres ciudadanos.
    Que Dios les dé ánimo para soportar ése régimen satánico.

  4. Xi cuenta con el aliento beneplácito y ayuda de B. No sabemos los motivos pero es muy grave ser complice y aplaudir a alguien que causa tanto daño a sus ciudadanos y el que ha causado tantas muertes y perjuicio a todo el mundo liberando el coronavirus. Hay que suponer que siendo B. mayor de edad, y sin que conste que le hayan incapacitado judicial o psiquiatricamente sabe lo que hace y por tanto es responsable de ello.

  5. Muy instructivo artículo. Confieso que, por no prestar atención al deporte, no había «caído» en esto, y es de enorme importancia, sí. No sen DEBEN permitir Olimpíadas en ese país

  6. Lo de China es de aurora boreal. Y Bergoglio plegado a los dictados de una ideología que ha causado 133 millones de muertos en los últimos 100 años. Pero no os sorprendáis, va todo en consonancia: elección por mafia lavanda, apoyo a masonería, NOM y agenda 2030 transgénero y LGTBI a ultranza, sintonía con musulmanes, judíos y protestantes, admiración por comunismo y ateismo (Diaz, Celaa y a nivel internacional, Maduro, Castro, Jinping,…), ni palabra sobre el aborto, divorcio (causado en buena medida por adulterio e infidelidad), cristianos masacrados en Nigeria, India, China y países musulmanes,…Está todo claro y meridiano. Que cada uno rece e intente salvarse por medio de la fe, la oración, los sacramentos con santos sacerdotes y la entrega a los demás, en especial con el apostolado para la conversión y la santificación de las almas. Lo demás es perder el tiempo y amargarse. Con S. Juan Pablo II, duc in Altum!

  7. CUMBRE COMUNISTA EN EL VATICANO y el pueblo cristiano se queda tan pancho y la jerarquía sin decir ni mu. En estos tiempos ya no hay nada que escandalice, el mal se ha instalado a perpetuidad, incluida la iglesia. Que no haya nadie que le llame la atención a este chiflado, es tan sorprendente como que en mi ciudad a estas horas, luzcan cruces invertidas como maléficos adornos navideños, y que nadie haga nada por desbaratarlos. Prefieren seguir durmiendo. Pueblo anestesiado y cobarde. Quién te ha visto y quien te ve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles