PUBLICIDAD

Al obispo de Augsburgo le preocupa que los católicos alemanes «se separen de la iglesia mundial»

obispo de Augsburgo
|

(Katholisch.de/INFOVATICANA)-El obispo de Augsburgo, Mons Bertram Meier, ha vuelto a criticar el diálogo de reforma de la Iglesia católica en Alemania, la Vía sinodal . Meier, respondió a «Radio Horeb»  sobre el último debate de la oficina de consagración sacramental en la Vía sinodal: si esto ya no se acepta como algo normal, «entonces el cuerpo de Cristo se derrumbará. La columna vertebral de la iglesia puede incluso romperse «.

Meier agregó: «¿Quién más debería actuar con autoridad en la iglesia?» Para él, este es «un punto de fricción en toda la discusión: la sacramentalidad de la iglesia en su conjunto y, sobre todo, la ubicación de la oficina de ordenación es una cuestión de rutina? ¿O debe ser debatido? Así que, y si no hay un consenso amplio, tengo «la preocupación de que estemos tentados a renunciar al proprium católico».

El obispo enfatizó: «Bueno, mi preocupación es que, mientras el Papa quiere un camino espiritual , estamos buscando la formación de mayorías y ahora estamos tratando de lograr una agenda para la Iglesia en Alemania, también con los medios de comunicación que presionan para acabar lo antes posible y establecer los temas en Roma».

Miedo a ser separado de la Iglesia universal

También le preocupa que los católicos alemanes «se separen de la iglesia mundial». Meier explicó: «Pensamos de una manera muy estructurada en términos de organigramas en Alemania, a veces demasiado en términos de estándares democráticos». El Papa, sin embargo, piensa menos en términos de mayorías y minorías. «Llega al consenso y quiere que muchas personas viajen juntas».

Meier afirmó que se necesitan «los elementos esenciales para ser una Iglesia». Se refirió al Estado: «Allí también hay elementos constitutivos, constitucionalmente garantizados. Tampoco puedo cambiar la constitución tan fácilmente, ni siquiera en política. Y lo que se aplica al Estado se aplica aún más a la Iglesia católica, que es, no sólo una organización humana, sino que fue fundada nada menos que por Jesucristo mismo, quien es y debe permanecer Señor en la casa de su iglesia hasta el día de hoy «. Sin embargo, estaba «plenamente a favor de una renovación de la iglesia», dijo Meier. «Los necesitamos incluso después del escándalo de abusos».

Hace unas dos semanas, Meier ya había desaconsejado las formas especiales nacionales en la reforma de la Iglesia Católica. Durante un servicio religioso en Augsburgo, advirtió contra la transformación de la Iglesia católica «en una iglesia regional protestante de facto». Meier se opuso expresamente a la propuesta de una elección de obispos democrática y por tiempo limitado. «Si queremos una iglesia sin un ministerio sacramental, le romperemos el cuello». Que Dios impida tal » abdicación de los obispos , sacerdotes y diáconos». Un sínodo debe «ni sacudir ni ver» el oficio de ordenación sacramental. Además, sin la autoridad de los ministros ordenados, la iglesia ya no podría lograr nada en el discurso público y político.

A pesar de estas palabras, el obispo Meier dijo hace unos meses que «nunca rechazo una bendición para las personas que vienen a mí y me lo piden».  Se mostró a favor de la bendición de parejas homosexuales, aunque aclarando que «la sacramentalidad es otro asunto», dijo el obispo alemán el pasado mes de junio cuando se levantó la polémica en Alemania por culpa de una parte del clero alemán, que se mostró favorable a bendecir parejas homosexuales a pesar de la negativa del Vaticano.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

7 comentarios en “Al obispo de Augsburgo le preocupa que los católicos alemanes «se separen de la iglesia mundial»
    1. Me lo has quitado «de la tecla». No puede temer separarse de algo de lo que ya está separado de facto. Lo que teme, y lo dice expresamente, es que dicha separación se haga oficial, perdiendo así la influencia social y política que sólo tiene si pertenece a la Iglesia católica: la iglesia alemana, o, mejor dicho, la secta separada que surgiese, ya no «podría lograr nada en el discurso público y político». Como se ve, el aspecto espiritual le importa una higa. Hay que reconocer que, al menos, es sincero.

      1. Catholicus, así es, me adhiero a su análisis. El Obispo no puede estar tan, tan ciego como para no ver el cisma evidente y sangrante. Si ahora nos viene con esto es por temas o preocupaciones ajenas al cometido de la Iglesia.

  1. Efectivamente, ya están separados, lo peor es que siguen usando el nombre de «católicos» y esto causa confusión e imitación de otros que no vislumbran la magnitud del cisma.

  2. Dice un dicho:
    Mucho ayuda el que no estorba.
    Si los Marxianos lo que hacen es protestantizar a la Iglesia,, pues ahuecando el ala, y a volar.

    1. Dice un dicho:
      Mucho ayuda el que no estorba.
      Si los Marxianos lo que hacen es protestantizar a la Iglesia,, pues ahuecando el ala, y a volar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles