PUBLICIDAD

«Ser cristiano no es solo tener un sentido religioso, amar la liturgia y estar apegado a una determinada historia nacional»

Éric de Moulins-Beaufort
|

(La Nef)- Mons. Éric de Moulins-Beaufort, arzobispo de Reims y presidente de la Conferencia Episcopal francesa responde a las preguntas de La Nef en el marco del dossier sobre los tradis [tradicionalistas].

En su opinión, ¿qué lugar ocupan las comunidades llamadas «tradicionales» en la Iglesia en Francia?

Estas comunidades suelen reunir a familias jóvenes y a jóvenes. Algunos de estos fieles han pertenecido al mundo llamado «tradicional» durante generaciones, pero un número no despreciable se ha acercado a la fe gracias a la misa de san Pío V. Los fieles de estas comunidades enriquecen a la Iglesia de Cristo en la medida en que consienten ser miembros de pleno derecho de la «gran» Iglesia. «Extra Ecclesia, nulla salus», decía san Cipriano de Cartago, pensando, no en los paganos, sino en los que se sitúan fuera de la Iglesia.

Estas comunidades tradicionales, ¿son una riqueza o una dificultad para la Iglesia en Francia? ¿Qué riqueza pueden aportar? ¿Qué dificultades causan?

Son a la vez una dificultad y una riqueza. Sus exigencias litúrgicas complican la vida concreta de las diócesis, y los institutos correspondientes han desarrollado cursos de formación que a los obispos nos resultan difíciles de controlar. Pero cuando estas comunidades aceptan participar en los acontecimientos que estructuran la vida de una Iglesia particular, cuando comprenden que la misión consiste en vivir de Cristo en el mundo tal como es sin hacerse la ilusión de que el mundo de antaño pueda volver, aportan la belleza de la misa según el misal de san Pío V, con el que la Iglesia ha vivido durante siglos y que tiene una cierta fuerza pedagógica.

¿Qué sugeriría para mejorar la acogida, las relaciones y la integración de estas comunidades tradicionales en las diócesis?

Hoy, en muchos lugares, los sacerdotes de varias comunidades de Ecclesia Dei participan de buen grado en las reuniones diocesanas y son acogidos por los sacerdotes diocesanos. Todo sacerdote con una misión en una diócesis pertenece al presbiterio único de esa diócesis. Reflexionar juntos sobre los retos de la evangelización, profundizar la teología y la filosofía, aceptar los ministerios para todos los fieles y no solo para los de la Forma Extraordinaria, son caminos prometedores.

Por parte de los fieles, participar en los eventos de la diócesis (misa crismal, ordenaciones, peregrinaciones) aceptando celebrar la misa con toda la Iglesia, participar en los cursos de formación diocesanos, hacerse cargo de los cursos Alpha, servir a los pobres y a los enfermos sin dejarse condicionar por las distintas sensibilidades, son caminos hacia la unidad. Por parte de la Iglesia diocesana esto implica cuidar la liturgia de las celebraciones, que debe garantizar la seriedad de los cursos de formación que ofrece y aceptar las iniciativas llevadas a cabo por las comunidades «tradicionales». La Tradición es el acto mismo de la vida de la Iglesia.

¿Cómo ve usted el futuro de estas comunidades tradicionales en la Iglesia de Francia?

Estoy convencido de que estamos avanzando hacia una integración más natural del mayor número de ellas. Pero me temo que algunos grupos se están endureciendo en una postura espiritual y política que los aleja de la vitalidad eclesial. Ser cristiano no es solo tener un sentido religioso, amar la liturgia y estar apegado a una determinada historia nacional. Ser cristiano siempre nos hace ir hacia donde no esperábamos ir.

¿De qué modo pueden colaborar juntos estas comunidades tradicionales y el clero diocesano para llevar a cabo la evangelización y en aras del bien de la Iglesia?

El misal de san Pablo VI incorpora los avances de la teología eucarística y de la teología de la Iglesia que se desarrollaron, por un lado, entre la crisis de la Reforma protestante y el Concilio de Trento y, por el otro, entre el Concilio Vaticano II y la crisis causada por la secularización en la humanidad. Compartir estos avances teológicos nos ayudará a todos a comprender mejor cuál es la misión de la Iglesia. Todos los fieles son agentes del anuncio de la buena nueva de la salvación, todos los fieles se ofrecen en sacrificio espiritual para la gloria de Dios y la salvación del mundo, y el sacrificio espiritual siempre se verifica en el hecho de que fortalece la unidad de la Iglesia como comunión en Cristo. Bossuet, por citarlo solo a él, lo explicó con gran claridad. Los sacerdotes son portadores tanto de la Palabra de Dios, que salva, perdona y sana, como de la Eucaristía de Cristo. El ministerio ordenado es necesario para que vivamos bien de Cristo y en la fuerza de su Espíritu, sirviendo al crecimiento y a la unidad interior de la Iglesia, que es el Cuerpo de Cristo. El modo de servir mejor a la obra de Dios se realiza a través de lo fundamental, del camino más elevado.

Publicado por Christophe Geffroy en La Nef.

Traducción de Verbum Caro para InfoVaticana.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

38 comentarios en “«Ser cristiano no es solo tener un sentido religioso, amar la liturgia y estar apegado a una determinada historia nacional»
  1. No olvidar que los fieles apegados a la misa de siempre recibieron muchas palabras poco caritativas, muchas humillaciones y encontraron muchos obstáculos por parte de la jerarquía de la Iglesia. No hay caridad sin verdad, lo olvidaron muchos príncipes de la Iglesia. El Papa Benedicto XVI trató de cambiar las cosas…Pero sin duda la fe no puede construir en la facilidad y el mundanismo…

    1. Efectivamente. El mundanismo y la facilidad son muy malos cimientos para la fé.

      Los cristianos de siempre…. miramos más allá del aquí y ahora (salvo para santificar nuestro aquí y ahora, nuestra misión) y nos fundamentamos en Cristo, la Virgen, los santos, que es una historia más universal (y nacional en lo que ésta haya ayudado) que el apegarse (ese sí) al político de turno, a la moda cambiante (y pecaminosa), al viento del mundo….. traicionando a Cristo.

      Este obispo, como tantos otros, debería ver los flacos frutos que ha dado la línea que él sigue. Conviértase.

  2. Solo un verdadero cristiano tiene un sentido religioso, ama la liturgia y está apegado a su cultura heredada. Fuera de la Iglesia no hay salvación para los que están fuera de la Iglesia, incluidos los paganos.

    1. Wadson,

      el verdadero cristiano busca la santidad y esta no se halla sino se está desapegado de todo. Lea «subida al monte carmelo». Nada, nada, nada!!! o a Sta.Teresa de Ávila y su desasirse. Cualquier apego nos roba nuestros pensamientos que debemos a Dios según el primer mandamiento.

      Todo aquello que nos roba el pensamiento nos aleja de Dios.

      1. Para venir a gustarlo todo

        no quieras tener gusto en nada.

        Para venir a saberlo todo

        no quieras saber algo en nada.

        Para venir a poseerlo todo

        no quieras poseer algo en nada.

        Para venir a serlo todo

        no quieras ser algo en nada.

        Para venir a lo que gustas

        has de ir por donde no gustas.

        Para venir a lo que no sabes

        has de ir por donde no sabes.

        Para venir a poseer lo que no posees

        has de ir por donde no posees.

        Para venir a lo que no eres

        has de ir por donde no eres.

        Cuando reparas en algo

        dejas de arrojarte al todo.

        Para venir del todo al todo

        has de dejarte del todo en todo,

        y cuando lo vengas del todo a tener

        has de tenerlo sin nada querer.

        En esta desnudez halla el

        espíritu su descanso, porque no

        comunicando nada, nada le fatiga hacia

        arriba, y nada le oprime

        hacia abajo, porque está en

        el centro de su humildad.

        1. Este texto es de St. Juan de la Cruz.Fíjense sobre todo en estos versos:

          «…Cuando reparas en algo, dejas de arrojarte al todo…»

          ¿no han experimentado esto? no se han dado cuenta que cuando ponemos nuestro interés en cualquier cosa nos alejamos del todo? …pues de lo del apego a la cultura nada de nada , según St. Juan de la Cruz. Y eso concuerda con la frase de St. Pablo en la que dice que todo lo que no sea Dios le parece basura.

          Saludos

          1. ACS, el apego a la cultura propia, el patriotismo en general, es manifestación de la virtud teologal de la caridad, algo que los católicos procuramos aplicar a diario, con desigual resultado, obviamente.

            ¿Basta sólo con eso? No, además se necesita Fe y Esperanza. Pero sin duda, es un ingrediente necesario de todo camino de santidad.

      2. ACS, el desapego del santo lo es respecto de las cosas mundanas, no de las cosas de Dios. El santo procura vivir en el mundo, sin ser del mundo, sino de Dios. No es a este mundo a quien debemos adorar, no a su relativismo absoluto y sin freno, a su aliado inseparable que es el sentimentalismo revestido de amor pasional pero que oculta la Verdad. Sólo Dios basta, decía Santa Teresa.

    1. La verdad es que nadie de la primera generación de cristianos se expresaba en latin como lengua madre….dicho eso, está bien que la iglesia tuviera un idioma en el que entenderse…si fuera en el idioma del Salvador estaría mejor, y si fuera en el griego de los Evangelios también creo q estaría mejor …pese a aquellos que se inventan la Tradición piensen otra cosa

      1. Algunos os pensáis todavía que el apego a la misa tradicional es por el latín. Y ese es uno de los problemas. Que pensáis que wl Novus Ordo es la misa en latín traducida. Cógete el misal de uno y otro y flipa

      2. 1- creo que de la primera generación, san Pablo en sus correrías por el imperio y me imagino que san Pedro como obispo de Roma, por citar dos que se me vienen a la cabeza.
        2- creo que la objeción tuya se responde en otra nota publicada hoy y dedicada a Juan XXIII. Las razones son de la imposibilidad de manipulación de una lengua que ya está fija, a diferencia de las lenguas en uso, cualquiera de ellas.

        1. Raúl,
          1. no hay ningún indicio de que San Pedro y San Pablo hablasen latín
          Las Cartas cuya autoría no se discuten de San Pablo estan escritas en Griego, y los Evangelios estan escritos en Griego. Por otro lado el Griego venia a ser como el ingles de ahora.

          2. Creo que ud. se inventa una supuesta objeción que parece ser que ud. me atribuye a mi…seamos serios, y en vez de inventarnos lo que no esta escrito, tomemos como base lo que realmente hemos escrito.

          1. Voy a tener que hacerle un mapa, a ver si en vez de leyendo, visualmente lo comprende.
            ¿Entiende la diferencia entre la Ley de Dios (el Decálogo) y las leyes judías meramente humanas (como el divorcio permitido por Moisés CONTRARIO a la Ley de Dios? ¿Entiende que el divorcio NO es ninguna ley divina ni forma parte del Decálogo? Ya se lo han dicho también otros comentaristas, pero usted erre que erre: Cristo NO abolió ni cambió ninguna Ley de Dios al recordar que el sexto mandamiento PROHÍBE, desde el principio, el adulterio, y que quien se divorciaba siguiendo las leyes mosaicas (no divinas) cometía adulterio también, e incluso con el mero deseo ya se peca. ¿Cree que si repite algo falso muchas veces se va a convertir en cierto? Ande, coja su Biblia mágica (ésa de la que carecemos los católicos incircuncisos) y busque dónde pone que el divorcio sea Ley divina y forme parte del Decálogo. (SIGUE)

          2. (Este comentario lo he escrito aquí por equivocación, así que lo copio y lo pego más abajo, dónde corresponde).

      3. Totalmente de acuerdo con AJ y Raúl. Además, algunos siguen sin entender que el sacerdote ofrece el Santo Sacrificio a la Santísima Trinidad, no al «público» (al «pueblo», según el diccionario «Progre-Español, Español-Progre»). ¿En serio alguien cree que Dios sólo entiende si se le habla en lengua vulgar? Quienes odian el latín es porque no pueden dar rienda suelta a su «creatividad» o meter «morcillas» heréticas en la Santa Misa (ni el latín se presta a eso, ni ellos, en su incompetencia, saben latín, que es la lengua oficial de la Iglesia catolica).

          1. Disculpe la indiscreción: ¿padece algún tipo de trastorno? No es posible que vaya paseándose por todas las noticias repitiendo como un papagayo lo mismo, una vez, y otra, y otra… O eso, en cuyo caso rezaré por usted, o es usted un pesado de tomo y lomo que se cree más listo que los demás (obviamente, sin serlo). P.D.: saludos a su bola de cristal, ésa que le dice quién lee la Biblia y quien no, y que le impele a replicar sin contención, aunque haga el ridículo, tenga o no tenga nada que ver con el tema que se trate cada vez.

          2. Estimado Catholicvs… hagaselo mirar, por su bien y el del resto…
            Dice que yo me paseo. Pero usted se pasea el triple
            Dice que repito como un papagallo…evidentemente, ud. ignora en mil mensajes que Jesús, según los Evangelios, suprimió partes de la Ley de Moisés, divorcio, juramentos, etc….ud. repite el disparate de que Jesús no modifico ni un punto, ni una coma de la Ley cuando en los Evangelios resulta que la modifico a menudo…ud. repite un disparate mil veces, confundiendo a gente de buena fe, yo le corrijo mil veces.

            En serio, léase la Biblia…y deje de engañar con que se la ha leido cuando resulta que no tiene ni idea, deje de engañar

          3. Rafa: ¿Le suena el pasaje en el que el mismo Cristo dice que Él no ha venido a cambiar la Ley? (la de Dios, no las leyes humanas judías). Pues léase usted la Biblia y deje de tratar de enmendar la plana al mismo Cristo y, de paso, de dar la plasta. Ya ha quedado claro que es usted cultísimo. Relájese, que acabará con una apoplejía.

          4. Catholivs….le suena los pasajes en donde Jesús dice que no se admite el divorcio en ningún caso, incluido el regulado por la Ley, o cuando dice que no se puede jurar, previsto también en la Ley…..ya ha demostrado que no se ha leído los Evangelios, y menos la Ley que impone la circuncisión que ningún católico cumple, pero tengo la esperanza de que al menos le suene de oídas y pueda ud. arreglar su desorden

          5. CATHOLICVS
            25 agosto, 2021 a las 10:59 am
            Voy a tener que hacerle un mapa, a ver si en vez de leyendo, visualmente lo comprende.
            ¿Entiende la diferencia entre la Ley de Dios (el Decálogo) y las leyes judías meramente humanas (como el divorcio permitido por Moisés CONTRARIO a la Ley de Dios? ¿Entiende que el divorcio NO es ninguna ley divina ni forma parte del Decálogo? Ya se lo han dicho también otros comentaristas, pero usted erre que erre: Cristo NO abolió ni cambió ninguna Ley de Dios al recordar que el sexto mandamiento PROHÍBE, desde el principio, el adulterio, y que quien se divorciaba siguiendo las leyes mosaicas (no divinas) cometía adulterio también, e incluso con el mero deseo ya se peca. ¿Cree que si repite algo falso muchas veces se va a convertir en cierto? Ande, coja su Biblia mágica (ésa de la que carecemos los católicos incircuncisos) y busque dónde pone que el divorcio sea Ley divina y forme parte del Decálogo. (SIGUE)

          6. Porque si lo único que va a hacer es repetir la palabra «ley» a ver si cuela, sin distinguir entre leyes humanas (que Cristo corrigió pues eran una trampa que se hacía a la Ley divina) y el Decálogo (que es la ley de Dios), se lo puede ahorrar. Si tan interesado está en la circuncisión, ya le he dicho que lea a Santo Tomás, que le explica muy bien el lío que tiene (no lo hará, claro, no vaya a salir de su error y se traumatice).

          7. JjJj….»la de Dios, no las leyes humanas judías»……es que las Leyes humanas judías no estan contenidas en el Pentateuco….que es que no se entera….y ya se lo he dicho desde el principio, su problema, entre otros muchos, es que ni se ha leido la Biblia, ni la entiende….y así suelta herejía tras herejía, disparate tras disparate.

          8. Ya van varios mensajes pidiéndole que haga una lista de mis presuntas herejias, citando el documento magisterial en el que se describan las mismas. Espero. Y ateniéndonos a la noticia, ¿qué opina de Mons. Éric de Moulins-Beaufort? ¿Le considera conservador o un poco zurdo? ¿Cree que será papable alguna vez? ¿Qué opina de estas declaraciones en concreto?

  3. Vaya tono el de este obispo. Vamos, que para que a los fieles les vaya bien tienen que decir que si a todas sus ocurrencias, les guste o no. Incluidos los cursos alfa, que no ha dado a penas frutos y tiene muchos vestigios protestantes. Si no te gusta, te aguantas. La actual libertad de los hijos de Dios al parecer.

  4. Lo que dice el titular es cierto, porque puede faltar la conversión. Muchos de los que se ajustan a esa descripción pueden/podemos ser cristianos tibios, que no son/somos luz ni levadura

    1. Lo contrario tampoco garantiza la «no tibieza» o la falta de conversión. Es tan «cierto» el titular como este otro: «Ser cristiano no es sólo carecer de un sentido religioso, odiar la liturgia y estar apegado a un determinado internacionalismo contrario a las tradiciones históricas nacionales». De hecho, creo que este segundo titular se ajusta más a la realidad que las prédicas sociales de muchos prelados, que poco o nada tienen que ver con el cristianismo.

      1. La verdad se cuela, por qué insinuar » conversión» de un tradicionalista a los métodos novus ordo implica de facto que la iglesia post conciliar rompió con la tradición apostólica y vive en la apostasía.
        Si tengo que elegir entre enfadar a Francisco o a Dios… creo que lo tengo claro.

  5. Siempre lo mismo: «ser cristiano no sólo es amar la liturgia», pero quien no ama la liturgia y no tiene un sentido religioso NO es cristiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles