PUBLICIDAD

Un párroco sopesa cerrar algunos días la iglesia debido al precio de la luz

párroco precio luz
|

El párroco de la iglesia Sant Jaume de Lleida, Daniel Turmo, pidió este domingo dinero a los fieles para pagar la factura de la luz, que en el último mes superó los 2.000 euros, como consecuencia de las sucesivas subidas del precio de la electricidad en las últimas semanas, informa Nius Diario.

Según el sacerdote, este importe es muy superior a los ingresos mensuales habituales que tiene la parroquia y, para poder mantener abierta la iglesia, necesita ayuda de los feligreses.

En su sermón, según recoge el mismo medio, el párroco también apuntó la posibilidad de recortar el gasto en electricidad reduciendo los días de apertura de la parroquia y limitándolos solo a los domingos, según explica el diari Segre. Actualmente la parroquia se abre todas las tardes en días laborales y en festivos.

“El problema no es pagar esta factura, lo que más nos preocupa son las que vengan a partir de ahora. Si las que llegan en los próximos meses son como la última, no podremos seguir abriendo. No tenemos ingresos suficientes para afrontar unos recibos tan cuantiosos, la compañía acabaría cortándonos la luz como a cualquier otro usuario si acumulamos impagos», señaló, según Segre, el párroco.

El lunes el precio medio diario de la electricidad en el mercado mayorista subió después de tres días de caídas, hasta los 132,65 euros por megavatio hora (MWh), lo que supuso la ruptura de una nueva marca en la escalada de precios de la energía en España: el lunes más caro de la historia.

En concreto, el precio de la luz este lunes supuso casi 4 euros más que el marcado el domingo y 8 euros más que el de hace una semana, el lunes 30 de agosto, cuando se situaba en 124,45 euros MWh. Además, multiplica por cuatro el coste de hace un año, cuando se registró un precio diario de 31,67 euros por MWh.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

13 comentarios en “Un párroco sopesa cerrar algunos días la iglesia debido al precio de la luz
  1. Siempre se podrá alumbrar como antaño: con velas. Pero cerrar no.

    Si le falta dinero y se lo ha gastado en esteladas, urnas de votos y propaganda catalufa…. pues no se le da ni un euro, que cuesta mucho ganarlos.

  2. ¿Dos mil euros de luz al mes? ¿Y qué es lo que pone, focos de estadio de fútbol las 24 horas?¿Tampoco tiene ventanales la parroquia por donde entre luz natural? Se ve que no. Tiene que explicarlo mejor.

    1. Si la verdad es que la noticia tiene poca credibilidad y más viniendo de donde viene……no se, no sé……desprende cierto tufillo

      1. Creo que son ganas de cerrar el templo con cualquier excusa. Bastaría indicar horarios de apertura matutinos con la luz apagada, y en las tardes una hora abierta y luego cerrada. En todo caso, habría que investigar, en qué se gasta la electricidad.

  3. No me lo creo.
    Así de claro.
    Mi parroquia, que no es precisamente pequeña, no tiene semejante gasto mensual.
    Como muy bien ha dicho Uno, semejante gasto solo se justifica si tiene encendidos focos de estadio de fútbol 24 horas al día. O también, y voy a ser muyyyy mal pensado, si tiene demasiados juguetitos enchufados en la casa del párroco ¿Alguna vitrocerámica, por ejemplo? Tal vez debería pesarse si pasar al butano de toda la vida en vez de cerrar el templo. Repito, es solo un ejemplo.
    Por otra parte hay que recordar que el importe de la factura de la luz no solo depende del consumo real, sino también de la potencia contratada. Y es precisamente por ahí por donde nos tienen pillados esa panda de ladrones de las eléctricas.
    Mucho me temo que cerrar el templo entre semana apenas le suponga una mínima rebaja porque seguramente la parroquia esté pillada por la potencia contratada.

  4. Mi consejo, por tanto, es buscar un instalador profesional que le haga el cálculo de la potencia que realmente necesita esa parroquia.
    No quiero ser malpensado, pero cerrar el templo los días laborables me suena a que el cura pretende estar toda la semana sin dar un palo al agua, como algunos que todos conocemos en nuestras respectivas ciudades.
    Otra posibilidad, señor cura, es que los gastos de luz de la casa parroquial los pague directamente el cura. Por lo general suelen ser las propias parroquias quienes soportan ese gasto, pero si no pueden, antes que pretender ahorrar cerrando el templo, apriétese usted el cinturón y descargue a la parroquia de semejante carga. Obrar en sentido contrario sería vivir a costa de la parroquia y no vivir para servirla.

  5. Todo lo que sea unirse al discurso mundano, estar el línea con los telediarios, les encanta.
    Que claro que habrá problemas económicos a montones, en tantos templos vacíos y ruinosos de mantener; eso me lo creo.
    Pero la excusita de la luz, en línea con lo que está de moda hablar, hace juego con el discurso de la ecología, de la inmigración, de la vacuna…
    ¡Señor! ¿Oiremos alguna vez en una iglesia algo que no nos suene ya del último telediario?

  6. Lo veo completamente absurdo. Ya lo ha dicho algún comentarista que las iglesias han estado abiertas siglos enteros sin luz eléctrica. O reducir su uso a alguna capilla pequeña interior, si la tiene. Aparte está lo de la potencia contratada, que habría que revisar. Pero cerrar, cerrar, lo que se dice cerrar…

  7. Yo creo que se podría cerrar la parroquia y descontarle la parte proporcionar a este cura de su salario. Si total sólo va a trabajar el finde.

    Fuera ironía.

    Esto sería impensable pues Dios está por encima de todo. Y no se debe de cerrar la parroquia por nada.

    Últimamente no se que hacen pero veo exagerado el gasto de las parroquias.

    Internet, teléfono y no que más era una barbaridad lo que se paga en mi parroquia, incluso más que en mi casa. Lo mismo en fotocopias.

    Que sólo abren un par de horas al día para tanto gasto…

    La verdad que no lo entiendo.

    1. «Yo creo que se podría cerrar la parroquia y descontarle la parte proporcionar a este cura de su salario. Si total sólo va a trabajar el finde.»

      Me parece una excelente idea. Ya lo dijo San Pablo: «El que no trabaje, que no coma»

      Sería un buen estímulo para que los templos estuviesen abiertos más horas al cabo del día y el cura en el despacho o en el confesionario.
      ¿Que pasan las horas sin que aparezca pecador arrepentido? No hay problema: puede matar esas horas muertas repasando la teología en el confesionario mientras llega algún penitente.
      Seguro que más de uno, después de ese repaso, no volverá a predicar las burradas que con tanta frecuencia se largan desde los púlpitos, a veces verdaderas he-re-jí-as.

  8. Mn. Turmo tomó posesión de Sant Jaume el pasado mes de junio, tras regresar de estar unos años en la diócesis de Huesca.
    La anterior parroquia que tuvo en Lleida fue Sant Martí, una de las más boyantes.

    1. Me alegra leer eso. Por lo menos queda claro que no es un holgazán.
      Pero creo que la forma de llamar la atención sobre la situación económica de su nueva parroquia tal vez no haya sido la más afortunada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles