PUBLICIDAD

Francisco pide «respuestas eficaces a la crisis ecológica y a la crisis de valores»

Papa FranciscoEl Papa Francisco durante el encuentro "Fe y ciencia" hacia la COP26. (VATICAN VA)
|

El Papa Francisco ha participado hoy en el encuentro «Fe y ciencia: hacia la COP26», celebrado en el Vaticano. La COP26 es la Conferencia de la ONU sobre el cambio climático, organizada por el Reino Unido en colaboración con Italia y que tendrá lugar del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021 en Glasgow. En el encuentro celebrado hoy, además del Papa Francisco, han participado otros líderes religiosos como, por ejemplo, el Patriarca Bartolomé I y el Imán de Al Azhar, considerado por algunos musulmanes como la máxima autoridad islámica.

En su intervención, el Santo Padre ha querido reflexionar sobre tres conceptos: la mirada de la interdependencia y del compartir, el motor del amor y la vocación al respeto. En referencia al primer punto, Francisco ha comenzado afirmando que “todo está conectado, no sólo la ciencia, sino también nuestros credos y nuestras tradiciones espirituales muestran esta conexión que existe entre todos nosotros y el resto de la creación. Plantas, aguas, seres animados son guiados por una ley impresa por Dios en ellos para el bien de toda la creación”.

Francisco ha querido aprovechar el evento para destacar que “el encuentro de hoy, que une muchas culturas y espiritualidades en un espíritu de fraternidad, no hace más que reforzar la conciencia de que somos miembros de una única familia humana. Tenemos cada uno nuestra propia fe y tradición espiritual, pero no hay fronteras y barreras culturales, políticas o sociales que nos consientan aislarnos”.

Respecto al segundo punto, el Papa ha hecho énfasis en que “este compromiso se debe solicitar continuamente al motor del amor. Sin embargo, la fuerza propulsora del amor no se “pone en marcha” una vez para siempre, sino que va reavivada día a día; esta es una de las grandes aportaciones que nuestros credos y tradiciones espirituales ofrecen para facilitar este cambio de rumbo que nos hace tanta falta”.

Francisco ha alertado de que “este es un desafío que nos pone frente a la necesidad de contrastar esa cultura del descarte, que parece prevalecer en nuestra sociedad y que se sedimenta sobre aquellos que nuestro Llamamiento conjunto denomina “semillas de conflicto: avidez, indiferencia, ignorancia, miedo, injusticia, inseguridad y violencia”. Son estas mismas semillas de conflicto las que causan las graves heridas que provocamos en el ambiente como los cambios climáticos, la desertización, la contaminación, la pérdida de biodiversidad, llevando a la rotura de «esa alianza entre ser humano y medio ambiente que ha de ser reflejo del amor creador de Dios, del cual procedemos y hacia el cual caminamos» ha zanjado el Santo Padre citando la encíclica Caritas in Veritate de Benedicto XVI.

Sobre el último punto de su reflexión, el obispo de Roma ha subrayado que “este cuidado es también una vocación al respeto. Respeto por la creación, respeto por el prójimo, respeto por sí mismos y respeto hacia el Creador, pero también respeto recíproco entre fe y ciencia”. Francisco ha concluido su intervención pidiendo que la COP26 de Glasgow “está llamada, urgentemente, a ofrecer respuestas eficaces a la crisis ecológica sin precedentes y a la crisis de valores que vivimos, y así ofrecer una esperanza concreta a las generaciones futuras. Deseamos acompañarla con nuestro compromiso y nuestra cercanía espiritual”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

26 comentarios en “Francisco pide «respuestas eficaces a la crisis ecológica y a la crisis de valores»
  1. El Papa Francisco no debería participar en un encuentro de preparación para el COP 26, ni el Vaticano organizar ese encuentro. La Iglesia se ha de centrar en lo suyo, en la misión que Cristo le confirió.

    1. Afirmar “todo está conectado… también nuestros credos y nuestras tradiciones espirituales» suena a religión mundial. ¿Qué tiene que ver la religión verdadera con las falsas religiones como el islam, el budismo o el hinduismo? La respuesta es nada. Y no existe más conexión, que la simple convivencia, que con frecuencia acarrea persecución contra los cristianos.

          1. Efectivamente. Difícil decir más en menos palabras. Francisco es la máxima expresión de esa crisis de valores. El es la crisis. Total silencio sobre los miles de abortos, sobre los cristianos masacrados en Nigeria o Egipto. Francisco no tiene Fe. Y ¿qué pensar de los insensatos que le votaron?

  2. Pero cuándo hablará de fe, esperanza, caridad, de la Moral cristiana, de Teología, del Misterio de Dios, de nuestros santos, de la ascesis y la mística; del amor apasionado por Dios y de su gloria. Cuándo Vicario de Cristo, cuándo… Y mientras, el pueblo desfallece enfermo por la carencia del alimento espiritual en la Palabra de Dios, en los sacramentos, en la dirección y acompañamiento. Solo en el desierto queda tu pueblo Señor, a solas contigo en esta travesía de áridos terrenos y vientos huracanados. Desde la soledad a tu encuentro, Señor.

    1. Al menos en lo que recoge la noticia, no: sólo se refiere a la «ley impresa por Dios» en las plantas, aguas y seres animados; o a la alianza entre ser humano y medio ambiente que según él debe «reflejar el amor creador de Dios». Pero, hablar de Dios directamente, no. Y a Nuestro Señor Jesucristo ni mentarlo.

      1. Hay que decirles a los de la logia que no le preparen a Paco esos guiones tan evidentemente masónicos, que se nota.
        Aunque ya, si nadie ha reaccionado, les da igual que se note. Total.. tragamos lo que sea y lo seguimos llamando papa….

  3. Poner en Youtube cambio climático Manuel María Carrera, para saber la verdad sobre lo que es un cambio climático . Es un gran sacerdote ya fallecido doctor en astrofísica. La contaminación y el desastre es otro tema bien distinto. Se hace bien en predicar sobre ello para ver si el gobierno chino y los tíos, la minoría elitista, que tienen todo el poder, dinero, todo,.. hacen caso. Los pobres feligreses poco pueden hacer aparte de costear y sufrir la barbarie.

    1. Oh Antonio L., vana es vuestra pretensión, la querencia de que la cordura habite en el Vaticano, pues lucháis nada más y nada menos que contra la fe cambioclimática…

    2. Es Carreira, no Carrera. Qué pocos le conocen, y era un genio. Que pena que falleciese hace poco más de un año. Al que le interese, sus videos están en en Youtube y en ivoox.com. Busquen allí en la sección de Ciencia: Padre Manuel Carreira.

  4. 1. No está probado científicamente ni el cambio climático y el cambio climático causado por el hombre, pero sí en la zonas urbanas e industriales dónde está focalizada la población y la industria, que no es más que el 2 % del planeta.

    2. Si hay un cambio climático global y temporal, éste procede más bien de los volcanes, grandes incendios y de las caídas de grandes meteoritos, pero esto es muy excepcional. Cíclcamente hay cambios climáticos naturales, con eras glaciales que alternan con eras de calor, con subidas y bajadas del mar.

    3. Decir que todo está interrelacionado holisticamente, viene a ser una mentalidad de tipo precientifico, propio de prerreligiones totémicas, mágicas, brujeriles, chamánicas y pachamámicas, en dónde se ignora el principio aristotélico de causa y efecto, el cual niega además la otra aberración intelectual, el atomismo, que afirma que nada está causado por nada, negando la causalidad.

    1. Muchos científicos lo achacan al cambio en la posición del eje magnético de la tierra, cosa en la que el hombre poco tiene que ver. Ha pasado otras veces.

  5. No me extraña que haya crisis de «valores» porque yo misma estoy pez en ese tema, solo conozco las virtudes. Claro que, si Santo Tomás de Aquino ya no pita es normal que pase esto porque fue él que categorizó las virtudes que en la Edad Media eran muchísimas más. El «Ordo Virtutum» de Santa de Hildegarda de Bingen plantea que son las virtudes las que luchan contra el Diablo, pero en un mundo en el que el Diablo no existe hay que tener «valores». Curiosamente el Papa Francisco suele hablar del Diablo pero no pensará, supongo, que los valores cívicos pueden acabar con él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles