PUBLICIDAD

El Papa: «¡Cuántos errores se han realizado en la historia de la evangelización queriendo imponer un solo modelo cultural!»

Papa Francisco evangelización erroresEl Papa Francisco durante la audiencia de hoy, 13 de octubre de 2021 (Vatican Media)
|

Así lo dijo el Papa Francisco durante la audiencia general de hoy en el Aula Pablo VI del Vaticano, donde el Pontífice continuó analizando la carta de san Pablo a los gálatas.

«Hemos sido liberados de la esclavitud del pecado y de la muerte», indicó Francisco al principio de su alocución. «En otros términos: somos libres porque hemos sido liberados, liberados por gracia —no por pagar— liberados por el amor, que se convierte en la ley suprema y nueva de la vida cristiana», dijo.

El Papa quiso subrayar «cómo esta novedad de vida nos abre a acoger a cada pueblo y cultura y al mismo tiempo abre a cada pueblo y cultura a una libertad más grande».

El obispo de Roma explicó cómo san Pablo decía que para quien se adhiere a Cristo ya no cuenta ser judío o pagano. «Los detractores de Pablo —esos fundamentalistas que habían llegado allí— lo atacaban por esta novedad», añadió. «Es el mismo discurso de los fundamentalistas de hoy: la historia se repite siempre», comentó, «la crítica en relación con toda novedad evangélica no es solo de nuestros días, sino que tiene una larga historia a las espaldas».

La libertad obtenida de la muerte y resurrección del Señor «no entra en conflicto con las culturas, con las tradiciones que hemos recibido, sino que más bien introduce en ellas una libertad nueva, una novedad liberadora, la del Evangelio», aseguró Su Santidad.

«La liberación obtenida con el bautismo, de hecho, nos permite adquirir la plena dignidad de hijos de Dios, de forma que, mientras permanecemos bien arraigados en nuestras raíces culturales, al mismo tiempo nos abrimos al universalismo de la fe que entra en toda cultura, reconoce las semillas de verdad presentes y las desarrolla llevando a plenitud el bien contenido en ellas», explicó el Papa.

¿Cuál es este verdadero sentido de la inculturación del Evangelio?, se preguntó. «Ser capaces de anunciar la Buena Noticia de Cristo Salvador respetando lo que de bueno y verdadero existe en las culturas», contestó, reconociendo que no es algo fácil.

«Son muchas las tentaciones de querer imponer el proprio modelo de vida como si fuera el más evolucionado y el más atractivo. ¡Cuántos errores se han realizado en la historia de la evangelización queriendo imponer un solo modelo cultural! ¡La uniformidad como regla de vida no es cristiana! ¡La unidad sí, la uniformidad no!», exclamó el Vicario de Cristo.

«Católico es un adjetivo que significa universal: la catolicidad, la universalidad. Iglesia universal, es decir, católica, quiere decir que la Iglesia tiene en sí, en su naturaleza misma, la apertura a todos los pueblos y las culturas de todo tiempo, porque Cristo ha nacido, muerto y resucitado por todos», señaló el Pontífice.

Les ofrecemos las palabras del Papa durante la catequesis, publicadas en español por la Oficina de Prensa de la Santa Sede:

Catequesis 11. La libertad cristiana, fermento universal de liberación

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

En nuestro itinerario de catequesis sobre la Carta a los Gálatas, hemos podido enfocarnos en cuál es para san Pablo el núcleo central de la libertad: el hecho de que, con la muerte y resurrección de Jesucristo, hemos sido liberados de la esclavitud del pecado y de la muerte. En otros términos: somos libres porque hemos sido liberados, liberados por gracia —no por pagar— liberados por el amor, que se convierte en la ley suprema y nueva de la vida cristiana. El amor: nosotros somos libres porque hemos sido liberados gratuitamente. Este es precisamente el punto clave.

Hoy quisiera subrayar cómo esta novedad de vida nos abre a acoger a cada pueblo y cultura y al mismo tiempo abre a cada pueblo y cultura a una libertad más grande. San Pablo, de hecho, dice que para quien se adhiere a Cristo ya no cuenta ser judío o pagano. Cuenta solo «la fe que actúa por la caridad» (Gal 5,6). Creer que hemos sido liberados y creer en Jesucristo que nos ha liberado: esta es la fe activa por la caridad. Los detractores de Pablo —esos fundamentalistas que habían llegado allí— lo atacaban por esta novedad, sosteniendo que él había tomado esta posición por oportunismo pastoral, es decir para “gustar a todos”, minimizando las exigencias recibidas de su más estricta tradición religiosa. Es el mismo discurso de los fundamentalistas de hoy: la historia se repite siempre. Como se ve, la crítica en relación con toda novedad evangélica no es solo de nuestros días, sino que tiene una larga historia a las espaldas. Aun así, Pablo no permanece en silencio. Responde con parresia —es una palabra griega que indica valentía, fuerza— y dice: «Porque ¿busco yo ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿O es que intento agradar a los hombres? Si todavía tratara de agradar a los hombres, ya no sería siervo de Cristo» (Gal 1,10). Ya en su primera Carta a los Tesalonicenses se había expresado en términos parecidos, diciendo que en su predicación nunca había usado «palabras aduladoras, ni con pretextos de codicia, […] ni buscando gloria humana» (1 Ts 2,5-6), que son los caminos del “fingir”; una fe que no es fe, es mundanidad.

El pensamiento de Pablo se muestra una vez más de una profundidad inspirada. Acoger la fe conlleva para él renunciar no al corazón de las culturas y de las tradiciones, sino solo a lo que puede obstaculizar la novedad y la pureza del Evangelio. Porque la libertad obtenida de la muerte y resurrección del Señor no entra en conflicto con las culturas, con las tradiciones que hemos recibido, sino que más bien introduce en ellas una libertad nueva, una novedad liberadora, la del Evangelio. La liberación obtenida con el bautismo, de hecho, nos permite adquirir la plena dignidad de hijos de Dios, de forma que, mientras permanecemos bien arraigados en nuestras raíces culturales, al mismo tiempo nos abrimos al universalismo de la fe que entra en toda cultura, reconoce las semillas de verdad presentes y las desarrolla llevando a plenitud el bien contenido en ellas. Aceptar que nosotros hemos sido liberados por Cristo —su pasión, su muerte, su resurrección— es aceptar y llevar la plenitud también a las diferentes tradiciones de cada pueblo. La verdadera plenitud.

En la llamada a la libertad descubrimos el verdadero sentido de la inculturación del Evangelio. ¿Cuál es este verdadero sentido? Ser capaces de anunciar la Buena Noticia de Cristo Salvador respetando lo que de bueno y verdadero existe en las culturas. ¡No es algo fácil! Son muchas las tentaciones de querer imponer el proprio modelo de vida como si fuera el más evolucionado y el más atractivo. ¡Cuántos errores se han realizado en la historia de la evangelización queriendo imponer un solo modelo cultural! ¡La uniformidad como regla de vida no es cristiana! ¡La unidad sí, la uniformidad no! A veces, no se ha renunciado ni siquiera a la violencia para que prevalezca el propio punto de vista. Pensemos en las guerras. De esta manera, se ha privado a la Iglesia de la riqueza de muchas expresiones locales que llevan consigo la tradición cultural de enteras poblaciones. ¡Pero esto es exactamente lo contrario de la libertad cristiana! Por ejemplo, me viene a la mente cuando se ha afirmado la forma de hacer apostolado en China con padre Ricci o en India con padre De Nobili. … [Algunos decían]: “¡Y no, eso no es cristiano!”. Sí, es cristiano, está en la cultura del pueblo.

En resumen, la visión de la libertad propia de Pablo está completamente iluminada y fecundada por el misterio de Cristo, que en su encarnación —recuerda el Concilio Vaticano II— se ha unido, en cierto modo, con todo hombre (cfr. Const. past. Gaudium et spes, 22). Y esto quiere decir que no hay uniformidad, sin embargo, hay variedad, pero variedad unida. De aquí deriva el deber de respetar la proveniencia cultural de cada persona, incluyéndola en un espacio de libertad que no sea restringido por alguna imposición dada por una sola cultura predominante. Este es el sentido de llamarnos católicos, de hablar de Iglesia católica: no es una denominación sociológica para distinguirnos de otros cristianos. Católico es un adjetivo que significa universal: la catolicidad, la universalidad. Iglesia universal, es decir, católica, quiere decir que la Iglesia tiene en sí, en su naturaleza misma, la apertura a todos los pueblos y las culturas de todo tiempo, porque Cristo ha nacido, muerto y resucitado por todos.

Por otro lado, la cultura está, por su misma naturaleza, en continúa transformación. Se puede pensar en cómo somos llamados a anunciar el Evangelio en este momento histórico de gran cambio cultural, donde una tecnología cada vez más avanzada parece tener el predominio. Si pretendiéramos hablar de la fe como se hacía en los siglos pasados correríamos el riesgo de no ser comprendidos por las nuevas generaciones. La libertad de la fe cristiana —la libertad cristiana— no indica una visión estática de la vida y de la cultura, sino una visión dinámica, una visión dinámica también de la tradición. La tradición crece, pero siempre con la misma naturaleza. Por tanto, no pretendamos tener posesión de la libertad. Hemos recibido un don para custodiar. Y es más bien la libertad que nos pide a cada uno estar en un constante camino, orientados hacia su plenitud. Es la condición de peregrinos; es el estado de caminantes, en un continuo éxodo: liberados de la esclavitud para caminar hacia la plenitud de la libertad. Y este es el gran don que nos ha dado Jesucristo. El Señor nos ha liberado de la esclavitud gratuitamente y nos ha puesto en el camino para caminar en la plena libertad.

Saludos:

Saludo cordialmente a los fieles de lengua española. Los animo a mantener un espíritu de peregrinos, siempre en camino, siguiendo juntos las huellas de Cristo con libertad y alegría, hacia esa patria a la que Dios nos convoca. Que el Señor los bendiga a todos. Muchas gracias.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

55 comentarios en “El Papa: «¡Cuántos errores se han realizado en la historia de la evangelización queriendo imponer un solo modelo cultural!»
    1. Siempre negatifo, nunca positifo. En las cosas buenas e importantes sólo ve y busca lo negativo. La Evangelización ha sido una hazaña extraordinaria q pretendía y pretende transmitir la buena nueva a costa de grandes sacrificios. Dice este hombre q hubo muchos errores, pero, como siempre, nunca concreta ninguno. Será un para él un error el bautizar, el enseñar, el alimentar…?

  1. Y eso lo dice quien pretende uniformizar el culto restringiendo el Rito Romano para que sólo se oficie la misa de Pablo VI… Muy coherente, sí señor.

  2. ¿Otra vez? Y de nuevo va por los españoles, que transmitimos nuestra religión y nuestra cultura; porque los demás siempre se han dedicado a liquidar a los aborígenes, no a cultivarlos. Debe parecerle muy mal que a los treinta o cuarenta años. los aztecas (por ejemplo) pasaron de abrir en canal a sus vecinos, a matar niños y mijeres a miles, a tener una Univerdidad del mismo rango que la de Salamanca.
    No vuelvo a leer nada de este hombre, me saca de quicio.

    1. La demencia senil y sus fobias alimentadas en sus desvaríos ideológicos no le dejan ver que en los otros modelos culturales de evangelización (Inglaterra, Francia) no dejaron nativos, ni mestizaje, ni lenguas, ni costumbre, cristianizada, pero el que le molesta es el modelo ibérico porque dejó ¡católicos!

  3. Je je je. El papel aguanta todo, se dice en ingeniería. La demencia senil de este lobo disfrazado no pasa de las palabras a los hechos. Yo no me imagino a un tenochtla sicretizando su culto con las costumbres cristianas. O quizá sí: sacándole su corazoncito a un osito de peluche tlaxalteca.

  4. A Francisco le gusta ver errores en la evangelización de América y de otros lugares, cuando fue una labor egregia, digna de encomio, de la que no tenemos que pedir perdón sino enorgullecernos. Lo que el Papa define peyorativamente como uniformidad, es la verdadera unidad de la Iglesia en la que se cumple lo que dice la Biblia: «La multitud de los creyentes pensaban y sentían los mismo.» (Hechos 4,32)

    1. Francisco se suma a la leyenda negra cuando dice: «En la historia de la evangelización…no se ha renunciado ni siquiera a la violencia para que prevalezca el propio punto de vista.»
      La realidad es que si hubo algún caso aislado de violencia, fue tan excepcional, que ni merece mención, y es injusto hablar constantemente de ello, ya que supone alimentar un discurso falso que provoca un escándalo que no responde a la realidad.

      1. Un solo acto vde violencia por parte de los católicos nos tendría que dar náuseas pues no es ese el camino que nos indicó Jesucristo.
        Y vasta leer a fray Bartolomé para darse cuenta que no fue tan aislado.

        1. Cualquiera diría que «Don Náuseas» está embarazado… jajajaja. Todo le da náuseas (menos el error y la herejia, claro). Y léase al ateo Voltaire, verá cómo se entera de que lo de De las Casas era trola (por eso le tendrá usted tanta querencia a ese sujeto).

          1. Así es. Bartolomé de las Casas fue un elemento de cuidado, y no dijo una verdad. Entérese, Miguel, que hay abundante bibliografía sobre el modo de proceder de este individuo.

          2. Así es. Bartolomé de las Casas fue un elemento de cuidado, y no dijo una verdad. Entérese, Miguel, que hay abundante bibliografía sobre el modo de proceder de este individuo.
            Por cierto ¿las Leyes de Indias no se las ha leído? Es una pena.

        2. Miguel, los testimonios de De Las Casas no tienen ningún valor histórico. Su principal biógrafo, Menéndez Pidal, elaboró un dictamen muy exhaustivo y la conclusión era nítida: De las Casas era un paranoico. Sus relatos, por tanto, son fantasías delirantes, no pueden servir para el análisis histórico.

      2. El Vaticano está invadido por la masonería. Y el papa sigue sus pautas en muchísimo asuntos. El odio a España y la Hispanidad es uno de ellos.

    2. Es erróneo que el Papa diga: «No una visión estática… sino una visión dinámica, una visión dinámica también de la tradición.» Con su concepto de «visión dinámica de la tradición», Francisco promueve un cambio de lo depositado en la tradición, y eso no puede hacerlo. La divina Revelación no puede cambiar. La Tradición de la Iglesia es invariable, porque es la verdad que Dios ha revelado a su Iglesia, y eso no lo puede modificar un Papa.

        1. Totalmente de acuerdo. NO es el papa. Y creo que ya ha llegado el momento de unirnos para parar este brutal ataque al catolicismo desde este personaje puesto a las órdenes de los enemigos de La Iglesia Católica.

    3. El concepto de inculturación no puede servir de excusa para contaminarse con el mundo, ya que Cristo no nos ha enviado a «acoger todas las culturas» como dice Francisco, sino a evangelizar.

      1. «Tengo otras ovejas que no son de este aprisco, y es preciso que yo las traiga, y oirán mi voz, y habrá un solo rebaño y un solo pastor.»

        (S. Juan. 10-16)

        Este hombre o no sabe nada de Historia y de Antropología Social, o tiene intenciones ocultas.

        La «inculturacion» es lo mismo que «aculturación» o «enculturacion». No ha existido ni un solo pueblo, civilización, o grupo social en toda la historia humana, que no haya cambiado, transformado y se haya adaptado a otras formas de civilización y culturas. Y, al mismo tiempo, no haya influido a su vez a esas otras con las que haya tenido contacto.

        También de los indígenas nos llegaron influencias, y algunas nada positivas: fumar, o el consumo de la coca. Por mencionar dos ejemplos. Otras, en cambio, muy positivos, especialmente alimenticios.

        Y si San Pablo levantase la cabeza le daría un buen tirón de orejas.

        1. Ya que hablas de S Pablo, este dice: “Esclavos, obedeced a vuestros amos, para no ofender a Dios”. Así que fíjate lo que fíjate lo que ha cambiado “la tradición de la Iglesia”.

          1. Eso no es ninguna tradición (ni la Tradición) de la Iglesia, ignorante. Y aún se atreve a decirle a alguien que coja un libro de historia… Ver para creer.

  5. Como de costumbre, replicando a una pared vacía. ¿Y quien pide «uniformidad»? Nadie, absolutamente nadie. Los católicos somos diversos, pero asumimos el mismo depósito de la fe.

    Es cómo la insistencia en la rigidez, problema casi inexistente en nuestros días, frente al problema creciente y preocupante del relativismo amoral y de la laxitud ante los excesos contralitúrgicos.

    1. Es que encima es eso. Si algo es la Iglesia católica es diversa. Nada más que veamos el arte. La cantidad de imágenes de Cristo es tan variada como culturas existentes. Se le representa chino, coreano, africano, europeo, americano, esquimal… Igual que los santos, son de todos los lugares, estados de vida, raza, culturas… Yo no sé este señor en que Iglesia vive pero yo no reconozco la Iglesia que él describe. En su proceso de evangelización ha sabido cristianizar la cultura quitando lo malo y quedándose con lo bueno. La propia Cristiandad europea nació así. Se quitó lo malo del paganismo y nos quedamos con lo bueno como, por ejemplo, la filosofía platónica o el derecho romano

      1. “nos quedamos con lo bueno como, por ejemplo, la filosofía platónica o el derecho romano”. Sí, buenísimo: decir que el cuerpo, y por tanto, el sexo es malo, aceptar la esclavitud, el poder absoluto y la propiedad absoluta romana, fábrica de pobres. Claro, que luego practicábamos la “caridad” con ellos, dándoles sobras de comida y ropa vieja. El Señor D. Juan de Robles, con caridad sin igual, mandó hacer este hospital, y también hizo los pobres.

        1. Me parece a mí que usted es un pelín obseso sexual, además de tener una idea totalmente deformada de lo que la Iglesia dice sobre la sexualidad. ¿Qué tal si lee un poco, en lugar de soltar el primer despropósito que se le viene a la cabeza? Lo que a usted le duele es que el cristianismo no fuera revolucionario: se ha adaptado a cada época. Lo que usted señala como malo no lo estableció la Iglesia, que ha convivido con todos los sistemas políticos y sociales, unos mejores y otros peores. Y para fábrica de pobres, el social-comunismo ateo (no puede «salvar» pobres si no los hay, así que los crea). ¿Por qué será que todos los que critican la caridad cristiana son los que no ayudan nada a los pobres? Usted es un fariseo, como todos los que se rasgan las vestiduras hipócritamente con el «pobrismo» para camuflar su envidia y su avaricia. Rásquese el bolsillo y déjese de peroratas, que ya están muy vistas.

    2. “Unidad” y “uniformidad” no son conceptos lo bastante precisos como para servir de guías pacíficas. Lo cierto es que en la Iglesia hay -o debería haber- unidad en las cuestiones importantes, fundamentales, y heterogeneidad en las accesorias. Decir que se valora la variedad en la unidad o bien la unidad en la variedad tampoco define decisivamente nada, sino tan solo avanza una postura. En consecuencia, estimo que en este punto puede ser un mínimo común denominador el Credo, fuera del cual habría campo para la variedad.

  6. Hubo muchos errores en la evangelización hasta que llegó Francisco que ni comete errores ni evangeliza ni le gusta que otros evangelicen

  7. Descarado despliegue de necedad de este elemento que se dedica a hacer juegos de manos mandileros y compartir miradas de jubileta en Benidorm con la abort era bruja Pelosi.
    Da pavor imaginar qué le dirá Nuestro Senor el día que deba rendir cuentas.

  8. El Papa: «¡Cuántos errores se han realizado en la historia de la evangelización queriendo imponer un solo modelo cultural!»
    Mírate al espejo. ¡Cuántos errores estás cometiendo tratando de imponer en todo el mundo la Agenda 2030 con el único modelo cultural del Nuevo Orden Mundial globalista masó nico! El modelo del pinchazo del óxido de grafeno neo-malthusiano!

    1. Fíjese en el modelo cultural del capellán del NOM que hasta en esta página palabras como abo rto hay que escribirlas de esa guisa. Estamos incorporando a nuestra mente la censura previa, es terrible.

    2. Nos está intentando meter él las Agendas masonas como sea, pero no se puede difundir nuestra religión católica… Resumiendo: solo está bien lo que a él le da la gana. Y no respeta ni el Evangelio, ni la Doctrina de la iglesia.
      Por cierto, ¿han leido la carta que le ha escrito uno de los guardias suizos expulsados por no vacunarse? Está muy bien.

  9. Bien, Bergoglio. Ya destilaste tu diario veneno. Ya escandalizarse nuevamente a los más pequeños. Ya te abrazaste al padre de la mentira. Como hoy, como todos estos últimos días que te precipitas para destruir, devorado por el vértigo . Ahora, ve a buscar otra vez tus treinta monedas. Debes estar acumulando mucho más que tu predecesor, ese de quien se comenta que tienes un cuadro en tu mesa.

  10. El papa se lamenta de los errores cometidos con un método evangelizador que fue enormemente eficaz. Sin embargo no parece preocuparle la palmaria ineficacia del modelo evangelizador actual. Es todo tan pulquérrimo, tan respetuoso, tan blandito y tan «inculturado» que la «evangelización» sólo produce ateos. O nos buscamos enemigos, o somos claros e impertinentes, o la religión se diluye.

  11. Pues sí, don Berg. Un único modelo cultural: el Reinado Social del Corazón de Cristo. Y a muy buena honra.

    Evangelización = Proselitismo = Civilización. A tiempo y a destiempo. Y a muy buena honra también.

  12. La escena que mas me gusta de la película “La Misión” es cuando el sacerdote que interpreta Jeremy Irons se adentra en la selva, en territorio guaraní, y empieza a tocar el oboe. Los guaraníes van apareciendo poco a poco, apuntándole con sus armas. Pero no lo matan, sino que le piden que sigan tocando esa música que nunca antes habían escuchado y fascinados se lo acaban llevando a su poblado. Seguro que hubo casos de abusos, como los ha habido antes y después de la colonización. Pero fue sobre todo esa fascinación por descubrir algo mucho mas avanzado lo que abrió rápidamente el camino a la colonización y evangelización de America America y les proporcionó un salto espectacular de progreso en lo social y en lo espiritual .

  13. «Son muchas las tentaciones de querer imponer el proprio modelo de vida como si fuera el más evolucionado y el más atractivo. ¡Cuántos errores se han realizado en la historia de la evangelización queriendo imponer un solo modelo cultural! ¡La uniformidad como regla de vida no es cristiana! ¡La unidad sí, la uniformidad no!», exclamó el Vicario de Cristo.» Claro, entonces el papa se está acusando a sí mismo, porque precisamente lo que hizo con traditiones custodes fue imponer su propio modelo, quiso imponer la uniformidad en nombre de la unidad. Sinceramente, ¡que manera de contradecirse en tan poco tiempo!

  14. Se entiende la indignación de los comentarios. Realmente con el puesto que ocupa y toda la simbología entorno, no muchas personas pueden ignorarlo o despreciar sus dichos como los de un borracho. Casi hay gente que puede pensar qye es un ser superior, venido del espacio. Cuando todo un vicio histórico de estructuras lo puso en ese lugar.
    El daño que hace es inmenso.

  15. Francisco, eres catolico gracias a los españoles, eres jesuita gracias a los españoles, hablas español gracias a los españoles, eres quimico gracias a las universidades que llevamos los españoles. MAS DESAGRADECIDO NO PUEDES SER FRANCISCO.

  16. La extrapolación a la que es tan afectó el mundo contemporáneo lleva a errores peores de los que intenta escapar el Papa para sumarse a corrientes ideológicas que hacen del proceso un instrumento de ataque a la Iglesia Católica. El Papa ha dado suficientes pasos en esto de «agradar al mundo» y maniobra para acrecentarlo. Que todas las religiones son iguales; que evangelizar es proselitismo; que en el tiempo en el que la Iglesia ha dado cantidad de santos, maravillosos se trató de un error; que el capitalismo debe ser rápidamente sustituido sabe Dios por qué; que la Tradición es dinámica y nos prepara para rupturas. Debemos rezar mucho por nuestro Papá.

    1. Este hombre si que ha cometido errores y atacado el deposito de la fe cristiana, mas vale que se fuera a su casa y pidiera perdon, a los catolicos por el modelo mundano y fraterno con todad las religiones que trata de imponer, excepto la nuestra que ha sido un error transmitirla durante 2000 años, y ha venido Francisco a renovarla, porque la revelacion del Verbo de Dios no fue suficiente, el buenismo y su falsa misericordia, es la teologia que predica, y de postre la salvacion para todos, sin ninguna excepcion

  17. Ahí, el Papa ha dado en el clavo. El problema del Cristianismo es que, a partir del siglo V, intentó imponer la filosofía griega y el derecho romano, como si fuesen parte de la revelación (S Juan Crisóstomo lo afirmó así de rotundamente), destruyendo las otras culturas. Y como eran una cultura clasista y esclavista, recurrió a la violencia y a las amenazas, porque no había otra forma de imponerlo.

    1. ¡Y se queda tan a gusto! ¿Y si estudia un poco en lugar de decir sandeces, qué tal? ¿De verdad cree que va a «convertir» a alguien con esas soflamas? Le advierto que alguien ya estudiado no puede «convertirse» en ignorante, que es lo único en que podrían «convertir» sus libelos a alguien. ¿O los escribe para hacernos reír? Tengo mis dudas, la verdad (no se puede ser tan zote ni aun pretendiéndolo).

  18. El Padre Mateo Ricci SJ, hombre renacentista, tenía una cultura monumental, de manera que enseñó a los chinos matemáticas, geografía y, sobre todo, astronomía porque los chinos no tenían ni idea de que la Tierra fuese redonda ni de los movimientos de rotación y traslación de la Tierra alrededor del sol (año solar de 365 días), así que hay una China antes y otra después de él. Conversiones no hizo ninguna, pero les impuso la cultura occidental ¡Y tanto que la impuso! Se está haciendo un lío entre religión y cultura de padre y señor mío.

  19. Lo que está diciendo es que puedes enseñar ciencias pero no religión, como si la ciencia no cambiara la cultura de un país y la religión sí.

  20. Sota de Bastos: Te aseguro que a los chinos no se les impuso ni filosofía ni derecho romano, pero en cuanto se enteraron de que la Tierra es redonda, de que hay dos hemisferios y dos polos, de que el sol es una estrella y la luna un satélite de la tierra y de la geometría euclidiana y otros conocimientos científicos su vida cambió totalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles