PUBLICIDAD

Putin señala la deriva progresista occidental y advierte: «Rusia ya estuvo allí»

Putin progresismo occidental
|

El Club Valdai es un think tank, con sede en Moscú, en el que, desde su fundación en 2004, es habitual la participación del presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin. En esta edición, que tuvo lugar del 18 al 21 de octubre, el líder ruso dirigió a los presentes un discurso del que hemos considerado apropiado traer algunas partes.

En un momento de su extenso discurso, el presidente de Rusia destacó que la importancia “de un apoyo sólido en la esfera de la moral, la ética y los valores está aumentando dramáticamente en el frágil mundo moderno”.

Los valores “son un producto”, un producto único “del desarrollo histórico y cultural de cualquier nación”. El entrelazamiento mutuo de naciones definitivamente los enriquece, continuó Putin, “la apertura amplía sus horizontes y les permite echar una nueva mirada a sus propias tradiciones”.

Pero el proceso, advirtió, “debe ser orgánico y nunca puede ser rápido”. “Cualquier elemento alienígena será rechazado de todos modos, posiblemente sin rodeos. Cualquier intento de imponer los valores propios a los demás con un resultado incierto e impredecible solo puede complicar aún más una situación dramática y, por lo general, producir la reacción opuesta y un resultado contrario al esperado”, añadió.

El presidente ruso confesó observar “con asombro” los procesos en los países que “tradicionalmente se han considerado abanderados del progreso”. Dijo, sin embargo, que los choques “sociales y culturales” que están teniendo lugar en Estados Unidos y Europa Occidental no son asunto suyo; “nos mantenemos al margen de esto”.

Pero afirmó que algunas personas en Occidente “creen que una eliminación agresiva de páginas enteras de su propia historia, la «discriminación inversa» contra la mayoría en interés de una minoría y la demanda de renunciar a las nociones tradicionales de madre, padre, familia e incluso género, creen que todos estos son los hitos en el camino hacia la renovación social”.

Putin reconoció que “tienen derecho a hacer esto, nosotros nos mantenemos al margen”, pero pidió que también ellos “se mantengan fuera de nuestros asuntos”. “Tenemos un punto de vista diferente, al menos la inmensa mayoría de la sociedad rusa – sería más correcto decirlo de esta manera – tiene una opinión diferente sobre este asunto. Creemos que debemos confiar en nuestros propios valores espirituales, nuestra tradición histórica y la cultura de nuestra nación multiétnica”, aseguró.

Los defensores del llamado «progreso social», continuó, “creen que están introduciendo a la humanidad a algún tipo de conciencia nueva y mejor”. “Buena suerte”, les dijo, “adelante”. “Lo único que quiero decir ahora es que sus recetas no son nuevas en absoluto”, advirtió Putin.

“Puede ser una sorpresa para algunas personas, pero Rusia ya estuvo allí. Después de la revolución de 1917, los bolcheviques, apoyándose en los dogmas de Marx y Engels, también dijeron que cambiarían las formas y costumbres existentes y no solo la política y la economía, sino la noción misma de la moral humana y los fundamentos de una sociedad sana”, recordó el presidente ruso.

“La destrucción de los valores ancestrales, la religión y las relaciones entre las personas, hasta e incluyendo el rechazo total de la familia (también lo tuvimos), el impulso para informar sobre los seres queridos, todo esto fue proclamado como progreso y, por cierto, fue ampliamente apoyado en todo el mundo y estaba bastante de moda, al igual que hoy. Por cierto, los bolcheviques eran absolutamente intolerantes con opiniones distintas de las suyas”, señaló el líder ruso.

“La lucha por la igualdad y contra la discriminación se ha convertido en un dogmatismo agresivo que roza el absurdo, cuando las obras de los grandes autores del pasado -como Shakespeare- ya no se enseñan en las escuelas o universidades, porque se cree que sus ideas son atrasadas”, indicó. “Los clásicos se declaran atrasados e ignorantes de la importancia del género o la raza. En Hollywood, se distribuyen memorandos sobre la narración adecuada y cuántos personajes de qué color o género deben estar en una película. Esto es incluso peor que el departamento de agitprop del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética”, aseguró Putin.

Contrarrestar los actos de racismo, dijo, “es una causa noble y necesaria”, pero la nueva «cultura de cancelación» la ha convertido en «discriminación inversa», es decir, “racismo inverso”. “El énfasis obsesivo en la raza está dividiendo aún más a las personas, cuando los verdaderos luchadores por los derechos civiles soñaban precisamente con borrar las diferencias y negarse a dividir a las personas por el color de piel”, aseguró el mandatario. “En varios países occidentales, el debate sobre los derechos de hombres y mujeres se ha convertido en una fantasmagoría perfecta”, advirtió.

“Los fanáticos de estos nuevos enfoques llegan incluso a querer abolir estos conceptos por completo. Cualquiera que se atreva a mencionar que los hombres y las mujeres existen realmente, lo cual es un hecho biológico, corre el riesgo de ser condenado al ostracismo. “Progenitor número uno” y “progenitor número dos”, “progenitor gestante” en lugar de “madre” y “leche humana” reemplazando a la “leche materna” porque podría molestar a las personas que no están seguras de su propio género. Repito, esto no es nada nuevo; En la década de 1920, los llamados Kulturtraegers soviéticos también inventaron un nuevo lenguaje creyendo que estaban creando una nueva conciencia y cambiando los valores de esa manera. Y, como ya he dicho, hicieron tanto lío que a veces todavía uno se estremece”, comentó Vladimir Putin.

“Sin mencionar algunas cosas verdaderamente monstruosas cuando a los niños se les enseña desde una edad temprana que un niño puede convertirse fácilmente en una niña y viceversa. Es decir, los profesores realmente les imponen una elección que supuestamente todos tenemos. Lo hacen mientras excluyen a los padres del proceso y obligan al niño a tomar decisiones que pueden cambiar toda su vida. Ni siquiera se molestan en consultar con psicólogos infantiles: ¿es un niño a esta edad capaz de tomar una decisión de este tipo? Llamando a las cosas por su nombre: esto roza un crimen de lesa humanidad, y se está haciendo en nombre y bajo la bandera del progreso”, afirmó el presidente de Rusia.

Pueden leer el discurso ―en inglés― completo en este enlace. Además, les ofrecemos un vídeo subtitulado en el que aparece un extracto del discurso de Putin.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

19 comentarios en “Putin señala la deriva progresista occidental y advierte: «Rusia ya estuvo allí»
  1. Con todos mis respetos y ya que dice verdades, hay que ver que otra cosa distinta es lo que se hace y en la cuestión de la criminal vacunación mundial, está en el ajo.

  2. No olvidemos que Putin jamás ha dejado de ser comunista; afirmó que la caída de la URSS ha sido el mayor desastre geopolítico del siglo XX; sigue apoyando los regímenes comunistas en Cuba, Venezuela y Nicaragua, además de invadir Ucrania y hostigar Polonia a través de su títere bieloruso. Sus bellas palabras no tienen el menor valor y sólo sirven para embaucar a los desavisados.

  3. Pero apoya todas las dictaduras comunistas y sigue con su legislación abortista, con las mayores tasas de aborto del mundo. Por cierto, Cuba va aceptando la ideología del gender.

    Un personaje peculiar este Putin. No nos olvidemos que fue jefe de la KGB.

    Yo, personalmente, no me fío nada. Quizás mañana se coloca a la cabeza del gender, según convenga a sus intereses personales. Es un ególatra, un dictador.

    1. Rusia fue el primer país en anunciar que tenía una vacuna contra el COVID-19, que ha sido promovida por el presidente Vladimir Putin. Pero la población desconfía de este fármaco.
      El 19 de octubre, el periódico Moscow Times reportó un nuevo récord diario de muertes por COVID-19 en Rusia, con más de 1.000 diarias. Pacientes muy graves comenzaron a abrumar los hospitales y el presidente, Vladimir Putin, ordenó una semana libre de trabajo para contrarrestar el repunte.

      Irónicamente, Rusia fue el primer país en anunciar una vacuna contra el virus, conocida como Sputnik V, en agosto de 2020. Sin embargo, un año después, solo el 19% de la población estaba completamente vacunada con las dos dosis requeridas. Actualmente la cifra es del 35 por ciento.

      Las investigaciones reflejan una elevada indecisión a vacunarse en Rusia. Los motivos varían, pero uno de los factores es la desconfianza en el gobierno.

  4. PUTIN ES EL ÚNICO ESTADISTA CRISTIANO DEL MUNDO. EN MI BLOG HE SUBIDO IMAGENES SUYAS ASISTIENDO A LA MISA DE RESURRECCIÓN OFICIADA POR EL PATRIARCA CIRILO, UN VERDADERO PONTIFICE, Y NO BERGOGLIO, CON UNA VELA EN LA MANO Y RECIBIENDO EL BESO DE PAZ PAXTECUM QUE EN ESLAVONICO REZA «MIR VISIEJ» PAZ A TODO EL MUNDO. SU PRESENCIA EN LA ESCENA CONFIRMA LO QUE APRENDIMOS EN LOS SEMINARIOS EX ORIENTE LUX. LA SALVACIÓN VIENE DEL ESTE. RUSIA REHABILITÓ EL CRISTIANISMO DESPUES DE TRES SIGLOS DE ATEISMO COMUNISTA. LAS IGLESIAS ORTODOXAS ESTÁN LLENAS Y GRACIAS A INTERNET PODEMOS ASISTIR A LA MARAVILLOSA LITURGIA DE SAN BASILIO Y EL CRISOSTOMO. EL QUE TENGA OIDOS PARA OIR QUE OIGA

  5. Nos guste o no, Putin es un PATRIOTA–contra el Nuevo Orden Mundial–y un Socialista, a pesar de haber sido COMUNISTA; creo, que todos tenemos derecho a la CONVERSIÓN.
    Despues, el djo que extrañaba la URSS, pero, nunca dijo que lutaria por recuperarla…Esto es como ser portugués, reconocer que éramos mas ricos con nuestro Ultramar, pero, nunca pensar volver atrás; todo pertenece al passado, y la HISTÓRIA es asi…con sus errores.
    Segundo leí, en quanto al aborto, junto con su Iglesia, ha tratado revertir la ley que lo ampara. No es ATEO y toma todas las decisiones con su apoyo. Respeta a los homosexuales, pero, no acepta el Matrimonio gay.
    Y, en lo que respecta a Ucrania, es un problema anterior al Comunismo y las raziones principales nunca fueron Religiosas ni ideológicas…

  6. PROCESADA POR DEFENDER LA DOCTRINA BÍBLICA SOBRE EL MATRIMONIO
    Seis congresistas de EE.UU piden condenar al gobierno de Finlandia por perseguir a Päivi Räsänen por su fe
    Un total de seis miembros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos han firmado una carta en la que condenan el trato que Finlandia da a la Dra. Päivi Räsänen, política cristiana perseguida por su fe, y a un obispo luterano que publicó un folleto escrito por la Dra. Räsänen.

    1. La decadencia moral de Occidente, bien retratada por Putin, en el discurso motivo del artículo.
      «Buena suerte. Allá ustedes, si van a seguir esa senda. Rusia ya estuvo en ese grave error, y es obvio que lo hemos desechado, por fin. Nosotros no nos inmiscuiremos en vuestra loca aventura. Agredeceremos esa misma actitud por parte vuestra (no os metáis en nuestros asuntos)»

  7. ROMA LA GRAN BARRAGANA ES LA CULPABLE. UN VICARIO DE CRISTO COMO BERGOBLIO ¿NO ES UNA BLASFEMIA? EL VERDADERO CISMA ESTÁ EN EL VATICANO Y LA BESTIA SE ALIÓ CON EL JERARCA DE CONSTANTINOPLA BARTOLOMEOS PARA DESUNIR A LAS IGLESIAS ORIENTALES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles