El sufrimiento de los niños no nacidos

sufrimiento niños no nacidos abortoMaureen Condic
|

(FSSPX News)- Uno de los grandes debates en torno al tema del aborto es el del sufrimiento fetal. Un famoso documental, estrenado en 1984, titulado «El grito silencioso» y dirigido por Bernard Nathanson, un abortista arrepentido ante las imágenes que había observado, ya fue objeto de una acalorada polémica.

Algunos, como el profesor Etienne-Emile Beaulieu, conocido por el desarrollo de la RU 486, ese «pesticida humano» según el profesor Lejeune, lo habían calificado de estafa científica. Conocidos ginecólogos lo habían defendido con firmeza. Pero hoy, con los recientes conocimientos adquiridos en diversos campos, existe cierta certeza sobre la realidad del sufrimiento fetal.

He aquí un resumen de un artículo de la doctora Maureen Condic, profesora asociada de neurobiología en la Universidad de Utah, que también trabaja para el Instituto Charlotte Lauzier.

Los avances científicos han permitido aclarar qué estructuras del cerebro son necesarias para que el feto sienta dolor.

Hace tiempo que los científicos coinciden casi universalmente en que las conexiones entre la médula espinal del feto y el cerebro se forman entre las 12 y las 18 semanas. Pero cada vez hay más pruebas de que estas conexiones, que se desarrollan bastante tarde, no son necesarias para sentir dolor. Se acepta que el feto puede sentir dolor, y de hecho lo siente, a partir del inicio del segundo trimestre, que se sitúa entre las 12 y las 14 semanas.

Uno de los expertos en la materia, Stuart Derbyshire, fue uno de los dos únicos neurocientíficos que descartó la posibilidad de que el feto sintiera dolor antes de las 22 semanas en un famoso informe. Pero, ante la acumulación de pruebas científicas en contra, ha abandonado su posición anterior.

Derbyshire sostiene ahora que «las pruebas, y una lectura equilibrada de las mismas, apuntan a una experiencia inmediata e instintiva del dolor, a través de las funciones del sistema nervioso en desarrollo, a partir de las 12 semanas».

Hay cinco formas de demostrar que la conexión entre la corteza -la parte superior del cerebro- y la médula espinal, no es necesaria para la percepción del dolor. Así, múltiples estudios demuestran que los animales y los seres humanos sufren incluso si la corteza cerebral está alterada, inmadura o ausente.

La extirpación completa de la corteza en mamíferos como los gatos y los roedores no borra su respuesta a los estímulos dolorosos; asimismo, los niños que nacen sin toda o la mayor parte de la corteza son conscientes y perciben el sufrimiento y el dolor.

Otras cuatro fuentes de datos demuestran que los sentimientos y emociones del feto aparecen mucho antes de que se establezcan los circuitos corticales. Los estudios demuestran que el córtex no es responsable de la aparición de las emociones humanas. Más bien, son regiones del cerebro que se desarrollan antes, como el tálamo, presente desde la duodécima semana de gestación, las que pueden sustentar la conciencia y las emociones.

Los estudios de imágenes cerebrales y de estimulación cerebral en animales y humanos muestran que la pérdida de conciencia y de percepción del dolor está asociada a la supresión de la función talámica. Las pruebas experimentales de supresión de regiones específicas del cerebro también refutan la afirmación de que el sufrimiento requiere actividad cortical.

Por último, tres conjuntos de observaciones fácticas de las respuestas del feto y del recién nacido a los estímulos proporcionan pruebas directas e irrefutables de la sensibilidad del feto a los estímulos dolorosos.

En primer lugar, los fetos que nacen de forma prematura – desde las 21 semanas – muestran comportamientos relacionados con el dolor, y cuanto más jóvenes son, más intensas son. Esta observación sugiere que los circuitos corticales que se desarrollan más tarde moderan o incluso inhiben el sufrimiento.

En consonancia con estas observaciones, una reciente revisión de las pruebas concluyó que, a partir de las 13 semanas, «el feto es extremadamente sensible a los estímulos dolorosos», por lo que «la aplicación de una analgesia adecuada es necesaria para evitar el sufrimiento [del feto]» en los casos de cirugía intrauterina.

En segundo lugar, las revisiones recientes de la literatura indican que la presencia en el útero no tiene ningún efecto adormecedor y que, por lo tanto, al igual que en el caso de un niño prematuro, el feto puede ser despertado por estímulos dolorosos.

Por último, y la más convincente, las observaciones de las ecografías en 4D confirman que el feto responde a los estímulos dolorosos. Un estudio publicado en enero de 2021 muestra que los fetos de 29 semanas a los que se les inyecta un anestésico antes de una intervención quirúrgica intrauterina hacen gestos faciales (muecas, etc.) que se asocian específicamente a la experiencia del dolor.

Estos gestos relacionados con el dolor no se producen cuando el feto está en reposo o tras un estímulo «por sorpresa», como un ruido fuerte. Un estudio de junio de 2021 reprodujo estos resultados en un feto aún más joven, de 21 semanas.

Mientras que las expresiones faciales revelan la experiencia del dolor en personas con capacidad limitada para comunicarse verbalmente, como los niños pequeños, las personas con demencia y muchas especies animales, estas respuestas no se producen en pacientes inconscientes, es decir, en estado de coma.

Por tanto, el feto no sólo «reacciona al dolor de forma inconsciente y refleja», sino que comunica «una experiencia consciente de sufrimiento a través de un lenguaje universal del dolor».

En resumen, las doce fuentes de evidencia aquí resumidas apoyan las siguientes conclusiones:

(a) En contra de lo que suponen algunas asociaciones profesionales de médicos, no es necesaria una conexión entre el tálamo y el córtex para que un feto sea consciente y experimente dolor;

y (b) un feto es probablemente consciente y capaz de comprender el dolor a las 18 semanas o antes, y posiblemente ya a las 12 semanas.

Esto supone un terrible sufrimiento cuando este niño es sometido a la muerte por la voluntad de quienes lo engendraron.

Queda por ver cómo se recibirán estas conclusiones en los círculos proabortistas, y cómo se ocultará la verdad a las mujeres que quieran abortar.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

15 comentarios en “El sufrimiento de los niños no nacidos
  1. ¿SE LES PODRÁ FACILITAR ESTA INFORMACIÓN A LAS MADRES QUE QUIEREN ABORTAR O SERÁ UN DELITO COMO SE PRETENDE EN EL PROYECTO DE LEY EN TRAMITACIÓN?

    ¿SEGUIRÁN LOS SEÑORES OBISPOS CON SU COMPROMISO POR EL CAMBIO CLIMÁTICO O ASUMIRÁN DE UNA VEZ EL COMPROMISO POR EL NO NACIDO, QUE NECESITA NUESTRA VOZ?

  2. En estos tiempos de realidad virtual alguien debería elaborar un programa, que añadiese también unos electrodos a la piel, y que permitiese a todos los abortistas sentir en vivo lo que promueven.

    En mi opinión el debate no se centra en ninguna de todas estas cuestiones, pues nace viciado, porque si el ser humano tiene derechos, el primero de todo ellos es inalienable, qué es el derecho a la vida, sin cuyo cumplimiento no tienen sentido ninguno de todos los demás. Es, pues, una contradicción en términos defender el llamado derecho al aborto, que no es sino la prohibición el derecho a la vida.

  3. Defender el derecho al aborto es defender el derecho a matar, pues un ser humano resulta víctima mortal de ese derecho. Pero entonces ¿porqué limitar ese derecho sólo al no nacido?

    1. Desde que se montó el aborto siempre he reflexionado sobre eso que dice.

      Mi reflexión es: está permitido matar un niño con 14 semanas. ¿Qué diferencia hay de uno con 20? ¿Y con 30? ¿Y con 9 meses? De hecho en algunos sitios se hace lo que se llama aborto por nacimiento parcial, es decir al sacar la cabeza se le rompe y ya está. ¿Y qu diferencia hay entonces si se le rompe la cabeza al día siguiente de nacer? ¿Y a los 3 años? ¿Y a los 30? No encuentro ninguna, salvo que un adulto tiene amistades y esas amistades podrían reclamar al homicida, pero no se podría reclamar por el crimen en sí.

      En cuanto al sufrimiento, imaginen lo que es que te quiten los riñones sin anestesia y cuando lo riñones están formados el niño ya es viable, cuanto menos. Pues eso es lo que se hace para obtener lineas celulares para las vacunas.

  4. VIGANÒ: COMO LOS MÁRTIRES, POR AMOR A DIOS, RESISTIMOS A LOS TIRANOS GLOBALISTAS

    Stilum Curiae, el blog de Marco Tosatti, al igual que otros, recoge la entrevista que le hace Cesare Sacchetti para su página web “La Cruna dell’Ago”.

    No tiene desperdicio. Invito a Infovaticana a publicarla, habida cuenta de la expansión y aceleración de la tiranía, la dictadura, el terror, del pensamiento único globalista. Solamente un ciego no lo ve.

    1. El avance del NOM es alarmante. No seamos complices y denunciemos: hablemos con todos los que podamos para que despierten.
      Si algo está del lado del Mal, eso es el NOM.

  5. Si una muela careada, el dentista al usar su taladro, ( o como se llame) llega a tocar el nervio, hasta brincamos, cómo un niñito no va a sentir todos los instrumentos que se utilizan para dejarlo sin vida.
    Hasta la pregunta ofende.

  6. El sufrimiento de los niños no nacidos a b no le importa. Pero sí le importa si Trump acusa a biden de fraude, biden es su amigo, pelosi, también.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles