PUBLICIDAD

En defensa del Papa Francisco

Papa Francisco Marhuenda México
|

El Papa Francisco ha sido protagonista en los últimos días en el circo mediático y político español. El motivo ha sido una carta, con motivo del bicentenario de la independencia de México, dirigida al presidente de los obispos del país norteamericano.

ABC, uno de los decadentes periódicos españoles, titulaba así la noticia: “El Papa Francisco pide perdón a México por los «pecados cometidos» en la Conquista española”. Si que están necesitados de clicks, vaya.

“A mí me sorprende que un católico que habla español hable así a su vez de un legado como el nuestro, que fue llevar precisamente el español, y a través de las misiones, el catolicismo y, por tanto, la civilización y la libertad al continente americano”, dijo comentando las palabras de Francisco la presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

El párrafo de la discordia es el siguiente:

“Para fortalecer las raíces es preciso hacer una relectura del pasado, teniendo en cuenta tanto las luces como las sombras que han forjado la historia del país. Esa mirada retrospectiva incluye necesariamente un proceso de purificación de la memoria, es decir, reconocer los errores cometidos en el pasado, que han sido muy dolorosos. Por eso, en diversas ocasiones, tantos mis antecesores como yo mismo, hemos pedido perdón por los pecados personales y sociales, por todas las acciones u omisiones que no contribuyeron a la evangelización”.

¿Qué tiene que ver el legado español con lo que dice el Papa en este párrafo? ¿Y la conquista? ¿Francisco pide perdón por los pecados cometidos en la conquista como dice ABC? No, el Santo Padre dijo que tanto él como sus antecesores ya habían pedido perdón por los pecados que no contribuyeron a la evangelización. Ni pide perdón a López Obrador, ni es por la conquista, ni es contra el legado español.

Quizá la reacción más comprensible fue la del portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, quien dijo no entender “qué hace un papa de nacionalidad argentina disculpándose en nombre de los demás”. Al margen de que cae en el mismo error que Ayuso ―de ahí la referencia a su nacionalidad y a la posterior defensa de Espinosa de los Monteros sobre el legado español―, sí se une al debate que traíamos ayer sobre el ‘perdonismo’: pedir perdón por pecados ajenos. Pero esa es otra cuestión.

Ciertamente, los gurús de la derechita más sistémica han saltado al cuello del Pontífice inventándose una polémica que no existe; de la misma forma, la izquierda patria, como viene siendo habitual con Francisco, caricaturizaban a Su Santidad para, haciéndolo uno de los suyos, arrojárselo a la cara a sus oponentes.

Uno de estos gurús, que además se considera católico, es Francisco Marhuenda, director de La Razón, el ‘Pravda’ del Partido Popular. “A estas alturas existen pocas dudas de la escasa simpatía que tiene el Papa Francisco por España. Estoy convencido de que el Espíritu Santo se confundió y los cardenales eligieron un candidato catastrófico”, escribió en un editorial en su periódico.

“No me gusta como católico tener que cuestionar al sucesor de Pedro y no soy, precisamente, integrista sino liberal y comprensivo, pero no me siento representado por él”, continuó.

No sé ni por dónde empezar. Como católico que dice que es, debería saber que el Espíritu Santo ni se confunde ni elige al Papa de turno. Que Francisco mencione pecados en el proceso de evangelización no tiene nada que ver con que tenga, supuestamente, poca simpatía a España. No se siente representado con él, nos dice; ¿por qué tiene un católico que “sentirse representado” por el Papa reinante? Es el Papa, punto, no el presidente de un partido político.

“Es bueno recordar que no ha querido venir a España, algo ciertamente sorprendente”. Teniendo en cuenta que los Papas no viajaban hasta Pablo VI ―bien entrada la segunda mitad del siglo XX―, y que Francisco ni siquiera ha pisado su país natal desde que es Papa, no sé porque es un dato sorprendente.

Marhuenda asegura que el Papa “ha decidido «comprar» el discurso contra el proceso de colonización que llevó a término España y Portugal asumiendo las mentiras como verdades. El Papa se refiere a los «pecados» de la conquista de América ayudando a construir ese relato indigenista que tanto gusta a López Obrador”.

“Es un Papa argentino, aunque de origen italiano, que rechaza la obra evangelizadora de la Iglesia. Hubiera preferido que todo siguiera igual, con opresores y oprimidos, así como con esas brutalidades religiosas que practicaban los pueblos precolombinos”, nos dice el pope de la derecha liberaloide. Menos mal que no le gustaba cuestionar la figura del Papa, menuda exégesis nos ha brindado partiendo del párrafo que os he mostrado.

Nuestros lectores saben que esta página es, con los errores que podamos cometer, católica; es decir, tenemos un Papa, no un caudillo mesiánico. Sabemos que puede equivocarse y se equivoca; entendemos que, con el debido respeto, podemos discrepar sobre sus posiciones y opiniones; insisto, somos católicos, no miembros de una secta.

Pero, en este caso, toca defender a Su Santidad, porque, partiendo de la carta, los ataques de la derechilla ―y las palmaditas en la espalda del progrerío― se me antojan injustos e interesados.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

52 comentarios en “En defensa del Papa Francisco
    1. Le defenderé de los ataques engañosos. Francisco, desgraciadamente, profiere muchas declaraciones criticables, pero cuando se le ataca retorciendo sus palabras, le defenderé.

        1. Francisco ya denigró públicamente la obra de España en América –en Bolivia y en presencia de Evo Morales– el 10 de julio de 2015:

          “Pido humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia, sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América”.

      1. Gracias por su artículo, lo primero. Lo segundo es que ante tanta ambigüedad, tanto tostón sin información, tanta bocachanclería gratuita, al final se le interpreta todo, cuando en el noventa y nueve por ciento de las ocasiones sólo habla y escribe por puro horror vacui. Rellena algo que cree que está vacío con algo intrascendente, el resto interpretamos sin leer demasiado porque es intragable aquello que expone. Eso del «ruido» que estudiábamos en bachillerato algunos, que es todo aquello que impide la comunicación, con nuestro querido paquito papa, es el exceso de comunicación vana. Es el P4p4 pero ni lo leo ni lo escucho. Ya vendrá otro que hable menos o mejor. La Iglesia no la mantenemos en pie nosotros y tampoco la destruiremos nosotros. Si es así, la palabra de Dios miente, y si miente la palabra de Dios ¿Qué sentido tiene la iglesia? San Jerónimo, ruega por nosotros…

      2. Releyendo la carta del Papa Francisco a los obispos mejicanos, se observa que Francisco azuza la leyenda negra contra España, a la que considera opresora, critica con acritud su forma de evangelizar América, y se alegra del independentismo mejicano que provocó la muerte de más de 250.000 españoles.
        Por este motivo no me parece que Francisco deba ser defendido sino corregido.

        1. Coincido con Marhuenda en lo que dice de que el Papa Francisco ha asumido «el discurso contra el proceso de colonización que llevó a término España y Portugal asumiendo las mentiras como verdades. El Papa se refiere a los «pecados» de la conquista de América ayudando a construir ese relato indigenista que tanto gusta a López Obrador”.

          1. También me alegran las palabras de Ayuso, porque en mi opinión, el Papa fomenta un revisionismo histórico que, falseando la realidad, fomenta la leyenda negra contra España, y es bueno que los católicos manifiesten respetuosamente su disconformidad ante los despropósitos de Francisco.

        2. ¿Francisco pide perdón por los pecados cometidos en la conquista como dice ABC? Yo interpreto que sí, pues dice que pide perdón «por los pecados personales y sociales, por todas las acciones u omisiones que no contribuyeron a la evangelización.» Eso es criticar, al menos, parte de la evangelización; decir que se hizo mal. Y como la evangelización fue elemento fundamental de la conquista de América, eso es pedir perdón por los supuestos pecados que se cometieron en la conquista.

      3. Como si fuera la primera vez que Francisco arremete contra la obra de España en América. Y en otras ocasiones con inaudita dureza. Vais de periodistas y tenéis memoria de pez.

      4. No estoy de acuerdo con usted en esto: ¿quién hizo la evangelización de Méjico sino España? Si se pide perdón por los errores cometidos durante la evangelización, como pedía López Obrador, ¿no se está dando la razón a este? ¿Por qué no habla en esa misma carta de los grandes tesoros que Méjico recibió de esa misma evangelización española? ¿Acaso no forman parte tales tesoros de la historia de Méjico? Claro que, si de lo que se trata es de celebrar los 200 años de independencia, poco tendremos que celebrar entonces los católicos, incluyendo a los mejicanos, pues en estos dos siglos los gobiernos mexicanos casi no han hecho otra cosa que promover el laicismo y perseguir al cristianismo y a los cristianos.

    1. Conquisto para la Iglesia? conquisto para España de ello nada discutible. Además, llegó la evangelización y la Iglesia, que entre otras defendió a los indígenas, a los esclavos y a los últimos. Los misioneros en América fueron antecesores de las declaración de derechos humanos.

    2. Es que pasa con el Vaticano II. Todo el mundo lo ha interpretado mal , excepto los sacerdotes de la Obra y poco más. Aquí excepto Beltrán todo el mundo ha interpretado mal a Bergoglio, menos mal que nos lo han aclarado….qué torpes somos todos.
      Si estaba clarísimo.
      El Vaticano II es dogma de Fe y Bergoglio ama y agradeció mucho la Evangelización. Es asi. No??

  1. Si contextualizamos adecuadamente las declaraciones del papa, pronunciadas con ocasión del bicentenario de la traición de los novohispanos, tras exigir el santanderino López Obrador que España pida perdón a los indios occidentales, dado que la evangelización por cuyos errores pide perdón fue obra española, parece que está claro a qué nación deben atribuirse los pecados a que alude: a Vietnam.

  2. Que ganas de crear polémica .Que ganas de enfrentar a unos contra otros.No podrían desde el Vaticano pasar a un plano más discreto.Procurar no entrar a todos los trapos.Y sobre todo hablar del mensaje genuino de Jesucristo nuestro Señor.Y no adherirse tanto al mundo y en muchas ocasiones cuando realmente hay que decir las cosas claras aunque esto pueda traer consecuencias poco agradables también hablar claramente.
    Si vas a crear una no polémica por lo menos créala con algo que responde al mensaje verdadero de Jesús.
    Ser valiente para decir que solamente el catolicismo es el camino para llegar a Dios.Y que quien no lo es precisa de conversión.Dwcir claramente que es inmoral utilizar fetos abortados voluntariamente para la investigación .Decir que quien no está en Gracia De Dios no puede comulgar.

  3. Pedir perdon por lo que uno no ha hecho y sin embargo no confesarse de lo que uno si ha hecho y que es contrario a la Tradición De la Iglesia.

    Son cuestiones estériles que no llevan a nada y además incitan a rencores odios .

  4. Sr. Fernando Beltrán creo que se equivoca y mucho defendiendo a un Papa que detesta a España, ¿o acaso no recuerda declaraciones del tipo: «vendré a Santiago pero no a España»?; allá usted si quiere defender lo indefendible.

  5. Históricamente, los vasallos de señoríos jurisdiccionales estuvieron sometidos a terribles arbitrariedades, gracias a las cuales los señores amasaron fortunas hoy insostenibles. Con el correr de los siglos los del común fueron consiguiendo las condiciones adecuadas para librarse de la tiranía. Y hoy tutean a quienes hace dos siglos los hubieran podido matar impunemente. Pues bien, cuando España inició este camino de libertad, los señores criollos decidieron poner pie en pared, para conservar sus privilegios y seguir así explotando a sus siervos. Por eso Nueva España traicionó a su rey. Los que han explotado a los indios y han hecho todo lo posible para poder seguir explotándolos, son ellos. No los peninsulares.
    Y por eso resulta grotesco que quien sea pida perdón al Pancho Villa de turno por los pecados del pasado, como si acaso no fueran exclusivamente imputables a los antepasados del Pancho Villa de turno.

  6. Basta de menospreciar la Evangelización, por parte de quienes deben ALABARLA!
    Pero, por quê, ahora, la moda de oscurecer la HISTÓRIA?
    Si hube excesos en la Evangelización, solo demuestra, que somos imperfectos, a pesar de que la intención sea buena. Tudo siguió un proceso evolutivo y tenemos la OBLIGACIÓN de comprender las mentalidades de la Época…
    Por quê, el Papa no pide perdón por los SANTOS MÁRTIRES, que dieron su vida, por la SAlVACION das almas, de estos Pueblos?
    Pérdon y Misericordia TODOS necesitamos perdile a Dios, por continuar «atascados» en la comprensión de Su Mensaje…
    Que Dios me perdone, pero, con esta atitude, el Papa puede revivar aún más, el odio a la Evangelización y a la Iglesia.
    Si la Europa ya ha perdido mucho, por NEGAR Sus Origens Cristianas, en este momento, corre el riesgo de ser questionada y Jesucristo ODID!

  7. Sr. Fernando Beltran, no tiene que irse tan lejos a buscar personas que no se han leído la carta del Papa, los tiene en los blogs de ésta misma página web. Ahí tiene Usted al Sr. Cigüe´ña difundiendo de oídas, las tonterías que otros difunden, para esparcirlas entre sus lectores. Desde que el periodismo, se ha convertido, en «la noticia es lo que yo me imagino», es mejor, leer el Mortadelo y Filemón que es más sano para la mente.

    1. Somos muchos los que hemos leído atentamente la carta del Papa y no la interpretamos como el señor Beltrán o usted mismo aquí hacen. Presumir que los que criticamos a Francisco por esta carta no la hemos leído es un acto de soberbia. Más arriba ya he explicado por qué interpreto la carta como una ofensa gratuita e injusta a España.

  8. “esas brutalidades religiosas que practicaban los pueblos precolombinos” Estaban 10.000 años por detrás de las brutalidades religiosas que practicamos nosotros en los siglos XVI y XVII. 2. Para brutalidades, las que se cometió con los indios: primero se exterminó prácticamente a los del caribe y, desde la independencia, se cepillaron a pueblos enteros.

    1. El primer error de todo historiador es no ponerse en situación de la mentalidad de la época, cultura o pueblo que estudia. Hacerlo con mentalidad actual es ideología pura, la del historiador que sea, pero eso no es Historia.

      En la actualidad es posible para cualquiera mínimamente interesado en saber, en acceder al conocimiento de causas y efectos, acceder a una gran cantidad de documentos, y en estos se pueden ver los estragos que causaron ciertos pueblos dominantes sobre otros muchos antes de la llegada de los españoles y portugueses.

      Sobre los del Norte no hace falta más que ver que hoy los indios viven en reservas.

    2. “Estaban 10.000 años por detrás de las brutalidades religiosas que practicamos nosotros en los siglos XVI y XVII».

      Sí, porque usted lo diga. El «nosotros» indica plural mayestático, ¿verdad? (como a usted se le va tanto la pinza…). A mí no me incluya en sus fantasías: no había nacido en aquella época.

      Y lo de la «exterminación indígena» ya es más que broma, cuando hay países enteros de la antigua América espa´ñola donde la práctica totalidad de la población lo son (y donde no, hay un porcentaje enorme de mestizos). Lo que hicieran los gobiernos masónicos posteriores a la «independencia», se lo reclama a ellos, aunque ni el presidente de Méjico ni el Papa hayan exigido a la masonería que pida perdón por las brutalidades anticatólicas, legislaciones anticristianas y todas las guerras y revoluciones promovidas por ellos (no sólo allí, sino en todo el mundo).

    3. Tú serás la Sota de Bastos pero no tienes ni idea de lo que representó en matanzas el Imperio Azteca. Chichimécatl! No te asustes solo te he llamado bárbaro en nahuátl.

    4. Lo más fino que se puede decir sobre su comentario es que no tiene ni puñetera idea de lo que dice. Especialmente, cuando mezcla en su juicio las brutalidades que supuestamente practicamos unos cientos de españoles en los ss. XVI y XVII frente a millones de indígenas con las que practicaron los propios gobernantes de los países ya independientes y, por tanto, no españoles.

    5. Sota, los españoles no emprendieron ningún exterminio en el Caribe, hubo despoblamiento por contagio involuntario de gripe porcina.

      ¿A qué «brutalidad religiosa» se refiere usted?

      En pleno siglo XXI y la Leyenda Negra campa a sus anchas, ¡qué horror!

  9. Y mucho cuidado con la tendencia a la «papolatria» de la que se dan demasiados casos, porque solo a tu Señor Dios adorarás y rendirás culto. Y es que hasta Pedro fue reprendido por Pablo.

    Hay quienes ciertamente se pasan en las críticas, y hay quienes se pasan de la raya en las justificaciones, pero quién es el causante de unas y otras?

  10. Y respecto a la «representatividad» del Papa, ciertamente no es el presidente de un partido político, en efecto, porque la Iglesia no lo es. Pero si representa a TODOS los católicos a los que se supone que guía. Por tanto, si hay católicos que afirman no sentirse «representados» por el Papa, tal como ha afirmado el periodista Maruenda, la cuestión refleja una situación de extrema gravedad.

  11. La infalibilidad no entra aquí para nada y un católico puede tranquila y respetuosamente disentir del Papa en sus juicios históricos y políticos.
    Disiento mucho del fondo la forma, y la oportunidad política de su declaración, que le sale barata porque deja mal a la débil España, y aunque no la mencione expresamente la alusión es clara. No haría lo mismo si afectara a EEUU o China, o Gran Bretaña.
    La defensa del Papa no puede ser atacar a los que disienten de su discurso político o histórico.
    Y además no es el primero. En mayo de 2019, en un discurso ante la Pontificia de Ciencias Sociales, hablando de subsidiariedad puso a Bolívar y su sueño (cómo no) de emancipación (mejor disgregación), como ejemplo.
    Él sabrá lo que cree sacar ahora de AMLO, y Méjico, aquí ha perdido mucho. Y su línea de pensamiento en este tema es cuestionable, desde España y desde la Iglesia. Sin ir más lejos ahí tienen al jesuita García de Cortázar discrepando.

  12. Pero, si muchos bautizados pecan por concuspicencia, en su participación en obra humana como el descubrimiento del Nuevo Mundo, NO quirre decir que esos pecados sean de la Santa Iglesia.
    No hay pecado social, porque.no hay alma social.
    Dejemos la bazofia del colectivismo, abismo de la humanidad y dignidad humana, para los insectos de colonias.

  13. Perdir perdon en forma generica por hechos indefinidos realizados por algunos hace siglos es una soberana huevada.

    Y es perverso, porque degrada el pedido de perdon.

    No pagaran los padres por el pecado se sus hijos

    Ni los hijos por los pecados de sus padres.

    Cito de memoria a Ezequiel.

    Se supone que un presbitero, los sabe mejor que un simple laico.

    No hay derecho a tener que seguir escuchando estas estupideces.

    Los seniles, al geriatrico.!!!

  14. Con todo respeto, para mi esto es algo mucho más retorcido, Sr Fernando Beltrán. El papa en vez de defender la evangelización de América, deja jesuiticamente espacio para que se le malinterprete, sabiendo que será malinterpretado. La progresía contenta, los católicos auténticos desilusionados. Y el grueso de la gente, eso que un eminente sociologo católico llamaba el «centro decisivo» que oscila entre las buenas y malas posiciones, se queda con los titulares, porque no tiene mucho tiempo de leer todo y tambien porque no le interesa mucho por espíritu decadente. Y al día siguiente en una clase de cualquier colegio católico del mundo, un joven que quiera defender la conquista de América quedará mas inhibido de manifestar su postura, porque le van a retrucar: «el papa dijo»
    Así se montan los grandes avances de la revolución en el plano ideologico. Con la ayuda de cierta prensa, dela mayoría de la academia, y hoy en día, tambien de la estructura eclesiastica.

  15. Y en lo unico que concuerdo con Ud, permítame decirlo, es que no podemos atacar al mal tergiversándolo. Clarísimo. Pero en el mensaje de Francisco hay un mal: su mensaje tendría que ser una contundente defensa de la labor evangelizadora. Porque una acción, un movimiento, una institución se la juzga por su linea de conducta general, por su actuación inspirada en sus objetivos e intenciones, no por sus excepciones.
    ¿tendrían los agentes del orden publico que andar pidiendo perdón por los excesos que hasta diariamente pueden cometer?

  16. Sin deberle absolutamente nada al ABC ni a Francisco Marhuenda, al que considero tan católico como al Papa Francisco, tras leer el «párrafo de la discordia», no entiendo muy bien el sentido de la «defensa» (no le hace falta) ni de las preguntas siguientes, pues se responden ellas solas:

    «¿Qué tiene que ver el legado español con lo que dice el Papa en este párrafo? ¿Y la conquista? ¿Francisco pide perdón por los pecados cometidos en la conquista como dice ABC?»

    Hombre, ¿quién realizó la evangelización en América, desde el mismo inicio del Descubrimiento? ¿No iban juntos en los barcos misioneros y conquistadores españoles? Que yo sepa, el proceso de conquista y evangelización se dio al mismo tiempo y lo hicieron los españoles. Y sí, el Papa sólo se puede referir a los pecados cometidos por los españoles, quienes, como ya he dicho, eran tanto los misioneros como los conquistadores españoles (no había rusos, ni chinos, ni ingleses… eran españoles).

    1. Como buen jesuita, el Papa no da puntada sin hilo y alude a unos inexistentes «pecados sociales» que sólo pueden atribuirse a quienes fueron allí, porque no había otros. Eso sí: no dice ni qué pecados son ésos, ni cuáles los personales (por los que cada pecador ya pediría perdón a su confesor, sin que tenga que pedirlo por ellos Papa alguno, medio milenio después).

  17. Que no haya visitado España es sorprendente, pues ha visitado en cambio muchos otros países; y que no haya visitado Argentina es mucho más sorprendente, pues ha estado en todos los países colindantes.

  18. Tienen que pedir perdon muchos por haber cambiado la doctrina y el culto católico por otra cosa con el pretexto de que se malinterpreta el concilio. Se malinterpreta pero la interpretación correcta nunca es la tradicional y nunca dicen cual es, sino que te cuentan que su evidente mentira se continúa hermeneuticamente de la verdad de la tradicion. Que pidan perdón por todos los que se han perdido por culpa de su concilio.

  19. He leído alguno de los comentarios y me parece que el artículo de Fdo.Beltran no ha suscitado mucha defensa del Papa. Pienso que los comentarios del Papa en los aviones, lo de la pachamama, James Martin, Amoris Laetitia y las dubia, y tantos otros comentarios que, para los que hemos sido educados en las verdades de Trento, nos parecen horribles y algunos heréticos. Ha creado unos prejuicios que ahora, cada cosa que dice se examina con lupa.

    1. Apreciado sr. Boanerges.
      Aunque estoy de acuerdo en lo que usted dice, por si es de su interés, su santidad ya ha perdido todo tipo de credibilidad.Ni con lupa, ni con telescopio, no hay nada ya que mirar. Todos los papas han cometido errores. Con todo el cariño que profeso a Juan Pablo II, no puedo soportar ni la foto de Asís, ni a él inclinándose ante un dios en un templo pagano, pero en el caso del pontífice actual, es mejor buscar sus grandes aciertos antes que los errores. Se acaba antes. De hecho, ya he terminado. Porque la persecución desatada a los institutos de vida consagrada es inmisericorde: en cuanto ven en Roma a alguien que se recluye para rezar van a por él. Si, además, practica el rito de siempre, su condena está asegurada. Y sin embargo, ahí tenemos al cura sodomita elevado a los altares. El pueblo fiel tiene ya que salir con pancartas a la plaza de san Pedro, porque el escándalo de este hombre es insoportable.

  20. «El pueblo fiel tiene ya que salir con pancartas a la plaza de san Pedro…»

    Al menos así habría gente en la plaza, que lleva vaciándose a toda velocidad desde hace ya varios años. Aunque rápidamente expulsarían a los portadores de las pancartas, que obligarían a guardar, como ocurrió no hace mucho con uno que llevaba escrito el nombre de un pueblo, si no recuerdo mal, que parecía un reproche al Papa (no recuerdo donde lo vi, pero resultaba cómico).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles