PUBLICIDAD

Rusia se une al «Consenso de Ginebra»: no existe un derecho internacional al aborto

Rusia Consenso de Ginebra aborto
|

En el primer aniversario de la Declaración de Consenso de Ginebra, la Federación de Rusia se une al proyecto mundial cuyo objetivo es combatir un supuesto derecho internacional al aborto, informa la FSSPX.

El 22 de octubre de 2020, por iniciativa del entonces secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, 33 países, incluidos los Estados Unidos de Donald Trump, la Hungría de Viktor Orban, Uganda, Sudán del Sur, Brasil, República Democrática del Congo, y otros más, en total 32 países, firmaron una declaración conjunta, con el objetivo de proteger la salud y los «derechos inalienables» de la mujer.

Un texto que estipula que «el aborto no debe ser considerado en ningún caso como un método de planificación familiar» y que «no existe un derecho internacional al aborto, como tampoco existe ninguna obligación para los países de facilitarlo o financiarlo».

A esta iniciativa para defender el derecho a la vida se han unido ahora otras dos naciones: la Rusia de Vladimir Putin y Guatemala. Rusia suple así la retirada de Estados Unidos que, como era previsible, se retiró del proyecto poco tiempo después de que el ‘católico’ Joe Biden llegara a la Casa Blanca.

Sin embargo, advierte FSSPX, esto no debe hacernos olvidar que Rusia no ha abolido o siquiera reducido el acceso al aborto, estando este crimen todavía consagrado en sus leyes. En Rusia, el aborto ha sido legal desde hace más de 100 años. En el siglo pasado, se realizaron un mínimo de 310 millones de abortos, señala la Fraternidad.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

5 comentarios en “Rusia se une al «Consenso de Ginebra»: no existe un derecho internacional al aborto
  1. Estamos ante continuas condenas del Papa Francisco al aborto, pero con amistad y reconocimiento a los promotores del crimen, en una actitud rayana en la esquizofrenia. Las palabras apoyan el dogma y la doctrina, pero de hecho se elogia a quienes trabajan en la dirección completamente opuesta. El gatopardismo en estado puro: nada cambia en materia doctrinal por lo que todo cambia en materia pastoral. El Papa Francisco se mueve en la ambigüedad y así siembra una confusión fríamente calculada. Es evidente que se encuentra muy a gusto con los aborteros Biden y Peliso que con los rígidos. La lista de simpatías no tiene límite: Hillary Clinton, Jeffrey Sachs, Ema Bonino, Evo Morales, Melinda Gates, John Boongarts… Se nos recuerda que: «además del aborto, hay otras cuestiones que también preocupan a la Iglesia, como el medio ambiente, la pobreza y la inmigración”.

    1. El aborto es un tema más, y no el más importante. Estamos con un Papa Francisco ¿impecablemente doctrinal? que se ablanda, no con las víctimas, sino con los criminales.

  2. Es una buena iniciativa la de Rusia. Que predique con el ejemplo, limitando….. reduciendo…. eliminando el aborto en su país y en su ordenamiento jurídico. Obras son amores…..y no propaganda….

    1. Pues espero que sea el primer paso para la derogatoria de esas leyes inicuas, y que por lo menos sea vinculante a lo largo de la federación rusa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles