Munilla: «Acojo con paz, gratitud y confianza la nueva encomienda»

Munilla rueda de prensa
|

Monseñor Munilla ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa para anunciar públicamente su nuevo nombramiento como obispo de la diócesis de Orihuela-Alicante.

«El Papa Francisco me ha nombrado obispo de Orihuela Alicante a partir de la fecha de hoy: 7 de diciembre. El acto de toma de posesión o de entrada en aquella diócesis será el próximo 12 de febrero. Hasta entonces continuaré como Administrador de nuestra Diócesis de San Sebastián. El domingo anterior, es decir, el 6 de febrero, celebraré como despedida una eucaristía de acción de gracias en la Catedral de San Sebastián», ha anunciado Munilla.

El nuevo prelado de Orihuela-Alicante ha asegurado que «acojo con paz, gratitud y confianza la nueva encomienda que la Iglesia me hace, al tiempo que le doy gracias a Dios por estos 12 años como obispo de San Sebastián.
Ciertamente, puedo dar testimonio de que da mucha paz el hecho de acoger en obediencia apostólica la llamada de la Iglesia». De igual modo, ha afirmado que «acojo con obediencia gozosa la nueva encomienda que pone en mis manos el Santo Padre, y le agradezco la confianza que deposita en mí, inmerecidamente».

Munilla ha animado «a todos los fieles católicos guipuzcoanos a vivir con este mismo espíritu de confianza eclesial que, es confianza en Dios, más allá de las mediaciones humanas. Los católicos damos un voto de confianza al Santo Padre quien, con toda seguridad, buscará el mejor de los relevos posibles para el pastoreo de nuestra Diócesis» y a pedido a todos los católicos «orar por esta intención, con el compromiso de brindar una acogida plena a quien sea designado como próximo obispo de San Sebastián, antes de conocer su nombre».

También, el ya obispo emérito de San Sebastián, ha recordado que «la próxima semana, del 13 al 18 de diciembre, estaré en Roma, Dios mediante, realizando la Visita Ad Limina, junto a los obispos de las provincias eclesiásticas de Pamplona, Burgos, Oviedo y Santiago de Compostela. Os pido que encomendéis también en vuestras oraciones esta intención, para que recibamos adecuadamente las orientaciones que el Papa nos transmita».

Saludo a la Diócesis de Orihuela-Alicante

El nuevo obispo Orihuela-Alicante ha tenido también palabras para los files de la que desde hoy es ya su nueva diócesis. «Recibo con “gratitud”, con “ilusión” y con “confianza” la encomienda que me ha hecho el Papa Francisco para ser pastor de vuestra Diócesis», ha dicho Munilla dirigiéndose al pueblo alicantino.

Munilla ha insistido en que «con paz, alegría y esperanza, os digo: Aquí me tenéis a vuestra disposición. Mi deseo es el de emplear todos los dones que Dios me ha dado a vuestro servicio. No tengo otro proyecto, ni otra intención.
Todavía no os conozco personalmente, ni tampoco he estado nunca en vuestra tierra, por lo que soy consciente de que necesitaremos de paciencia para llevar a cabo el proceso de integración e inculturación necesario. Pero el milagro de la catolicidad de la Iglesia hace que me sienta ya en familia entre vosotros, incluso antes de haber llegado».

Munilla ha subrayado que «el lema episcopal que elegí para mi consagración episcopal es el de “EN TI CONFIO”, ilustrado por la imagen del Corazón de Jesús traspasado, y coronado de espinas. He sido educado desde pequeño en la devoción al Sagrado Corazón de Jesús y quisiera compartir con vosotros el tesoro que encierra para todos».

Por último, el nuevo obispo de Orihuela-Alicante ha querido encomendarse «a la intercesión de San Vicente Ferrer, patrono de vuestra Diócesis, además de hacerlo a la intercesión de la Santísima Virgen en todas las advocaciones que veneráis. Me encomiendo a vuestras oraciones de todo corazón. Yo también, como el Papa Francisco, os digo como un mendigo que solo sabe pedir: ¡Rezad por mí! ¡Que sepáis que desde que conocí la noticia de mi nombramiento, yo rezo por vosotros!».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
17 comentarios en “Munilla: «Acojo con paz, gratitud y confianza la nueva encomienda»
  1. Es curioso. Un vasco, aunque el apellido Munilla no lo sea, sino de la riojana Calahorra, puede ir a Alicante, pero ningún alicantino puede ir al País Vasco. Así están las cosas. ¡Seguro que la Católica es universal? Cuando «un tal Blazquez» llegó a Bilbao, fue rechazado por no ser vasco, hasta que Arzallus dijo «Ya es de los nuestros».

  2. Siento muchísimo decir que no me importa el destino donde los manden, ni lo que puedan decir. Se empieza a cometer el crimen de proporciones inimaginables de vacunar a los niños inocentes …y ustedes callan.

    1. Yo también creo que habría sido Valladolid un destino inmejorable, pero quizá ya esté adjudicada de antemano.
      A mi me parece Alicante una diócesis llena de posibilidades pastorales, y merecedora también de un buen obispo con las cualidades y experiencia de monseñor Munilla. Los sacerdotes no son ordenados para elegir destinos «a la carta», aunque el que tenga «padrinos» se bautice en Pila de plata. Le deseo suerte a monseñor Munilla, y capacidad de discernimiento para servir a la feligresía de acuerdo con la Voluntad del Señor.

  3. Recordemos qué en la sede alicantina estuvo otro hijo de D. Marcelo el recién recordado De. Rafael Palmero además qué también estuvo en Palencia….

  4. Monseñor Munilla con un pontífice del estilo de San Juan Pablo II o Benedicto XVI, funciona muy bien y hace buena labor, pero con el Papa Francisco no va bien, porque D. José Ignacio es de los que doblegan su pensamiento a la ideología dominante del Papa de turno, y eso lo hace muy volátil.

  5. Hay que felicitar a la Diócesis de Orihuela-Alicante, en cambio para las Diócesis vascas la marcha de Iceta y Munilla es letal, probablemente promovida también por la momia progresauria y filoterrorista de Uriarte, amen de la triada nefasta Arana-Omella-Osoro, este último muy tocado por una gestión desastrosa y una desafección del clero que sobrepasa el 95%, hay que proponérselo para conseguirlo….Ya sólo les falta descabalgar a Elizalde de Vitoria para terminar de decretar la sentencia de muerte sobre una región española otrora la más prolífica en vocaciones y natalidad junto a Navarra, región distinta, no integrante de la misma. Y eso a pesar de los m´ás que buenos planteamientos y actuaciones del Nuncio, aunque sin poder desplegar toda su eficacia por la pinza indicada que presenta en bandeja a Bergoglio los nombramientos ya diseñados para las distintas Diócesis, sobre todo para las importantes y para descabalgar a buenos obispos de Diócesis vascas y catalanas.

  6. Yo lo que critico de Munilla, mientras no rectifique, al igual que de Sarah y del Opus Dei, es que nos quieren vender un Francisco impecable, cuando es el mayor desastre de la historia de la Iglesia y, por tanto, de la humanidad, al que hay que enfrentarse por la salvación de las almas. Esa mentira de alto calibre, auténtico pecado mortal, a mi juicio, hace muchísimo daño a la Iglesia, a las almas y a la humanidad, pues hace que las almas se fíen de quienes les llevan al infierno. ESO ES GRAVÍSIMO Y NO SE LO PERDONO A MUNILLA, COMO NO DEBERÍA HACER NADIE. SI NO RECTIFICA SE VA A IR AL INFIERNO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles