PUBLICIDAD

Francisco: «Una homilía no tiene que durar más de diez minutos»

Papa Francisco homilías 10 minutos
|

Lo dijo el Papa Francisco al clero eslovaco en el encuentro que tuvo con ellos ayer en Bratislava.

Hablando de la predicación, el Santo Padre mencionó que alguno le había dicho que en Evangelii gaudium ―la exhortación apostólica que funciona como hoja de ruta del pontificado de Francisco―, se había detenido “demasiado en el tema de la homilía”; lo cierto es que dedicó nueve puntos a esta cuestión en un documento con 288: un porcentaje considerable.

Para el Pontífice, la homilía “es uno de los problemas de este tiempo”. “Sí, la homilía no es un sacramento, como pretendían algunos protestantes, pero es un sacramental”, dijo. “Está en el corazón de la Eucaristía”, añadió.

El Papa señaló que hay que pensar en los fieles “que tienen que escuchar homilías de 40, de 50 minutos, sobre temas que no comprenden, que no les tocan”. “Por favor, sacerdotes y obispos, piensen bien cómo preparar la homilía, cómo hacerla para que contacte con la gente, e inspírense en el texto bíblico”, pidió Su Santidad.

“Una homilía, normalmente, no tiene que durar más de diez minutos, porque la gente después de ocho minutos pierde la atención, a no ser que sea muy interesante. Pero el tiempo debería ser 10-15 minutos, no más”, indicó el Pontífice.

Un profesor de homilética que tuvo Bergoglio le dijo que una homilía debe tener coherencia interna, “debe tener una idea, una imagen y un afecto”; que la gente se vaya con una idea, con una imagen y con algo que les haya movido el corazón, recordó el Papa.

“¡Así de sencillo es el anuncio del Evangelio! Y así predicaba Jesús, que tomaba los pájaros, los campos, que tomaba esto o lo otro, las cosas concretas, lo que la gente podía entender. Disculpen si vuelvo sobre esto, pero a mí me preocupa”, explicó el Papa, que fue aplaudido por estas indicaciones.

“Me permito una maldad, ¡el aplauso lo empezaron las religiosas, que son víctimas de nuestras homilías!”, exclamó Francisco bromeando.

No es la primera vez que el Papa recomienda que la duración de las homilías no exceda una pequeña cantidad de minutos, como cuando estuvo en Sicilia. Sin embargo, seguramente nuestros lectores pueden comprobar, como lo hacemos nosotros, que en este campo el Pontífice no es obedecido por los sacerdotes y me atrevería a decir, sobre todo, por los obispos.

Por favor queridos prelados, queridos sacerdotes, sigan las recomendaciones del Papa en este aspecto.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

36 comentarios en “Francisco: «Una homilía no tiene que durar más de diez minutos»
  1. Le gusta mandar en todo, como buen dictador.
    La homilía es para muchos el único momento de catequesis que recibimos los laicos y durará lo que sea necesario.
    A ver si v a acabar diciendo de qué color deben ser los calcetines, que ya es lo que nos falta.

    1. Estoy de acuerdo con usted Saray. El Papa manifiesta un estilo autoritario cuando pretende hacer ley de lo que no es más que una opinión. Y este es el problema, que Francisco se cree el dueño de la Iglesia y piensa que puede hacer y deshacer a su antojo.

      1. Estoy manifiestamente en contra. Lo que dice el Santo Padre es de puro sentido común. Vosotros, como todos, a los pocos minutos se pierde la concentración, Más vale una homilía en que se hable de Cristo y se recuerde la doctrina que largas parrafadas en que la gente no se queda con nada. Cómo son la enseñanzas de Jesús?, cuánto se tarda de media en leer el Evangelio?. Dictador?, no comento, el odio dice bastante. Es una opinión que el Sumo Pontífice hable del modo y duración de las homilías?. Bueno que es una mera opinión es muy opinable. Que hable de la liturgia, que es lo suyo y menos de otras cosas del mundo. Acaso no es eso lo que se le reprocha aquí (y con razón a veces) continuamente?

        1. «Más vale una homilía en que se hable de Cristo y se recuerde la doctrina que largas parrafadas en que la gente no se queda con nada».

          Eso es una «falacia de falso dilema» de libro.

          No hay que elegir entre una homilía corta en la que se hable de Cristo y la doctrina, o una larga en la que no se habla de nada religioso. ¿Qué le parecen las homilías largas en las que sí se habla de Cristo y la doctrina, frente a una corta en la que sólo se habla de vaguedades sociales, políticas y ecológicas?

          La realidad suele ser justo a la inversa de lo que usted plantea: se pronuncian larguísimas homilías en las que NO se habla de Cristo ni la doctrina. Con lo cual la conclusión no es si la homilía es corta o larga, sino de qué se habla.

          1. Amen… el evangelio más hermoso, más sentido, en el ciclo litúrgico, es el de pasión… bastante largo… y el del discurso sacerdotal de San Juan, largo…. Y la serie de evangelios que narran el MILAGRO de la multiplicación de panes y peces y termina en el abandono de 5000 y que solo quedan los 12, dura tres semanas en leerse y deben explicarse en ese contexto de tres para no caer en la herejía de negar el MILAGRO de la multiplicación.
            Una homilía corta, ¡qué bueno!, pero si necesita ser larga para que quede bien explicada, ¡qué bueno!
            Otra vez cae en el falso dilema protestante “aut aut”. Cristo Nuestro Señor enseñó: “esto deben hacer sin dejar de practicar aquello”

        2. Carlos Daniel, entonces se ves que nunca has leído los sermones de San Jean Marie Vianney, el santo Cura de Ars. ¿Por qué tiene que haber un dilema entre homilias cortas que hablen de Cristo y largas que no hablen de nada edificante? ¿Qué? ¿No pueden haber homilias largas y por demás edificantes? Lo bueno no necesariamente está contrapuesto con lo largo.

      2. Ha publicado algún decreto en que fijé la duración de las homilías? No verdad? Entonces solo es una sugerencia y usted en caso de ser sacerdote puede o no hacer caso no es una imposición sino una proposición.

  2. Esto no es más que un consejo, no es normativa de la Iglesia. Aunque por una vez coincido con el Papa (yo mismo procuro que mis homilías dominicales no superen los 12 minutos aprox.) No obstante hay que valorar las circunstancias, ya que en determinados momentos sí pueden superar ese tiempo recomendado. Así, por ejemplo, San Juan María Vianney hacía homilías de 40 minutos y más largas.

    1. De todas formas no creo que hoy en día sean frecuentes las homilías de 40 ó 50 minutos de las que habla el Papa, con lo que parece que una vez más, Francisco se aleja de la realidad. Además, creo que el verdadero problema no es la duración, sino el contenido, ya que muchas se separan de la doctrina católica y hasta se oponen a ella, y muchos predicadores aprovechan ese momento para exponer su ideología, lo cual es un craso error.

      1. En concreto, las homilías del Papa Francisco no me gustan. Son demasiado breves, de bajo contenido, frecuentemente erráticas en lo doctrinal, afectas de ideologías mundanas, y como tales, desedificantes.

      2. Toda la razón. El contenido es lo importante. Pero su duración también, Jesús lo sabía y se hacía entender por la gente. Ambas cosas pueden, deben ser y son compatibles.

        1. ¿Cómo ha conseguido cronometrar los sermones de Nuestro Señor Jesucristo? Creía que no había grabadoras en aquella época… De las homilías de su primo Jesús no opino, ni creo que le interese a nadie.

        2. La lectura del Sermón del Monte lleva poco menos de 20 minutos. La lectura. Si fuera hablado, llevaría tranquilamente 30 minutos (lo menos respetando las pausas que lógicamente deben seguir a las preguntas retóricas que contiene el Sermón del Señor, para que tengan impacto en las mentes de la audiencia).

        3. Yo no me canso cuando el sacerdote habla bien; como cuando asisto a una conferencia interesante… Lo que pasa es que todavía hay católicos que asisten a Misa solamente por el miedo a condenarse si no cumplen con le precepto dominical, y están deseando que esta acabe.

  3. Coincido con usted Sacerdote mariano, el problema es el contenido. Los sacerdotes hoy en día viven encorsetados en el ambiente eclesial y social. Algunos porque están conformes y muy a gusto con el mundanismo, otros porque son timoratos y no quieren enfrentarse al mundo, saben que nadie les va a respaldar ni tan siquiera su obispo ni el propio papa. Así que para poco contenido y que no te mueva nada a la conversión, mejor que dure poco.

  4. El problema no es la duración sino el contenido. Muchas homilías no pasan de ser buenos consejos que podría dar cualquier ONG, pero sin contenido ni ascetico ni espiritual.

    Por ejemplo, ya no se predica sobre los 10 mandamientos ni la necesidad de los sacramentos, o de la oración que son los pilares de la vida cristiana.

  5. Las homilías que duren lo que tengan que durar,que para una hora a la semana que un «católico» le dedica a Dios de 168 horas que tiene, vergüenza debería darnos a todos.
    Cuánto tiempo dedicamos a la televisión,el móvil,el trabajo,los amigos,las compras…., y las cañas y el aperitivo después de Misa,en vez de hacer la acción de gracias…. ????,Para eso no hay prisa, pero para Dios si???
    Creo que todo se resume en esto que decía San José María Escrivá de Balaguer:
    » LA MISA ES LARGA..,ME DICES.ESO ES QUE TU AMOR ES CORTO.»

    1. Todo mal.
      Según este Papa hacemos todo mal.
      Llevamos 2000 años haciéndolo todo mal.
      No sé cómo no os habíais dado cuenta.

      A ver si se aplica a sí mismo lo de los 10 minutos. Ah, eso no. Que lo que dice es para los demás….

  6. De hecho, el Papa Francisco advierte todo lo contrario; fueron conometrados los Sermones de Jesús?
    Escuchar a Jesús, en la Palabra, nunca es suficiente, porque los que AMAM de VERDAD nunca se cansan….Y si lo escucháramos más, el mundo seria mejor.

  7. Alguien que llama «hacer proselitismo» a la Evangelización (último mandato de Jesucristo a sus apóstoles), no se ha ganado el derecho de señalar el tiempo que debe durar una homilía.
    Oremos por el Papa Francisco, como él lo pide siempre, porque necesita de nuestras oraciónes.

    1. Beatriz, sí, debemos todos orar mucho por Bergoglio -de Francisco no tiene ni una p1nt4, de lo otro, dejémosle en lo que es a la luz de sus hechos: 4n t1. Por supuesto debemos orar mucho también por, ese sí, nuestro querido Papa, Benedicto XVI, el deJesús

  8. Lo de los 10 minutos ocurre cuando no hay nada que comunicar.
    Nada que proceda del Espíritu Santo, pues Éste es del todo creativo,e inspira homilías que sin ser largas, son densas, llenas de contenido sobrenatural y gracias que entran en el corazón de los oyentes.
    Las homilías de algunos más valdría que fueran de 2 minutos y ya.
    Quien entienda, que escoja.

    1. Totalmente de acuerdo Neila. He estado en homilias que han durado más del tiempo sugerido por Bergoglio y han sido maravillosas.
      Cuánto deben durar? Dejémosle al Espíritu Santo y el sacerdote que lo decidan. Creo que ese comentario es una Bergogliada más.

  9. Eso de que a los 10 minutos se desconecta y se pierde la atención es una completa falacia, un bulo, vamos. Y si no ¿cuanto dura una clase en la Universidad? ¿Y cuanto dura una conferencia? Una homilía no es lo mismo, es verdad, pero esto es prueba de que la historia esa de lque a los diez minutos se pierde la atención es completamente falsa. Es más: la atención se pierde a los 2 minutos… cuando la homilía es insulsa y no dice nada, y no se pierde nunca cuando la homilía es atractiva y sugerente, aunque dure 20 minutos. Y eso es difícil, claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles