“Una sinfonía cantada en una infinita posibilidad de variaciones”

sinodalidad sinfonía Mario Grech (Vatican News)
|

La lírica definición de sinodalidad del titular es del cardenal maltés Mario Grech, secretario general del Sínodo de los Obispos, con motivo de la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe. Pero lo que se ve -o se oye- hasta ahora es una sinfonía tan repetitiva como El Bolero de Ravel.

El tema del día era “De la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe hacia el Sínodo de la sinodalidad”, con la presencia de dos cardenales de la Curia Vaticana, Marc Ouellet y Mario Grech, de la presidenta de la Vida Religiosa en el continente, Liliana Franco, y de Mauricio López, mexicano, laico y coordinador del Centro de Redes y Acción Pastoral del Celam, y todo nos recuerda a la reflexión de nuestro Specola en cuanto a que lo que pasa en el Vaticano tiene cada vez menos interés para los medios seculares.

La sinodalidad se vuelve más mística y etérea a medida que se acerca el sínodo, y así Grech afirmó en su intervención que “la Iglesia crece en sinodalidad, asume una forma cada vez más sinodal cuanto más vive y practica un estilo sinodal”, lo que suena a verdad de perogrullo pero sigue dejándonos in albis en cuanto a qué significa, en concreto, eso de la sinodalidad.

Aunque siempre es mejor una referencia oscura que una poética definición que choca brutalmente con la realidad, como esa, también de Grech, de la “sinfonía cantada en una infinita posibilidad de variaciones”. Y es que se nos hace muy cuesta arriba ver esas variaciones, no ya “infinitas”, sino siquiera realmente variadas.

Sospechamos que todos hablan y van a hablar de Iglesia en Salida, de las periferias existenciales, de la conversión ecológica, del grito de la tierra y de los pobres, en un coro monocorde que es el que domina la Iglesia institucional desde hace años. Ya sabemos que los rígidos no entrarán en el Reino de los Cielos, pero es que ni una voz de contraste se les permite en tanta inclusividad de pega.

Nuestro temor es que el sínodo acelere lo que se nos antoja una inmersión de la jerarquía en un metaverso, a lo Zuckerberg, en el que solo podemos habitar si llevamos las gafas adecuadas pero que tiene más bien poco que ver con la experiencia cristiana de los fieles corrientes, los que resisten en su fe en medio de un mundo que cada vez les es más hostil y cada vez está más de acuerdo con la Curia Romana y el episcopado occidental.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
8 comentarios en ““Una sinfonía cantada en una infinita posibilidad de variaciones”
  1. Estos amoroso-leticiosos, que favorecen la comunión sacrílega y la confesión sin propósito de la enmienda, nos quieren entretener con sinfonías sinodales, debidamente orquestadas, y nunca mejor dicho, para seguir demoliendo la Iglesia. Nos quieren seguir vendiendo primaveras post conciliares, tan gélidas, las mismas que están alejando de Dios a toda la humanidad, pues, si Dios nos ama como somos ¿qué necesidad tenemos de conversión, de salvación, de acercamiento a la Iglesia Católica?

  2. Que se dejen del sínodo de la sinodalidad, y escuchen las Escrituras y el Magisterio Pontificio bimilenario. La jerarquía de la Iglesia no debe buscar una multiplicidad de «colores», sino defender y enseñar la verdad revelada, que es una sola.

  3. Perdurar en el tiempo.

    jesus perdura en el tiempo ya lleva 2000 años y yo humildemente quiero perdurar con los joseicos y el hamsa la union de todas las religiones, si no has oido hablar de los joseicos los puedes encontrar en bing poniendo la palabra los joseicos,claro que a la iglesia catolica perduro en el tiempo y los obispor murieron y pusieron a otros.

  4. Sancte Michel archangel defende nos in proelio contra nequitiam et insidias diaboli esto nobus praesidium, Et Satan er omnes spiritus malignos qui per terran pergavantur in inferno detrude. Imperet illos Deus. Amen

  5. Da para escribir un libro: «El misterio de la sinodalidad». Qué impresionante. Tocando sinfonías en medio de la guerra. Pensar así debe ser malo hasta para la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles