El seminario diocesano de Milán obliga a sus seminaristas a vacunarse contra covid

Vacunas seminario Milán
|

¿Quieres aspirar al sacerdocio en el seminario diocesano de Milán? Primero, vacúnate. Es la condición sine qua non impuesta para iniciar allí la formación que debería culminar en la ordenación de un nuevo sacerdote. ¿Va a universalizarse este nuevo requisito?

Las sucesivas olas de escándalos de pederastia y abusos clericales que han sacudido la Iglesia y la rebeldía abierta de cientos de sacerdotes y obispos en Alemania contra las directrices de Roma parecen indicar que los seminarios no siempre se toman muy en serio los requisitos exigibles para aceptar candidatos, pero el seminario diocesano de Milán se muestra al menos intransigente en la necesidad de cumplir uno de ellos: estar vacunado contra el covid.

Una carta del rector, Enrico Castagna, a la que ha tenido acceso La Nuova Bussola Quotidiana, es bastante explícita: “Teniendo en cuenta la situación epidemiológica estamos cambiando nuestra estrategia”, empieza anunciando Castagna, al tiempo que hace referencia sendos decretos estatales relativos a la pandemia en los colegios y universidades”.

Hemos pedido a todos los seminaristas que se vacunen antes de entrar en el seminario el próximo 12 de septiembre, porque de este modo podremos vivir en las aulas y en los espacios comunes sin mascarilla”.

Ni el Estado ha llegado a tanto en Italia, pero ya empezamos a estar acostumbrados, en todo lo que se refiere a esta pandemia con una tasa de supervivencia del 99’6%, que las autoridades eclesiales parezcan tener más miedo al contagio que el mundo civil, como demostraron llegando en su momento a un cierre de iglesias que los poderes seculares no habían decretado aún.

Quizá el padre Castagna ignora las últimas informaciones. Tal vez desconozca que las vacunas, según admisión de las autoridades y los propios fabricantes, no impide la transmisión del virus, ni contagiar, ni ser contagiado ni enfermar. Ni siquiera morir, como cada días hacen más evidente los datos, aunque se nos asegura que estos compuestos hacen por lo general más llevadera la dolencia.

Una dolencia que, para la abrumadora mayoría -no digamos ya para los jóvenes, un colectivo que debe dominar ampliamente entre los seminaristas- de los afectados, no supone hospitalización ni, mucho menos, muerte, y en muchos casos ningún síntoma serio en absoluto. Y sabrá Castagna que las vacunas que quiere imponer para ser sacerdote desde su seminario son productos autorizados de emergencia, no aprobados, cuya seguridad y efectos a largo plazo se desconocen, y que está de hecho funcionando de forma tan poco eficaz que ya se está hablando de vacunas anuales.

Nos preguntamos si el seminario de Milán o cuantos lo imiten impedirán también la formación hacia el sacerdocio a los no vacunados de gripe, que también puede llevar en raros casos a hospitalización y muerte, o si explicará por qué no en ese u otros casos. ¿La vocación? Bueno, ya iremos viendo. Lo primero es la salud.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
25 comentarios en “El seminario diocesano de Milán obliga a sus seminaristas a vacunarse contra covid
    1. Le recomiendo se informe sobre las precauciones que se ha de tomar aún estando vacunado, dado que igualmente se puede uno contagiar y puede transmitir la enfermedad.
      Vea las noticias sobre Israel: fueron los primeros en vacunarse y los primeros en enfermar a pesar de la vacuna

      1. Evidentemente, vacunarse no es la solución mágica que lo arregla todo, hay que continuar con las cautelas y precauciones.
        Yo tengo la pauta completa, y aun así, uso gel, alcohol, mascarilla en sitios cerrados o cuando no se puede mantener distancia de seguridad, y procuro que en mi lugar de trabajo no este una o más personas más de 30 minutos, y por supuesto ventana abierta.

    2. Lo que es, de sentido común es No vacunarse ante un virus, cuya enfermedad tiene una tasa de supervivencia del 99,6%, y cuyas vacunas son experimentales, y con fallos.
      Demasiada prisa, demasiado miedo, demasiado borreguismo, y demasiada dictadura sanitaria.

      1. Hospitales y UCIs estan llenas de no-vacunados, el porcentaje de vacunados es mínimo en… la UCI prácticamente nadie.
        El gran temor se encuentra en que en atención a su facilidad para transmitirse y contagiar, puede saturar y reventar el sistema sanitario….no hay respiradores para toda la población, y de hecho hemos visto situaciones trágicas en donde médicos tenían que decidir a quien le quitaban el respirador porque no había para todos.

        1. Eso es lo que usted. Consume a diario por TV, la verdad es bien otra. Son justamente los vacunados los que más enferman y mueren. Tuve la enfermedad, es mejor eso que vacunarse con ese veneno que a mediano o largo plazo no se sabe los efectos que tendrá, oficialmente hablando, aunque un médico griego ha afirmado recientemente que de 3 a 8 años de supervivencia les queda de vida a los vacunados, le llaman «ciclo de deterioro» o algo parecido y se refiere al deterioro del grafeno que inoculan con las vaxunas, relacionado con el porcentaje de «infección» de la sangre por dicho grafeno, cuantas más vacunas más infección. Que Dios lo ilumine y nos conceda a todos la perseverancia hasta el fin!!!

          1. Puede justificar su apreciación por alguna fuente?

            Precisamente no veo TV desde hace años, mi fuente son los diarios provinciales, los cuales suelen dar esa información de que los vacunados ingresados son mínimos en relacion a los no vacunados y que en la UCI prácticamente ningún vacunado, y parientes y amistades que trabajan en la salud publica, pero preguntare por alguna fuente

    3. Por favor, entérese de lo que son estas «vacunas» y de por qué no se puede obligar a nadie a meterse veneno en el cuerpo. Aparte de que va contra muchas leyes, sobre todo transgrede los Convenios de Nuremberg. Por cierto, ya se ha presentado ante los tribunales de tres Continentes la querella criminal contra la OMS por el tema de las vacunas. Ojalá se haga justicia. También se han denunciado ante la Corte Penal internacional. Y en varios sitios más. Eso es por lo buenas que son las «vacunas».

    4. Ya apostaba que tú, el Probe Migue y el Marcos pisa-charcos, que es posible que seáis uno solo……estariais de acuerdo con esta medida…..pues la vacuna contra la estupidez va a salir pronto, os ruego que no la acapareis toda, ya que necesitarás muchas dosis para curarte de esa estupidez repelente que te afecta…..al Rafa, me refería…..el Garrafa

    5. Totalmente de acuerdo con este Rafa. Las vacunas son totalmente efectivas. Miren ustedes no más como crecen las arcas de los laboratorios. Negocionón super-efectivo. Este Rafa desborda su inteligencia.

  1. Pues si este es el nivel de los formadores del seminario bueno es saberlo, mejor cambiarse a una diócesis donde den formación en la fe y no en dogmas del NOM

  2. En pocas palabras para aspirar al seminario debes estar de acuerdo con inyectarte un “medicamento” teñido con la sangre de bebes descuartizados vivos en el vientre de la madre y abortados, ya sea con la linea celular HEK 293 o la PER.C6.

    1. Como sobran los seminaristas, y encima que actualmente serlo supone una actividad de riesgo (en múltiples aspectos), pues a poner palos en las ruedas a los pocos candidatos que piquen, a ver si se extingue el clero. A algunos se les podría calificar como al que aso la manteca.

  3. Existiendo la IvermectinaENTRVISTA DR:CARBALLO/JORGE LANATA,no tiene sentido vacunarse,y si ud,Rafa,lo hizo,seguramente no se informó lo suficiente.Así como no le ponemos un aceite experimental a nuestro auto recién comprado,cuando nos cuentan que falló en motos,que las fundió a todas,menos no vamos a ponernos a nosotros y a nuestros seres queridos,este licuado,hecho y promovido por laboratorios,gobiernos y medios de comunicación,poco confiables.

  4. Que los seminaristas les hagan firmar a los directores,un papel que diga que ellos se hacen responsables de los efectos adversos ,lo mismo a la enfermera y que un médico expenda la orden.Van a comprobar,como todos se lavan las manos.NO HAGAN CASO;EN ESTO;A SUS SUPERIORES:

  5. Sólo por esto, los aspirantes al sacerdocio deberían buscar, si pueden, un seminario alternativo, pues mal formará al sacerdocio quien obliga a vacunarse contra el covid.

  6. Yo me saldría. Esta locura tendrá fin, y si se quedan inyectados, son ellos los que tendrán fin.
    En tiempos de guerra hay seminarios clandestinos
    ¿porqué no buscar uno?
    Estámos en guerra, es la lucha del demonio contra Dios.
    Quieren ser sacerdotes, y buenos sacerdotes,,que busquen la forma, que Dios les ayudará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles