PUBLICIDAD

Traditionis custodes: los ruidos y las nueces

traditionis custodes nueces
|

Han pasado ya más de 45 días de la promulgación del motu proprio papal Traditionis custodes, que tanta tinta ha hecho correr. Sin embargo, sus resultados prácticos están lejos de haber sido revolucionarios, al menos hasta el momento.

Sí, tenemos unas cuantas historias tristes, como la reacción del episcopado costarricense, prohibiendo toda Misa Tradicional en el país, por las bravas. Pero, ¿saben qué caracterizaba ya antes a la Iglesia de aquel país centroamericano? Que no existía una sola parroquia que celebrara la Misa en la Forma Extraordinaria, con lo que no deja de ser un brindis al sol y un innecesario acto de tiranía zalamera.

En realidad, el fenómeno espoleado por la promulgación del motu propio Summorum pontificum, que ‘liberaba’ la celebración de la Misa Tradicional para los sacerdotes, facultados para celebrarla sin pedir previamente a su ordinario, afectó sensiblemente en este lapso de catorce años solo a tres países, donde ciertamente cambió el panorama católico, si bien de forma minoritaria: Francia, Inglaterra y, sobre todo, Estados Unidos. Y allí no parece que las cosas hayan cambiado sustancialmente, aunque el propio documento especifica que su entrada en vigor era inmediata.

Analiza el cambio Allan Ruhl para el portal OnePeterFive, haciendo notar que “no conozco personalmente de nadie que asistiera a Misa Tradicional antes del 16 de julio [fecha de promulgación de Traditionis custodes] que no lo siga haciendo”.

A los cuarenta días de su entrada en vigor, el sitio web TraditionisCustodes.info especifica que solo un 8,5% de las diócesis han suprimido directamente la celebración de la Misa Tradicional.

Es lógico imaginar que Su Santidad tenía en mente unas consecuencias más radicales para su documento. Sí, es de suponer que alguno de los obispos más tradicionales adoptaría alguna resistencia, pero el resultado desconcertante es que la mayoría de ellos han optado por contemporizar, dejando las cosas más o menos como estaban. Y eso incluye a ordinarios que jamás han oficiado una Misa Tradicional y que cuentan con una bien ganada fama de ‘progresistas’.

Las razones de esta tibieza, por llamarla de alguna manera, son múltiples. En no pocos casos, el obispo ha advertido que los adeptos a la Misa Tradicional no solo constituyen una parte significativa de su rebaño, sino que forman en ocasiones el grupo de mayor crecimiento e implicación, y han optado por no buscarse líos. Otros quizá hayan visto en la medida papal una intromisión en materias que juzgan de su exclusiva competencia y, aprovechando que el motu proprio cede la autoridad última a los obispos, han preferido desplegar un pequeño gesto de independencia pastoral.

Pero el efecto más notable del documento parece haber sido cierta irritación incluso en católicos no especialmente apegados al rito antiguo, en fieles perfectamente adaptados a la Misa Novus Ordo, unida a un nuevo interés por una Forma Extraordinaria que, para la inmensa mayoría, era meramente una reliquia de otros tiempos.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

21 comentarios en “Traditionis custodes: los ruidos y las nueces
  1. El Papa Francisco se ha tirado piedras sobre su tejado. Y lo bueno es que muchos obispos no le quieren secundar, y va a continuar la misa de siempre. Tal vez sea una oportunidad para desenmascarar la arbitrariedad de este pontificado y favorezca una reacción en contra.

    1. Aunque lamentablemente en algunos lugares sí que ha habido obispos sin adecuada sensibilidad litúrgica ni pastoral, que han aprovechado TC para asestar el estoque a la misa tridentina.

      1. ¿No nos devuelve TC a la era de JPII? Imposibilidad de celebrar la Misa Tradicional porque no está mandada… se apelaba a la unidad, ahora la opresión (tú haces lo que a mi me da la gana) es “comunión” (con ruedas de molino).

  2. Bueno, en realidad, que esto ocurra es un buen signo. Estamos todos cansados de las «tonteras» de Don Jorge. Hasta los de su cuerda se han cansado ya. Debería comenzar a hacer examen de conciencia…

  3. Excelente análisis. Sobre el último párrafo: hay un buen artículo del teólogo americano George Weigel, donde a la vez que se reafirma como gran defensor del Novus Ordo, pues manifiesta lo innecesario, cruel y absurdo del severísimo Traditiones Custodes..

  4. Claramente donde había y sigue habiendo comunidades, no individuos, amantes del rito latino esto continua pues es una comunidad establecida, en una parroquia o templo, con un servicio específico para la llamada misa tradicional. Quedo claro es que un sacerdote no puede ir decidiendo por si y ante sí que seguirá celebrando la misa tridentina para su comunidad parroquial porque a él le da la gana y que no pueden rechazar el valor de la misa novus ni el Concilio Vaticano II como ninguno de los otros 20 Concilios Ecuménicos.

    1. Siguiendo su argumento, ¿donde no se oficia la Misa Tridentina (de origen apostólico y prácticamente inalterada desde al menos la época de San Gregorio Magno, s. VI) es porque los sacerdotes rechazan su valor? Vaya, durante al menos 1500 años la Iglesia equivocada… ¿Cómo se come eso? Y en cuanto al Concilio Vaticano II, sus disposiciones no las cumplen o no las acepta muchísima más gente que jamás ha asistido u oficiado la Misa Tridentina (por pura estadística: son muchos más). ¿Suspendemos entonces la Misa Novus Ordo por dicho motivo?

    2. ¿Y cuál es el valor de la misa novus ordo si puede saberse?
      Todos los que alardeais tanto de aceptar los 20 concilios, en realidad no aceptais ninguno. El último no dice nada de suprimir la misa católica y sustituirla por un nuevo rito protestante ¿en dónde lo pone?. Como siempre, aceptais el título de todos los concilios pero nunca aceptais el contenido porque os resbala o porque os condena, son mera literatura histórica. Pero mucho cuidado, no vayas a criticar las h3r ejias del último. Si los anatemas de ex co munion de Trento son sólo para la época, imagínate lo desfasado que está el último que no impone anatemas.

    3. ¿Pero qué misa novus ordo si cada uno la celebra como le da la gana? Y, por cierto, nuca, es decir, nunca ha ido menos gente a Misa que con el novus ordo. La reforma litúrgica del V II ha sido un fracaso total

  5. Es «de manual de psicologìa»: la prohibiciòn provoca oposiciòn… e interès por lo prohibido… Dios sea bendito, la persecuciòn de los emperadores romanos al cristianismo generò muchos nuevos cristianos…!

  6. Entiendo que en Costa Rica había un sacerdote, Párroco al parecer, que celebraba MT y que fue sancionado por celebrar NOM en latín y versus Dei

    1. Exacto, si ha ia una parroquia donde se llevaba a cele raro hasta 3 veces por semana. Así que esa parte de la información está mal. Hasta protestaron ante la nunciatura de Costa Rica los católicos a los cuales se les suprimió el Santo Rito tridentino.

      1. De «protestar» nada. Tiene Vd la escena en Internet y es patética e indignante, a la vez, que se pueda tratar así a gente sencilla y buena por el que paseó la pachamama por la Basílica de San Pedro. De «protestar» nada. Si acaso suplicar.

  7. Se puede decir muchas cosas, pero la verdad, lo que realmente ocurre en las personas, solo la conoce Dios. ¿Qué esta pasando con quienes aman el Santo Sacrificio, que es la Santa Misa de siempre, conocida, con diferentes nombres y celebrada en latín?, sólo Dios lo sabe.

  8. Dios en su tradición prohibe rezar en templos paganos a dioses falsos. Pues ellos no solamente incumplen este primer mandamiento sino que además te pretenden prohibir la misa de los apóstoles que un concilio dogmático establece a perpetuidad condenando con la ex co munión a quien quiera que sea el que diga que los ritos recibidos por tradición pueden ser despreciados o sustituidos por otros ritos nuevos. Y tienen la poca vergüenza de seguir afirmando que aceptan todos los concilios.
    Pues por eso mismo, los concilios dogmáticos los acepto como dogmáticos y el último lo acepto como lo que es: pastoral que no pretende dnseñar nada nuevo, ergo si contidne algo nuevo, pues como si no estuviera.

  9. Estos obispos de Costa Rica son tan ingenuos que se creen que en Costa Rica no se celebra ya ninguna misa de Trento. Qué más quisieran.
    A mí me consta que es todos los días y va quien quiere, porque tradicionalistas haberlos hailos.

    1. Entonces, ¿para qué se ha promulgado? Donde se dice que «nada ha cambiado», a pesar de ese documento, es en los sitios donde sí se respetaba la Constitución Apostólica «Quo Primum tempore», de San Pío PP. V (por la que estableció el uso A PERPETUIDAD de la Misa Tridentina a todos los sacerdotes católicos, de acuerdo con las disposiciones del Sacrosanto y Ecuménico Concilio de Trento). «Summorum Pontificum», de S. S. Benedicto PP. XVI, a los efectos que nos atañen sólo RECORDÓ que «Quo Primum tempore» jamás fue abrogada (no puede hacerse), por lo que sigue tan vigente como siempre ha estado desde su promulgación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles