PUBLICIDAD

Hughes, en ABC: “Lo sobrenatural queda para Iker Jiménez”

Hughes Misa TradicionalIker Jiménez junto a un sacerdote.
|

Es curioso que un documento papal que afecta directamente a poquísimos y que no debería interesar apenas al mundo no católico como es Traditionis custodes haya provocado una contestación tan fuerte.

¿Quién asiste regularmente a la Misa Tridentina? Yo mismo, que ya he escrito unos cuantos artículos sobre el asunto, solo he ido una vez en mi vida. Si hacemos caso al CIS -y a demoscopia equivalente en otros países de Occidente- ni siquiera los que se confiesan católicos acuden a Misa regularmente en la mayoría de los casos, cuánto menos a una Forma Extraordinaria que cuesta encontrar a una distancia razonable de casa. ¿Por qué, entonces, ha causado semejante revuelo un motu proprio sobre un asunto tan exiguamente minoritario?

Se diría que hay una respuesta instintiva, como si el documento hubiera tocado un nervio sensible en nuestra civilización en decadencia, algo que hace reaccionar airado a un ateo como Onfray. Quizá tenga mucho que ver con eso de que escribe el blog argentino Caminante Wanderer en su entrada ‘Por qué nos importa la liturgia’ al afirmar: “La repetida sentencia de Dostoevsky “La belleza salvará al mundo”, sólo puede ser entendida en ese sentido. Como cristianos, sabemos que la verdadera belleza es el rostro transfigurado de Cristo-hombre, y sabemos que se trata de una belleza que tiene su origen en la voluntad salvífica del Padre hacia la humanidad: Dios quiso que la belleza del Logos encarnado nos salvara. Y por eso los Padres, tanto de la Iglesia oriental como de la occidental, afirman que la liturgia es la obra salvífica del Unigénito Hijo de Dios que se continúa en nuestros tiempos”.

Hoy el columnista de ABC Hughes, habitualmente ocupado en cuestiones de política nacional, dedica sorprendentemente su columna al asunto, ‘Tridentina’, y se dirige a subrayar un mensaje parecido, con el añadido de comentar esa repulsión por lo sobrenatural que advertíamos en el equívoco de la ‘multiplicación/reparto solidario’ de los panes y los peces, y otro aspecto sobre el que han llamado la atención muchos comentaristas críticos con el motu proprio, a saber: si el fin  de la decisión es promover la unidad, ¿por qué “no se advierte el mismo celo en atajar los desarrollos ‘modernizadores’? Hughes se refiere aquí a la asombrosa ‘creatividad’, a menudo irreverente y no pocas veces rozando el sacrilegio, que se puede soportar en multitud de Misas dominicales en todo el mundo y de las que el blog ‘Complicit Clergy’ reúne en Youtube una terrible antología.

‘Lex orandi, lex credendi’, cita el mismo motu proprio; lo que se reza es lo que se cree, y por eso mismo la liturgia que rodea el Misterio no es un asunto menor. Y es la aplicación práctica, real, cotidiana de la Misa Novus Ordo la que a menudo transmite ese alejamiento del aspecto vertical de la fe, en favor del plano horizontal. En palabras del columnista de ABC, refiriéndose a la liturgia postconciliar, “la sensación es que todo se dirige al qué buenos somos, a hacer mejor el mundo, pero no al otro mundo. Lo sobrenatural queda para Iker Jiménez. Las sensaciones al entrar en una iglesia ya no son de conmoción, misterio y elevación, sino de otro tipo, acompasadas por el rasgar de guitarritas ecuménicas”.

Juan Manuel Sierra, profesor en la especialidad de liturgia de la Universidad San Dámaso de Madrid, hace en La Razón un ejercicio de contención de daños equivalente a paliar una riada con un cubito de playa, a nuestro entender. Dice, por ejemplo, que la liturgia “es algo vivo que ha evolucionado y evolucionará: si un rito va cambiando en el tiempo, es una evolución. Si subsisten en el tiempo dos formas distintas, en realidad da lugar a dos ritos litúrgicos y eso es lo que intenta frenar el nuevo documento”.

Eso de la ‘evolución’ es un concepto muy socorrido entre los renovadores, que hacen del término un sinónimo perfecto de ‘cambio’, cuando no lo es. ‘Evolución’ hace referencia a una transformación orgánica, como la de una especie viva. Pero el Novus Ordo Missae no es de esa naturaleza; mientras que San Pío V rechaza en su bula Quo Primum, en la que establece la forma de la Misa “a perpetuidad” no pretende estar inventando nada, sino meramente unificando, codificando y expurgando lo que ya existía, la Misa postconciliar es, para bien o para mal, el resultado de los trabajos de una comisión, y contra su frecuente aplicación abusiva no se ha redactado motu proprio alguno.

Evolución es, digamos, que en un paisaje nevado solo sobrevivan los ejemplares de piel o pelo blanco en una especie; no que un caballo se transforme en unicornio o en un pegaso de la noche a la mañana por ingeniería genética.

Por otra parte, es cansino ese recurrir ahora a la necesidad de unidad, ahora a la necesidad de diversidad y pluralidad (¿qué tal un Rito Amazónico?) según va conviniendo a una línea eclesial que, nos tememos, cada día resulta más transparentemente política.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

23 comentarios en “Hughes, en ABC: “Lo sobrenatural queda para Iker Jiménez”
  1. Da en el clavo el Sr. Esteban al concluir su comentario con la duda sobre la uniformidad cuando se está estudiando activamente la posibilidad de un rito amazónico y la historia ha relegado al ostracismo al riquísimo rito mozárabe, al caldeo-católico y al copto-católico. Realmente se trata de despotismo marxista puro y duro y nada más. Porque las formas arrastran al fondo. Me permito recorarles que ante un intento de sugestión hipnótica, disfrazado de sofronización, existe un arma infalible: la risa. No es necesario alzar simultáneamente el tercer dedo de la mano.

  2. Es evidente que Francisco es incoherente. Y esa falta de criterio tiene su causa en que lo que sigue es simplemente su ideología.

    1. Totalmente de acuerdo. Al principio prefería pensar que estaba mal asesorado… Pero Francisco no es tonto, sabe de sobra lo que está haciendo. Globalismo puro. Con todo lo que eso conlleva, como por ejemplo, estar en contra del catolicismo. De ahí la incoherencia.

  3. Tengo dos reflexiones más… uno me la guardo, la otra la expongo brevemente: la liturgia Vetus Ordo, además de expresar la fe católica de siempre (muchos comentadores han hablado aquí de ello), está inextricablemente unida a una «cultura»: lengua latina; gregoriano; introspección; silencio; ayuno; madrugar para poder acudir en ayuno a la misa la familia entera y después pasar el domingo juntos…. Esa «cultura» ha sido despiadadamente machacada por los poderes de la «(post)modernidad». Una misa «tridentina» celebrada a las 13’00 horas, con un cura que no sabe cantar, con casi imposibilidad de estar en ayunas hasta esS horas… Señores: el marco cultural ha sido arrancado. No va a ser sólo la misa tridentina lo que desaparezca.

  4. Si uno observa la evolución de la Iglesia conciliar, la inmensa mayoría de las sanciones disciplinarias se concentran en congregaciones y sacerdotes apegados a la liturgia tradicional. El sinnúmero de atropellos litúrgicos, por el contrario, no mueve una ceja de ningún responsable. Tampoco se lo espera. Esta guerra a la tradiución la inició Pablo VI, en los años sesenta, años de Beatles, de amor libre, del Flower Power, de los aires oliendo a libertad y a otras yerbas. Desde entonces, sigue inmisericorde el acoso y derribo de los tradicionalistas dentro de la Iglesia. Los papas se van a rezar a una mezquita, se abrazan con los que siempre se han declarado enemigos de los cristianos, levantan (ilegalmente) la excomunión a Lutero y se van a concelebrar una ceremonia con una obispesa lesbiana. Lefebvre sigue excomulgado, la misa de siempre, la de los santos a lo largo de toda la historia de la Iglesia, queda bajo sospecha y sus fieles tildados de alienados. El mundo al revés.

        1. No se le puede levantar la excomunión q un difunto. Solo se puede hacer mientras la persona este con vida. Lo que hubo fue una propuesta sin ningún fundamento de los modernistas. Pero no se hizo ya que canonicamente es imposible.

    1. Si centramos el concepto de belleza en la estética humana racional, nos podemos quedar en cuestiones formales. La belleza y la Verdad están en el espíritu, ese lugar del hombre que pocos atisban a conocer. Ahí los símbolos se convierten en realidades experimentadas.

    2. San Juan Pablo II, ponente del Concilio Vaticano II, tenia de Beatles, de amor libre, de Flower Power y de aires oliendo a yerbas lo que yo tengo de Chino Subsahariano. San Juan Pablo II sabía muy bien que el silencio y la complacencia de los malos católicos con el exterminio de los judíos en Europa venía de una concepción erronea del Catolicismo. Él ayudó a cambiar esa concepción a través del Concilio Vaticano II. Usted quiere hacernos creer que Pablo VI fue equivalente a Lutero, que creó un cisma hippie en la Iglésia Católica y que la única iglesia verdadera es la anterior al Concilio Vaticano II. Si quiere saber usted lo qye es un cisma, una escisión y una he re jí a, mire usted a la Teología de la Liberación, extendida en España y en toda latinoamérica por los Berg o glios que hay repartidos por el mundo.

      1. Juan Pablo II además de tener prohibida ilegalmente la misa de Trento los diez primeros años de pontificado hasta que se inventó la fraternidad de San pedro a la que no le dio los obispos prometidos, se dedicó a participar en los encuentros ecuménicos en todos los ritos paganos que le proponían, porque supuestamente tienen el mismo Dios católico, y en esos ritos se vieron humos de hierbas y bebidas mágicas incluso en la misa. Ahí están los vídeos y las fotos. Da igual la buena intención, esas cosas escandalizan. Menos mitificar pap4s y más ver la realidad.

      2. Y las jmj son eso: flower power hipis tirados por el suelo con música extridente de fondo, claro está con letra muy beata. Iglesia circense Vaticano 2.0

        1. Usted puede personalmente estar en contra de que las religiones se lleven bien. Yo respeto su opinión pero de niguna manera la comparto, y San Juan Pablo II tanpoco. Ya ha habido demasiadas guerras de religiones.
          Sobre mitificar, ya veo que usted a la palabra Santo no le tiene ningún respeto, pero el resto del mundo católico sí.
          Si usted quiere decir que Pablo VI fue el nuevo Lutero que creó una escisión de la Iglesia desde la «Iglesia Verdadera», con el apoyo de Karol Wojtyła y Joseph Ratzinger, dígalo abiertamente. Le está usted haciendo el juego a la Teología de la Liberación para deslegitimar al resto de la Iglesia.
          Por cierto, yo recobré mi fe en una JMJ.

          1. No «ha habido» guerras de religión. Las hay sólo que las victimas ni se defienden, porque están en situación minoritaria, ni las defienden. Sólo en Nigeria van por 3.000 los cristianos asesinados. Y Francisco ocupadísimo en blanquear al Islam

  5. Lógico, y Traditionis custodes viola y conculca los derechos fundamentales de los laicos como católicos y ciudadanos: vulnera la libertad de elección de rito litúrgico y culto, la privacidad, intimidad, conciencia, ideología (conforme a recta doctrina), honor, buena fama, imagen y nombre, pensamiento, expresión, comunicación, opinión, crítica, información, asociación, reunión, acceso y permanencia en parroquias, enseñanza, cátedra, investigación y presunción de inocencia.

    Francisco dice que los católicos que celebran el Ritual Romano y adoran a Dios con todos sus sentidos, sus ojos, oídos, su olor, el tacto, todo lo hacen bajo un sospechoso y presunto espíritu demoníaco de cisma. Esto es deleznable.

    1. El nuevo motu proprio viola la libertad religiosa y de conciencia que dicen profesar desde el Vaticano II.
      Porque si mi conciencia tradicionalmente católica me dice que el Novus Ordo es la misa de Lutero pq fueron luteranos y calvinistas la que la confeccionaron, según el cvii, nadie puede coaccionarme con ese rito pues considero q no se corresponde con mi religión. Ellos son los que tienen q cumplir con los principios que dicen q profesan, lo cual se está viendo q es mentira.

  6. Por si alguien todavía no ve quienes son los fariseos del nuevo testamento: dicen profesar la libertad religiosa de todas las religiones porque todos se salvan en cualquier religión con su conciencia libre porque Dios se une a todo hombre para siempre, pero si decides profesar la religión católica con su rito tradicional y su condena de esa falsa libertad religiosa, entonces te niegan la libertad religiosa, el rito, tener obispos y lo q haga falta, pero les debería dar igual, pues la unión con Cristo es con todos y para siempre. Una doctrina que se contradice a sí misma y no sigue la lógica no puede ser la doctrina verdadera. Y con la libertad religiosa que ellos profesan, con ese derecho lo digo.

  7. Los que tienen alergia a lo sobrenatural son los que, en su incultura, se han quedado anclados en la física del siglo XIX, de Newton y Laplace (que le dijo a Napoleón que no había incluido a Dios en su esquema, porque “no lo había necesitado”). Por eso, el ateísmo es un fenómeno del siglo XIX. En física moderna, lo que determina en cuál de los infinitos mundos posibles vamos a estar es el observador, y el supremo observador es Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles