PUBLICIDAD

La Xunta prepara un «espacio simbólico» en el Monte do Gozo

Xunta de Galicia Juan Pablo II
|

El Papa Juan Pablo II visitó Santiago de Compostela en 1989 con motivo de la IV jornada mundial de la juventud que se celebró en la capital gallega. Para conmemorar dicha visita del Papa a tierras gallegas, se encargó hacer una escultura a una artista brasileña y que se colocó en el Monte de Gozo, lugar emblemático del Camino de Santiago.

Hace unos meses, la Xunta de Galicia decidió retirar ese monumento alegando que estaba en una situación de deterioro y que pretendían restaurarla. La obra de remodelación del lugar recae a cargo de la vicepresidencia primera de la Xunta. Desde Infovaticana hemos contactado con ellos para saber si tienen previsto volver a colocar ese monumento tal cual estaba antes. Su respuesta ha sido que “la intervención que se está llevando a cabo para transformar la zona en la que se retiró el monumento escultórico situado en el Monte do Gozo que conmemoraba la visita del Papa Juan Pablo II en 1989 no está terminada”. 

Desde el gabinete de la vicepresidencia, aseguran que “la Xunta llevará a cabo actuaciones de acondicionamiento para crear un espacio simbólico en homenaje a esta visita y para recibir a los peregrinos en su entrada a Santiago de Compostela”.

El proyecto de revitalización del Monte do Gozo puesto en marcha en 2019 ya recogía la necesidad de actuar en este monumento que fue retirado debido a su situación de deterioro reversible aprovechando los elementos de interés. 

De este modo, la Xunta no aclara si finalmente volverán a reponer la escultura restaurada, aunque todo parece indicar que con la creación de ese “espacio simbólico de homenaje”, que tampoco han especificado en que consistirá, no está previsto que vuelvan a colocar la escultura en recuerdo a la visita de Juan Pablo II que llevaba presidiendo el Monte do Gozo durante casi 30 años. 

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

12 comentarios en “La Xunta prepara un «espacio simbólico» en el Monte do Gozo
    1. A Feijóooo lo que le pide el cuerpo es poner una escuadra acompañada de compás sobre las letras G.A.D.U.
      O también un abrelatas de cuña recordando su propio perfil de diabólico ave rapaz, de cacique de taifa.
      Gallegos, espabilen y pidan la intercesión del Apóstol ante el Señor.

  1. Si ese es el monumento que han quitado, la verdad no lo entiendo. Ya es en si horroroso y siniestro. No hace falta que lo «acondicionen» más aún al gusto moderno.

    Igual es para quitar la parte de arriba de la cruz y dejar solo el 666 de abajo.

    1. Los hijos del diablo, que están dentro y fuera de la Iglesia, llevan décadas riéndose de nosotros los católicos. Normal que nos hayan perdido el respeto.

  2. Ese «monumento» era feo de cojones, pero no más que otros muchos que «adornan» nuestras plazas y que consisten en hierros oxidados y retorcidos.
    ¿Y qué decir de esos diseños supuestamente vanguardistas y horrorosos con los que se levantan estaciones de transportes públicos?
    ¿O de ciertas ampliaciones de museos?

  3. Por cierto, acabo de recordar que el Camino de Santiago tiene importancia notable para la masoneria que lo ve algo así como un rito iniciático, si no me equivoco. Así que en caso de que Feijoo sea masón atención a lo que puede preparar al respecto.

  4. Esa escultura de conmemoración parece estar hecha a mala idea, es horrorosa.
    Si no quieren hacer honor con afecto y dignidad, mejor que no hagan nada.
    Con el beneplácito de un pueblo aborregado, están convirtiendo la Tierra de María en un estercolero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles