PUBLICIDAD

Non sufficit orbis

Non sufficit orbis
|

(Rebelión en la Granja)- Cada uno es como es, y a mí siempre me dio pudor hablar de España, así, en general, hablar de su historia y de la Hispanidad. Sentí siempre cierto apuro, como me lo da hablar de mi familia y de mi intimidad en público, porque España es mi intimidad y es mi familia.

Hay, sin embargo, otra razón en mi esquivar el asunto, y es que me parece imposible hacerlo sin que suene esnob, aunque en el debate oficial pretendan que lo que suena es facha. Pero soy poco impresionable a himnos y banderas, no llevo a España en un pin como me espantaría ir por la calle con el escudo familiar bordado en la camisa.

Estos últimos años, como comenta admirado a menudo José Javier Esparza, hemos vivido un desacomplejado intento, sin precedentes en siglos, de despertar de la pesadilla inducida que es la Leyenda Negra, aún oficial en nuestras letras. Pero ese retrato de Dorian Gray en el que a menudo se revuelca nuestro masoquismo patrio es, visto con la adecuada perspectiva, el más grande de los elogios invertidos y el más sincero de los homenajes, lo primero que haría sospechar de la pasada grandeza a cualquier sujeto racional que no estuviera implicado en la secular contienda.

Solo diré esto, que me parece evidente:

Si algún día desapareciera la humanidad y solo quedaran sus huellas contando nuestra historia y nuestras historias para entretenimiento de extraterrestres curiosos, o sí todo cambiara tanto en las edades futuras que los hombres de entonces no pudieran rastrear identidades ni mirar el pasado como una armería en la que pertrecharse para saldar viejísimas deudas, y pudieran verlo todo, en fin, con los ojos limpios de quien repasa disputas muy remotas y ya sin peso, solo entonces el espectador vería España como lo que fue: junto con Roma, de la que ha sido hija dignísima, la mayor generadora de civilización y el pueblo solo que más hizo por cambiar el planeta entero, que presentó a la humanidad por vez primera en su redondez. Non sufficit orbis.

Publicado en Rebelión en la Granja.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

17 comentarios en “Non sufficit orbis
  1. Querida Madre Patria. Así de pequeño me enseñaron a llamarte; en la escuela y en la familia.
    Aprendí de esos «españoles esforzados » que descubrieron mi Patria, la conquistaron y la hicieron. Toda Hispanoamérica tiene tu sello, tu idioma , tu cultura, tu historia. Tuvimos un tiempo tus mismos reyes. Nuestros bailes nacionales huelen a jota . Y que decir de nuestras comidas. Los nombres de nuestros pueblos, nuestros apellidos. Y Por sobre todo nuestra Fe Católica. Que es parte del alma de nuestros pueblos. Y el amor entrañable a Maria Santísima. Gracias querida España. Vuelve a tus grandezas , no desprecies lo que has sido. Madre de naciones .

  2. Muchas gracias Madre Patria España!!! desde México!
    A ustedes, hermanos Españoles, los verdaderos católicos que amamos a Dios, Su ley y Su santísima Madre, les debemos la obra “evangelizadora” más grande y Santa del planeta…Ustedes, siempre siéntanse orgullosos de su sangre cristiana que trajo las primeras escuelas, universidades y hospitales a America!!!
    Gracias de corazón por que los que amamos la “verdad”, sabemos que “no existe leyenda negra verdadera” y que ustedes, la Santa Reina Isabel, sacrificó sus arcas y mucha vida humana para gloria de Dios!!!
    Muchas FELICIDADES ESPAÑA 🇪🇸 GRACIAS POR VENIR A MEXICO 🇲🇽!!!

    1. Muchas gracias Hernando por sus muy amables palabras…En verdad lo agradezco de corazón! Ustedes, tierra bendita de Dios, España y su imperio, nos trajo y llevó a costa de enormes sacrificios, “la Salvación” de las almas al mundo entero!
      Por siempre agradeceré junto con mi paisano Spes, semejante grandeza de tierra!

      1. Muchas gracias por ser tan AGRADECIDA con lo que nos dio y les dio a todos udes. La España de los Reyes Católicos y de los Austrias. Ruego les transmita nuestros deseos al pesado o ignorante López Obrador y ruego también le pregunten qué han hecho ellos después de independizarse de la Madre Patria(hace ya 200 años). Mho desvariar con los «genocidios» y después se han llenado de corrupción y crímenes.
        Gracias ELIZA porque demuestra ser una buena hispana-mexicana

  3. El lema de Felipe II «Non sufficit orbis» (el orbe no es suficiente), expresa muy bien la grandeza de España, cuyo papel civilizador se iguala a Roma, debido sobre todo al aporte a la evangelización. Por ello, en este día de la Hispanidad o día de la Raza, podemos sentirnos orgullosos de la gloriosa conquista de América, que fue, sobre todo, una obra de apostolado.

  4. Me uno con gusto a las palabras de Eliza. Aquí hasta se inventó una palabra para rechazar al mexicano que se atreva a mostrar simpatía con los extranjeros.
    Malinchista. Por Malinche,,, la mujer indígena que ayudó a Hernan Cortéz. Ella también fue una mujer especial., He de decir que admiro y quiero a mi Patria, y admiro y quiero a mi Madre Patria. Dios Nuestro Señor los escogió para ser grandes trayéndonos la fe verdadera.
    Pues gracias a Dios por esa Conquista, se luchó contra el demonio y salimos todos ganadores, y fue la Santísima Virgen María la que vino a consolidar la Victoria.
    Ahora de nuevo estámos bajo el dominio de satanás,
    ¿ Qué estámos esperando?

  5. Es una felicidad inmensa leer los emocionados comentarios de estos hemanos. Es verdad que la gran España cumpliendo el mandamiento de Jesús, llevó a las maravillosas tierras americanas, donde encontró unos pueblos que la enamoraron, su Fe que desde entonces ilumina el mundo entero.
    Que Dios bendiga.a España y a todos sus hijos para que vuelva su grandeza sin igual porque sólo ella puede cambiar este mundo decadente y devolver los principios cristianos a una Humanidad que va a la deriva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles