PUBLICIDAD

«Un día tenebroso en la historia de la humanidad»

Papas atentados 11S
|

Hoy se cumplen 20 años de los atentados del 11 de septiembre, unos ataques terroristas que provocaron las muerte de casi 3.000 personas y que tuvieron unas consecuencias demoledoras para el devenir del mundo, cambiando el tablero de la geopolítica, cuyas consecuencias seguimos viendo hoy en día.

El 12 de septiembre de 2001, el Papa Juan Pablo II tenía que presidir la tradicional audiencia general de los miércoles y, como no podía ser de otra forma, se refirió a los atentados del día anterior.

“Ayer fue un día tenebroso en la historia de la humanidad, una terrible afrenta contra la dignidad del hombre”, comenzó el Pontífice polaco su alocución. “Desde que recibí la noticia, seguí con intensa participación el desarrollo de la situación, elevando al Señor mi apremiante oración. ¿Cómo pueden verificarse episodios de una crueldad tan salvaje?”, se preguntó ante los presentes.

El corazón del hombre, dijo Wojtyła, “es un abismo del que brotan a veces planes de inaudita atrocidad, capaces de destruir en unos instantes la vida serena y laboriosa de un pueblo”.

“Pero la fe sale a nuestro encuentro en estos momentos en los que todo comentario parece inadecuado. La palabra de Cristo es la única que puede dar una respuesta a los interrogantes que se agitan en nuestro espíritu. cuando parecen dominar las tinieblas, el creyente sabe que el mal y la muerte no tienen la última palabra”, afirmó Juan Pablo II.

El Papa encomendó “a la misericordia del Altísimo” a las víctimas de la tragedia, por las cuales celebró esa mañana la santa misa, “implorando para ellas el descanso eterno”. “Os invito también a vosotros, queridos hermanos y hermanas, a uniros a mi oración”, dijo.

En el décimo aniversario del terrible atentado, Benedicto XVI, que ya había estado en 2008 en el lugar donde se produjo, la llamada Zona Cero, envió una carta al arzobispo de Nueva York, que ya era entonces Timothy Dolan.

“Me uno a vosotros al encomendar a las miles de víctimas a la infinita misericordia de Dios Omnipotente y al pedir a nuestro Padre celestial que siga consolando a quienes lloran la pérdida de sus seres queridos”, escribió Ratzinger.

La tragedia de aquel día, aseguró Benedicto, “se agravó aún más por la reivindicación de sus autores de actuar en nombre de Dios”. “Una vez más, se debe afirmar inequívocamente que ninguna circunstancia jamás puede justificar actos de terrorismo. Cada vida humana es preciosa ante los ojos de Dios y no se debería escatimar ningún esfuerzo en el intento de promover en todo el mundo un respeto genuino por los derechos inalienables y la dignidad de los individuos y los pueblos en todo lugar”, afirmó el Papa emérito.

“Es mi ferviente plegaria que un compromiso firme por la justicia y una cultura global de solidaridad ayuden a liberar al mundo del rencor que tan a menudo desencadena actos de violencia; y creen las condiciones de mayor paz y prosperidad, ofreciendo un futuro más luminoso y seguro”, escribió Benedicto XVI.

El Papa Francisco estuvo en el lugar de los atentados en 2015, en su viaje a Estados Unidos, donde tuvo un encuentro interreligioso. “Me produce distintos sentimientos, emociones, estar en la Zona Cero donde miles de vidas fueron arrebatadas en un acto insensato de destrucción. Aquí el dolor es palpable”, comenzó el Papa.

“En este lugar de dolor y de recuerdo, me llena de esperanza la oportunidad de asociarme a los líderes que representan las muchas tradiciones religiosas que enriquecen la vida de esta gran ciudad”, dijo Bergoglio.

“Espero que nuestra presencia aquí sea un signo potente de nuestras ganas de compartir y reafirmar el deseo de ser fuerzas de reconciliación, fuerzas de paz y justicia en esta comunidad y a lo largo y ancho de nuestro mundo. En las diferencias, en las discrepancias, es posible vivir un mundo de paz”, añadió.

“Frente a todo intento uniformizador es posible y necesario reunirnos desde las diferentes lenguas, culturas, religiones y alzar la voz a todo lo que quiera impedirlo. Juntos hoy somos invitados a decir «no» a todo intento uniformante y «sí» a una diferencia aceptada y reconciliada”.

“Y para eso necesitamos desterrar de nosotros sentimientos de odio, de venganza, de rencor. Y sabemos que eso solo es posible como un don del cielo. Aquí, en este lugar de la memoria, cada uno a su manera, pero juntos, les propongo hacer un momento de silencio y oración. Pidamos al cielo el don de empeñarnos por la causa de la paz. Paz en nuestras casas, en nuestras familias, en nuestras escuelas, en nuestras comunidades. Paz en esos lugares donde la guerra parece no tener fin. Paz en esos rostros que lo único que han conocido ha sido el dolor. Paz en este mundo vasto que Dios nos lo ha dado como casa de todos y para todos.  Tan solo, PAZ. Oremos en silencio”, concluyó el Pontífice argentino.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

12 comentarios en “«Un día tenebroso en la historia de la humanidad»
  1. Bastaria que Francisco hiciese hoy una breve plegaria por los difuntos del 11-S pero como odia a los yankees no creo que se acuerde de nombrarlos. Uno de esos «descuidos» tan simpáticos suyos.

  2. Ésas horribles escenas, fueron preludio de las que vivimos ahora.
    Fueron el pesado telón con que abrieron la obra de maldad que maquinaron los psicópatas.
    De ése día en adelante, comenzó a cambiar todo. El Nuevo Desorden Mundial.
    Un pretexto para comenzar, el virus para terminar.
    Una «cuarentena» sin fin , hasta que Dios Nuestro Señor ponga fin a la obra satánica.

  3. Ninguna mención por parte de S.S. en el 20 aniversario a las millares de victimas y a la ciudad y nación, de este injustísimo atentado y magnicidio. Solo una petición de oración para que se alcance la paz en etiopia sin entrar en las causas de dicho conflicto. Ni siquiera dice que rezará en el dia de hoy por las victimas. Solo referencias a lo que dijeron sus predecesores y lo que dijo él otro año de que no hay que guardar rencor.

  4. No hay ningún acontecimiento especial hoy en etiopia o tigray salvo el extraño comienzo del año nuevo etiope aparte de la periodica desinformación masiva y programada internacional sobre los conflictos. Pero es mas noticia que el 20 aniversario del 11-S para el vaticano. Sí es cierto que el tema interesa mucho a los medios de izquierda.

  5. Sí como consecuencias actuales se considera la actual ofensiva del Nuevo Orden Mundial, estamos confundiendo los términos. Ni siquiera como oportunistas. Lo del NOM antes se facilita o es consecuencia de la era informática. En la medida en que hubo precedentes de restricción de libertades como privacidad en las comunicaciones, o medidas en aeropuertos, etc., sí hay todavía consecuencias.
    Lo de la ideología masónicamente correcta viene de la corrupción de la clase periodística, política y judicial

  6. Caso de tratarse de un atentado de falsa bandera, o lo que sea, lo que sí se puede AFIRMAR es que tendría al menos un precedente (y supongo que habría más de uno) que sería el de la explosión del barco de guerra de USA llamado MAINE en un puerto de la Cuba entonces española. Y el Ferreras useño de entonces, que se llamaba Randolph Hearst, agitando el lema: ¡REMEMBER THE MAINE! para justificar la declaración de guerra a España. Nihil novum sub sole.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles