PUBLICIDAD

Omella: «Somos sensibles a la preocupación por la tierra, el techo y el trabajo»

omella
|

Esta mañana, ha tenido lugar el acto central de la peregrinación de los obispos a Santiago de Compostela con la Misa del Peregrino a las 11.00 horas en la catedral. Los obispos han accedido al templo, en torno a las 10.45 horas, por la Puerta Santa para venerar, en la cripta, el sepulcro del Apóstol Santiago.

Ha presidido la celebración eucarística el arzobispo de Santiago, Mons. Julián Barrio. «El Año Santo, explicaba el prelado al inicio de la homilía- es «tiempo favorable para curar las heridas, para no cansarnos de buscar a cuantos esperan ver y tocar con la mano los signos de la cercanía de Dios, para ofrecer a todos, el camino del perdón y de la reconciliación y para cultivar la memoria penitencial, reconociendo con humildad lo que hemos podido hacer mal y lo que tal vez podíamos haberlo hecho mejor. Es necesario asumir el pasado para liberar el futuro de las propias insatisfacciones, confusiones o proyecciones».

Tras la lectura del Evangelio, el presidente de la CEE, el cardenal Juan José Omella, ha hecho la ofrenda al Apóstol en nombre de los obispos españoles: “Como peregrinos llegamos ante ti, para pedir tu protección sobre todos los proyectos de nuestras Iglesias locales, así como tu presencia alentadora en los gozos y sufrimientos de nuestro pueblo y de todas nuestras comunidades a las que servimos como pastores. De manera especial te presentamos la preocupación y el dolor de los habitantes de La Palma, que llevan ya más de dos meses bajo la erupción del volcán. A ellos deseamos llegue, no solo la oración, tan necesaria, sino también la solidaridad de todos los pueblos de España”.

En su homilía, el arzobispo de Barcelona, ha asegurado que «los abusos cometidos por algunos miembros de la Iglesia nos causan dolor y vergüenza. Pedimos tu fuerza y tu luz para que, en todas las diócesis, podamos encontrar, acoger y acompañar, cara a cara, a las víctimas en la sanación de su dolor». El purpurado español, también ha destacado que «en nuestros trabajos en las Iglesias locales vemos también las dificultades económicas que van dejando, cada vez, más personas en situación de exclusión. Somos sensibles a la preocupación por la tierra, el techo y el trabajo, tantas veces señalada por el Papa Francisco».

Omella le ha dicho al apóstol Santiago que «ponemos en tus manos también el empeño sinodal en el que está embarcada toda la Iglesia. Queremos escuchar, dialogar y discernir lo que Jesús pide hoy a su Iglesia, a través de todas las personas que están invitadas a participar en este camino del Sínodo».

Rueda de presa con Mons. Luis Argüello y Giménez Barriocanal

En la rueda de prensa posterior, se ha anunciado que La Plenaria, ha marcado el 11 de junio como nueva fecha para la celebración de la Asamblea Sinodal Española, con la que finaliza la fase diocesana. por otro lado, los obispos han acordado unirse al Encuentro Mundial de las Familias, que tendrá lugar en Roma del 22 al 26 de junio, con un encuentro de ámbito nacional; además de los que se organicen en las distintas diócesis.

Visita ad limina apostolorum de los obispos españoles

La Asamblea Plenaria también ha ultimado los detalles de la visita «ad limina apostolorum», que comenzará el próximo 13 de diciembre. En esta ocasión, los obispos se organizarán en cuatro grupos, distribuidos por provincias eclesiásticas, con el siguiente orden:

1º grupo, del 13 al 18 de diciembre: (24 obispos) de las provincias eclesiásticas de Santiago de Compostela, Oviedo, Burgos, Pamplona y Tudela y Zaragoza.
2º grupo, del 10 al 15 de enero: (22 obispos) de las provincias eclesiásticas de Tarragona, Barcelona y Valencia.
3º grupo, del 17 al 22 de enero: (18 obispos) de las provincias eclesiásticas de Granada, Sevilla y Mérida-Badajoz.
4º Grupo, del 24 al 29 de enero: (20 obispos) de las provincias eclesiásticas de Toledo, Madrid, Valladolid y el Ordinariato Castrense.
Además de la audiencia con el Santo Padre, los obispos celebrarán la Eucaristía en las cuatro Basílicas Romanas y visitarán distintos Dicasterios

Como novedades, han aprobado la traducción al español y a las lenguas cooficiales –catalán, euskera y gallego– de los textos litúrgicos de la Memoria de San Juan de Ávila; de Santas Marta, María y San Lázaro; de Santa Hildegarda de Bingen; y de San Gregorio de Narek. Ha presentado estos textos el presidente de la Comisión Episcopal para Liturgia, Mons. Leonardo Lemos Montanet. de igual modo, se ha aprobado la disolución de la “Comisión Católica Española de la Infancia, secretariado de prensa y literatura infantil” (CCEI) y la modificación de estatutos de la Asociación de Caridad de San Vicente de Paúl.

Por último, como es habitual en la Plenaria de noviembre, se han aprobado los balances y liquidación presupuestaria del año 2020, los criterios de constitución y distribución del Fondo Común Interdiocesano y los presupuestos de la CEE y de los organismos que de ella dependen para el año 2022.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

26 comentarios en “Omella: «Somos sensibles a la preocupación por la tierra, el techo y el trabajo»
  1. «Para no cansarnos de buscar a cuantos esperan ver y tocar con la mano los signos de la cercanía de Dios», como demuestra el brutal descenso no sólo de fieles en sus parroquias, sino el mismo deseo de esos pocos fieles de saber nada de ustedes como cabeza.
    «Para ofrecer a todos, el camino del perdón y de la reconciliación y para cultivar la memoria penitencial», como el servicio que ofrecen en los confesionarios, desiertos de sacerdotes y obispos.
    «Es necesario asumir el pasado», ahí le ha dao, gloriosa ha sido su defensa de la memoria de quienes les defendieron de la aniquilación no hace ni un siglo.
    «Como peregrinos llegamos ante ti», ¿han hecho 20km andando o han usado dispensa?
    «En nuestros trabajos en las Iglesias locales», antiguamente conocidas como Iglesia que peregrina en España.
    Ninguno se ha levantado.

    1. «Somos sensibles a…» o sea, a las añadiduras, que lo del reino de Dios está muy visto. ¿Franquista, tal vez?
      Entiendo que el que titular no es completamente sensible al idioma o jerga episcopal española, que debería traducirse: Tierra, que no tierra. Abandonado Dios, el único absoluto para nuestro Gran Prelado es la Tierra, con mayúscula. La Tierra no les deja dormir, tranquilos por cómo llevan lo de la salvación de las almas (que en todo caso no es cosa suya, como todo el mundo sabe y dice hasta el catecismo, que no se cae de su mesa de trabajo, sino de cada cual y de cómo se las apañe él con Dios en directo, sin mediaciones, como siempre ha creído la Iglesia; o, en todo caso, por la mediación de sus mesuradas y siempre oportunas palabras escanciadas en algún medio de comunicación en el momento preciso, que caen sobre el universo como un bálsamo sanador).

      1. Así se explica lo de los prelados que se saltaron el orden de vacunación como desesperados. En realidad, unos benditos: garantizado el Cielo (para el que crea que lo hay, claro, que no son unos totalitarios) por su salvadora mediación, es necesario que ésta no falte en la Tierra.

  2. «Queremos escuchar, dialogar y discernir lo que Jesús pide hoy a su Iglesia»
    No les bastó el «Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
    enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.»
    Ya san Juan De la Cruz lo decía: «Por lo cual, el que ahora quisiese preguntar a Dios, o querer alguna visión o revelación, no sólo haría una necedad, sino haría agravio a Dios, no poniendo los ojos totalmente en Cristo, sin querer otra alguna cosa o novedad»

  3. Claro, sensibilidad por el techo, trabajo y tierra, pero ocuparse de salvar el alma del prójimo, bien gracias. Ya está, ya consiguieron que todo el mundo tenga tierra, techo y trabajo, ¿Y? ¿Han ganado acaso el cielo los que obtuvieron tales bienes? Estos no son sacerdotes de Cristo, son sacerdotes del mundo. Pero bueno, en el día del juicio, y ya antes también, en el día de su juicio particular, se habrán de dar cuenta de que de nada sirve ganar el mundo y perder el alma. Y estos la están perdiendo, no ya por el mundo, sino por obtener su sola simpatía.

  4. LAMAMIENTO A FORMAR UNA ALIANZA INTERNACIONAL ANTIMUNDIALISTA

    Del arzobispo Carlo Maria Viganò

    Desde hace ya dos años asistimos a un golpe de estado por el que una élite financiera e ideológica ha conseguido adueñarse de parte de los gobiernos del mundo y de instituciones públicas y privadas, los medios de prensa, el poder judicial, la política y los dirigentes religiosos. Todos ellos, sin distinción, se han vuelto esclavos de estos nuevos amos que garantizan poder, dinero y presencia social a sus cómplices.

    Derechos fundamentales que hasta ayer se consideraban inviolables son pisoteados en nombre de una emergencia: hoy de índole sanitaria, mañana ecológica y pasado mañana internética.

    Este golpe de estado mundial priva a los ciudadanos de toda posible defensa, dado que los poderes legislativo, ejecutivo y judicial son cómplices de la vulneración de la ley, la justicia y su misma razón de ser.

  5. Es un golpe de estado mundial porque este ataque criminal a la ciudadanía se extiende, con raras excepciones, a todo el planeta.

    Es una guerra mundial en la que los enemigos somos todos, incluso quienes no saben ni han entendido el alcance de lo que está sucediendo.

    Una guerra que no se libra con armas, sino con reglas ilegítimas, políticas económicas erradas e intolerables restricciones de los derechos naturales.

    Organizaciones supranacionales, financiadas en gran medida por los perpetradores del mencionado golpe, interfieren en el gobierno de las naciones y en la vida, relaciones sociales y salud de miles de millones de personas.

    Es indudable que lo hacen por dinero, pero más todavía lo hacen para centralizar el poder con miras a instaurar una dictadura a nivel planetario.

    Se trata del Gran Reinicio del Foro Económico Mundial, la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

  6. El plan del Nuevo Orden Mundial, en el que una república universal esclaviza a todo el mundo y una Religión de la Humanidad reemplaza a la fe en Cristo.

    En vista de este golpe de estado mundial, se hace imprescindible la formación de una alianza antimundialista que congregue a cuantos se oponen a la dictadura y no quieren ser esclavos de un poder sin rostro ni desean destruir su propia identidad, su individualidad y su fe religiosa.

    Si la ofensiva es mundial, la defensa también debe serlo.

    Exhorto a los gobernantes y los dirigentes políticos y religiosos, los intelectuales y todos los hombres de buena voluntad, y los invito a asociarse en una alianza que promulgue un manifiesto antimundialista que rechace punto por punto los errores y desviaciones de la distopía del Nuevo Orden Mundial, a la vez que proponga alternativas concretas para un programa político basado en el bien común, los principios morales cristianos, los valores tradicionales, la defensa de la vida y la

  7. Y la familia natural, la protección de la empresa y el trabajo, la promoción de la enseñanza y la investigación, y el respeto a la Creación.

    La Alianza Antimundialista habrá de agrupar a las naciones que deseen librarse del yugo infernal de la tiranía y afirmar su soberanía, estableciendo acuerdos de mutua colaboración con las naciones y los pueblos que compartan sus principios y el anhelo común de libertad, justicia y bien.

    Deberá poner al descubierto los crímenes de la élite, identificar a los responsables, denunciarlos ante los tribunales internacionales y poner coto a su excesivo poder y su nefasta influencia. Asimismo, deberá impedir la actuación de los lobbies, ante todo combatiendo la corrupción de las autoridades y de quienes trabajan en el mundo de la información, así como inmovilizando el dinero destinado a desestabilizar el orden social.

  8. En los países cuyos gobiernos sean siervos sumisos de la élite, habrán de crear movimientos de resistencia popular y comités de liberación nacional, con representantes de todos los sectores de la sociedad que propongan reformas radicales en la política inspiradas en el bien común y firmemente contrarias al proyecto neomaltusiano del plan mundialista.

    Exhorto a cuantos deseen defender la sociedad cristiana tradicional a reunirse en un foro internacional, que deberá celebrarse lo antes posible, y en el que representantes de las diversas naciones se congreguen para plantearnos una propuesta sería, concreta y clara.

    Llamo a los dirigentes políticos y los gobernantes interesados en el bien común de sus ciudadanos a que abandonen la partitocracia y la lógica impuesta por un sistema esclavo del poder y el dinero.

  9. Convoco a las naciones cristianas de Oriente y Occidente e invito a los jefes de estado y las fuerzas sanas de las instituciones, la economía, los sindicatos, las universidades, la sanidad, el sistema de salud y los medios de comunicación a aunarse en un proyecto común que desbarate los esquemas y deje de lado las hostilidades deseadas por los enemigos de la humanidad en nombre del divide et impera.

    No aceptamos las reglas de nuestros adversarios, porque las han fijado precisamente para evitar que reaccionemos y organicemos una oposición dinámica y eficaz.

    Llamo a las naciones y a sus ciudadanos a aunar fuerzas bajo la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo, único Rey y Salvador y Príncipe de la Paz. In hoc signo vinces.

    Fundemos esta alianza antimundialista, dotémosla de un programa claro y sencillo y libremos a la humanidad de un régimen totalitario que reúne en sí todos los horrores de las peores dictaduras de todos los tiempos.

  10. Si no espabilamos, si no somos conscientes del peligro que se cierne sobre todos nosotros, si no organizamos una firme y valerosa resistencia, no habrá forma de contener el régimen infernal que se está instalando por todas partes.

    Que Dios Todopoderoso nos asista y proteja.

    +Carlo Maria Viganò, arzobispo

    Ex nuncio apostólico en los Estados Unidos de América

    16 de noviembre de 2021

      1. Gracias, Paciencia. La pena es que Infovaticana no está por la labor, a diferencia de Marco Tosatti y Aldo María Valli, entre otros muchos muy prestigiosos.

  11. Entonces, no somos sensibles a la barbarie que nos arrasa completamente. Suicidios, caos, aborto, vacunación criminal, lavado de cerebro completo, linchamiento de la mente de nuestros hijos, invasión moruna, explotación, desastre social… APOSTASÍA?
    y mientras los sinvergüenzas, esbirros de la secta pestilente, tiranos, implantando la porquería en todo …. A todo esto no somos sensibles? La verdad es que estamos ante un plan bien organizado del que la infiltración masónica eclesial es un bastión fundamental.

  12. Yo en los joseicos me preocupe por dar trabajo al que lo necesita y como no hay trabajo en la calle pues di teletrabajo,hasta se me ha ocurrido montar una consultoria de trabajo por internet, para el que necesite trabajo yo le mando correos de empresas que le dan trabajo.

      1. Ergazomai ahí no tiene el sentido de trabajar (como es claro en 2 Tes 3,10), sino de actuar, de estar activo. Dios no trabaja cuando crea, sostiene la creación o redime. Su Biblia protestante le confunde.

        1. jesus trabajo incluso el sabado,en su profesion pero eso no cabe de que jesus trabajara en otros gremios como el de carpintero con su padre,no me digas protestante,cuando estoy perecne en la iglesia de dios y con vosotros, dame alegrias, ni estoy en contra de los protestantes ni estoy en contra de los catolicos por que soy cristiano-

          1. Querido jose: ¿a qué se refiere con el trabajo de Jesús? Si se refiere al de carpintero antes de su vida pública, dudo mucho de que trabajase nunca en sábado. Respetando la ley que dio como Dios al pueblo ju dío, la cumplió porque coincidía con su voluntad. Era una norma que, en cierto modo, se puede ver como puesta también para sí mismo. Con qué gozo dedicaría el sábado a su Padre en exclusiva, en compañía de María y José. Si se refiere a su vida pública, aquello que los evangelios nos lo muestran haciendo no se puede considerar trabajo de ninguna profesión, pues como Dios hacía lo que es, no trabajaba en el sentido que le damos los hombres, que es una necesidad para sobrevivir. Dios no necesita hacer milagros para vivir. Y los hace porque quiere y cuando quiere. Hace el bien sin más, un bien natural sobrenaturalizado. He supuesto que maneja una Biblia prot estante porque su traducción sigue las de ellos, que confunde, a diferencia de las católicas («actuó»).

  13. «Omella: «Somos sensibles a la preocupación por la tierra, el techo y el trabajo»»

    Y el «fet diferencial»

    ¡Qué cruz de clero Dios mío, qué cruz!

  14. Pues cambioclimatismo y enriquecimiento de los pobres son completamente incompatibles. Así que los príncipes de la Iglesia deberán optar entre los bichitos y las plantitas o los pobres con olor a oveja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles