PUBLICIDAD

Se ordena un nuevo sacerdote procedente del pueblo más perseguido de la India

sacerdote IndiaCristianos de la India
|

El padre Vikash Nayak procede de Tiangia, en el distrito de Kandhamal, que fue escenario de una mortífera violencia anticristiana en 2008

(UcaNews) Los católicos del estado de Odisha, en el este de la India, celebran la ordenación de un sacerdote que fue víctima de la peor ola de violencia anticristiana de la India.

El padre Vikash Nayak, de 29 años, originario de la aldea de Tiangia, en el distrito de Kandhamal, fue ordenado el pasado 6 de noviembre por el arzobispo emérito de Patna, William D’Souza, administrador apostólico de la diócesis de Buxar, en el vecino estado de Bihar.

El nuevo sacerdote visitó su pueblo natal el 13 de noviembre y celebró su primera eucaristía con la población local en medio de muestras de gran alegría.

En 2008, la aldea del padre Nayak fue testigo de la muerte de siete víctimas, entre ellas un sacerdote católico, el padre Bernard Digal, durante la ola de violencia que siguió al asesinato del líder hindú Swami Laxmanananda Saraswati, muerto a tiros por rebeldes maoístas el 23 de agosto, día en que se celebraba el Janmashtami o nacimiento del Señor Krishna.

Los cristianos locales, entre los que se encontraba un niño de 13 años, fueron acorralados por turbas hindúes furiosas, golpeados y llevados hasta la comisaría. Entonces, un dirigente de la Vishwa Hindu Parishad (VHP), o Asamblea Mundial de Hindúes, hizo públicos sus nombres y los declaró acusados del asesinato del líder hindú.

El asesinato fue declarado como una «conspiración cristiana» y se desató la violencia contra la comunidad minoritaria. Los asesinatos e incendios continuaron durante siete semanas, cobrándose la vida de unas 100 personas y dejando a 56.000 heridos y sin hogar. Se destruyeron más de 6.000 casas y 300 iglesias.

El padre Dibakar Parichha, funcionario de la archidiócesis de Cuttack-Bhubaneswar, dijo a UCA News que las víctimas de los disturbios de Kandhamal se ganaron la admiración incluso después de haberlo perdido todo, incluidos sus seres queridos, porque mantuvieron viva su fe y fueron capaces de dar otro sacerdote a la Iglesia.

«El padre Nayak es el noveno sacerdote de su pueblo, que depende de la parroquia de Nuestra Señora de la Caridad de Raikia, Kandhamal, en la archidiócesis de Cuttack-Bhubaneswar. Dentro de uno o dos meses se ordenará un sacerdote más de la aldea de Tiangia», dijo.

El padre Mrityunjay de la aldea de Tiangia dijo a UCA News que estaban orgullosos del padre Nayak. «Incluso después de pasar por una fase tan dura en su vida, se mantuvo firme en su fe en Jesucristo», dijo.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

6 comentarios en “Se ordena un nuevo sacerdote procedente del pueblo más perseguido de la India
  1. A mayor persecución, más martirio. A más martirio, más vocaciones. Las vocaciones más auténticas y perseverantes siempre van acompañadas de sangre, sudor y lágrimas, de cruz. ¿Cristianismo sin cruz? Un imposible. Pura apostasía. La alegría tiene sus raíces en forma de cruz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles