PUBLICIDAD

El Vaticano asumirá pérdidas de más de 100 millones de euros por el edificio de Londres

Vaticano 100 millones Londres edificio
|

(The Pillar) La Secretaría de Estado del Vaticano va a registrar una pérdida de más de 100 millones de euros en la reventa del edificio londinense que está en el epicentro de un escándalo financiero que ha acabado en los tribunales.

Según el Financial Times, el Vaticano está en la fase final de la venta del edificio a la firma de capital privado Bain Capital por unos 200 millones de libras esterlinas, aproximadamente 233 millones de euros.

Según se informa, la secretaría pagó un total de 350 millones de euros por la propiedad en 2018.

El edificio del 60 de Sloane Avenue, en Kensington, fue adquirido en su totalidad por la Secretaría en el marco de su separación del gestor de inversiones Raffaele Mincione. Anteriormente era propiedad de Mincione, que lo compró en 2012 por unos 140 millones de euros. Luego vendió una participación del 45% en el proyecto de desarrollo a un fondo de inversión gestionado por él en el que la Santa Sede era el único inversor.

La Secretaría invirtió unos 200 millones de euros en el fondo Athena Global Opportunities de Mincione en 2014. Ese dinero procedía de préstamos contraídos en dos bancos suizos, el Credit Suisse y el BSI, este último clausurado posteriormente por los reguladores bancarios por blanqueo de capitales.

Además de dirigir inversiones del Vaticano al edificio londinense, del que era propietario, Mincione invirtió dinero del Vaticano en una serie de proyectos, entre los que se encontraban varios de su propiedad o gestionados por sus otras empresas, y productos de deuda vendidos por Gianluigi Torzi, también juzgado en el Vaticano por su papel en la compra del edificio por parte del Vaticano.

En junio de 2020, Vatican News describió la gestión de Mincione de las inversiones del Vaticano como «especulativa» y un «conflicto de intereses.»

Mincione ha negado haber actuado de forma incorrecta y él y sus empresas han demandado a la Secretaría de Estado ante un tribunal del Reino Unido en busca de un desagravio declaratorio, es decir, que el tribunal declare que actuó de forma adecuada. También ha iniciado una demanda contra el periódico italiano La Reppublica por la cobertura que hizo de sus negocios con el Vaticano.

El Financial Times informó de que un juez podría pronunciarse sobre la demanda de Mincone en el Reino Unido a finales de este mes de noviembre.

Cuando el Vaticano decidió separarse de Mincione en 2018, perdió sus inversiones en el fondo Athena y pagó 40 millones de euros adicionales para salir del fondo, a cambio del control total del edificio de Londres, que venía con una hipoteca de 150 millones de euros adjunta.

Esa deuda fue refinanciada posteriormente por el Instituto para las Obras de Religión (IOR), un banco del Vaticano. El cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado, escribió directamente al presidente del banco, presionándole para que apoyara la solicitud que, según él, representaba «necesidades de la Santa Sede» de alta prioridad.

En julio de 2019, Gianfranco Mammì, el director general del IOR, se quejó a los organismos de control financiero del Vaticano sobre la «opacidad» de la solicitud formal de fondos de la secretaría; esa queja desencadenó una investigación de dos años por parte de las fuerzas de Seguridad del Vaticano y condujo a la acusación de 10 personas, incluido el cardenal Angelo Becciu, en julio, por cargos de fraude, lavado de dinero, abuso de funciones y otros delitos financieros. Esos cargos son ahora objeto de un juicio en curso en la Ciudad del Vaticano.

No queda claro si la venta propuesta a Bain representa un precio de venta muy rebajado del edificio o si el Vaticano se ha visto obligado a condonar la deuda hipotecaria como parte del acuerdo.

Los préstamos utilizados para la participación inicial del Vaticano en el fondo Athena se garantizaron con otros activos y fondos del Vaticano controlados por la Secretaría de Estado, y luego se redujeron a cero en los balances del departamento con respecto al valor de la inversión, un movimiento contable que, según algunos expertos del Vaticano, pretendía proteger la inversión en el fondo de Mincione de la supervisión de la Secretaría de Economía del Vaticano.

El cardenal Becciu, que en ese momento estaba encargado de supervisar los asuntos financieros del departamento, calificó en 2019 de «falsa» y «vergonzosamente engañosa» la información sobre el uso de los préstamos.

En una anotación de 2019 en su diario de la cárcel, publicado en 2021, el cardenal Geroge Pell, ex prefecto de la Secretaría de Economía, calificó el mismo reportaje de «relato exacto del fiasco inmobiliario de Londres, y de los procedimientos contables que se utilizaron para ocultarlo», al tiempo que señalaba el comentario de Becciu.

En una entrevista concedida a los medios de comunicación italianos a principios de este mes, Pell dijo que el Vaticano «habría ahorrado mucho, mucho dinero destinado al edificio de Londres», si su antiguo departamento no hubiera sido bloqueado por la Secretaría de Estado bajo el mandato de Becciu.

El cardenal Becciu fue desplazado de su puesto en la Secretaría de Estado en junio de 2018, nombrado cardenal y designado para dirigir la Congregación para las Causas de los Santos. Mientras ocupaba ese puesto, al parecer siguió interviniendo en los asuntos financieros de su antiguo departamento, incluso autorizando un pago a Cecilia Marogna, la autodenominada estratega geopolítica y consultora de seguridad, que también está siendo juzgada en el Vaticano por presuntos delitos financieros.

Tras dejar la secretaría, Becciu también participó en la presentación de una oferta para que un consorcio de empresarios volviera a comprar el edificio a la Santa Sede, en lo que, según los fiscales vaticanos, fue un intento de obstaculizar su investigación.

En diciembre de 2020, el Papa Francisco retiró a la Secretaría de Estado de su cartera financiera y ordenó que el departamento entregara el control de todas las cuentas bancarias e inversiones a la Administración del Patrimonio de la Santa Sede.

 

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

16 comentarios en “El Vaticano asumirá pérdidas de más de 100 millones de euros por el edificio de Londres
    1. Tanto que presumis de saber de los masones y no sabes que se fundaron en Inglaterra? Concretamente en Londres?
      A ver si la paranoia de los masones es más fantasía e ignorancia que conocimiento real.
      Pero bueno…
      Ahora que ya no hay brujas a alguien hay que culpar de lo que nos molesta.

      1. ¿Es obligatorio que diga varias idioteces al día y que todas sean en esta página? ¿Dónde ha leído usted que el comentario anterior diga que la masonería se fundó en Roma? Porque no lo dice en ninguna parte. Su obsesión anticatólica y el papelón que hace en esta página son enfermizos. Váyase a freír espárragos y deje de dar lecciones con sus cort-pegas, que nadie le ha pedido, maestro ciruela.

          1. Pero, ¿qué ha desmontado usted, so simple? Es un metepatas que no sabe leer y cuando le ponen en evidencia se sale por la tangente. Váyase a hacer el ridículo a «Herejia Digital», donde comparten filias y fobias con usted.

    2. Según tengo entendido Roma le nombró un coadjutor al Obispo de Almería por problemas económicos en la diócesis, dejando al titular sin funciones.Pregunto yo que tendría que hacer el Papa por la pérdida más que multimillonaria del inmueble de Londres.

  1. Predicad, predicad, predicad. Pisos en Londres, en Roma tienen cientos de pisos, algunos en zonas carísimas, en Madrid un montón de inmuebles, y lo que no sabemos. Pero luego hay que repartir el pan entre los pobres. Será el pan porque los pisos , esos son míos, míos

  2. Qué vergüenza! Con la de cientos de miles de fieles de buena fe con una economía ajustada que colaborarán económicamente con la Iglesia para esto.
    Que lo paguen, con sus sueldos y ahorros, seguro que millonarios ambos, quienes han estado implicados: empezando por Bélgica, terminando por Parolín, y quién sabe si pasando por el argentino.

  3. «Una Iglesia pobre para los pobres» ja, ja, ja, que chiste!!!
    Hacen lo mismo que los comunistas, predicar la pobreza para los demás mientras ellos, nadan entre millones.

  4. 1. Increíble… sin mecanismos de control durante la venta, en manos de uno con conflicto de intereses y un Becciu interesado, y garantizando con mi dinero unas pérdidas negligentes de 157 millones de euros: 40 por salir de un fondo, 117 por pérdidas en la reventa, más otra cuantía indeterminada por gastos de gestión y costas judiciales… ¿160 millones, y quizás me quedo corto?

    2. La dirección de compra y venta de inmuebles y acciones, y créditos y avales, no debe de ser llevada por un cardenal, Becciu ahora, sino por una dirección colegiada rotatoria de cardenales, con apelación a otra instancia de cardenales supervisores y luego a una congregación y finalmente al Papa si hay sospechas.

    3. Deseo que el Vaticano me compre y avale, me interesa su nivel de endeudamiento, hasta 160 millones por la cara, ¿dónde puedo pedirlo, alguien lo sabe?

  5. De soñar con ser un inversor (que vaya sueño cristiano, más les valdría alertar contra el daño de la inversión. especulativa) a malgastar el dinero de la Iglesia en vez de multiplicarlo como pretendían

  6. El principal responsable se llama Bergoglio que tenía que conocer una operación de esa envergadura. Quien tiene que marcharse es Bergoglio, pero no lo hará, pues lo suyo es demoler, demoler y demoler, no sólo la doctrina, la moral y la liturgia, también la economía de la Iglesia, necesaria para su labor evangelizadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles