PUBLICIDAD

Las reacciones de los obispos españoles ante la apertura del sínodo

obispos españoles
|

El pasado 10 de octubre el Papa Francisco presidió la Misa de apertura del Sínodo de los Obispos 2021. En su homilía se detuvo en 3 verbos que considera necesarios para que los Obispos caminen en la misma dirección: Encontrar, escuchar y discernir.

Este fin de semana, en la mayoría de las diócesis españolas ha arrancado el sínodo con distintas misas celebradas por los respectivos obispos de cada diócesis. Estas misas inaugurales, han servido a los obispos para marcar la hoja de ruta del sínodo en cada una de sus diócesis. Para conocer más de cerca cuál ha sido la reacción de los obispos españoles, hacemos un repaso del mensaje principal predicado por varios de ellos:

  • Adolfo González Montes, obispo de Almería: «Por esto mismo en esta fase diocesana, se trata de llevar a cabo una consulta que ayude a desarrollar lo mejor posible el carácter sinodal de la Iglesia, y de hacerlo siguiendo el método que exige la sinodalidad; es decir, “caminando unidos”, para afrontar los tres elementos determinantes de la misma: comunión, participación y misión».
    «La Iglesia no se reforma con sólo sentimientos devotos, ni tampoco con la pretensión de inventarla de nuevo, sino en la medida que nuestra mente y corazón sean regenerados por la conversión permanente a Dios y a Cristo de quien vive de la fe y de la gracia sacramental».
  • José Ángel Saiz Meneses, arzobispo de Sevilla: «Todo el Pueblo de Dios comparte una vocación y una dignidad común que procede del Bautismo. En virtud de nuestro Bautismo todos estamos llamados a participar
    activamente en la vida de la Iglesia».
    «Unidos profundamente en el Señor, porque de otro modo nuestra palabra no puede ser creíble; con la participación de todos, porque todos los miembros de la familia diocesana somos igualmente importantes; anunciando la buena nueva del Evangelio, porque la Iglesia existe para evangelizar».
  • Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo: «Ponernos en oración para pedir luz al Señor para no extraviarnos y la gracia de la fortaleza para no desanimarnos. Junto a la plegaria, también la comunión fraterna entre nosotros fue una ayuda determinante al comprender que la Iglesia de Cristo la formamos las tres grandes vocaciones: los pastores con nuestro ministerio, los consagrados con sus carismas y los laicos con su compromiso en el mundo del trabajo, la familia y la sociedad».
  • José Manuel Lorca Planes, Obispo de Cartagena: «Para procurar esta vuelta a Dios no debemos apoyarnos en nuestras fuerzas, en nuestros ideales, sino que hemos de abrir nuestra vida al encuentro con Cristo y dejar que sea su amor el que nos ayude a descubrir su misericordia inmensa, la cercanía que siente por cada uno de nosotros. Amor y misericordia que serán el motor para emprender el camino de la conversión».
  • Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia:  “El Papa quiere consultarnos a todos, incluso a los alejados y, por ello, nos convoca a este Sínodo, que lleve a la Iglesia, en lo sucesivo, a un estilo de sinodalidad, inherente a la naturaleza de comunión que la constituye, en diálogo y participación de todos los fieles”.
  • José María Gil Tamayo, obispo de Ávila: «Esto no es el CIS. No es una consulta de una encuesta para hacer baremos o estadísticas. Es, sencillamente, la escucha de Dios a través del sentir de su pueblo. Saber qué dice la Iglesia de sí misma”.» Esto conlleva también generar un sentido de pertenencia a la propia Iglesia, sentirla como propia, y que refleje, “como un gran mosaico, con sus variados colores, una imagen conjunta, bella y compacta”.
    «No puede haber vida eclesial si no hay vida de unión con Él, con la Iglesia, con todo el cuerpo eclesial de la diócesis. Y también con el Papa, como sucesor de Pedro. Debemos acogerle y orar con él”.
  • Francisco Pérez, obispo Pamplona: «La Iglesia, en permanente conversión, se abre y sale hacia la Misión. La Iglesia no está para mirarse a sí misma sino para donarse y abrirse totalmente, como hizo el Maestro, en beneficio para toda la humanidad. El Sínodo también tiene como finalidad concienciar al Pueblo cristiano para regalar el tesoro de la fe a todo ser humano que habita en nuestra sociedad. La Iglesia, por esencia y existencia, es misionera puesto que anuncia la salvación en Jesucristo».
  • Mario Iceta, arzobispo de Burgos:  «El proceso sinodal supone «desplegar las velas para dejarnos impulsar por el soplo del Espíritu, apartando las obras de la carne, lo puramente racional». «Hemos de discernir lo que es voluntad del Señor, que se haga su voluntad en su Iglesia». «El Sínodo es fruto del Espíritu; es un tiempo para escucharnos a nosotros y al Espíritu, para conocer qué quiere de nosotros. Una escucha que ha de realizarse, también, fuera de la Iglesia, pues los otros también están congregados, porque también los otros profetizan».

 

  • Carlos Osoro, arzobispo de Madrid: «Comunión y misión son expresiones teológicas que nos hablan del misterio de la Iglesia y el Concilio Vaticano II nos habla de que la comunión expresa la naturaleza misma de la Iglesia y afirma también que la Iglesia ha recibido la misión de anunciar el Reino de Cristo y de Dios e instaurarlo en todos los pueblos, y constituye en la tierra el germen y el principio de ese Reino».

 

  • Carlos Manuel Escribano, arzobispo de Zaragoza: «Dejar los prejuicios, recibir al otro como un auténtico don, evitando respuestas superficiales. Escuchar con el corazón: así el otro no tendrá miedo para hablar”. “En el Espíritu Santo, miramos lo que hacemos con humildad: quizá tengamos que aprender de nuevo. Es la perenne novedad del Espíritu Santo”.

 

  • Ángel Pérez, obispo de Barbastro-Monzón: «Reconocemos con humildad los errores, de los que también aprendemos. Vivimos tiempos recios. No solo la Iglesia, toda la sociedad». «El único modo de salir de esta situación es a través de la fidelidad, de la valentía de decir yo también soy cristiano. Y eso es entrar en clave de sínodo, para seguir impulsando la revolución de la ternura». » Cada persona es importante, única y necesaria, porque en la orquesta cada uno toca un instrumento y todos son imprescindibles».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

21 comentarios en “Las reacciones de los obispos españoles ante la apertura del sínodo
  1. Es decepcionante el tono general de los comentarios de la mayoría de estos obispos. Dios no nos ha enviado a escuchar y dialogar, sino a convertir. La Iglesia es maestra, tiene la verdad revelada, y su misión es predicarla. Este sistema de sinodalidad es una engañifa. Adem´ás, Francisco se contradice a sí mismo, pues no quiere escuchar al Cardenal Burke ni a los que somos fieles a la Tradición, y en cambio dice que quiere escuchar a todos (incluso a ateos, lgtbis, etc.).

    1. No se inventé…ni promueva el sede vacantismo….dudo que usted sea sacerdote…si lo es… está fuera de la Iglesia Católica por lo que siempre dice en sus comentarios… de la cara …y diga de qué movimiento Cismático contrario a Roma es. No puede haber vida eclesial si no hay vida de unión con Él, con la Iglesia, con todo el cuerpo eclesial de la diócesis. Y también con el Papa, como sucesor de Pedro. dejé de hacer una Iglesia paralela a su medida.La Tradición de la Iglesia es dar respuesta a los católicos en toda época y lugar…el Sínodo al igual que el Concilio Vaticano Segundo va a ser un éxito.

      1. Lo del éxito del Vaticano II dejémoslo, nada más que veamos cómo se ha acercado la gente a Dios (que era el objetivo del concilio). Y desde cuándo para ser católico hay que estar de acuerdo con todo lo que dice Roma? Eso precisamente no es nada católico, es sectario completamente, como si el Papa fuese la cuarta persona de la Trinidad. Se podrá disentir no? O usted a su padre no le corregía, ni le daba su opinión, ni le criticaba con respecto y de forma constructiva? Pues con el Santo Padre igual. Otra cosa es que escuche. Y le recuerdo que Dios va a juzgar a todos. Incluido al Papa. El propio Papa dijo que se le puede criticar. El daño que hacéis gente como vosotros a la Iglesia es tremendo

        1. Los papolatras francisquistas y solo francisquistas son realmente patéticos y efectivamente muyyyyyy dañinos. Eran los que criticaban a San Juan Pablo II y a Benedicto XVI, los que ponían el grito en el cielo cuando se mencionaba el Dogma de la Infalibilidad Pontificia y ahora ellos convierten en magisterio infalible cualquier ocurrencia del Camarada Berg y la defienden a capa y espada, que pandilla de dementes esperpénticos. Ayer el Probe Migue, conocido aquí por sus estúpidos comentarios, ponía a parir nada más y nada menos que al Doctor Vallejo-Najera, el cual, a grandes rasgos, teorizó sobre la deficiencia mental de los marxistas y su ideología, algo que viendo los comentarios del mencionado Probe Migue y el tal Ramonet, que posiblemente sea el mismo, es algo evidente a todas luces….me refería a su insuficiencia mental debido a su ideología marxista, como tantos otros

      2. Qué comentario tan cómico. Dice: «está fuera de la Iglesia Católica por lo que siempre dice en sus comentarios…». Le dijo la sartén al cazo. ¡Pues anda que usted! Señale por qué punto del Código de Derecho Canónico pretende excomulgar a Sacerdote mariano, y así nos echamos unas risas…

      3. Eso es porque lo dice usted que es un superdotado. Ha habido una apostasía, herejía y rebeldía en la Iglesia alemana y todavía estoy esperando que alguien de la Iglesia hable. El sacerdote parece ser que a usted no le cae bien, pero creo que no marra cuando habla y dice: «Dios no nos ha enviado a escuchar y dialogar, sino a convertir» y en esas debería estar la Iglesia y no en el silencio y absoluto en el que nos encontramos. Paz y Bien

      4. Carcajadas escuchadas en Vladivostok; «el Sínodo al igual que el Concilio Vaticano Segundo va a ser un éxito».
        El Sínodo sobre la sinodalidad sinodalidosa será de nuevo un parto de los montes, a mayor gloria del padre de la confusión que lo inspira.

        1. Estoy en el campo, se me acercan las ovejas de un rebaño con dos perros pastores, veo que me rodean alrededor del árbol donde estoy estirado, y se me ocurre leerles lo que dicen los obispos:

          – Mirad lo que dice el primer obispo, os lo leo, es de Adolfo González Montes, obispo de Almería: «Por esto mismo en esta fase diocesana, se trata de llevar a cabo una consulta que ayude a desarrollar lo mejor posible el carácter sinodal de la Iglesia, y de hacerlo siguiendo el método que exige la sinodalidad; es decir, “caminando unidos”, para afrontar los tres elementos determinantes de la misma: comun…»

          De repente, todo el rebaño se desploma suavemente, perritos incluidos, y un clamor de ronquidos resuena por el valle… recojo mis cosas, las pongo en la mochila, me la pongo en la espalda, miró alrededor, doy un paso y me voy, tranquilo…

      5. Tan exitoso es el Concilio Vaticano II que están lanzando un Sínodo para explicar lo que es un sínodo. Debe ser que los número del Concilio no cuadran. Lo más llamativo de los regímenes totalitarios es el lanzamiento de programas sucesivos que arreglen el desastre de los programas anteriores, pero aplicando más de la misma medicina. Parafraseando al blog de Specola, ‘los gerontócratas primaveras van a morir matando’ que es lo mismo que acabar la Iglesia «no otra Iglesia, sino una Iglesia diferente» SSF1 dice. Una Iglesia diferente con el mismo nombre no deja de ser otra Iglesia, como de un Diego a otro Diego.
        Hablando de los dichos de la misa del domingo sobre la apertura del Sínodo, Cartagena, parroquia santo Domingo de Guzmán, homilía: «este sínodo va a hacer más horizontal a la Iglesia, la jerarquía no puede ser más que los demás, todos deben tener el mismo peso específico… este sínodo es para escuchar a todos, a los empresarios, a los trabajadores…»

  2. Mientras no salgan de sus despachos y no presten a la eucaristía todo honor y toda gloria, adoren al mundo, .Rezaremos por ellos, porque van camino de la perdición,

    1. En todo se nota que actúan sin ninguna convicción por el invento, que se mueven como puros esclavos de lo que ordena Bergoglio, que todo es palabrería para tenerlos distraídos y ocupados, que van a ser ovejunos, que la sinodalidad es un fin en sí mismo y es un puro trampantojo vacío de todo contenido, porque absolutamente todo ya está decidido con antelación desde Roma, tanto las premisas como las conclusiones… de momento, la sinodalidad no se aplica ni a la elección de obispos ni al traslado de curas…

      Desengañémonos, la sinodalidad es cara, lenta e incompleta, no todos pueden expresarse, no todos sabemos, no todos podemos, está limitada a lo pastoral, son procesos dirigidos y controlados férreamente, y sus conclusiones no sé las lee nadie porque están en un lenguaje formal e irreal que caen en el olvido… Dime de qué presumes (sinodalidad) y te diré de qué careces (sinodalidad)….

  3. La sinodalidad es la última y definitiva arma para someter a toda la Iglesia. Ya no será la Revelación -Escritura y Tradición- interpretada por el Magisterio el criterio para discernir la Verdad, sino el consenso de la mayoría expresado en la nueva estructura sinodal. Y como después de 60 años en que el Pueblo de Dios ha estado sometido a las más peregrinas teorías la mayor parte de los católicos no sabe qué es la Doctrina católica, el resultado es que la nueva democracia sinodal aprobará por mayoría las mayores aberraciones, bajo la influencia, por supuesto, de obispos y cardenales masones. Porque dentro de unos años se dirá que el Espíritu Santo habla por la estructura sinodal y que hay que obedecer a sus conclusiones como a palabra de Dios. Por eso tienen tanto interés en la sinodalidad, porque implica la destrucción de la Iglesia tal como la conocemos.

  4. Si hacen reuniones para laicos, conviene no ir o ir y qué decir respetuosamente?
    Nadie hace un congreso de la congresidad, ni un concilio de la concilialidad, ni una reunión de la reunionidad, ni una unión de la unidad. Es ridículo y de la cultura líquida!!! Y nos quieren meter en esa vaina!

  5. Se trata de concitar experiencias en común para aquilatar una comunión emergente de conciencias que en el sinodo de lugar a una nueva sinodalidad que fructifique en una nueva realidad evangelizadora. Ese nous ex machina de sinodalidades energéticas es el proceso concitante de conciencias adherentes y concomitantes como ya he dicho que lateralmente pero también precisamente gracias a nuestro amado pontifice Francisco, nos lleva a la iglesia en salida que tanto ama nuestro amado Paco.

    Y tralari tralará que te vi que te vás que me dices que me quieres y te largas por detrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles